Vístase o le multo.

Posted on 8 octubre, 2009. Filed under: Javier Távara -Madrid | Etiquetas: , |

Por Javier Távara / Madrid, España.

El verano en España terminó con la polémica ordenanza del Ayuntamiento de Cádiz que prohibía el nudismo en las playas de su término municipal y facultaba a la policía local a multar a los infractores. Teófila Martínez, alcaldesa del conservador Partido Popular, pretendía con ordenanzas perseguir una práctica que gana adeptos. Los nudistas preguntaron entonces qué es lo que se prohíbe exactamente: ¿el desnudo integral? ¿Ir medio desnudo? ¿La extendida costumbre en las mujeres de tomar el sol sin la parte de arriba del bikini, que los anglófilos llaman topless y las españolas, tomar el sol en tetas? La ordenanza no lo dejaba claro y quedó pendiente una ulterior regulación del asunto.

Como era de esperar, la ordenanza causó revuelo. Cádiz, cuna del liberalismo, donde allá por 1812 se promulgó la primera Constitución de la historia de España, que entre otras cosas, ponía fin a la Inquisición; donde pocos años más tarde el general liberal Rafael de Riego tuvo preso al rey traidor Fernando VII, en un cautiverio que obligó a los valedores del Antiguo Régimen a armar una coalición multinacional –los cien mil hijos de San Luis- para invadir España y restaurar el absolutismo; Cádiz, la ciudad del carnaval que la dictadura de Franco prohibió por pecaminoso, veto que se levantó cuando las “fuerzas vivas” de la ciudad convencieron al régimen nacional-católico de que se trataba de una fiesta folclórica. Cádiz, la ciudad que canta por “alegrías”… En la ciudad liberal por antonomasia se publica un edicto municipal obligando a los vecinos a cubrirse. ¡Vístase o le multo!

El debate de la desnudez no se queda en Cádiz. El gremio hostelero de Barcelona instó al Ayuntamiento a decretar la prohibición de andar descamisado por la Ciudad Condal. Hordas de jóvenes descarados no distinguían que una cosa es estar en la playa de la Barceloneta y otra cosa es andar por las Ramblas. Impropio andar descamisado o luciendo bikini en una ciudad de la categoría de la capital de Cataluña, decían. Habría que multar.

La polémica entre vestidos y desvestidos vuelve con fuerza en los calurosos estíos de la costa española. Además de la costa catalana, las costas Almería y Granada son otras de las zonas donde nudistas y textiles se disputan los territorios playeros y la tentación de la prohibición vuelve a los ayuntamientos. Legalmente los alcaldes no pueden prohibir el nudismo, pues las leyes estatales no lo prohíben. Algunos, como la web ultra conservadora “Hazte oír” esgrimen los derechos de los menores para reclamar playas “familiares” a fin de preservar a sus vástagos de la vista de los cuerpos desnudos. Dicen que la visión de la desnudez es nociva para la psicología de los niños. Los nudistas recuerdan que la legislación dejó hace tiempo de penalizar la desnudez y por lo tanto en España se tiene todo el derecho del mundo a andar sin ropa. Hay quienes se toman esto a rajatabla paseando por ciudades como Barcelona sin más prenda que unas chanclas. Y la policía sin potestad de multar.

Playa del área del Estrecho de Gibraltar. La ropa de baño es opcional.

Playa del área del Estrecho de Gibraltar. La ropa de baño es opcional.

En el litoral de Cádiz, la cosa es menos conflictiva. Las playas sin cuerpos desnudos están al norte de la bahía, entre Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María. Los desnudos se empiezan a ver en el mismo municipio de Cádiz, en Cortadura, y se esparcen hasta el Estrecho de Gibraltar. Los usuarios de bañador y bikini se concentran en las zonas playeras más próximas a edificaciones y caminos, mientras que los minoritarios nudistas se concentran en las zonas más agrestes del litoral. Cada zona está más o menos delimitada por alguna barrera natural, así que no suele haber problemas. De allí la polémica desatada por la ordenanza municipal, que venía a reglamentar -fuera de sus competencias- la pacífica convivencia de los veraneantes vestidos y desnudos.

Finalmente la alcaldesa de Cádiz, tras escuchar opiniones variadas, decretó en otra ordenanza municipal la prohibición del nudismo urbano –se entiende que quedarse sin bañador en el caso de los hombres y sin la parte de abajo del bikini en el caso de las mujeres- en todas las playas del término municipal, a excepción de la alejada playa de Cortadura donde se habilitará una zona destinada a los veraneantes desnudos. Los nudistas, tendrán pues que alejarse de la ciudad de Cádiz y podrán tostar sus traseros en Cortadura o en las playas del sur de la provincia.

Difícil a estas alturas sustraer a los veraneantes naturistas del deleite que supone tomar el sol o darse un baño de mar sin ninguna prenda que luego queda mojada, acumula arena pegadiza y causa irritaciones. Qué les voy a decir… ¡El naturismo es una maravilla!

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to “Vístase o le multo.”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Con lo bien que se lo pasaban Adan y Eva allá en el Paraíso!

Me sorprende que aún haya gente que piense que el cuerpo humano, desnudo, puede causar trastornos psicológicos en un niño.
Pues es triste saber que se pierde lo que se había ganado en esos territorios españoles.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: