MARCHA DE LOS NIÑOS. Caso Lydia Cacho

Posted on 13 diciembre, 2007. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , , , , , |

Perdieron los niños, ganó el cognac. El fallo de la Corte en el caso de Lydia Cacho atenta contra las garantías individuales de la periodista pero también contra los derechos de los menores de edad, y deja en la impunidad a encubridores de pederastas como Mario Plutarco Marín, gobernador de Puebla.

Mundo Abierto reitera su indignación frente a estos hechos y se suma a los esfuerzos para la realización de La Marcha de los Niños, misma que se llevará a cabo el domingo 16 de diciembre. Estás invitado. Nos reuniremos a las 11 de la mañana en la Explanada del edificio del Caballito (Reforma y Bucareli) para marchar de ahí hacia la Suprema Corte de Justicia de la Nación por Juárez, Madero y, finalmente, Pino Suárez. La SCJN está junto a Palacio Nacional, cerca del Zócalo. Los que tengan hijos pequeños pueden llegar a la misma hora, 11am, directamente en la SCJN. Invita a tus hijos, sobrinos, nietos.

Llevaremos carteles con las fotografías de los seis ministros de la vergüenza, a quienes les exigiremos su renuncia. Al término de la marcha, seis niños dejaran en la entrada de la Corte seis botellas de cognac, cada una identificada con el nombre de los seis ministros a los que se ha hecho referencia.

El mismo día también habrá manifestaciones de apoyo en París, Barcelona y Los Ángeles.

Convocan: Andrés Tapia: voltaire2110@hotmail.com, Bertha: cazadoradeastros1@hotmail.com, Cinthya Bibian: cinthyalbt@hotmail.com y Mundo Abierto: mabierto.wordpress.com

Ésta es la convocatoria a un acto en Barcelona en solidaridad con la Marcha de los Niños (en catalán).
Mèxic: dones, nens i periodistes en el punt de mira

Mèxic és el segon país més perillós del món pels periodistes després
d’Irak. L’any passat van morir assassinats 10 periodistes i quatre van
desaparèixer i, a ara per ara, encara no se’n sap res. El passat 29 de
novembre, la Cort Suprema de Mèxic va donar l’espatlla a una
periodista, Lydia Cacho, que fa dos anys va denunciar xarxes de
pederastia a Cancún, el pol turístic de Mèxic. En aquestes xarxes hi
estaven implicats poderosos polítics i empresaris mexicans. Des
d’aleshores, Lydia Cacho ha patit dos atemptats contra la seva vida.
Diumenge 16 de desembre hi ha convocada a Ciutat de Mèxic una
manifestació sota el lema “La Marcha de los Niños” per tal de
protestar contra l’actuació de sis del 11 magistrats que integren la
Cort. La Cort no es va voler pronunciar ni en el cas de Lydia Cacho ni
va fer referència a les xarxes de pederastia que actuen a Mèxic. La
impunitat contra dones, periodistes i nens té carta a blanca a Mèxic.
Un cop més els drets dels més desfavorits han estat trepitjats.

El Col·legi de Periodistes de Catalunya, en solidaritat amb els
objectius de “La marxa de los Niños”, organitza una trobada dilluns 17
de desembre amb la doctora Aimeé Vega Montiel, de la Universidad
Nacional Autònoma de Mèxic, que farà una conferència- col·loqui a les
19h a la seu del Col.legi.(Sala gran)  Aimée Vega participa amb la
investigació sobre Violència Feminicida de la Comissió de Femenicidis
encapçalada per la doctora Marcela Lagarde. A l’acte hi participarà la
periodista Catalina Gayà, que va treballar a la revista Cambio a
Mèxic, que ens parlarà sobre el periodistes en el punt de mira, i serà
moderat pel periodista i membre de la Comissió de Periodisme Solidari,
Julià Castelló.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Periodista, y además mujer

Posted on 12 diciembre, 2007. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Eileen Truax / Los Ángeles

“¡Claro que sí chula, cómo no!”, me dijo el tipo agarrando mi mano entre la suya y palmeándomela con la otra. “Cuando quiera nos damos un tiempecito para platicar, nomás que termine la sesión me busca”.

Era un diputado federal del PRI, un hombre horrendo que formaba parte del grupo “golpeador” de ese partido, conocido como “El Bronx”. Estábamos en 1998 y en el Congreso Mexicano se discutía la conversión de los pasivos de la deuda bancaria del Fobaproa en deuda pública.

Desde hacía algunos meses cubría el Congreso; la mayoría de los reporteros que cubrían la fuente eran hombres, muchos tenían sexenios ahí, y tenían los amarres bien hechos.

Lo que yo buscaba del diputado horrendo era un avance sobre las negociaciones entre el PRI y el PAN para aprobar la iniciativa. Unos minutos antes de que terminara la sesión, vi al reportero de un conocido diario acercarse al diputado: le murmuró algo al oído, el diputados rió sonoramente; palmeó la espalda del reportero, el reportero le respondió el palmoteo y salieron del salón. Horas más tarde supe que habían ido a comer a un restaurante que está frente al Congreso. El reportero publicó la información al día siguiente.

Desde luego, el “robo” no lo atribuyo sólo al hecho de ser mujer: yo era más joven, no tenía la experiencia que tenía el reportero aquél y yo era corresponsal para una cadena de periódicos de provincia, mientras él trabajaba para un periódico nacional. Sin embargo tenía un activo adicional: él podía citar al diputado en un restaurante y beber un tequila con él. Yo no; al menos no sin que eso se prestara a una mala interpretación. A él le decían “licenciado”; a mí me decían chula.

La anécdota ha vuelto a mi mente tras darse a conocer la resolución de la corte en el caso Lydia Cacho. Desde entonces me cuestiono: ¿qué hubiera pasado si la investigación de los casos de pederastia la hubiera realizado un hombre? ¿El gobernador Mario Marín, el empresario Kamel Nacif, se hubieran referido a él como “pinche viejo”? ¿A él también le hubieran mandado a dar su “coscorrón”? En 1998 Lydia fue golpeada y violada en una estación de autobús debido a su activismo. ¿Y si hubiera sido hombre? ¿El acoso hubiera sido menor, o simplemente lo hubieran matado?

Hace unas semanas estuve en la entrega de los premios al Valor Periodístico de la organización International Women’s Media Foundation, en donde Lydia y otras mujeres que desarrollan esta labor en condiciones de extremo peligro recibieron un reconocimiento porque continúan haciéndola a pesar de todo. Qué absurdo: que hacer tu trabajo te pueda costar la vida. Me pregunto si el miedo que esas mujeres enfrentan cada mañana será diferente al miedo que siente un hombre.

Días antes de ese evento Lydia me dijo en una entrevista que no confiaba en la resolución de la corte. “Estoy convencida de que hay negociaciones políticas utilizando mi caso (…) Entregamos indicios, pruebas testimoniales y ellos se exhibieran tal y cual son. Vimos una muestra del estado del sistema jurídico, político y económico de México, en donde una empresa multimillonaria puede corromper a los políticos, donde un gobernador es capaz de vender a la justicia”, me dijo semanas antes de que saliera el fallo.

Esos políticos, los implicados en el caso Cacho, son los mismos que en el Congreso le dicen “chula” a las mujeres, los que desde el gobierno le dan un “coscorrón” a las periodistas, los que tienen su punto de encuentro frente a una botella de coñac o un trago de tequila. Si Lydia fuera hombre, ¿hubiera podido echarse un tequilita con algún político durante su investigación? Y de haberlo hecho, ¿eso hubiera cambiado las cosas?

***

Invitación de Mundo Abierto:

¿Estás indignado por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de México al respecto del caso de Lydia Cacho? ¿Te preocupa la desprotección en que esto deja a los ciudadanos en general y a los niños en particular?

Mira la convocatoria a la marcha de protesta del domingo 16 en esta misma página (busca en la barra de arriba).

Checa además el debate sobre el tema en este blog, ¡haz clic aquí!

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

Las Mujeres en España: violencia en espiral

Posted on 10 noviembre, 2007. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , , |

Sábado de SOCIEDAD ZOMBI

Por Catalina Gayà / Barcelona

Hace 12 minutos murió asesinada por su marido una mujer en Sevilla.

A la una de la madrugada de hoy sábado, justo antes de acabar este artículo, salía publicado en Internet que el número de mujeres asesinadas en España por malos tratos es ya de 50 en lo que va de año. Así suele ser cada semana y la noticia es cada vez más escueta. Solo de vez en cuando el tema aparece en primera plana. El 25 de marzo la cara de Mercedes Molina ocupaba la portada de un suplemento de un periódico español. Esa foto era la de una mujer muerta. Ese diario aún no había llegado a la calle cuando salía a la luz el asesinato de otra mujer. Ya eran 15. Dos días después, el 27 de marzo, moría la 16ª. A mediados de año, ya había 42. Ayer moría la que hace 50ª en Sevilla. Desde 1999 la violencia doméstica ha acabado con la vida de 557 mujeres en España y la espiral de violencia parece no tener fin. Las estadísticas son crueles: 1, 5 millones de mujeres en España sufren malos tratos. Sitúese en un edificio de 12 plantas. En cada rellano viven dos familias. Detrás de una de las puertas de ese edificio, una mujer sufre malos tratos. Los vecinos casi siempre callan y la mujer no presenta denuncia (solo el 30% de las 68 mujeres que murieron en el 2006 habían presentado una denuncia).

Hace poco más de dos años, en diciembre del 2004, las Cortes españolas aprobaban la ley integral contra la violencia de género. Para muchos era una puerta a la esperanza, al cese de la violencia. Aun así, pese a que la ley es de gran dureza con los agresores, las mujeres siguen muriendo. En el 2004, fallecieron 72 mujeres. En el 2005, 58. En el 2006, 68. Muchos se ha escrito sobre violencia doméstica desde que Ana Orantes, la mujer que falleció en 1997 quemada por su esposo, abriera los ojos a muchos españoles. En los últimos cuatro años los especialistas han intentado indagar sobre las causas de la violencia doméstica y buscar soluciones, tanto para los maltratadores como para las víctimas. En el 2002, Nuria Varela denunciaba las mentiras y complicidades que sustentan las violencia contra las mujeres en Íbamos a ser reinas. El libro apuntaba a lo que todo el mundo intuye: la dominación masculina es una “pandemia” universal: “No es posible calificar un Estado como democrático si buena parte de sus ciudadanas no tienen libertad, no están protegidas eficazmente” .

La dominación masculina no sólo se explica porque los hombres sean mayoría en los espacios de poder (el llamado techo de cristal), si no porque el mundo se categoriza y se mira a través de ojos masculinos. “El orden de las cosas no es natural contra el que nada puede hacerse, sino que es una construcción mental, una visión del mundo con la que el hombre satisface su sed de dominio. Una visión que las propias mujeres han asumido “, dice Pierre Bourdieu en “La Dominación Masculina”. Bourdieu publicó este libro en 1999. ¿Ha cambiado algo desde entonces? La respuesta es cruel. “El Libro Negro de la Condición de la Mujer” es explícito hasta en el título. El libro recoge artículos, estudios internacionales en varios países del mundo y tiene como objetivo mostrar la situación de las mujeres hoy en día. “El modo de vida de las mujeres en ciertos lugares es insoportable e inhumano “, concluye. El libro narra las violaciones masivas de mujeres como botín de guerra; las lapidaciones en países musulmanes; la muerte de niñas recién nacidas en China, India…; el sufrimiento de las mujeres en Ruanda; los feminicidios en Ciudad Juárez o Guatemala; los crímenes de violencia doméstica de las mujeres en España. ¿Qué hacer con todo esto? Un artículo que recoge “El Libro Negro…” de Irene Khan, presidenta de Amnistía Internacional, apunta cuatro vías para acabar con violencia contra las mujeres: poner en tela de juicio la discriminación contra las mujeres; acabar con la impunidad; animar a las mujeres a defender sus derechos, y, por último, convertir la violencia contra las mujeres en un auténtico motivo de preocupación de la opinión pública. En España, el debate que se generó en el 2004 sobre la ley integral sobre la violencia de género hizo que, según el barómetro del CIS, la media de personas que consideraban los malos tratos un problema grave subiera del 2,4% hasta el 6,4, en el 2005. En el 2006, volvió a bajar hasta el 2,9%. Las muertes has aumentado.

En España, la violencia doméstica se debate, pero los vecinos callan y las mujeres no denuncian. La espiral de violencia contra las mujeres no cesa ni aquí ni en otros países. Aseguran los expertos que hay soluciones. En el momento de cerrar este artículo eran 50 las españolas muertas este año. Cuando tú, lector, llegues a esta línea, quizá sean 51. Y claro el vecino o vecina de esa mujer no habrá dicho absolutamente nada.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

Feminicidios en Ciudad Juárez: la terquedad de la negación

Posted on 7 noviembre, 2007. Filed under: Marco Appel -Bruselas | Etiquetas: , , , , , |

Por Marco Appel / Bruselas

El pasado 4 de octubre una delegación de 6 diputados alemanes visitó Ciudad Juárez para informarse sobre los feminicidios. Se entrevistaron con la procuradora estatal de justicia, Patricia González, y más tarde con representantes de algunas organizaciones de derechos humanos y de familiares de víctimas.

A esta reunión no asistieron integrantes de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Además, en ambas citas las intervenciones de los diputados fueron traducidas del alemán al español. Estos datos son relevantes.

Al día siguiente aparecieron notas de la gira en algunos medios mexicanos. Unos ejemplos.

El Diario de Chihuahua publicó: “Un grupo de legisladores de Alemania tuvo una reunión con la procuradora de Justicia del Estado, Patricia González, para darle a conocer su preocupación por las altas cifras de homicidios y violaciones de mujeres en la frontera norte del Estado de Chihuahua, que les tenían alarmados y les fueron proporcionadas por una ONG denominada Nuestras Hijas de Regreso a Casa”.

Continúa: “Pero la cosa cambió cuando arribaron a esta frontera, pues Jürgen Klimke, líder de los congresistas alemanes, habló sobre el asombro y desconcierto que les ocasionó enterarse del engaño hecho al Parlamento alemán por parte de integrantes de dicha organización no gubernamental, pues reportaron en Europa que en Ciudad Juárez todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”.

Las mismas declaraciones las divulga el periódico el Universal, en un artículo fechado en Ciudad Juárez. El reportero Luis Carlos Cano agrega: “(Klimke) explicó que esta información que ellos poseían fue desmentida por la procuradora de Chihuahua y que ellos corroboraron con base en diversos estudios de criminalística y sociológicos que les fueron presentados en las oficinas estatales de esta ciudad”.

En Arroba Juárez, Ignacio Alvarado Alvarez escribe: “Un encierro con la procuradora, y una charla posterior con el alcalde del municipio, les hicieron ver (a los diputados alemanes) que aquí no se mata tal cual se los habían dicho (Nuestras Hijas de Regreso a Casa) o como ellos habían leído alguna vez. Así que emprendieron el retorno, felices de haber descubierto que en realidad Juárez es una ciudad boyante, con pinceladas de primer mundo y, por sobre todo, una ciudad con futuro, según Klimke”.

El 12 de octubre los diputados alemanes desmintieron, ya desde su país, una parte de la información de El Universal: “no son ciertas ni corresponden con la realidad”, se lee en la carta, las “suposiciones” de “que el Parlamento alemán tuviera previsto acordar sanciones económicas contra México y un boicot a las inversiones”, ni “que debido al feminicidio (sic) se fuera a suspender la cooperación al desarrollo (con México)”.

Pregunté al diputado Klimke, a través de su portavoz Stephan Kruse, sobre el resto de las declaraciones que le atribuían. El 26 de octubre Klimke contestó por escrito. Traduzco la parte principal de esa comunicación.

–De acuerdo a varios medios mexicanos, el señor Klimke manifestó que él y el Parlamento alemán habían sido “engañados” (cheated en inglés) por miembros de la ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa, quienes les proporcionaron en Alemania información declarando que en Ciudad Juárez “todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”. ¿Confirma que el señor Klimke declaró lo anterior?

Klimke contesta: No es verdad que el Parlamento alemán u otra organización me haya proporcionado informaciones erróneas acerca del caso Juárez. Yo nunca recibí informaciones del caso de las manos de la mencionada ONG. Yo nunca hice la declaración que usted describe en su pregunta.

–¿El señor Klimke u otros miembros de la delegación hablaron o se encontraron con Marisela Ortiz u otros miembros de Nuestras Hijas de Regreso a Casa?

Klimke: Ni yo, ni ninguno de los miembros de la delegación se encontró con Marisela Ortiz.

–¿Cómo explica la información que publicó la prensa mexicana y que le menciono antes?

Klimke: El tema general y los casos individuales tienen que ser descritos de forma muy seria en la prensa de México y de otros países. Todas las partes involucradas en el conflicto deben transmitir siempre la verdad en la cobertura de los casos.

–¿Las autoridades mexicanas lo convencieron a usted y a la delegación de sus esfuerzos contra los feminicidios?

Klimke: el grupo parlamentario visitó Juárez para hacerse una impresión propia sobre los casos de Juárez. No es el objetivo del grupo hacer una evaluación final acerca de la situación toda entera.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 15 so far )

Mujeres, mutilación y multiculturalidad… mmm….

Posted on 2 noviembre, 2007. Filed under: Makieze Medina -D.F. | Etiquetas: , , , |

Por Makieze Medina / Ciudad de México

Leí el martes 23 de octubre una nota que publicaron en el diario Reforma de Ciudad de México sobre la mutilación sexual en mujeres. Tenía un título desgarrador: “Mutilan genitales de 140 millones”.

Me quedé helada al leerla por entender la mutilación en vida que hacen de algunas partes de su cuerpo y, sin duda, la mutilación también violenta de su decisión para ejercer libremente una vida sexual y reproductiva placentera.

Fue el INED – Institut Nacional d´études démographiques – (www.ined.fr), en su informe: “Las mutilaciones sexuales femeninas: la situación en África y en Francia”, el que expone que entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres en el mundo se les extirpan parcialmente el clítoris o se les sutura el orificio vaginal; que las ablaciones se realizan en 28 países de África, principalmente en África Subsahariana, en Oriente Medio y el sureste de Asia (Yemen, Indonesia y Malasia), que del total, 6.5 millones de las víctimas viven en países donde residen importantes migraciones africanas, así como en América del Norte; que el porcentaje varía de de país a país: en los países donde el mayor número de mujeres son castradas, ellas representan el 85% del total, la proporción variará entre 25 y 85% en función de la etnia, la categoría social y la generación, y en aquellos países donde existen minorías étnicas la proporción de víctimas es inferior a 25%.

Explicaban que esta práctica puede ser consecuencia de creencias religiosas, sobre todo del Islam, no obstante no guarda una relación directa entre el número de población creyente y las mutilaciones, por ejemplo: en Etiopía tres cuartas partes de las mujeres sufren mutilación en sus genitales aun cuando un tercio de la población es musulmana, contrario a los casos como: Libia, Tunez y Marruecos, que son mayoritariamente musulmanes y no se practica. El mayor factor de riesgo es la etnia, sin embargo aquí también hay diferencias, en algunas de éstas la mutilación esta relacionada con el rito de iniciación a la edad adulta (en promedio a los 15 años) y en otras no es practicada.

A pesar de ser una práctica anterior a cualquier religión monoteísta, las prohibiciones y sanciones en los países no son tan añejas. Desde 1990 organismos internacionales se han pronunciado en contra y en 2003 la Unión Africana prohibió en un protocolo la mutilación sexual (al fin!) En Francia la mutilación fue prohibida desde 1979 y tratando de reparar las heridas incorporaron posteriormente en el seguro de salud pública la cirugía reconstructiva, donde algunas lesiones pueden ser reversibles. A pesar de las movilizaciones y sanciones, hasta el 2004 existían 50 mil mujeres francesas con mutilaciones sexuales, y éstas se pueden ejercer con algunas de las mujeres emigrantes nacidas en Francia que son descendientes de padres que proceden de países donde esta práctica todavía se ejerce. Fue esta última parte la que más reflexioné.

Intento abrirme a entender dos grupos culturales en medio de un contexto multicultural que no es nuevo y en el que la historia ha demostrado que muchas sociedades han aprendido a convivir y compartir el mismo espacio social. El multiculturalismo deriva de diferentes bagajes culturales pero aquí nos encontramos con fondos profundos. No estamos frente a diferencias como la comida, el idioma, la manera de vestir que no son nimiedades, pero pueden ser superadas con mayor facilidad. Aquí chocan particulares formas de entender y dar sentido a la vida, se enfrentan dos visiones que practican de forma distintiva rituales que conmemoran etapas.

¿Cómo preservar el multiculturalismo cuando se parte de concepciones distintas de la realidad? Cómo encajar prácticas y tradiciones de ciertas etnias que viven en países donde no son practicadas y no guardan sentido con la visión de mundo de aquella sociedad? ¿Cómo engarzar a minorías sin que aparezca la categoría que han sido asimiladas a una cultura “dominante”? ¿Para preservar cultura, ritos y tradiciones debemos aceptar prácticas que provoquen graves consecuencias a la salud física y psicológica de un ser humano, sea hombre o mujer?

Situarnos en el contexto político ayudará a no perder el norte y a reconocer que en una democracia liberal el pluralismo es un valor, pero el respeto y la efectividad por los derechos humanos debe prevalecer en Europa, África y en cualquier parte del mundo. Suena bien en teoría que en una sociedad multicultural se debe vivir el respeto de las diferencias sin oprimir una cultura sobre otra, en este sentido, se esperaría también que una cultura no oprimiera a sus propios miembros.

Así que el multiculturalismo tiene límites… Bien, no soy yo quien los va a señalar. Los miembros de cada grupo cultural son los que podrían ponderar que tradiciones siguen siendo puntos de cohesión, puentes de entendimiento y catalizadores de identidad y estima entre ellos.

Quisiera saber si a alguna de estas mujeres en África, Asia o Francia tuvieron la oportunidad de elegir sobre actos que competen sólo a su cuerpo y a su sexualidad.

Foto de Stephanie Welsh / Amnesty Österreich: “Saita se recupera tras una ceremonia de mutilación genital femenina”. Abajo, foto de Spiegel Photo Gallery: Víctima de mutilación genital en Somalia.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...