Políticos negros: entre el entusiasmo y el temor

Posted on 18 junio, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

Se les podía ver desde varias cuadras atrás: ellas, con el mejor atuendo, zapatos altos, bolsas y accesorios vistosos; ellos con traje, corbata, alguno más con un chaleco brillante y varios con sombrero y pañuelo en el bolsillo. Era fácil adivinar a dónde iban. En el sur de Los Ángeles, la comunidad afroamericana estaba de fiesta desde hacía algunas semanas, cuando Karen Bass, activista, política y ahora representante de este barrio ante la Asamblea estatal de California, asumió la presidencia de este organismo el pasado 13 de mayo.

Bass es la primera mujer afroamericana en ocupar el cargo. Durante la ceremonia de toma de protesta realizada en Sacramento, la capital del estado, la asambleísta hizo alusión al peso de la Historia claramente colocado sobre sus hombros y al compromiso de cumplir dignamente en la representación de su comunidad: la angelina, por supuesto, pero específicamente la afroamericana.

Sin embargo dicha ceremonia no bastó y Bass decidió venir a Los Ángeles, caminar por su barrio, visitar un colegio comunitario en la zona y ahí repetir la ceremonia simbólicamente en su distrito, con su gente. A cargo de la toma de protesta estuvo el alcalde Antonio Villaraigosa; al habla varias mujeres líderes, y a cada momento los discursos que hicieron alusión a la profunda desigualdad que sufren las minorías, sean éstas conformadas por negros o por latinos.

Cada vez que se mencionó el nombre de un personaje de la comunidad negra, el auditorio vibró. Aplaudieron rabiosos cuando se mencionó a Martin Luther King, lloraron cuando Bass levantó la mano derecha, y gritaron eufóricos en todas las ocasiones –varias- en las que fue mencionado el otro gran “primer” de la comunidad: el candidato demócrata Barack Obama.

De pronto tanta emoción me pareció extraña. En un estado como California, en donde la manera de hacer política es predominantemente progresista –sí, a pesar de estar gobernado por el Terminator-, sentí que esto no tendría que ser un “logro”. ¿No es que desde hace mucho era tiempo de que una mujer negra llegara a ese sitio? ¿No es que el candidato negro tendría que ser algo común, como uno alto, como uno calvo, como uno del sur? ¿No será que esta comunidad se había tardado?

Cuando comenté el asunto con un colega, éste me respondió con los números. En California apenas el 7% de la población es negra; en ciudades como Los Ángeles esta cifra se eleva al 11% y, a nivel nacional, los afroamericanos conforman apenas un 13% del censo (los latinos, por ejemplo, representamos el 15% a nivel nacional y el 47% en ciudades como Los Ángeles). Numéricamente, pues, se podría decir que no tienen un peso importante. Es comprensible entonces, me dijo, que los espacios apenas se vayan abriendo. Es comprensible el miedo de algunos. Y es comprensible, por tanto, la euforia de todo un grupo cuando uno logra marcar un parteaguas.

Justo al día siguiente de que sostuve esta conversación, me llegó un correo electrónico. Earl Ofari Hutchinson, un conocido líder de la comunidad negra angelina, escribió un artículo sobre el temor de un posible asesinato de Barack Obama. Comparándolo con los hermanos Robert y John F. Kennedy, y con el propio Martin Luther King, hablaba de la esperanza de justicia racial representada en el candidato; un candidato con una posibilidad real de convertirse en el presidente del país más poderoso del mundo.

Según Hutchinson, existe evidencia de que tan pronto Obama anunció su deseo de competir por la candidatura, las amenazas de muerte comenzaron a aparecer, lo que llevó a que tempranamente le fuera asignada la protección del Servicio Secreto en sus recorridos de campaña. Conforme los eventos fueron creciendo en el número de seguidores, también lo hicieron el número de elementos de seguridad y la cantidad de denuncias sobre ataques de tipo racial en contra de los simpatizantes del candidato. El temor está ahí.

Pensé en las ocasiones en las que he podido ver a Obama, o a su esposa, dominando la escena. Pensé en Karen Bass, caminando muy confiada entre su gente, en su barrio. Imaginé el miedo corriendo por sus venas. Me recordaron a mi propia gente, a la minoría latina que cada día sale a poner su cara de valiente aunque por dentro se muera de miedo.

Entendí la euforia, los rostros de orgullo, los ojos llenos de lágrimas de la gente que fue recibir a Bass. Recordé las palabras que me dijo al finalizar su evento en el sur de Los Ángeles: “Ciertamente es un momento importante; pero será maravilloso cuando llegue el día en que esto no sea un parteaguas, sino algo que se da de manera natural. Cuando el hecho de que una mujer pueda aspirar a ser presidenta de la Asamblea, o un afroamericano a ser presidente del país, como parte de la normalidad, no de la excepción”.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Sudáfrica: Feminismo en Minifalda

Posted on 10 marzo, 2008. Filed under: Témoris Grecko | Etiquetas: , , |

Por Témoris Grecko / Ciudad de México

El 4 de marzo, cientos de mujeres sudafricanas salieron a protestar por las calles del centro de Johannesburgo. Días antes, un grupo de taxistas y vendedores ambulantes se abalanzaron sobre una joven, la manosearon y le arrancaron las ropas. El “motivo” fue que ella venía vestida de forma “demasiado provocativa”. Le pudo haber ido peor: una violación no sería algo raro. O, como ocurrió cuando yo estaba en Nairobi, Kenia, que los atacantes la arrojaran al aire desnuda, con el pretexto de que era así como ella quería ser vista.

Las mujeres pensaron que, para reivindicar sus derechos además de mostrar su indignación, había que enseñar pierna. Cerca del sitio de taxis donde ocurrió el abuso, todas marcharon vestidas muy guapas, con faldas muy cortas. Sostuvieron letreros que decían: “Nos encantan nuestras minifaldas”, “No somos señales de tráfico. ¡Respétennos!” (lo que además era una declaración sobre la manera de conducir de los taxistas). Mpumi Ngidi, de 26 años, dijo a AFP que suele ser acosada en la calle: “Si te atrapan entre el puesto de un vendedor y la acera, y viene un grupo de hombres, al menos uno de cada tres trata de tocarte los senos, las nalgas. Por eso no uso minifaldas ni me visto sexy, es un mecanismo de defensa”.

Los taxistas, sin embargo, no se quedaron muy impresionados. Uno de ellos, Thulani Nhlapho, también de 26 años, afirmó: “Si usas minifalda, da la impresión de que quieres que te violen. Tú te respetas a ti misma cuando usas faldas largas. Nosotros respetamos a mujeres que se respetan”. Edwin Ndlovu, de 29, miraba la marcha muy divertido: “Nos reímos porque están desnudas. Como persona, tienes que controlar tus emocionas. Es difícil cuando las mujeres van desnudas. Por eso algunos hombres terminan violándolas”.

Esta idea de que la víctima es la culpable es extendida en la sociedad sudafricana, aunque resulta difícil de sostener cuando las violaciones, que ascienden a 50,000 cada año, afectan a personas de todo tipo. Redi Direko, una conocida comentarista de radio que fue violada en un taxi, dijo a AFP: “Tenemos bebés que son violados, abuelas que son violadas. Cuando me atacaron, tenía 13 años y el uniforme de la escuela. La expresión de la sexualidad masculina con frecuencia es violenta y las mujeres no tenemos poder de negociación”.

No lo tienen allá. Tampoco en mi ciudad, el defe, donde las mujeres simplemente ya olvidaron como vestir ligeras (o nunca tuvieron oportunidad de aprenderlo), aunque haga calor, porque quienes se atreven a mostrar un poco por la calle se arriesgan a ser manoseadas y, por lo menos, insultadas por los patanes que tenemos en generosa abundancia (si se pudiera exportarlos…). Alguien tendría que organizar una marcha similar aquí. Sería importante. Y lucidor.

Foto de AFP

Leer entrada completa | Make a Comment ( 8 so far )

Mujeres y además sin derechos

Posted on 1 febrero, 2008. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , |

Dhayana Fernández / Caracas

La situación carcelaria en Venezuela presenta graves problemas que quebrantan diariamente los derechos humanos de las personas privadas de libertad, entre ellos destacan el hacinamiento, la falta de medidas higiénicas y sanitarias que permitan a los/as internos/as vivir en condiciones que no atenten contra su dignidad, el aumento del número de procesados/as en comparación con el número de condenados/as y principalmente, la cantidad de reclusos que son asesinados mensualmente en los centros de reclusión, cifra que durante los primeros tres trimestres del 2007 ascendió a 370 muertos y 781 heridos. Ello ha traído como consecuencia que la Corte Interamericana de Derechos Humanos haya dictado durante los años 2006 y 2007, varias medidas provisionales a favor de la población reclusa de cuatro centros penitenciarios del país: La Pica, Yare I, Yare II y Uribana, estableciendo disposiciones que pretenden que el estado venezolano evite la pérdida de vidas y los daños a la integridad física, psíquica y moral de los/as reclusos/as.

Refiriéndonos específicamente al centro penitenciario Uribana, el tercero más peligroso del país, ubicado a 6 horas por carretera de la ciudad de Caracas, con una capacidad instalada para 890 reclusos, sin embargo, actualmente habitado por 1.254 procesados y 369 penados, de los cuales  92 son mujeres, 53 de ellas (equivalente al 58%) están condenadas o procesadas por la comisión de algún delito relacionado con drogas, bien sea distribución, tráfico, ocultamiento o transporte en pequeñas cantidades, y en su mayoría, tienen hijos, un bajo nivel educativo y están en condiciones de pobreza.

En julio de 2006 los internos del pabellón masculino de este penal tumbaron la cerca perimetral que separaba el anexo femenino del pabellón. A partir de ese momento hombres y mujeres convivieron en los mismos espacios, con la gravedad de que los custodios o cualquier otro funcionario del Estado no podía entrar al pabellón masculino porque en ese recinto los internos tenían (y aún tienen) el control absoluto, encontrándose armados con pistolas, granadas, escopetas, revólveres, lacrimógenas, etcétera.

Desde ese momento se establecieron parejas de reclusos y reclusas voluntarios, pero también hubo agresiones sexuales hacia las internas. El 02 de enero de 2007 los reclusos protagonizaron un motín donde murieron 16 hombres y hubo varios heridos, así como destrozos de distinta índole en las instalaciones del penal. La violencia agravada de esos días también ocasionó la violación sexual de algunas reclusas, sin embargo, en las conversaciones con éstas, ninguna quiso dar su declaración sobre este tema. En los archivos judiciales no hay ninguna reseña de lo sucedido, existiendo un silencio cómplice de los órganos del Estado encargados de velar por la vida y la integridad de los reclusos y las reclusas.

Nuestra preocupación se centra principalmente en cómo se invisibiliza la problemática de las mujeres privadas de libertad, a nadie le interesa la violación de sus derechos como mujeres ni que sean víctimas de discriminación fundada en el sexo y aunque en Venezuela pareciera no existir ninguna política carcelaria, ya que es el caos, la ineficiencia, la incompetencia y la impunidad lo que reina en el sistema penitenciario, existen, por lo menos en papel, proyectos y programas dirigidos a mejorar la situación de “LOS” privados de libertad, sin que se encuentre ni siquiera una línea que se refiera a las mujeres y a sus necesidades.

Se pretende justificar esta ausencia de la mujer argumentando que se trata de un porcentaje muy inferior al de los hombres privados de libertad; la población penal en Venezuela es aproximadamente de 22.000 internos/as, de los cuales el 94,2% son hombres  y el 5,8% son mujeres. Pero la verdadera razón es que al igual que lo que ocurre en otros espacios, se les otorga menos importancia a las mujeres que a los hombres, tomándose como referencia a los reclusos siendo las reclusas sólo son un componente residual.

A las mujeres infractoras, además de la sanción legal se les dicta una sanción moral por ir en contra del enfoque “mariano” de la mujer, es así como su vida no tiene valor para nadie, ni para su familia que muchas veces la abandona, ni para la sociedad que considera que “se lo merece”, ni mucho menos para el Estado que ni siquiera sabe que existe. Es que ni Chávez, en su  constante perorata demagógica en relación con la situación carcelaria (como en muchos otros temas) ha hablado jamás de la mujer reclusa como ser humana.

Se precisa visibilizarlas, que se conozca su problemática y que se haga una reflexión sobre sus derechos porque son las últimas en la larga lista de grupos vulnerables.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Dios no es mujer

Posted on 24 enero, 2008. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , |

Victoria Fernández / Caracas

En su libro Sí papi – No me jodas, Adriana Pedroza define a la mujer venezolana con estas palabras:

“…extremista, vanguardista, valiente, caliente y luchadora, pero también llorona y manipuladora, machista en algunos casos, sumisa y, por cierto, un poco mentirosa.”

Y, claro, si uno lee esa especie de catálogo termina concluyendo que, efectivamente, Dios no es mujer, por más que los libros sagrados insistan en caracterizar al Supremo como alguien caprichoso y colérico, a la vez que amantísimo y bondadoso. Uno podría pensar, con cierta razón, que eso no es más que una humanización de Dios… Pero ese no el tema que nos ocupa: al menos en parte, nuestro tema es más bien al contrario: la divinización de los humanos y más concretamente de la mujer. Insistimos: luego de leer a Pedroza uno concluye que la mujer es humana, muy humana. Y es tal vez lo que la autora nos quiere transmitir, que alrededor de la mujer venezolana se ha tejido un mito que nos impide verla tal cual es. Mito que, por cierto, todos alimentamos de una u otra manera, sin importar nuestra condición social, laboral, sexual, afectiva, profesional, religiosa y para usted de contar.

Es un mito que ciertamente hemos ido construyendo desde hace un buen tiempo, que es explotado por las agencias publicitarias y los medios de comunicación, y que ha llegado a niveles de efervescencia cuando algunas mujeres venezolanas han sido coronadas como reinas de la belleza en certámenes internacionales. Es tanto que incluso muchos extranjeros vienen al país con el único propósito de admirar la belleza de las venezolanas; al menos ese es el propósito declarado, porque no son pocas las veces que su intención es poderse llevar a una de las nuestras a la cama y poder fanfarronear después ante sus amigos.

Así que, un poco para recapitular: Dios no es hembra, no lleva el par de cromosomas XX. Y también al revés: la mujer, al menos la mujer venezolana, no es Dios, aunque el mito que todos ayudamos a alimentar nos lleve a decir más veces de las que tal vez admitamos que la mujer venezolana es una diosa.

Sí mami…

Parafraseando a la misma Pedroza podríamos decir “Sí mami, tienes razón…”. En Venezuela las mujeres están sometidas, tal vez más que en cualquier otro país, al escrutinio de los otros, entendiendo por ese “otros” tanto a hombres como mujeres. Por más que uno no quiera, no puede dejar de darle la razón en eso a Pedroza: las venezolanas se preocupan por su apariencia. Incluso podemos concederle más aún: a las venezolanas les gusta saber que están buenas. Y ese saber llega por muchos lados: por los recursos –plata y tiempo, especialmente- que invierten en ellas, por las miradas de los otros, por los aplausos y los piropos –aunque más de uno sea verdaderamente desagradable-, por la imagen que devuelve el espejo…

Ni siquiera la autora escapa de esta realidad, aunque ella pretenda que “lo que piensen unos y otros [hombres y mujeres]” la tiene sin cuidado. Chévere que le gusten el vino rojo, leer y fumar habanos, pero ¿lo tiene que hacer justamente en un café, ante la mirada de otros? Más aún, ¿para qué lo confiesa si no es para dar la impresión de gran mujer sofisticada? Si en realidad no le importaran un bledo las opiniones de unos y otros se tomaría su vino, leería su libro y se fumaría su habano en la intimidad de su hogar, y de paso nos ahorraría la anécdota. Pero volvamos a lo nuestro: ella lo que nos está contando, y debemos admitir que la razón la asiste en mucho, es que las venezolanas gastan gran parte de sus recursos en lucir bella, lo que se traduce en grandes gastos en “artículos de belleza” y en tiempo empleado para lograr su cometido. Las mujeres venezolanas, dice Pedroza, dedican mucho tiempo y dinero en tratar de que cada parte de su cuerpo –culos, tetas, cabellos, piernas y caras, especialmente- esté en su sitio y esté bien, esté chévere. Les va la vida en ello, y algunas veces literalmente es así.

No me jodas

Pero a nuestra feliz autora también habría que decirle la otra parte del título de su libro: lo que ella describe no es exclusivo de las venezolanas, aunque uno admita que aquí ocurre más que en otros lados. Eso por una parte, porque por la otra podríamos decir que es intolerable que Pedroza se erija en diosa y como tal pretenda dictar qué es lo importante para las mujeres venezolanas y qué no lo es, qué cosas les deben preocupar y qué no. Decir que las venezolanas gastan mucho en su belleza y deducir de ello que no son felices es cuando menos metodológicamente incorrecto, porque entonces habría que afirmar también lo contrario: que quien no gasta un solo centavo en artículos de belleza o en una peluquería es extremadamente feliz. Sabemos bien que no es así…

Y todavía podemos decir más: puede que Venezuela sea uno de los países en los que la oferta y la demanda de artículos de belleza sean elevadas, considerando por supuesto la magnitud de la población. Pero las grandes compañías y las grandes campañas publicitarias no son venezolanas. Como dicen por allí, también en otros lados se cuecen habas… Corolario de ello es que los estereotipos no son exclusivamente, digamos, bolivarianos… Los cánones de belleza no los imponen las venezolanas; antes, por el contrario, son víctimas de los mismos. Y el voraz consumismo que caracteriza a las venezolanas tampoco es tan criollo: no somos nosotras las que hemos inventado el capitalismo.

Ni tan calvo… o una conclusión

Ya que vamos de refranes, dichos populares y voces de uso vulgar –por vulgo, no por grosería- digamos que, pues, ni tan calvo ni con dos pelucas, o ni tan cerca que lo queme ni tan lejos que no lo alumbre [la vela al santo]. Bueno situar el debate aquí en la tierra y mejor aún aquí en Venezuela. Que Dios no es mujer y que los hombres nos han querido meter gato por liebre a las mujeres –con bastante éxito, a juzgar por las palabras de Pedroza- con ese cuento es bueno que lo pongamos claro. Y más aún que las mujeres lo tengamos muy, muy claro. Bienvenidas sean la crítica y, de su mano, la autocrítica.

Juzgar, en términos morales –esto es bueno, aquello no; esto debe pensarse, aquello no- a las venezolanas y a las mujeres en general, y simplificar tanto las cosas hasta reducir la vida de las mujeres a un análisis de su bolsito de maquillaje ya no es tan bueno. Las mujeres, especialmente las venezolanas, son muchísimo más que eso. Y así lo reconoce la misma Pedroza cuando afirma que este es un país en el que el 75% de los hogares son dirigidos por mujeres solas –lo que tal vez sea un poco exagerado, pero…-. Bienvenida la crítica, decíamos, pero no el criticar por criticar.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

¡Y los niños sí marcharon! (Caso Lydia Cacho)

Posted on 17 diciembre, 2007. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , , , |

Mundo Abierto

En la mayoría de los portales de noticias se difundió la noticia sobre La marcha de las Niñas y los Niños, realizada el domingo 16 de diciembre de 2007 en la Ciudad de México. Enumeramos aquí algunos hechos y datos para complementar la información difundida por los medios de comunicación.

1. Unos 400 adultos acompañaron a los 40 ó 50 niñas y niños que acudieron a la marcha en contra del atropello a las garantías individuales de Lydia Cacho.

2. La manifestación inició en la explanada de la estatua del Caballito y concluyó frente a la entrada principal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El evento duró aproximadamente una hora y media.

3. Seis ciudadanos que sostenían carteles con las fotografías ampliadas de los seis ministros de la vergüenza caminaron al frente del contingente.

4. Algunas de las consignas que más se escucharon durante la caminata: “Las niñas y los niños, contra Marín”. “Justicia sí, pederastia no”. “Todos somos Lydia”. O la gente gritaba: “Lydia”, y enseguida: “No estás sola”. Luego de que alguien decía el nombre de algún ministro, la gente coreaba: “Que renuncie, que renuncie”. “Juicio político, a Marín”. “Olvidaron a los niños, ganó el cognac”. “Abuso a menores, nunca más”.

5. Al pasar por el Hemiciclo a Juárez, los manifestantes les pidieron a los activistas del colectivo Resistencia Creativa –que se encontraban ahí reunidos– que se integraran a la caminata. “Júntense, júntense”, les decían. La dirigente de este grupo, Jesusa Rodríguez, convocó a sus compañeras y compañeros para que se sumaran al contingente de la marcha ciudadana contra el vergonzoso fallo de la Corte.

6. Durante el trayecto algunos ciudadanos compraron huevos con la intención de, al finalizar el recorrido, arrojarlos a las fotografías ampliadas de los seis ministros de la vergüenza.

7. En la entrada de la puerta principal de la Corte se colocaron los seis ciudadanos que portaban las fotografías ampliadas de los ministros. Frente a ellos un contingente de unos 15 niños. Dos botellas de cognac fueron mostradas por los manifestantes.

8. Los fotógrafos rodearon la escena. Tomaron imágenes. Los camarógrafos hicieron lo propio. Los reporteros entrevistaron a algunos de los asistentes y tomaron nota de los hechos.

9. Un ciudadano que portaba un altavoz alentaba las arengas antes citadas.

10. Luego tomó el altavoz Jesusa Rodríguez, quien informó que la escritora Elena Poniatowska se encontraba entre los asistentes a la marcha. La agencia de noticias EFE dio a conocer más tarde que Alicia Elena Pérez Duarte, ex fiscal de delitos contra las mujeres, también estaba ahí. Esta funcionaria renunció a su cargo en días recientes porque consideró que el fallo de la Corte ponía en cuestión la eficacia del sistema de justicia mexicano. También acudió al lugar el perredista Gerardo Fernández Noroña, quien mantuvo un perfil discreto. No tomó el altavoz, no se puso en las primeras filas. Fue una marcha ciudadana: convocaron ciudadanos, acudieron ciudadanos, entre los que se encontraban las personalidades antes mencionadas.

11. Con la finalidad de no manchar a los fotógrafos con los huevazos que estaban a punto de ser arrojados, los ciudadanos que estaban al frente le pidieron a Jesusa Rodríguez que por medio del altavoz organizara el modo en el que se arrojarían los huevos. La gente se hizo para atrás.

12. Y zaaaaz: los niños que estaban al frente hicieron los primeros lanzamientos. Los seis ministros quedaron manchados (luego de haberse manchado con ese fallo atroz). Luego vinieron los lanzamientos de los adultos. La fachada de la Corte quedó manchada (quizá no tanto como la conciencia de sus ministros).

13. Algunas consignas más. “Las niñas y los niños, contra Marín”. “Todos somos Lydia”. “Que renuncien, que renuncien (los ministros)”. “No estás sola (Lydia)”.

14. Y adiós.

Circulan por internet otras convocatorias a marchas para protestar contra el fallo de la Corte. También algunas invitaciones a sumarse a una lista de ciudadanos inconformes con la resolución de los ministros que atentaron contra la justicia. A lo largo, del lunes, en Barcelona y París se desarrollarán acciones de apoyo a Lydia Cacho (los blogueros de Mundo Abierto ya nos contarán cómo les fue). Enseguida reproducimos la carta que enviaron 32 periodistas de Los Ángeles.

Los Ángeles, California, 16 de diciembre de 2007

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Los abajo firmantes, periodistas que radicamos en la ciudad de Los Ángeles, California, manifestamos por este medio nuestra indignación por el vergonzoso fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el caso de Lydia Cacho en contra del gobernador de Puebla, Mario Marín.

Consideramos que este fallo atenta contra las garantías individuales de la periodista y deja en la impunidad a quienes desde el gobierno contribuyen al encubrimiento de las redes de pederastia en México.

Expresamos nuestra solidaridad con Lydia Cacho y hacemos un llamado a las autoridades mexicanas para que se investigue y se castigue a los responsables de los asesinatos, desapariciones y violaciones a los derechos humanos de los periodistas en ese país.

Agustín Durán, La Opinión.

Alberto Avilés, Diario San Diego.

Alejandro Cano, La Opinión.

Alicia Morandi, La Opinión.

Antonieta Mercado, periodista independiente.

David Torres, La Opinión.

Diego Sedano, documentalista independiente.

Eduardo Blancas, periodista independiente.

Eileen Truax, La Opinión.

Enrique Morones, Morones por la Tarde, La Tremenda 1050 AM.

Francisco Mendoza, El Porvenir Latino.

Freya Rojo, Nuestra Voz, Radio Pacifica 90.7 FM.

Gerardo Lorenz, comentarista de radio.

Isaías Alvarado, La Opinión.

Iván Mejía, EFE News.

Jorge Morales, La Opinión.

José Luis Benavides, Departamento de Periodismo, UC Northridge

Lucero Amador, La Opinión.

Luis Arritola. Para Todos Magazine.

María Ballesteros, La Opinión.

Óscar Mendoza, El Porvenir Latino.

Patricia Flores, La Opinión.

Paulina Herrera, periodista independiente.

Pedro Seminario, La Opinión.

Pilar Marrero, La Opinión.

Ricardo Moreno, Nuestra Voz, Radio Pacífica 90.7 FM.

Rubén Luengas, conductor del programa En Contexto.

Rubén Tapia, Enfoque Latino, Radio Pacífica 90.7 FM.

Sofía Ramos, KRCA TV Canal 62.

Virginia Gaglianone, La Opinión.

Victoria Infante, La Opinión.

Yurina Rico, La Opinión.

¿QUÉ OPINAS DE LA MARCHA DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS CONTRA EL FALLO DE LA CORTE EN EL CASO DE LA VIOLACIÓN A LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES DE LA PERIODISTA LYDIA CACHO?

¿ESTUVISTE EN LA MARCHA DEL DOMINGO? CUÉNTANOS CÓMO LA VISTE.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 18 so far )

MARCHA DE LOS NIÑOS. Caso Lydia Cacho

Posted on 13 diciembre, 2007. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , , , , , |

Perdieron los niños, ganó el cognac. El fallo de la Corte en el caso de Lydia Cacho atenta contra las garantías individuales de la periodista pero también contra los derechos de los menores de edad, y deja en la impunidad a encubridores de pederastas como Mario Plutarco Marín, gobernador de Puebla.

Mundo Abierto reitera su indignación frente a estos hechos y se suma a los esfuerzos para la realización de La Marcha de los Niños, misma que se llevará a cabo el domingo 16 de diciembre. Estás invitado. Nos reuniremos a las 11 de la mañana en la Explanada del edificio del Caballito (Reforma y Bucareli) para marchar de ahí hacia la Suprema Corte de Justicia de la Nación por Juárez, Madero y, finalmente, Pino Suárez. La SCJN está junto a Palacio Nacional, cerca del Zócalo. Los que tengan hijos pequeños pueden llegar a la misma hora, 11am, directamente en la SCJN. Invita a tus hijos, sobrinos, nietos.

Llevaremos carteles con las fotografías de los seis ministros de la vergüenza, a quienes les exigiremos su renuncia. Al término de la marcha, seis niños dejaran en la entrada de la Corte seis botellas de cognac, cada una identificada con el nombre de los seis ministros a los que se ha hecho referencia.

El mismo día también habrá manifestaciones de apoyo en París, Barcelona y Los Ángeles.

Convocan: Andrés Tapia: voltaire2110@hotmail.com, Bertha: cazadoradeastros1@hotmail.com, Cinthya Bibian: cinthyalbt@hotmail.com y Mundo Abierto: mabierto.wordpress.com

Ésta es la convocatoria a un acto en Barcelona en solidaridad con la Marcha de los Niños (en catalán).
Mèxic: dones, nens i periodistes en el punt de mira

Mèxic és el segon país més perillós del món pels periodistes després
d’Irak. L’any passat van morir assassinats 10 periodistes i quatre van
desaparèixer i, a ara per ara, encara no se’n sap res. El passat 29 de
novembre, la Cort Suprema de Mèxic va donar l’espatlla a una
periodista, Lydia Cacho, que fa dos anys va denunciar xarxes de
pederastia a Cancún, el pol turístic de Mèxic. En aquestes xarxes hi
estaven implicats poderosos polítics i empresaris mexicans. Des
d’aleshores, Lydia Cacho ha patit dos atemptats contra la seva vida.
Diumenge 16 de desembre hi ha convocada a Ciutat de Mèxic una
manifestació sota el lema “La Marcha de los Niños” per tal de
protestar contra l’actuació de sis del 11 magistrats que integren la
Cort. La Cort no es va voler pronunciar ni en el cas de Lydia Cacho ni
va fer referència a les xarxes de pederastia que actuen a Mèxic. La
impunitat contra dones, periodistes i nens té carta a blanca a Mèxic.
Un cop més els drets dels més desfavorits han estat trepitjats.

El Col·legi de Periodistes de Catalunya, en solidaritat amb els
objectius de “La marxa de los Niños”, organitza una trobada dilluns 17
de desembre amb la doctora Aimeé Vega Montiel, de la Universidad
Nacional Autònoma de Mèxic, que farà una conferència- col·loqui a les
19h a la seu del Col.legi.(Sala gran)  Aimée Vega participa amb la
investigació sobre Violència Feminicida de la Comissió de Femenicidis
encapçalada per la doctora Marcela Lagarde. A l’acte hi participarà la
periodista Catalina Gayà, que va treballar a la revista Cambio a
Mèxic, que ens parlarà sobre el periodistes en el punt de mira, i serà
moderat pel periodista i membre de la Comissió de Periodisme Solidari,
Julià Castelló.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Periodista, y además mujer

Posted on 12 diciembre, 2007. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Eileen Truax / Los Ángeles

“¡Claro que sí chula, cómo no!”, me dijo el tipo agarrando mi mano entre la suya y palmeándomela con la otra. “Cuando quiera nos damos un tiempecito para platicar, nomás que termine la sesión me busca”.

Era un diputado federal del PRI, un hombre horrendo que formaba parte del grupo “golpeador” de ese partido, conocido como “El Bronx”. Estábamos en 1998 y en el Congreso Mexicano se discutía la conversión de los pasivos de la deuda bancaria del Fobaproa en deuda pública.

Desde hacía algunos meses cubría el Congreso; la mayoría de los reporteros que cubrían la fuente eran hombres, muchos tenían sexenios ahí, y tenían los amarres bien hechos.

Lo que yo buscaba del diputado horrendo era un avance sobre las negociaciones entre el PRI y el PAN para aprobar la iniciativa. Unos minutos antes de que terminara la sesión, vi al reportero de un conocido diario acercarse al diputado: le murmuró algo al oído, el diputados rió sonoramente; palmeó la espalda del reportero, el reportero le respondió el palmoteo y salieron del salón. Horas más tarde supe que habían ido a comer a un restaurante que está frente al Congreso. El reportero publicó la información al día siguiente.

Desde luego, el “robo” no lo atribuyo sólo al hecho de ser mujer: yo era más joven, no tenía la experiencia que tenía el reportero aquél y yo era corresponsal para una cadena de periódicos de provincia, mientras él trabajaba para un periódico nacional. Sin embargo tenía un activo adicional: él podía citar al diputado en un restaurante y beber un tequila con él. Yo no; al menos no sin que eso se prestara a una mala interpretación. A él le decían “licenciado”; a mí me decían chula.

La anécdota ha vuelto a mi mente tras darse a conocer la resolución de la corte en el caso Lydia Cacho. Desde entonces me cuestiono: ¿qué hubiera pasado si la investigación de los casos de pederastia la hubiera realizado un hombre? ¿El gobernador Mario Marín, el empresario Kamel Nacif, se hubieran referido a él como “pinche viejo”? ¿A él también le hubieran mandado a dar su “coscorrón”? En 1998 Lydia fue golpeada y violada en una estación de autobús debido a su activismo. ¿Y si hubiera sido hombre? ¿El acoso hubiera sido menor, o simplemente lo hubieran matado?

Hace unas semanas estuve en la entrega de los premios al Valor Periodístico de la organización International Women’s Media Foundation, en donde Lydia y otras mujeres que desarrollan esta labor en condiciones de extremo peligro recibieron un reconocimiento porque continúan haciéndola a pesar de todo. Qué absurdo: que hacer tu trabajo te pueda costar la vida. Me pregunto si el miedo que esas mujeres enfrentan cada mañana será diferente al miedo que siente un hombre.

Días antes de ese evento Lydia me dijo en una entrevista que no confiaba en la resolución de la corte. “Estoy convencida de que hay negociaciones políticas utilizando mi caso (…) Entregamos indicios, pruebas testimoniales y ellos se exhibieran tal y cual son. Vimos una muestra del estado del sistema jurídico, político y económico de México, en donde una empresa multimillonaria puede corromper a los políticos, donde un gobernador es capaz de vender a la justicia”, me dijo semanas antes de que saliera el fallo.

Esos políticos, los implicados en el caso Cacho, son los mismos que en el Congreso le dicen “chula” a las mujeres, los que desde el gobierno le dan un “coscorrón” a las periodistas, los que tienen su punto de encuentro frente a una botella de coñac o un trago de tequila. Si Lydia fuera hombre, ¿hubiera podido echarse un tequilita con algún político durante su investigación? Y de haberlo hecho, ¿eso hubiera cambiado las cosas?

***

Invitación de Mundo Abierto:

¿Estás indignado por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de México al respecto del caso de Lydia Cacho? ¿Te preocupa la desprotección en que esto deja a los ciudadanos en general y a los niños en particular?

Mira la convocatoria a la marcha de protesta del domingo 16 en esta misma página (busca en la barra de arriba).

Checa además el debate sobre el tema en este blog, ¡haz clic aquí!

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

La mexicana más bella es uruguaya

Posted on 7 diciembre, 2007. Filed under: Salvador Frausto -D.F. | Etiquetas: , , , , , , , , |

Por Salvador Frausto Crotte / Ciudad de México

Llevo varios días con una preocupación. Hay un tema que no se me sale de la cabeza: ¿Las y los mexicanos somos los más feos del mundo? ¿Dónde están las personas más bonitas del planeta? Quiero saber. Mi curiosidad estética comenzó cuando un juez argentino de un concurso de baile que se transmite por televisión le dijo a un periodista que “la gente más fea está en México; no lo digas pero la gente linda está en la televisión, no en la calle”. ¡Zas! Mis amigos y yo no aparecemos en televisión aunque sí andamos por la calle. ¿Me habrá visto el juez argentino pasear por ahí? ¿Basó su opinión luego de verme en una calle cualquiera? Luego recordé que un cantante italiano, Tiziano Ferro, dijo hace unos meses que las mexicanas eran “feas y bigotonas”. Uff. Dos testimonios en muy poco tiempo poniendo el dedo en la misma llaga: ¿las y los mexicanos ocuparemos el último sitio en el ranking de guapas y guapos?

El juez argentino y el cantante italiano han viajado mucho y, por tanto, han visto hartas mujeres y hartos hombres de diferentes nacionalidades. Ambos piensan de modo similar. Son voces, por tanto, autorizadas para hablar del asunto. Ahora recuerdo que hace algunos meses le pregunté a nuestro amigo Témoris Grecko: ¿Dónde están las mujeres más bellas del mundo? El cuestionado acababa de regresar de un largo viaje por Europa, África y Asia. Y conoce más de 40 países. Su opinión, por tanto, debe tomarse como cosa seria: “En Tanzania, Kenia, Brasil, China, Rumania y Bulgaria”, me dijo. Yo no he viajado tanto pero recuerdo que, mientras leía el diario en un café de Budapest, en el verano de 1997, quedé abochornado: nunca había visto desfilar frente a mis ojos tal cantidad de mujeres hermosas por una calle cualquiera. Cada cinco minutos pasaba una ladrona de atención.

No sé si seré muy poco patriota, pero cuando escuché las opiniones del juez argentino no me sentí molesto, ni incómodo, más bien me puse a pensar dónde estarían las mujeres más bonitas del mundo, por eso me sorprendí cuando en los días siguientes me encontré con que en los programas de radio y televisión, así como en diversos medios impresos y digitales, se reproducían declaraciones de enojo contra el hombre que osó opinar que las y los mexicanos éramos súper feos. No entiendo por qué mucha gente se ofendió. Es la opinión de un señor que, pese a que eso opina, ya tuvo que disculparse frente a las cámaras de televisión, como también lo hiciera en su momento el cantante italiano. Casi todos parecen haber quedado contentos con ese público mea culpa mientras yo sigo preguntándoles a los viajeros: ¿dónde viven las personas más hermosas del mundo? Quiero saber.

México, hay que decirlo, no tiene fama de contar con los rostros más agraciados del planeta. Tenemos a la ganadora del concurso Miss Universo 1991, Lupita Jones, pero no nos distinguimos por dejar impactados a los turistas que transitan por nuestras calles. Baste decir que en mi opinión la mexicana más bella es una uruguaya: Bárbara Mori. Y ella no camina por las calles con frecuencia. Ojalá lo hiciera.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 27 so far )

Las Mujeres en España: violencia en espiral

Posted on 10 noviembre, 2007. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , , |

Sábado de SOCIEDAD ZOMBI

Por Catalina Gayà / Barcelona

Hace 12 minutos murió asesinada por su marido una mujer en Sevilla.

A la una de la madrugada de hoy sábado, justo antes de acabar este artículo, salía publicado en Internet que el número de mujeres asesinadas en España por malos tratos es ya de 50 en lo que va de año. Así suele ser cada semana y la noticia es cada vez más escueta. Solo de vez en cuando el tema aparece en primera plana. El 25 de marzo la cara de Mercedes Molina ocupaba la portada de un suplemento de un periódico español. Esa foto era la de una mujer muerta. Ese diario aún no había llegado a la calle cuando salía a la luz el asesinato de otra mujer. Ya eran 15. Dos días después, el 27 de marzo, moría la 16ª. A mediados de año, ya había 42. Ayer moría la que hace 50ª en Sevilla. Desde 1999 la violencia doméstica ha acabado con la vida de 557 mujeres en España y la espiral de violencia parece no tener fin. Las estadísticas son crueles: 1, 5 millones de mujeres en España sufren malos tratos. Sitúese en un edificio de 12 plantas. En cada rellano viven dos familias. Detrás de una de las puertas de ese edificio, una mujer sufre malos tratos. Los vecinos casi siempre callan y la mujer no presenta denuncia (solo el 30% de las 68 mujeres que murieron en el 2006 habían presentado una denuncia).

Hace poco más de dos años, en diciembre del 2004, las Cortes españolas aprobaban la ley integral contra la violencia de género. Para muchos era una puerta a la esperanza, al cese de la violencia. Aun así, pese a que la ley es de gran dureza con los agresores, las mujeres siguen muriendo. En el 2004, fallecieron 72 mujeres. En el 2005, 58. En el 2006, 68. Muchos se ha escrito sobre violencia doméstica desde que Ana Orantes, la mujer que falleció en 1997 quemada por su esposo, abriera los ojos a muchos españoles. En los últimos cuatro años los especialistas han intentado indagar sobre las causas de la violencia doméstica y buscar soluciones, tanto para los maltratadores como para las víctimas. En el 2002, Nuria Varela denunciaba las mentiras y complicidades que sustentan las violencia contra las mujeres en Íbamos a ser reinas. El libro apuntaba a lo que todo el mundo intuye: la dominación masculina es una “pandemia” universal: “No es posible calificar un Estado como democrático si buena parte de sus ciudadanas no tienen libertad, no están protegidas eficazmente” .

La dominación masculina no sólo se explica porque los hombres sean mayoría en los espacios de poder (el llamado techo de cristal), si no porque el mundo se categoriza y se mira a través de ojos masculinos. “El orden de las cosas no es natural contra el que nada puede hacerse, sino que es una construcción mental, una visión del mundo con la que el hombre satisface su sed de dominio. Una visión que las propias mujeres han asumido “, dice Pierre Bourdieu en “La Dominación Masculina”. Bourdieu publicó este libro en 1999. ¿Ha cambiado algo desde entonces? La respuesta es cruel. “El Libro Negro de la Condición de la Mujer” es explícito hasta en el título. El libro recoge artículos, estudios internacionales en varios países del mundo y tiene como objetivo mostrar la situación de las mujeres hoy en día. “El modo de vida de las mujeres en ciertos lugares es insoportable e inhumano “, concluye. El libro narra las violaciones masivas de mujeres como botín de guerra; las lapidaciones en países musulmanes; la muerte de niñas recién nacidas en China, India…; el sufrimiento de las mujeres en Ruanda; los feminicidios en Ciudad Juárez o Guatemala; los crímenes de violencia doméstica de las mujeres en España. ¿Qué hacer con todo esto? Un artículo que recoge “El Libro Negro…” de Irene Khan, presidenta de Amnistía Internacional, apunta cuatro vías para acabar con violencia contra las mujeres: poner en tela de juicio la discriminación contra las mujeres; acabar con la impunidad; animar a las mujeres a defender sus derechos, y, por último, convertir la violencia contra las mujeres en un auténtico motivo de preocupación de la opinión pública. En España, el debate que se generó en el 2004 sobre la ley integral sobre la violencia de género hizo que, según el barómetro del CIS, la media de personas que consideraban los malos tratos un problema grave subiera del 2,4% hasta el 6,4, en el 2005. En el 2006, volvió a bajar hasta el 2,9%. Las muertes has aumentado.

En España, la violencia doméstica se debate, pero los vecinos callan y las mujeres no denuncian. La espiral de violencia contra las mujeres no cesa ni aquí ni en otros países. Aseguran los expertos que hay soluciones. En el momento de cerrar este artículo eran 50 las españolas muertas este año. Cuando tú, lector, llegues a esta línea, quizá sean 51. Y claro el vecino o vecina de esa mujer no habrá dicho absolutamente nada.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

Feminicidios en Ciudad Juárez: la terquedad de la negación

Posted on 7 noviembre, 2007. Filed under: Marco Appel -Bruselas | Etiquetas: , , , , , |

Por Marco Appel / Bruselas

El pasado 4 de octubre una delegación de 6 diputados alemanes visitó Ciudad Juárez para informarse sobre los feminicidios. Se entrevistaron con la procuradora estatal de justicia, Patricia González, y más tarde con representantes de algunas organizaciones de derechos humanos y de familiares de víctimas.

A esta reunión no asistieron integrantes de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Además, en ambas citas las intervenciones de los diputados fueron traducidas del alemán al español. Estos datos son relevantes.

Al día siguiente aparecieron notas de la gira en algunos medios mexicanos. Unos ejemplos.

El Diario de Chihuahua publicó: “Un grupo de legisladores de Alemania tuvo una reunión con la procuradora de Justicia del Estado, Patricia González, para darle a conocer su preocupación por las altas cifras de homicidios y violaciones de mujeres en la frontera norte del Estado de Chihuahua, que les tenían alarmados y les fueron proporcionadas por una ONG denominada Nuestras Hijas de Regreso a Casa”.

Continúa: “Pero la cosa cambió cuando arribaron a esta frontera, pues Jürgen Klimke, líder de los congresistas alemanes, habló sobre el asombro y desconcierto que les ocasionó enterarse del engaño hecho al Parlamento alemán por parte de integrantes de dicha organización no gubernamental, pues reportaron en Europa que en Ciudad Juárez todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”.

Las mismas declaraciones las divulga el periódico el Universal, en un artículo fechado en Ciudad Juárez. El reportero Luis Carlos Cano agrega: “(Klimke) explicó que esta información que ellos poseían fue desmentida por la procuradora de Chihuahua y que ellos corroboraron con base en diversos estudios de criminalística y sociológicos que les fueron presentados en las oficinas estatales de esta ciudad”.

En Arroba Juárez, Ignacio Alvarado Alvarez escribe: “Un encierro con la procuradora, y una charla posterior con el alcalde del municipio, les hicieron ver (a los diputados alemanes) que aquí no se mata tal cual se los habían dicho (Nuestras Hijas de Regreso a Casa) o como ellos habían leído alguna vez. Así que emprendieron el retorno, felices de haber descubierto que en realidad Juárez es una ciudad boyante, con pinceladas de primer mundo y, por sobre todo, una ciudad con futuro, según Klimke”.

El 12 de octubre los diputados alemanes desmintieron, ya desde su país, una parte de la información de El Universal: “no son ciertas ni corresponden con la realidad”, se lee en la carta, las “suposiciones” de “que el Parlamento alemán tuviera previsto acordar sanciones económicas contra México y un boicot a las inversiones”, ni “que debido al feminicidio (sic) se fuera a suspender la cooperación al desarrollo (con México)”.

Pregunté al diputado Klimke, a través de su portavoz Stephan Kruse, sobre el resto de las declaraciones que le atribuían. El 26 de octubre Klimke contestó por escrito. Traduzco la parte principal de esa comunicación.

–De acuerdo a varios medios mexicanos, el señor Klimke manifestó que él y el Parlamento alemán habían sido “engañados” (cheated en inglés) por miembros de la ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa, quienes les proporcionaron en Alemania información declarando que en Ciudad Juárez “todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”. ¿Confirma que el señor Klimke declaró lo anterior?

Klimke contesta: No es verdad que el Parlamento alemán u otra organización me haya proporcionado informaciones erróneas acerca del caso Juárez. Yo nunca recibí informaciones del caso de las manos de la mencionada ONG. Yo nunca hice la declaración que usted describe en su pregunta.

–¿El señor Klimke u otros miembros de la delegación hablaron o se encontraron con Marisela Ortiz u otros miembros de Nuestras Hijas de Regreso a Casa?

Klimke: Ni yo, ni ninguno de los miembros de la delegación se encontró con Marisela Ortiz.

–¿Cómo explica la información que publicó la prensa mexicana y que le menciono antes?

Klimke: El tema general y los casos individuales tienen que ser descritos de forma muy seria en la prensa de México y de otros países. Todas las partes involucradas en el conflicto deben transmitir siempre la verdad en la cobertura de los casos.

–¿Las autoridades mexicanas lo convencieron a usted y a la delegación de sus esfuerzos contra los feminicidios?

Klimke: el grupo parlamentario visitó Juárez para hacerse una impresión propia sobre los casos de Juárez. No es el objetivo del grupo hacer una evaluación final acerca de la situación toda entera.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 15 so far )

« Entradas anteriores

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...