Corrupción 19.41

Posted on 2 noviembre, 2008. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , |

Por Catalina Gayà / Barcelona

 

Escribo este artículo el día que sale publicado que en España que cada día entran 2.400 españoles en las colas del paro y que la cifra de parados ya es de 2.598.800 personas. La cifra contrasta con el boom económico que había vivido España en los últimos años. Entre julio del 2007 y julio de este año, se terminaron en España más de 640.000 viviendas. Ahora la cifra de nuevas construcciones ha caído en picado (48,4%) y muchas viviendas de nueva obra exhiben el cartel de “Se vende” durante meses y sin que aparezcan compradores. España está en crisis. Ya es un hecho.  Hace solo dos semanas estaba en Mallorca reporteando varios escándalos de corrupción de exaltos cargos del Partido Popular. Quizá la frase que más me horrorizó fue la que me dijeron explicó una de las imputadas. Justificó el robo de 1,5 millones de euros con la siguiente afirmación: “Ya pasamos mucha hambre”. Me quedé helada. Por supuesto, nunca pude comprobar si la frase era cierta, pero la fuente que me lo dijo me parece del todo fiable. En Mallorca, mediterráneos e isleños, hasta hay chistes en los que la moraleja es “a ellos no les afectará la crisis”.

 

Entre la frase de la imputada y los chistes me quedé pensando que quizá haya una relación entre los casos de corrupción política y las crisis económicas. Aviso que solo lo apunto; no tengo una respuesta clara.

 

Primero los hechos.

 

Hace dos semanas en Mallorca…

 

En Mallorca, tienen claro que hay un antes y un después de que la Fiscalía Anticorrupción  –en realidad dos únicos fiscales, Juan Carau y Pedro Horrach–  actuara en la isla. “La Fiscalía acabó con la Mallorca siciliana y el respaldo de jueces y tribunales sensibilizados tras décadas de abulia”, explica un conocido periodista de la isla. “Ahora sí se va a hacer justicia”, confía otro político del Govern del Pacte de Progrés que también prefiere no dar su nombre.

 

Lo cierto es que el cobro de comisiones ilegales, fraude público, creación de empresas ficticias y desviación de fondos fueron prácticas habituales entre exaltos cargos del Partido Popular durante los cuatro años del Gobierno de Jaume Matas, presidente del Gobierno balear entre 1996 y 1999 y entre 2003 y 2007 y ministros de Medio Ambiente del Gobierno de José María Aznar, entre 2000 y 2003. Jaume Matas estrenó su segunda presidencia prometiendo “una acción de orden moral” y resumió su acción de gobierno en un “aviat i sense por (deprisa y sin miedo)”. Tras perder las elecciones, en el 2007, huyó, dicen muchos, a Washington y sigue ahí sin dar señales de vida.

 

Mallorca tiene una larga historia de casos de corrupción que quedaron en agua de borrajas. El  más sonado: el Túnel de Soller.  “El caso del Túnel de Sóller no se pudo juzgar a Cañellas porque el delito había prescrito”, dice el mismo político. Otro, el Caso Rasputín, en el que el gerente de Instituto Balear de Turismo, Juan Carlos Alia, cargó a Hacienda los gastos hechos en un puticlub de Moscú y que se descubrió por casualidad. Entonces, la Fiscalía no consideró que el caso fuera punible penalmente porque podía tratarse de un error. Luego, vendría el caso Bitel –espionaje del correo electrónico del político socialista Francesc Quetglas por parte del PP. “Jaume Matas se sacó de la manga a un perito que convenció al juez para que no lo imputara”, dice el político. “Con el caso Andratx, las cosas cambiaron”, explica la misma fuente.

 

Noviembre del 2006. El exalcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, fue condenado a cuatro años de prisión por prevaricación administrativa y un delito contra la ordenación del territorio. Hidalgo convirtió un almacén agrícola ubicado en suelo rústico en una vivienda unifamiliar. Tuvo la ayuda del exdirector general de Ordenación del Territorio, Jaume Massot, sentenciado a tres años y medio de cárcel y del excelador del Ayuntamiento Jaume Gibert, al que le cayeron cuatro meses de prisión. El ingreso de Hidalgo y Massot en prisión supuso un antes y un después en la historia de la isla. Primero, porque era la primera vez que la Guardia Civil registraba un despacho del Govern (el de Massot) y, segundo, porque un cargo cercano al presidente –Jaume Massot ocupaba el cargo de director autonómico de Ordenación del Territorio—acababa entre rejas. Otro cambio: Gibert empezaría a confesar, a hablar y a señalar a otros imputados. Eso rompería la unidad de discurso que hasta ese momento había habido en el Partido Popular. 

 

Marzo del 2008. Una auditoría detectó la malversación de unos 50.000 euros con una tarjeta de crédito utilizada por el exconcejal de Urbanismo, Javier Rodrigo de Santos. Al parecer, el exedil hacía el gasto en clubes de alterne, en procurarse servicios sexuales y en consumo de estupefacientes. Rodrigo de Santos se enfrenta a un delito de abusos sexuales a menores que le han confinado en prisión. Durante la investigación también salió a la luz que el exedil presuntamente habría cometido prevaricación en la compra de un equipamiento infantil por el valor de 1,5 millones de euros.

 

En abril, el virus de la corrupción se colaba de lleno en la empresa informática del Govern Balear, Bitel. Su exgerente, Damià Vidal, desvió 700.000 euros para cubrir gastos personales. Vidal pagó una fianza de 200.000 euros y salió en libertad con cargos. Vidal era un hombre de confianza de Matas y, como perito informático, le había cubierto en el  Caso Bitel.

 

En agosto, la Fiscalía Anticorrupción actuaba de nuevo con contundencia. La detención de 11 personas  –entre ellas a Juan Francisco Gozálbez, el exjefe de servicios de Turismo, Damián Amengual, exgerente de Turismo Joven, y Juan Francisco Gálvez, exdirector de Juventud–, de las que tres presuntamente están involucradas en malversación de fondos públicos y el cobro de comisiones ilegales por servicios y por obra que se cifra en unos tres millones de euros en el Consorcio de Turismo Joven, puso de relieve una nueva trama de corruptelas. Era el primer caso que no solo afectaba a políticos si no también a empresarios.

 

En octubre, saltó a la luz el caso que ha logrado acabar con la tolerancia mallorquina hacia la corrupción política. La imagen de Antónia Ordinas, exdirectora y gerente del Consorcio para el Desarrollo Económico de las Islas Baleares (CDEIB) durante la legislatura de Matas, mientras señala el lugar en su jardín donde tenía escondidos parte del botín –unos 240.000 euros– que había acumulado manipulando las cuentas del consorcio del que era gerente fue la gota que colmó el vaso para la sociedad mallorquina.

 

Desde abril, los servicios jurídicos de la consejería de Comercio, Industria y Energía investigaban una presunta malversación de fondos del CDEIB por parte de Ordinas, y del exdirector general de Promoción Industrial, Kurt Viaene. Ordinas, junto con su esposa Isabel Rosselló, había logrado acumular más de un millón y medio de euros manipulando las cuentas del consorcio público. Además, Ordinas dejó en el consorcio un agujero de impagados de 3, 5 millones y un déficit de ocho millones sobre un presupuesto de 13.

 

¿Cómo lo hizo? Falsificando facturas en chino (literalmente). Para promocionar los productos de las islas Ordinas viajaba constantemente a china, entonces presentaba facturas que ella misma falsificaba. Por si esto fuera poco, presentaba facturas en las que su pareja –la soprano Isabel Rosselló—cobraba cifras estrafalarias.

 

La portavoz del PP, Catalina Soler, imputada en el Caso Cavallistes, me insistía durante una entrevista que la opinión pública sigue apoyando al PP. “Yo misma estoy imputada en un caso, pero lo cierto es que conseguí la mayoría absoluta en mi pueblo (Felanitx) en las pasadas elecciones”, declara  el viernes a este periódico. En el caso Cavallistes, 11 alcaldes del Partido Popular presuntamente falsificaron certificados municipales  para cubrir las irregularidades urbanísticas de uno de ellos.

 

A mediados del mes de octubre estallaba el caso Son Oms, en el que están implicados el portavoz de Unió Mallorquina en el Parlament, Bartomeu Vicens, y el expresidente del Parlament, Maximilià Morales (UM), escandalizaba de nuevo a la opinión pública.

 

Ya sé que el artículo es largo, pero no podía dejar de mencionar los casos. Lo cierto es que España –no sólo Mallorca— vivió un boom económico, urbanístico, dicen ahora, desmesurado. En septiembre, trabajé en un proyecto por el que me tocó repasar la historia de España y del mundo. Entonces vi que una crisis económica siempre iba acompañada por escándalos de corrupción política. Varios ejemplos. Entre 1990 y 1995, en las portadas de los periódicos españoles había dos noticias que se disputaban la foto: las colas frente a las oficinas del paro y los casos de corrupción de altos cargos políticos y empresarios que llegaron a hacer leyenda. Aquí solo expongo algunos:

 

Caso Kio. Suspensión de pagos por valor de de 1.803 millones de euros. El gerente Javier de la Rosa habría robado, según la acusación particular, 180 millones de euros.

 

Entre 1987 y 1983, el caso de los fondos reservados, es decir, el desvío de partidas destinadas a la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico por valor de 5 millones de euros para uso privado, enriquecimiento personal y pago de sobresueldos y gratificaciones a siete altos funcionarios del ministerio del Interior.

 

Caso Rumasa. Expropiación, venta y liquidación de este holding en una operación que supuso su quiebra total.

 

Entre 1988 y 1990, Caso Filesa. Financiación ilegal del PSOE a través de las empresas tapadera Filesa, Malesa, Time Export, que cobraron importantes cantidades de dinero en concepto de estudios de asesoramiento para destacados bancos y empresas de primera línea que nunca llegaron a realizarse. Entre las personas vinculadas a estas operaciones se encontraban el diputado socialista por Barcelona, Carlos Navarro, y el responsable de finanzas del PSOE, Guillermo Galeote.

 

Caso Guerra, llamado así por Juan Guerra, hermano del vicepresidente, Alfonso Guerra, procesado por los delitos de cohecho, fraude fiscal, tráfico de influencias, prevaricación, malversación de fondos y usurpación de funciones.

Caso Ibercorp. Especulación bursátil con valores bancarios por parte de Mariano Rubio, entonces gobernador del Banco de España.

 

¿Es coincidencia? Esta semana entrevistaré a un economista y a un sociólogo para que nos den la respuesta y será el tema de esta columna el próximo domingo. ¿Pasa en otros países? ¿A qué se debe?. Mientras cierro el artículo, consulto los periódicos mallorquines el caso de Son Oms comparte portada con la cifra de parados en Baleares.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

Calderón en California: Los Señordones y el Besamanos de Exportación

Posted on 19 febrero, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , , |

Por Eileen Truax, Los Ángeles

A mí me chocan los títulos. Cuando alguien se pone el título antes del nombre con cualquier pretexto, tiendo a desconfiar. Y si son políticos, peor. En México hay esta idea -aunque yo pensaba que cada vez era menos popular- de que mientras más títulos tenga uno, más respetable es. Así que es común que un tipo que rutinariamente sería Juan, acabe siendo el “señor ingeniero” cuando lo presentan con algún otro, tal vez un Pedro que pide hacerse llamar “señor licenciado”. En ambos casos existe una alta probabilidad de que ninguno de los dos tenga un título universitario.

Si Juan y Pedro se encuentran, digamos, en el Congreso, el título se convierte en “señor diputado” o “señor senador”. Es importante la palabra “señor”, que probablemente sea un intento de compensar la falta de duques, condes y marqueses en mi país. En el colmo del besamanos, hay quienes usan el “señor”, acompañado del cargo y seguido por la palabra “don”: “Señor Embajador de México en Estados Unidos, Don Arturo Sarukhán”.

Había olvidado cuánto me irrita el uso de titulejos hasta la semana pasada, cuando el dream team de la burocracia mexicana, léase el equipo de la Presidencia de la República, arribó a tierras angelinas con motivo de la visita del “Excelentísimo Señor Presidente de México, Don Felipe Calderón”, a esta ciudad. Una muestra de que México es capaz de exportar burocracia, arbitrariedad, servilismo y paranoia de la más alta calidad, y de que los señordones de medio pelo sobreviven al cruce de ríos y fronteras cuando de besar la mano a un señordón mayor se trata.

Los primeros preparativos tuvieron lugar hace unas semanas. Los miembros del Estado Mayor presidencial, acompañados por tres o cuatro señordones de la Presidencia mexicana, otros tres o cuatro del Consulado de México en Los Ángeles, más el Servicio Secreto estadounidense, hicieron un recorrido por los sitios que visitaría Calderón durante su brevísima estancia de menos de 24 horas en la ciudad.

Hoteles y salones fueron evaluados minuciosamente. Las entradas fueron controladas. Los recorridos se verificaron una y otra vez. El grupo visitó la casa del alcalde Antonio Villaraigosa para revisar el espacio físico en donde se reuniría con Calderón. El equipo del alcalde trató de cuadrar los horarios para la celebración de una conferencia de prensa; los señordones de Presidencia decidieron que el Señor Presidente no estaría disponible para ello: Los Ángeles es el último punto del recorrido por Estados Unidos, dijeron; no queremos exponernos a que hagan una pregunta que deje una mala imagen de toda la gira.

Ese cuidado de la imagen del Señor Presidente fue constante. Calderón habló sólo lo indispensable y sólo en espacios donde el aplauso estaba garantizado. Se sintió cómodo entre la cúpula financiera de Nueva York, pero evitó permanecer más tiempo que el necesario entre grupos de mexicanos “de a pie”. En el valle de Napa visitó una casa productora de vino y platicó con los dueños, quienes llegaron hace 20 años de Michoacán. Calderón bebió, platicó, rió, pero no salió a conversar con los trabajadores que piscan la uva; los señordones de Presidencia lo consideraron riesgoso.

La agenda para el evento en Los Ángeles se manejó con secrecía absoluta. La lista de invitados se elaboró con los nombres de 500 personas, entre ellos líderes sindicales, representantes del clero, empresarios estadounidenses y de origen mexicano. Y también contenía nombres de “representantes de la comunidad mexicana” que, se dijo, le harían llegar al Señor Presidente las inquietudes, las necesidades y, por qué no, los reclamos de quienes tuvieron que salir de su país gobernado por señordones que les negaron la oportunidad de labrar un futuro en su propia tierra.

Sin embargo los nombres incluidos fueron aquellos que bajo ninguna circunstancia incomodarían al visitante. Dirigentes de agrupaciones migrantes “fantasma” que durante el conflicto poselectoral en México en 2006 expresaron su apoyo a Calderón, y que hoy pasan una facturita consistente en un saludo de mano. Pseudolíderes migrantes que salieron de su pueblo con lo puesto, y que años después aspiran a regresar a él convertidos en diputados migrantes por el PAN, el partido del presidente -convertidos en señordones, pues. Presidentes de agrupaciones de oriundos a los cuales el gobierno panista les dio apoyos a través del programa 3×1 para construir una escuela en su pueblo, y que hoy continúan agradecidísimos como si ellos no hubieran tenido que poner una parte del costo, como si esa no fuera una obligación gubernamental. Reinas de belleza con títulos como “Señorita mi lindo Tupúmbaro USA 2008”. Aplaudidores profesionales, “licenciados” e “ingenieros” a la mexicana, sacando sus celulares con camarita, estirando la mano para rozar los dedos del mandatario, cubriéndose de un halo señordón. Reminiscencias del viejo estilo priísta, del besamanos presidencial.

Las invitaciones se entregaron personalmente y a los invitados se les pidió discreción con respecto al lugar del evento. Debían llegar tres horas antes y pasar una revisión de seguridad, mientras un señordón del Consulado Mexicano palomeaba sus nombres en una lista, tal como se hacía en los acarreos del PRI de los años setenta. Adentro la espera fue de una hora más, para escuchar hablar a Calderón durante 25 minutos.

A la prensa no le fue mejor. No todos los medios fueron aceptados, y los que sí, fueron confinados al extremo posterior del salón. De 34 actividades en la gira, sólo 8 fueron abiertas a medios. Calderón dio poquísimas entrevistas, la coordinación de las mismas fue una locura. “No puedes grabarlo todo”. “No puedes llevar fotógrafo”. “Si vas a citar algo, avísale que lo vas a citar”. “Por favor, llega una horas antes”. Y el colmo: “¿Te puedes poner de pie cuando entre el Señor Presidente?”.

No se vio en el evento de más de 500 personas una sola muestra de disidencia. No hubo un solo cuestionamiento. Un mariachi entonó “Caminos de Michoacán” mientras el presidente entraba y los aplausos llenaban el lugar. A través de los cristales se alcanzaban a escuchar las protestas en la acera de enfrente, cruzando una muralla de vehículos negros y patrullas y motocicletas y policía y Servicio Secreto y Estado Mayor Presidencial. Como un eco se escuchaba a los Juanes, Pedros, Luises y Marías que gritaban “No a la venta de Pemex”, “Libertad a los presos políticos”, “Justicia en Oaxaca y Atenco”, “Presidente espurio” y “Ni una muerta más”. Pero los señordones de medio pelo se encargaron de que nada de eso fuera escuchado por el Señor Presidente, Don Felipe Calderón.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 8 so far )

¡Santa Claus se adelantó! (o tío Gadafi visita a Sarkozy)

Posted on 24 diciembre, 2007. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , , , , |

Por Manuel Ulloa / París

En la semana del 10 al 16 de diciembre se generó un gran debate por la visita muy oficial y con todos los honores que hiciera a Francia el presidente libio Muammar Al Gadafi. La crónica de la semana no tiene desperdicio. Desde su llegada el lunes se desata la controversia con la frase de bienvenida de la joven y bella Secretaria de Estado para los Derechos Humanos, Rama Yade, única voz dentro del gobierno que tuvo la dignidad suficiente para declarar que Francia « no es un tapete sobre el cual un dirigente, terrorista o no, puede venir a limpiarse los pies de la sangre de sus fechorías ». ¡Tómala barbón ! La frase opacó todo lo que pudieron decir desde la oposición y hasta hizo quedar en ridículo al ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, otrora militante del Partido Socialista, quien prefirió tragarse la culebra sin chistar (renunciar por dignidad, definitivamente, no está de moda).

Así pues, lejos del estereotipo escandinavo, el barbón en cuestión se presentó con barba de tres días y un aspecto negligé que le daba a toda la escena de su llegada al Eliseo y a su recibimiento por Sarkozy un toque ubuesco. Pero este Santa Clos mal rasurado no llegó con las manos vacías, pues le trajo de regalo al otro Nicolás el poder de su firma : contratos comerciales y militares por 10 mil millones de euros. ¡Así sí baila mi hija Marianne con el señor ! Poco importó que la cifra fuera desmentida por los periódicos, que sacaron la calculadora y demostraron que nomás llegaban a 3 mil millones, lo importante era justificar lo injustificable. Y el show apenas comenzaba.

En su anuncio de la firma, Sarkozy dijo que habló con Gadafi de la necesidad de avanzar en el tema de los Derechos Humanos, pero el martes en una entrevista en el noticiero, Gadafi desmiente a su anfitrión en cadena nacional y dice que nunca se habló de Derchos Humanos en sus reuniones. ¡Zaz ! Desde entonces Sarkozy se vio relegado a un papel de espectador de la semana más larga que le ha tocado vivir desde que llegó al poder. Siguieron el discurso del dictador libio en la Asamblea Nacional reprobando la intervención de la comunidad internacional en el conflicto de Darfur, proyecto en el que Francia tiene un papel central ; las divertidas declaraciones en las que invita a los franceses a respetar los derechos de los inmigrantes antes de llenarse la boca con los Derechos Humanos ; el discurso en la Unesco con admiradores convencidos del dictador previamente pagados para echarle porras : una verdadera pesadilla.

El miércoles Sarkozy vuelve a ver a su huesped y le pide que, porfa, diga que condena los atentados de Argelia. « Bueeeeno, está bien. Sólo para que veas que soy buena onda », le debe haber dicho Gadafi antes de acceder. Esta vez Nicolás no lo acompañó a su limusina, probablemente porque al día siguiente tenía que recibir a los familiares de las victimas del atentado de Lockerby (en el que agentes de Gadafi hicieron estallar un avión en vuelo y asesinaron a centenares de personas). El jueves toca turismo y shopping en la agenda del « huésped distinguido », quien tiene el privilegio de visitar el Louvre sin gente para ver la Venus de Milo y la Gioconda, siempre enmarcado por su guardia pretoriana constituida exclusivamente por mujeres. Y el viernes… más turismo, esta vez a Versalles para ver el trono de Luis XIV y la sala dedicada a Napoleón, dos franceses dignos de su admiración.

Finalmente, el sábado llega a su fin el ‘sátrapatour’ y con él culmina también la peor semana de Sarkozy. Así asistimos al colofón de la saga del rescate de las enfermeras búlgaras, protagonizado por la ex pareja presidencial, que tanto se presumió en su momento. La cruda realpolitik en su esplendor. Todo había sido y sigue siendo un asunto de contratos y de dinero ; de fric, como se dice acá.

The fric, c’est chic ! ¿Derechos Humanos ? ¿Para qué ? Vive la Répufric !

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

¡Y los niños sí marcharon! (Caso Lydia Cacho)

Posted on 17 diciembre, 2007. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , , , |

Mundo Abierto

En la mayoría de los portales de noticias se difundió la noticia sobre La marcha de las Niñas y los Niños, realizada el domingo 16 de diciembre de 2007 en la Ciudad de México. Enumeramos aquí algunos hechos y datos para complementar la información difundida por los medios de comunicación.

1. Unos 400 adultos acompañaron a los 40 ó 50 niñas y niños que acudieron a la marcha en contra del atropello a las garantías individuales de Lydia Cacho.

2. La manifestación inició en la explanada de la estatua del Caballito y concluyó frente a la entrada principal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El evento duró aproximadamente una hora y media.

3. Seis ciudadanos que sostenían carteles con las fotografías ampliadas de los seis ministros de la vergüenza caminaron al frente del contingente.

4. Algunas de las consignas que más se escucharon durante la caminata: “Las niñas y los niños, contra Marín”. “Justicia sí, pederastia no”. “Todos somos Lydia”. O la gente gritaba: “Lydia”, y enseguida: “No estás sola”. Luego de que alguien decía el nombre de algún ministro, la gente coreaba: “Que renuncie, que renuncie”. “Juicio político, a Marín”. “Olvidaron a los niños, ganó el cognac”. “Abuso a menores, nunca más”.

5. Al pasar por el Hemiciclo a Juárez, los manifestantes les pidieron a los activistas del colectivo Resistencia Creativa –que se encontraban ahí reunidos– que se integraran a la caminata. “Júntense, júntense”, les decían. La dirigente de este grupo, Jesusa Rodríguez, convocó a sus compañeras y compañeros para que se sumaran al contingente de la marcha ciudadana contra el vergonzoso fallo de la Corte.

6. Durante el trayecto algunos ciudadanos compraron huevos con la intención de, al finalizar el recorrido, arrojarlos a las fotografías ampliadas de los seis ministros de la vergüenza.

7. En la entrada de la puerta principal de la Corte se colocaron los seis ciudadanos que portaban las fotografías ampliadas de los ministros. Frente a ellos un contingente de unos 15 niños. Dos botellas de cognac fueron mostradas por los manifestantes.

8. Los fotógrafos rodearon la escena. Tomaron imágenes. Los camarógrafos hicieron lo propio. Los reporteros entrevistaron a algunos de los asistentes y tomaron nota de los hechos.

9. Un ciudadano que portaba un altavoz alentaba las arengas antes citadas.

10. Luego tomó el altavoz Jesusa Rodríguez, quien informó que la escritora Elena Poniatowska se encontraba entre los asistentes a la marcha. La agencia de noticias EFE dio a conocer más tarde que Alicia Elena Pérez Duarte, ex fiscal de delitos contra las mujeres, también estaba ahí. Esta funcionaria renunció a su cargo en días recientes porque consideró que el fallo de la Corte ponía en cuestión la eficacia del sistema de justicia mexicano. También acudió al lugar el perredista Gerardo Fernández Noroña, quien mantuvo un perfil discreto. No tomó el altavoz, no se puso en las primeras filas. Fue una marcha ciudadana: convocaron ciudadanos, acudieron ciudadanos, entre los que se encontraban las personalidades antes mencionadas.

11. Con la finalidad de no manchar a los fotógrafos con los huevazos que estaban a punto de ser arrojados, los ciudadanos que estaban al frente le pidieron a Jesusa Rodríguez que por medio del altavoz organizara el modo en el que se arrojarían los huevos. La gente se hizo para atrás.

12. Y zaaaaz: los niños que estaban al frente hicieron los primeros lanzamientos. Los seis ministros quedaron manchados (luego de haberse manchado con ese fallo atroz). Luego vinieron los lanzamientos de los adultos. La fachada de la Corte quedó manchada (quizá no tanto como la conciencia de sus ministros).

13. Algunas consignas más. “Las niñas y los niños, contra Marín”. “Todos somos Lydia”. “Que renuncien, que renuncien (los ministros)”. “No estás sola (Lydia)”.

14. Y adiós.

Circulan por internet otras convocatorias a marchas para protestar contra el fallo de la Corte. También algunas invitaciones a sumarse a una lista de ciudadanos inconformes con la resolución de los ministros que atentaron contra la justicia. A lo largo, del lunes, en Barcelona y París se desarrollarán acciones de apoyo a Lydia Cacho (los blogueros de Mundo Abierto ya nos contarán cómo les fue). Enseguida reproducimos la carta que enviaron 32 periodistas de Los Ángeles.

Los Ángeles, California, 16 de diciembre de 2007

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Los abajo firmantes, periodistas que radicamos en la ciudad de Los Ángeles, California, manifestamos por este medio nuestra indignación por el vergonzoso fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el caso de Lydia Cacho en contra del gobernador de Puebla, Mario Marín.

Consideramos que este fallo atenta contra las garantías individuales de la periodista y deja en la impunidad a quienes desde el gobierno contribuyen al encubrimiento de las redes de pederastia en México.

Expresamos nuestra solidaridad con Lydia Cacho y hacemos un llamado a las autoridades mexicanas para que se investigue y se castigue a los responsables de los asesinatos, desapariciones y violaciones a los derechos humanos de los periodistas en ese país.

Agustín Durán, La Opinión.

Alberto Avilés, Diario San Diego.

Alejandro Cano, La Opinión.

Alicia Morandi, La Opinión.

Antonieta Mercado, periodista independiente.

David Torres, La Opinión.

Diego Sedano, documentalista independiente.

Eduardo Blancas, periodista independiente.

Eileen Truax, La Opinión.

Enrique Morones, Morones por la Tarde, La Tremenda 1050 AM.

Francisco Mendoza, El Porvenir Latino.

Freya Rojo, Nuestra Voz, Radio Pacifica 90.7 FM.

Gerardo Lorenz, comentarista de radio.

Isaías Alvarado, La Opinión.

Iván Mejía, EFE News.

Jorge Morales, La Opinión.

José Luis Benavides, Departamento de Periodismo, UC Northridge

Lucero Amador, La Opinión.

Luis Arritola. Para Todos Magazine.

María Ballesteros, La Opinión.

Óscar Mendoza, El Porvenir Latino.

Patricia Flores, La Opinión.

Paulina Herrera, periodista independiente.

Pedro Seminario, La Opinión.

Pilar Marrero, La Opinión.

Ricardo Moreno, Nuestra Voz, Radio Pacífica 90.7 FM.

Rubén Luengas, conductor del programa En Contexto.

Rubén Tapia, Enfoque Latino, Radio Pacífica 90.7 FM.

Sofía Ramos, KRCA TV Canal 62.

Virginia Gaglianone, La Opinión.

Victoria Infante, La Opinión.

Yurina Rico, La Opinión.

¿QUÉ OPINAS DE LA MARCHA DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS CONTRA EL FALLO DE LA CORTE EN EL CASO DE LA VIOLACIÓN A LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES DE LA PERIODISTA LYDIA CACHO?

¿ESTUVISTE EN LA MARCHA DEL DOMINGO? CUÉNTANOS CÓMO LA VISTE.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 18 so far )

En busca de la ‘mordida’ en los países ricos

Posted on 11 diciembre, 2007. Filed under: Yaotzin Botello -Berlín | Etiquetas: , , , , , , , , |

Por Yaotzin Botello / Berlín

En Alemania los alemanes que quieren hablar de corrupción conmigo me preguntan si dejarle un chocolate al repartidor de periódicos es corromperlo: quieren que éste suba hasta el quinto piso del edificio a dejarles su periódico.

Están en pañales.

La corrupción implica una serie de artilugios que podrían ser calificadas de arte. Por ejemplo, México tiene a sus mejores prestidigitadores en los oficiales de tránsito. Pero eso para nosotros mexicanos es cosa diaria y cuando uno describe estas maniobras a los güeros del cono norte no hay uno que no se quede boquiabierto.

Y yo pensé que sabían más del tema, porque la semana pasada que la reconocida ONG Transparencia Internacional publicó su Barómetro Global de la Corrupción 2007, me sorprendió que decía que una de cada 10 personas en el mundo ha tenido que pagar alguna vez un soborno para acceder a servicios básicos, “tanto de países en desarrollo como de los desarrollados”.

En tres años y medio que llevo viviendo en Berlín yo no me he enfrentado a un caso de pequeña corrupción, ni he oído de ninguno. Hay grandes casos dentro y entre grandes empresas, y de ellas está el ejemplo reciente de Volkswagen donde los líderes de la empresa autorizaron sobornos y pagos a prostitutas. Pero la pequeña corrupción, la del día a día, la de la ‘mordida’, como decimos en México, es la que no se conoce.

Cuando Transparencia Internacional sacó su reporte la semana pasada, en Austria renació un debate por corrupción en hospitales. Los casos que se recordaban era de dar sobornos a jefes de hospitales para que en las listas de espera para operaciones, que tardan meses o años, uno pueda ser atendido más rápidamente. Ajá. Fuerte. Corrupción en el sector salud y en el de la educación es lo peor que le puede pasar a un país, son las áreas clave del desarrollo humano, pero ¿saben cuánto es el porcentaje en Austria de esta pequeña corrupción? à 1%. El resto de los países de la Unión Europea, excluyendo los recién integrados, no pasa del 6%, mientras que en América Latina hay un promedio del 13 por ciento en los países encuestados, Bolivia y República Dominicana siendo los más altos, con 27% y 28%.

Ahora, según el reporte la gente cree que la corrupción aumentará en los siguientes años. Esto lo vería como una actitud “normal” en un país latinoamericano, pero ¿en uno europeo? He aquí algunas cifras: 69% de alemanes, 73% de holandeses y 72% de ingleses, por poner unos ejemplos. Pero este es el índice de corrupción en esos países: Holanda 2% y Reino Unido 2%. El dato de Alemania no viene.

¿Alguien ha visto la la corrupción en los países ricos? Yo no la encuentro.

***

Invitación de Mundo Abierto:

¿Estás indignado por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de México al respecto del caso de Lydia Cacho? ¿Te preocupa la desprotección en que esto deja a los ciudadanos en general y a los niños en particular?

Mira la convocatoria a la marcha de protesta del domingo 16 en esta misma página (busca en la barra de arriba).

Checa además el debate sobre el tema en este blog, ¡haz clic aquí!

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...