Archive for 30 mayo 2008

En serio, el sur ¿hacia dónde camina?

Posted on 30 mayo, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , , |

Domingo Medina / Caracas

 

La semana pasada intentaba analizar algunos de los últimos acontecimientos que se suceden por el sur de nuestro continente, tratando de vislumbrar un poco cuál es su derrotero. Un par de días después de aquel post se celebró en Brasil una reunión de presidentes de los países de la América del Sur para dar nacimiento formal a la Unión de Naciones del Sur (Unasur).

 

Es un proyecto ambicioso, por una parte, y también un concepto amplio, por la otra. En primer lugar la Unasur agrupa a países que pertenecen a distintos esquemas de integración, como los de Mercosur y los de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), y otros países como Surinam, Guyana y Chile (que no pertenecen a ninguno de los esquemas mencionados). Nace además como “unión”, lo que supone avanzar en ámbitos más allá de lo meramente comercial. De hecho, ya se ha decidido que Quito (Ecuador) sea la sede de la Secretaría General y Cochabamba (Bolivia) la del Parlamento. Incluye también la Unasur un Consejo de Defensa Suramericano, el Consejo Energético de Suramérica y el Banco del Sur.

 

La Unasur, decía, también es un concepto amplio porque su misma denominación –recogida en sus estatutos fundacionales- abre la posibilidad de que cualquier otro país de la América Latina y el Caribe pueda ser parte de la unión. Por supuesto, tampoco tan amplio como para que “el sur” abarque también a los Estados Unidos. No, más bien todo lo que queda precisamente al sur de ese país.

 

Ahora, si pensamos que los otros esfuerzos de integración suramericana mencionados antes han avanzado, primero, a ritmos distintos, y, segundo, que estos ritmos no han sido precisamente acelerados, pudiera entonces esperarse que la Unasur se encuentre más de una traba en su camino. Como de hecho ya sucedió en Brasil: Colombia ha dicho que no hará parte de la iniciativa de defensa, lo cual, por lo demás, es bastante lógico, dada las actuales circunstancias: sería absurdo pensar que Colombia estaría interesado en pertenecer a una instancia que deja por fuera a su principal aliado militar, Estados Unidos, que no solamente le provee equipos, armas y municiones, sino doctrina. Doctrina que ha rebasado el ámbito militar y ya incluye la política exterior.

 

Por supuesto, Brasil quiere jugar el papel de potencia regional y de hecho, hasta ahora, así ha sido en cuanto a la creación de la Unasur y del Consejo de Defensa Suramericano. Brasil no quiere recibir órdenes, quiere sentarse de tú a tú con los Estados Unidos, cuestión que no debe ser muy del agrado de éstos últimos.

 

México, por su parte, es Estado observador de la Unasur, al igual que Panamá. (México también es Estado asociado del Mercosur; recuerdo que Vicente Fox prometió que sería Estado miembro de pleno derecho antes de finalizar su período pero no sucedió así.) Por el peso de su economía y ya que las puertas de la Unasur están completamente abiertas para los países de la América Latina y el Caribe, se podría esperar que México le disputara a Brasil esa pretensión de potencia regional; incluso el papel que ha jugado en los últimos encuentros regionales pudieran estar indicando que México está consciente de ello. Pero también pudiera ser que lo hace sólo porque eso es lo que se espera que haga y que en realidad no le interese disputarle nada a Brasil, por cuanto que sus intereses, al menos económicamente hablando, miran más bien hacia el norte.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 12 so far )

Bombas de Racimo sobre Dublín -La Batalla por la Prohibición

Posted on 27 mayo, 2008. Filed under: Témoris Grecko | Etiquetas: , |

Por Témoris Grecko / Ciudad de México

Mientras lees esto, en Dublín, Irlanda, se está llevando a cabo un debate clave para el esfuerzo por prohibir las bombas de racimo. El 30 de mayo sabremos si más de cien naciones firmarán un acuerdo útil o papel mojado.

En 1992, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonales (ICBL) lanzó una iniciativa que ganó el patrocinio del gobierno canadiense, el Premio Nobel de la Paz, en 1997, y la firma de una Convención por la que los países firmantes se comprometen a no usar, almacenar, producir ni transferir esos instrumentos bélicos. 155 naciones lo han signado y ratificado, 40 sólo lo han firmado y sólo países de la categoría de Estados Unidos, Israel, Cuba, Irán, Pakistán y Rusia siguen produciendo minas.

Pero hay un arma de alta tecnología de efectos todavía peores llamada “bomba de racimo”, que en realidad es una especie de garapiñado de centenares de pequeñas bombas o “municiones de racimo”. Cuando los aviones la arrojan, la bomba de racimo cae hasta una altura en la que revienta para desparramar cientos de explosivos en un área similar a la de un estadio de fútbol. La mayoría de ellos estalla -todo el mundo muere: soldados, campesinos, paseantes–. Pero entre un 10% y un 40% de ellas no truena: los objetos mortales quedan dispersos en el suelo, ocultos bajo las piedras, sumergidos en los arroyos o cubiertos por la yerba que con los años se recupera de la quemazón y crece. Poco a poco, la gente regresa al área de conflicto, la vuelve a poblar, rehace su vida. Hasta que la vaca patea el explosivo. O la mujer que limpia. O los niños lo encuentran y creen que es un juguete.

La organización británica Handicap International (HI) estima que las víctimas de este tipo de armas suelen ser civiles en un 90%. Muchas en el momento del ataque, pero hay todavía más después, a lo largo de los años y las décadas en que permanecen “durmientes” las municiones. .El uso de estas bombas “que son indiscriminadas por naturaleza” es evidencia de que cuando Israel invadió Líbano, en agosto de 2006, violó los acuerdos de Ginebra, que obligan a “tener precauciones constantes durante las operaciones militares para evitar a la población civil”, se establece en el informe de Amnistía Internacional. Los cálculos iniciales de Handicap International indicaban que 494 personas perecieron por efecto de las municiones de racimo, sólo durante la etapa de acciones bélicas. Actualmente, un promedio de entre dos y tres personas más mueren o son mutiladas cada mes. Según la ONG estadounidense Human Rights Watch, el 90% del millón de fragmentos explosivos que quedaron sin detonar en campos libaneses fue arrojado en las últimas 72 horas del conflicto, cuando las partes ya habían pactado un cese al fuego con la ONU. Israel se esforzó por dejar un goteo de muertes de inocentes para el futuro.

JUGUETES MORTALES

Las minas antipersonales fueron prohibidas hace casi una década, pero las municiones de racimo “son mucho más peligrosas”, me dice Cristian Wittmann, un joven abogado ambientalista que luchó contra las minas antipersonales y ahora representa a la campaña brasileña contra las bombas de racimo. “La mina necesita que alguien la active al pisarla, en tanto que las municiones de racimo ya están activadas”. “¡Cualquier cosa las hace explotar!”, interrumpe Simona Beltrami, integrante italiana de ICBL. Ambos participan en la Coalición Municiones de Racimo, una alianza de grupos civiles que impulsa el llamado Proceso de Oslo, destinado a crear una convención similar a la que prohibió las minas. “Además, el costo de limpieza es mayor”, insiste Cristian, “como son más sensibles y se camuflan mejor (uno no puede estar seguro de si están en el suelo, entre la hierba, detrás de una piedra o atrapadas en la rama de un árbol), son más peligrosas, hay que tener más cuidado y causan más muertes entre quienes tratan de eliminarlas”.

Sobre todo, tienen un maligno atractivo para los niños, sus principales víctimas, y alrededor del mundo, donde han sido utilizadas estas armas, se repiten los casos.

En Laos, un paisito del sudeste de Asia donde estuve en 2006, la gente todavía muere por una guerra de hace cuarenta años que, por cierto, no existió… oficialmente. Es conocida como la “guerra secreta”, porque el gobierno de Washington la llevó a cabo durante casi una década, de 1964 a 1973, sin que supiera el pueblo de Estados Unidos que la pagaba y en cuyo supuesto interés se hacía. Además de crear y armar un ejército local de 9,000 hombres, Washington lanzó operaciones aéreas masivas de tal dimensión (580,944 vuelos en total) que superó en 50% las que realizó en 15 años en Vietnam. En promedio, a lo largo del conflicto dejó caer sobre Laos el cargamento completo de un avión bombardero cada ocho minutos. Al final, había arrojado 1.9 millones de toneladas de metal, el equivalente a media tonelada por cada hombre, mujer y niño que vivía allí (tenía una población apenas mayor que la de la Delegación Iztapalapa). Más enormes cantidades de armas químicas, herbicidas y defoliantes.

Todavía hoy, la inmensa mayoría de los estadounidenses no está enterada de lo que hicieron sus generales allá. Para los lao, por supuesto, la guerra no tuvo nada de secreta ni entonces ni ahora, cuando todavía hay entre 21 y 62 millones de municiones sin explotar y los niños siguen saltando en pedazos a causa de ellas. Como el pequeño Dam, a quien a los 9 años, en 2003, le estalló una submunición BLU-63 con la que estaba jugando. Sus heridas fueron las típicas de este tipo de incidentes: traumatismo abdominal mayor, heridas por las esquirlas, una pierna y un brazo fracturados. Cuando yo estaba en ese paisito, muy bonito pero muy rústico, me sentí medio desesperado porque no podía hallar quien me hiciera algo tan sencillo como quitarme un tapón de cerilla de un oído: un “doctor” poliomielítico con camiseta y pantalones rotos me “examinó” con una lámpara de mano y yo salí corriendo cuando vi que buscaba las pinzas sucias con las que le habían arrancado algo a un pobre niño llorón. Así que no me extrañó saber que el tratamiento que le dieron a Dam en la pequeña ciudad de Savannakhet le provocó una infección que pudo haberlo matado. Tuvo muchísima suerte, en verdad, porque un equipo de Handicap International estaba ahí y organizó la evacuación a Tailandia. En septiembre de 2006, los miembros de HI volvieron a visitar a Dam y descubrieron que el niño no los recordaba a ellos ni nada de lo que pasó: el trauma se le había escondido en las pesadillas que lo despertaban cada noche.

DEBATE EN DUBLÍN

Entrevisté a Cristian y a Simona en México, en abril, durante una reunión latinoamericana y del Caribe preparatoria para la conferencia de Dublín. Ellos se encuentran allá ahora, con representantes de más de cien países que discuten el lenguaje que tendrá la Convención que se espera que prohíba las municiones de racimo.

A pesar de todos los vaivenes que sufre México, y de que a veces se lo ve como un subordinado de Estados Unidos, es importante señalar que su servicio exterior sigue siendo muy activo en promover activamente causas importantes en el mundo, como parte de una política de Estado que no debe depender de los cambios de orientación de los gobiernos de turno. En este caso, México, con Noruega y Nueva Zelanda, está en el grupo de cinco naciones que es el núcleo impulsor de esta iniciativa, junto con las organizaciones de la Coalición sobre Municiones de Racimo.

Pero en este cuento también hay malos, obviamente, que son los principales usuarios y productores de estas armas: Estados Unidos, China, Rusia, India, Pakistán e Israel. Países democráticos y supuestamente civilizados envueltos con otros autoritarios y supuestamente atrasados. Bravo.

Pero ya la mayoría de los usuarios, productores y almacenadores se han integrado al proceso. Algunos replican que no tiene sentido firmar un acuerdo que no incluya a los seis países más involucrados. Pero esos países tampoco son signatarios del tratado contra las minas antipersonales, a pesar de lo cual han reducido su uso enormemente: el objetivo es estigmatizar el uso de las bombas de racimo como se ha estigmatizado el de las minas, que quien las use sepa que va a ser objeto de condena internacional. “Sirve para crear un consenso de rechazo”, me dijo Simona, que incluso los que se niegan a prohibirlas no se atrevan a utilizarlas porque estarán bajo la mirada del mundo”. Y los efectos de eso se están viendo ya mismo: en un principio, Israel trató de negar que había usado bombas de racimo en Líbano y acusó a quienes lo denunciaron de mentirosos, precisamente porque trataba de evitar el estigma. La siguiente vez, esperamos, se lo va a pensar dos veces antes de usarlas, y más si ya está vigente un acuerdo de prohibición firmado por la mayor parte de la comunidad internacional. Otros instrumentos internacionales que han sido obstaculizados por estados parias como Estados Unidos y China, han ganado legitimidad y fuerza con su actuación e incluso estas naciones colaboran de una forma u otra, como la Corte Penal Internacional y el acuerdo para prohibir el uso de niños soldados.

El pacto al que se llegue sobre las bombas de racimo, sin embargo, podría tener graves limitaciones. Hay países europeos con un pasado o presente militarista que están tratando de introducir excepciones que le restarían efectividad a la convención y que incluso podrían convertirla en inútil. Gran Bretaña, Francia, Alemania, Holanda, además de ¡Suiza! y Japón, han propuesto diversas limitaciones. Quieren quedar bien ante su propia opinión pública, que les demanda ser parte de “los buenos” y sentar el ejemplo, pero quieren escaparse un poco del asunto al proponer excepciones. Por ejemplo, que sean permitidas las bombas que tengan menos de 10 submuniciones, las que sean disparadas con “fuego directo” (o sea, las que se lanzan desde helicópteros que pueden ver al enemigo, lo que según ellos reduce las víctimas civiles), las que tengan un porcentaje de fallos menor al 1% y posean mecanismos de autodestrucción, y las que vengan equipadas con tecnología “sensor fuzed” para detectar al enemigo.

Los argumentos en contra de la Coalición son los siguientes: hay 9 submuniciones en un cohete, 19 cohetes en una “plancha de cohetes”, y cuatro “planchas de cohetes” en un helicóptero, o sea 684 submuniciones que provocan igualmente efectos indiscriminados durante los ataques y contaminación post-conflicto. La posibilidad de ver al enemigo no excluye los efectos indiscriminados y la contaminación. Los análisis del efecto en campo de la bomba israelí M85, la más avanzada tecnológicamente, con menos de 1% de fallos en laboratorio y mecanismos de autodestrucción, y empleada en Líbano, dan porcentajes de fallo mayores de 10% en condiciones reales. Y sobre la tecnología “sensor fuzed” no se pueden pronunciar porque los países que la promueven simplemente no han dado detalles de cómo funciona, pero es posible que sea tan dañina como el fuego directo.

Sobre todo, aceptar estas “excepciones” sería equivalente a “legitimar” el uso de ciertas bombas de racimo, a que los ejércitos crean que es correcto y hasta humanitario emplearlas, y debilitaría en general la intención de estigmatizar todos los tipos de bombas de racimo.

Una objeción más tiene que ver con las alianzas militares, en particular la OTAN: ¿qué va a pasar si los británicos, por ejemplo, firman la prohibición pero participan en acciones bélicas en las que un aliado –Estados Unidos, claro– emplee bombas de racimo? Una posibilidad es que se establezcan previsiones para liberar de responsabilidad al soldado que se encuentre en esa situación. Pero Simona se va al ejemplo del tratado antiminas: “Los europeos siguen peleando junto a Estados Unidos, que no lo firmó, pero tampoco las ha usado desde la primera guerra del Golfo (1990-91), antes de que fueran prohibidas”. En el fondo, se espera que los aliados de alguna forma presionen a EU para que deje de usar las bombas de racimo, al menos en las operaciones conjuntas, aunque no se comprometa a prohibirlas formalmente.

En este video, un voluntario australiano nos muestra una zona saturada

con mortales submuniciones de la bomba M85,

cuyo porcentaje de fallo en laboratorio es menor a 1%

y está equipada con mecanismo de autodestrucción.

AMÉRICA LATINA SIN BOMBAS DE RACIMO

Wanda Muñoz, integrante mexicana de Handicap International, señala que América Latina, hasta ahora, “no tuvo que experimentar de primera mano los efectos de las municiones de racimo” y, como han asumido “un papel de liderazgo” en la promoción de la causa, se están asegurando “de que nunca tendrán que confrontarse con el sufrimiento que provocan estas armas indiscriminadas”. (Simona comenta que un general colombiano, en privado, reconoció que años atrás usaron bombas de racimo en una zona muy apartada y poco poblada de los Andes, a donde no pueden llegar para limpiarla.) Sin embargo, no todos los países están de acuerdo: Colombia, en seguimiento a la negativa de Estados Unidos, y Brasil, el único productor regional de bombas de racimo.

El gigante sudamericano prefiere reglamentar el uso de estas armas en lugar de prohibirlo. Aparentemente, el motivo no es proteger su industria militar: “Hay cuatro empresas en Brasil que las producen”, dice Cristian, “aunque se rumora que hace años que no tienen pedidos y la producción está parada”. En realidad, analiza, su país quiere “ser una potencia global y tener los mismos instrumentos que las demás potencias. Los militares entienden que las bombas de racimo son importantes para proteger la seguridad nacional y dicen que un ejército responsable debe mantener abiertas todas las opciones”. Brasil es el único país latinoamericano que mantuvo un proyecto serio para producir armas nucleares, en tiempos de la dictadura militar, pero lo abandonó al sumarse al Tratado de No Proliferación Nuclear. “El secretario general del Ministerio de Defensa, Samuel Pinheiro Guimaraes, cree que fue un error firmarlo”, señala Cristian.

Su tarea es crear conciencia en su país, lo cual no es fácil porque “el tema del conflicto armado está muy lejos del imaginario social y es difícil ponerlo en el debate”. Pero están generando atención y el objetivo es movilizar a la opinión pública para que presione al gobierno y eventualmente sumarse a la prohibición.

Para ello, claro está, primero tiene que haber un pacto eficaz y comprehensivo. Y del resultado nos vamos a enterar a fin de mes.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS BOMBAS DE RACIMO, LA CONFERENCIA DE DUBLIN Y EL PROCESO DE OSLO:

Greenpeace España

Stop Bombas de Racimo

Di No a las Bombas de Racimo

Handicap International

En este video, un idiota arriesga su vida

para mostrarnos cómo son las submuniciones.

 

Leer entrada completa | Make a Comment ( 12 so far )

Libros sin la letra eñe

Posted on 22 mayo, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

Hace un par de semanas una noticia sacudió a los medios locales en el sur de California: Rueben Martínez, propietario de la Librería Martínez, con sucursales en los condados de Los Ángeles y Orange, anunciaba el posible cierre de su negocio por estar al borde de la quiebra.

Supongo que en el resto del mundo el cierre de una librería pequeña no causaría tanto revuelo, de no ser por una razón: aquí, Librería Martínez es conocida por ser el único lugar en donde se pueden conseguir buenos libros en español.

El condado de Los Ángeles cuenta con más de 10 millones de habitantes; uno de cada cuatro personas que viven en California residen ahí. De esos 10 millones, 45% es hispano.

El cambio demográfico de los últimos años, que ha llevado a esa composición, se ve reflejado en todos los productos y servicios de la zona. Las grandes compañías han abierto áreas de atención en español en sus departamentos de telemercadeo. Las empresas que venden autos, electrodomésticos, seguros, juguetes, ropa, muebles, servicios legales, alimentos, todas se anuncian en español; ni qué decir de la proliferación de negocios específicamente abiertos para este mercado: locales de envío de dinero a México, El Salvador, Guatemala, Honduras; puestos que venden “tortas estilo D.F.”, pupuserías (la pupusa, para quien aún no ha tenido el placer de comer una, es el equivalente salvadoreño del taco mexicano), carnitas estilo Michoacán, la música, la ropa típica, las bebidas, los enlatados traídos después de cruzar dos y tres fronteras para que la gente se sienta como en casa. Pero libros, esos no hay.

Librería Martínez inició sus operaciones en 1993 vendiendo sólo libros en inglés. Dos años más tarde, Martínez decidió dar el giro e incursionar en el mercado en español. Funcionó, aunque, como toda librería pequeña, nunca fue el gran negocio; pero daba para pagar la renta. Con el  boom del mercado hispano, las grandes cadenas de librerías como Borders y Barnes & Noble incluyeron algunas publicaciones en español, las que consideraron “de cajón”: García Márquez, Vargas Llosa, Isabel Allende, Carlos Fuentes. En una librería de tres pisos, con cantidades enormes de anaqueles, un sólo librero en un rincón muestra los libros en español. Si uno pide un título en específico, los empleados no saben de qué se trata. Ni hablar de pedir una recomendación. Esto genera un círculo vicioso: la gente no se siente bienvenida, no siente suya la librería cuando va por un libro en español, así que deja de ir. Las ventas bajan y el rincón de los libros con eñe se reduce cada vez más.

El caso de Martínez es distinto. Los grupos conservadores que promueven que en Estados Unidos se hable sólo en inglés, y que cuestionan las tendencias del mercado para hacer promoción en español, no han tenido argumentos suficientes en contra de Martínez, cuya familia es originaria de Sonora, México, porque la librería vende libros en ambos idiomas: el más reciente de Barack Obama, en español; los de Carlos Fuentes, en inglés. Pero de acuerdo con las vendedoras, de cada 10 libros que se venden, 9 son en español.

Por esta razón, Martínez, de 68 años, considera que el problema en su negocio no es la falta de interés en los libros en español, sino una crisis económica que afecta al mercado en general, y que golpea particularmente a la población hispana. Esto, como en el caso de toda la industria editorial, se ha sumado a la llegada del internet.

“Hay una señora que normalmente viene una vez al mes. Trabaja limpiando casas, pero cuando viene se lleva tres libros, siempre”, me contó. “La última vez que vino le pregunté qué se iba a llevar. Con pena me mostró sólo uno, me dijo que no podía llevarse más. La verdad es que le dije que mejor releyera los que ya tiene, que los libros son para leerse muchas veces, y que vuelva cuando mejore la situación. ¿Qué otra cosa puedo hacer?”.

Óscar Benítez, propietario de la Librería El Quijote –vaya nombre más apropiado-, al norte de Los Ángeles, asegura que es difícil que alguien invierta en libros sólo por negocio. “Actualmente, si usted hace un plan de negocios para abrir una librería, necesita el mismo capital que se requiere para abrir una licorería. Haga el cálculo”, me dijo.

En las bibliotecas públicas la cosa no mejora mucho. El sistema de Bibliotecas Públicas de Los Ángeles (LAPL) cuenta con secciones en español que ofrecen materiales de buena calidad, pero poco actualizados. Si alguien quiere leer lo último que escribió Pérez-Reverte posiblemente lo encuentre, pero dentro de dos años. “Hacemos lo que podemos dentro de nuestras restricciones presupuestales”, me dijo una representante de LAPL justo dos días después de que se anunciara un recorte en los recursos para este sistema.

Saraí Ferrer, una editora independiente, me dijo que ella ha buscado apoyo para editar libros en español para su distribución en las escuelas. “El problema es que las leyes en California especifican que si vas a hacer libros para niños, primero deben ser escritos en inglés, aprobados por un comité, y luego traducidos. Dime, ¿quién le va a entrar?”.

Pero si los gobiernos estadounidenses atienden lo que pueden, y los particulares simplemente no quieren, ¿no sería preciso que entrara en juego una tercera parte en la ecuación?

Hace unos meses tuve oportunidad de platicar con un alto funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) y le preguntaba si el gobierno mexicano, cuya obligación es velar por todos los mexicanos, estén en donde estén, no tendría que hacer algo para acercar publicaciones en español a sus paisanos en Estados Unidos.

Por ejemplo Los Ángeles, le dije. Los Ángeles es la segunda ciudad con más mexicanos en el mundo; más que Guadalajara o Monterrey. ¿No podría la SRE poner una librería pequeñita, unos diez metros cuadrados, en las instalaciones del Consulado? ¿No podrían llevar los libros que edita Conaculta, o los hermosos libros para niños del Fondo de Cultura Económica? No digo regalarlos; venderlos, darle la opción a nuestra gente, le pregunté.

“Eso es difícil por la cuestión del presupuesto”, me respondió. “Tendríamos que hacer un estudio de mercado y ver si la gente en verdad va a leer”.

Le conté la anécdota a Martínez. Sonrió sin sorpresa, se paró del sillón donde estábamos y me llevó a su oficina. Me mostró una pila de sobres. “Mira, desde que se supo la noticia me han estado llegando. No sé qué hacer”. De uno de los sobres saco un cheque por 500 dólares con una nota escrita a mano por una vecina de la comunidad. “Sr. Martínez, su librería nos ha dado tanto, es tiempo de regresarle un poco. Deje su orgullo a un lado y tenga un poco de fe”.

Eso, ni las grandes empresas, ni los gobiernos de aquí o de allá, lo podrían entender.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 23 so far )

El Sur… ¿Adónde va?

Posted on 20 mayo, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , |

Domingo Medina / Caracas

 

Las últimas semanas han estado algo movidas en el sur de nuestro continente. (También en otros lados como Myanmar y China, pero a diferencia de lo que pasó en aquellos lados, aquí no ha sido la naturaleza la protagonista.) Quizás no tanto como para centrar todas las miradas, pero sí para preguntarse por el futuro de la región. En días pasados comentábamos los peligros de que pronto estuviésemos hablando acerca de la balzanización, producto de la situación de Bolivia y los movimientos separatistas que asomaron sus narices en Ecuador y Venezuela.

 

La semana pasada las notas más destacadas por la prensa internacional fueron la cumbre América Latina y el Caribe – Unión Europea, celebrada en Perú, y la presentación del informe por parte de la Interpol sobre las supuestas computadoras de Raúl Reyes. Yaotzin ya había adelantado que la cumbre traería muchas declaraciones, pero muy pocos frutos. No se equivocó. Y dedicarle más espacio del que ya dedicaron las agencias y medios internacionales sería una necedad.

 

Pero el informe de la Interpol es un poco más interesante. No por lo que dijera Mr. Ronald Noble, que ya se sabía qué era lo que iba a decir, sino por las implicaciones para la región, especialmente para los países enredados en el episodio. Para quien no lo tiene claro, lo único que dijo la Interpol fue que desde el primero de marzo los computadores no han sufrido alteración alguna. (No hemos hallado evidencia… en lenguaje técnico.) Pero, a pesar de la aseveración del Secretario General de la Interpol y de la contundencia que quiso imprimirle a sus palabras, lo que no puede hacer el organismo policial internacional –ni el gobierno de Colombia ni el gringo ni otro- es probar que los computadores pertenecían efectivamente al número dos de las FARC. El que no me crea a mi puede ir con Monsieur Google (Marco dixit) y leer el informe por si mismo…

 

Ni hablar de la ruptura de la cadena de custodia –y la forma en la que se obtuvo la evidencia- y las filtraciones a la prensa, que prácticamente invalidan los artilugios electrónicos supuestamente pertenecientes a Reyes como documentos probatorios. Cualquier abogado con dos dedos de frente lo sabe, el gobierno de Colombia lo sabe, Mr. Noble lo sabe, los gringos los saben, Solana –flamante Mr. PESC- lo sabe…

 

Y sin embargo, diría Galileo…

 

Las últimas noticias nos traen sendos reportes según los cuales tropas colombianas cruzaron la frontera con Venezuela y fueron interceptados por efectivos venezolanos; también un avión gringo se pasó “por error” y sobrevoló espacio aéreo venezolano. El Departamento de Estado ha admitido el “error”, pero los colombianos ni siquiera se han querido dar por enterados de la nota de protesta del gobierno venezolano, demostrando que se limpian el trasero con los acuerdos de Santo Domingo y los de la OEA, y que lo de Ecuador quizás sólo fue un ensayo.

 

Con todo lo que está pasando, no somos pocos los que creemos que aquí no hay nada casual ni que haya “errores”. Es probable que los venezolanos exageremos un poco y como dice El Mundo –España- carguemos las tintas por tan poca cosa. Lo que no es poca cosa es que los acontecimientos que hemos reseñado en esta nota tengan, entre otras, estas consecuencias:

 

Aleja las posibilidades de un acuerdo humanitario en Colombia, sacando del juego a Correa y Chávez, interlocutores de confianza para las FARC; obstaculiza los esfuerzos de integración de la región y muy especialmente el Consejo Suramericano de Defensa propuesto por Brasil; Uribe alivia la presión, al menos en lo interno, que significa todo el escándalo de la parapolítica; potencia la tesis gringa de la guerra preventiva y de la lucha contra el terrorismo sin importar fronteras.

 

No es fácil saber cuál es el rumbo de nuestro continente, pero por lo que pinta no parece nada fácil, como nunca ha sido por lo demás.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 6 so far )

Y China rebasa por la derecha

Posted on 16 mayo, 2008. Filed under: Yaotzin Botello -Berlín | Etiquetas: , , |

Por Yaotzin Botello / Berlín

La semana pasada Alemania estaba yo en los preparativos de la Cumbre entre la Unión Europa y América Latina y el Caribe. Se trataba de seminarios, conferencias de prensa y mesas redondas. Parecía de verdad algo de mucha importancia.

Incluso descubrí en estas reuniones que el vocero de Angela Merkel hablaba muy buen español. Y no pude evitar repasar una imagen en mi cabeza de él viendo cada correo mío que le llagaba con la petición de entrevistar a su jefa. Seguro señalaba las frases que le daban más risa de mi alemán y se carcajeaba diciendo “joder, otro más… pero si ni al Niu Yorc Taims le damos una”.

La “Cumbre UE-AL” suena muy pomposo. Y, lo siento, pero atreví a simplificar el nombre dejando fuera al Caribe porque completo le quita mucho chiste. Además, ¡por Buda!, ¿qué líder europeo buscó una reunión con un líder caribeño, seguro sólo alguien de Liechtenstein o Mónaco con alguien de las Bahamas?

En fin, estas reuniones tomaron lugar toda la semana previa al viaje de Merkel a AL. Ella se fue el lunes 12 de mayo. Yo asistí a un seminario del Partido Socialdemócrata, el SPD, sobre América Latina. Trajeron al ex vicepresidente de Argentina y ahora encargado del Mercosur, Carlos Álvarez, y a la líder del PRI en México, Beatriz Paredes. Fuera de la retórica política, que no aportó nada, hubo mucha camaradería. Incluso el vicecanciller alemán y ministro de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, se refería a Álvarez como “Chacho”. Todo mundo parecía haberse tomado un mate en la intimidad con este personaje argentino. Parecía que Alemania estaba muy cerca de AL.

Pero de repente todo sonó como una escenificación cuando al mismo Steinmeier se le salió la palabra Chávez, que pronunció como Jáves, tal y como sonaría aplicando las reglas alemanas a una palabra castellana. Sí, sonó raro, pero aún así pensé que era un desliz. Total, no es su culpa si una palabra salía mal pronunciada.

Esto se acentuó cuando Merkel, unos días después en el seminario de su partido, la Unión Demócratacristiana o CDU, pronunció Chile de la misma forma, Jile, después de haber tratado de pronunciar otros países en su forma castellana.

Es una simple cuestión de forma, se dirá, sí, pero yo creo que va más allá. Si estos líderes conservadores y socialistas estuvieran en contacto con documentos o con políticos de AL, habría por lo menos un acercamiento lingüístico. Y no lo hay. Después un periodista chileno que tiene décadas de experiencia en reportar sobre las relaciones políticas entre AL y la UE, habiendo entrevistado a vicepresidentes y presidentes de ambos continentes, me lo cerró en una frase: “Ni Alemania ni la UE dan un carajo por América Latina, no les importa lo que pasa ahí”.

El amigo y colega Marco Appel lo abarca, ahora mismo no recuerdo si en su colaboración de Mundo Abierto o en su texto de la revista mexicana Proceso (nomás que hay que apoquinarle al cochinito), diciendo con voz de otras fuentes que ambos continentes son tan grandes que no hay la intimidad suficiente para que los líderes se vean con calma, platiquen, negocien y se echen sus tequilas.

Así que no sé de dónde salió eso de Chacho, Chachito.

Y yo por eso también recorté lo de “Caribe”.

Merkel. Condecoración.

Son unos 60 líderes de gobierno los que deberían de sentarse a la mesa para hablar de tratados de libre comercio, de políticas medioambientales, de inmigración, de cooperación al desarrollo, etcétera.

Yo aporto a esto una entrevista que hice con una encargada de la industria alemana: “El Mercosur no puede terminar de arrancar y eso que son sólo cuatro países, ¿qué pasa en dos grandes bloques continentales donde cada país tiene su propia agenda y es muy diferente entre sí ya de por sí? Lo único que se puede hacer es hablar de temas globales, de problemas que afectan a cada esquina del mundo”.

Bachelet: “Chile y Perú tienen una relación compleja pero sueños y desafíos comunes” (cita dada durante la Cumbre en Perú por el diario peruano El Comercio).

Ni Alemania ni la UE quieren meter más las manos. Ya tienen industria en AL que crece casi por sí sola y no necesitan hacer nada más. De acuerdo con politólogos y esta líder de la industria alemana, los países de AL podrían ganarse, primero, un respeto, y segundo, un papel en la política europea, cuando asuman responsabilidades internacionales y enfrenten problemas globales con liderazgo.

Si algún líder (quería decir político) mexicano lee esto, por favor, no se tome esto al pie de la letra. No olvide que primero están los problemas de casa y ¡vaya que los tenemos! Pues hay que evitar que haya más de 40 millones de pobres.

Si ahora esta Cumbre UE-AL hace mucho ruido, no sólo es por las poco sesudas declaraciones de Jáves (que todo lo hacen peor), sino porque esta vez la cumbre toma lugar en AL y se presta para que los líderes europeos tengan que ver a sus comparsas latinos. Pero fuera de esto, y de los cada dos años que se realiza este teatro, no hay una relación estable.

Humala dice que UE juega a tres bandas en tratativas con Latinoamérica (¿¿??)

Y entonces viene esta declaración de la senadora chilena Soledad Alvear, durante el congreso de la CDU: “casi 10 años de cumbres entre ambos continentes y de la noche a la mañana tenemos a China como un actor importante en AL, y los chinos no necesitaron plataforma alguna para instalarse”.

Señoras y señores, sobre todo líderes europeos, China rebasó, como se dice en México, por la derecha (espero que a los ingleses y a los caribeños esto no les parezca ridículo).

Pero, ¿es verdad que China está ya posicionado en América Latina? ¿es cierto que China asusta un poco a Europa por su rápida y fuerte presencia en AL?

La industria alemana me dice, sí, en algunas partes.

¿Qué dice el resto de Europa? ¿qué dice el resto del mundo?

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Y para la lámpara, cinco focos

Posted on 15 mayo, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles |

Eileen Truax/Los Ángeles

Hace cuatro años mi esposo y yo llegamos a vivir a Estados Unidos con dos maletas en la mano. Literalmente, dos maletas: ropa, tres pares de zapatos para cada quien, un cuadernito con fotos, una libreta para escribir. Llegamos a vivir a un apartamentito pequeño, que no estaba mal por el precio y que se veía bastante amplio por la falta de objetos en él. Con el paso de los meses nos fue quedando chico, y desde hace un año ya no cabíamos.

Hace un par de semanas nos mudamos a un apartamento bastante más grande, y cualquiera que hubiera visto el anterior no hubiera creído todo lo que salió de ahí. Nos tomó varios días empacar; el camión de mudanza que alquilamos no fue suficiente, así que tuvimos que hacer dos viajes. Dos días después seguíamos transportando cajas en el auto.

¿Qué tantas cosas compramos en cuatro años? ¿Cómo es que nos llenamos de mochilas que nunca utilizamos, pantalones que no recordábamos que existieran, calcetines que al parecer jamás han tenido un par, cables de aparatos electrónicos cuya función ignoramos, cajas de cremas y lociones que no recuerdo haberme puesto, clavos y tornillos y pinzas y bolsas y papeles y notas del supermercado y envases con sustancias misteriosas? ¿Cómo ocurrió?

La estadounidense carga con el estereotipo de ser la sociedad de consumo por excelencia. En Estados Unidos se consumen dos millones de botellas de plástico cada cinco minutos; más de un millón de bolsas de papel de supermercado cada hora, y se desechan más de 400 mil teléfonos celulares al día. La invitación a consumir se encuentra por todos lados: más consumes, más te integras.

El asunto llega a un grado tal que tu calidad de vida y tus posibilidades de contar con los servicios indispensables dependen de tu historial de crédito. Todas las empresas, desde las comerciales y las bancarias hasta las que proporcionan los servicios que brindan el estado o la ciudad, tienen acceso a ese expediente. Si el historial crediticio de las personas es malo, o peor aún, nulo, deben pagar por ello. Hace cuatro años, cuando quisimos hacer un contrato de energía eléctrica, de gas, de teléfono, buscaron nuestro historial crediticio. No teníamos uno, así que tuvimos que dejar depósitos en todas las compañías; en la de teléfono, por ejemplo, 200 dólares por un servicio con largas distancias restringidas.

“Pero si pagamos todo en efectivo, ¿qué eso no nos hace más sólidos financieramente?”, era la pregunta natural. La respuesta siempre fue no, así que después de un tiempo aceptamos la primera tarjeta de crédito. Hicimos varios consumos y pagamos todo antes de que venciera la fecha de pago, como se acostumbra en nuestro país. Error, nos dijeron después. Eso no cuenta para tu historial crediticio; había que dejar un adeudo y siempre pagar un poco más del mínimo, para “crear historial”.

Cuatro años después, nuestro historial de crédito es muy bueno. Nos proporcionan servicios sin necesidad de un depósito y nos envían decenas de catálogos de ventas por correo (en este país se cortan 8 millones de árboles cada mes para hacer este tipo de catálogos). Nos ofrecen créditos para un auto aunque ya tenemos dos (Estados Unidos consume 3.6 millones de camionetas SUV al año). Nos ofrecen un mejor teléfono celular, un viaje para pagarlo en plazos, un aparato de sonido enorme, una pantalla de plasma, y si lo compramos a crédito es más barato. Y nosotros, muy orgullosos de no caer en la tentación consumista, decimos que no.

El problema es que en realidad no hemos salido muy bien librados. Mientras empacaba para la mudanza me sorprendió la cantidad de bolsas de plástico con logotipos de supermercado por todos lados: conté 27 en una tarde (cada cinco segundos se consumen en este país 60 mil de esas). Tengo dos secadoras de pelo, más un cepillo que echa aire para el mismo fin, más una “planchita” para alaciarlo; en la vida real sólo utilizo una. Salieron ONCE botellas de champú, todas a medio usar. Mi esposo encontró los cartuchos de repuesto para un rastrillo que no recuerda como era. En el fondo de un estante aparecieron tres paquetes de vasos desechables (en las líneas aéreas estadounidenses se consume un millón de ellos cada seis horas).

Qué impresión. Abrí una Diet Pepsi porque no tomo de la regular: una de las 106 mil latas de aluminio que se usan cada 30 segundos en este país, mi nuevo hogar. Y lo peor: tan sólo cuatro años después, aparecieron tres teléfonos celulares para desechar, sin contar los que ahora estamos usando.

Sentada en mi nuevo apartamento veo aterrorizada que la mitad de él aún se encuentra vacía: no tenemos objetos suficientes para llenarlo. Hago una lista de lo que hay que ir a comprar: aditamentos para el baño, porque antes teníamos uno y ahora dos; bolsas desechables para la aspiradora, ahora se llena más rápido, hay más alfombra que limpiar. Y focos para la lámpara que está sobre el comedor: es grandísima, usa cinco; y si los compro a crédito, seguro el precio es mejor.

————————-

* Las cifras citadas en este artículo fueron tomadas de la sensacional serie “Running the numbers” del fotógrafo Chris Jordan www.chrisjordan.com

Leer entrada completa | Make a Comment ( 9 so far )

El espíritu de Mayo del 68

Posted on 13 mayo, 2008. Filed under: Invitados | Etiquetas: |

Miguel Delgado / Caracas

Anda por ahí una espiral empeñada en minimizar la importancia, trascendencia y pertinencia de Mayo del 68. Ahora hasta los propios participantes, imbuidos en la vorágine de un sistema que por donde se vea ya no da para más, insisten en denigrar hasta de su propia participación e identifican a la socialdemocracia como la expresión de triunfo de aquellas revueltas libertarias.

Desesperados, los ahora representantes de lo que un día combatieron, pregonan tal posición. Daniel Cohn Bendit es uno de estos personajes que acomodaticiamente, con la publicación de su libro “Forget 68” (Olvidar el 68), intentan desvanecer la relevancia de tan importante movimiento.

Hacer frente a tales posturas neoconservadoras de iconos de la irreverencia que hoy engrosan las filas de los defensores del sistema- mundo, implica necesariamente detallar la importancia del Mayo del 68 y reconocer la presencia de sus ideas en la actualidad.

En principio debemos aclarar que no es cuestión de estilo cuando nos negamos a nombrarlo con el acostumbrado “Mayo Francés”. Sin duda alguna, sus implicaciones no se hicieron esperar más allá de las calles francesas. Era una explosión ante el estado de cosas instaurado ya a lo largo y ancho del mundo. Una revuelta popular, subalterna y mundial que Daniel Bensaïd (participante de la revuelta en Francia y Profesor de filosofía en Paris III) no duda en denominar como revolución generacional, social y proceso revolucionario.

No fue solo una protesta contra un sistema de organización social. Sus enemigos iban desde el imperialismo norteamericano hasta la vieja izquierda rusa. Era una irreverencia al modo de existencia directamente relacionado con las “sociedades burocrático- industriales de consumo dirigido”, sean de capitalismo liberal o de colectivismo oligárquico.

Es un movimiento que sigue vigente, que es expresión de las más evidentes decepciones humanas por el sistema implantado. Una manifestación de inconformidad de la cual, lógicamente, no hacen parte los que hoy disfrutan del usufructo al orden establecido, su burocracia y su simbología jerárquica.

Mayo del 68 permanece en el imaginario colectivo, un imaginario colectivo que se transforma en espíritu que trasciende tiempos y espacios. Una protesta continuada donde, cualquiera sea el lugar, las consignas como “Olvídense de todo lo aprendido, comiencen a soñar”, “prohibido prohibir” y “la imaginación al poder” siguen más vigentes que nunca.

Definitivamente el mundo no volvió a ser el mismo después del Mayo del 68… Aunque se sigue en la búsqueda de un mundo otro.

“Seamos realistas, hagamos lo imposible”

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Lobby a la impunidad

Posted on 13 mayo, 2008. Filed under: Marco Appel -Bruselas | Etiquetas: , , |

Marco Appel / Bruselas

 

México y la Unión Europea (UE) tienen un tratado de libre comercio que incluye una “cláusula democrática” en su primer artículo.

 

Desde que entró en vigor tal cláusula, hace casi ocho años, en México han tenido lugar los episodios de Atenco, Guadalajara y Oaxaca, donde policías federales y estatales cometieron graves y numerosas violaciones a los derechos humanos.

 

Desde que existe tal cláusula los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez no cesan, México se ha convertido en una ratonera para periodistas al ser el país más inseguro después de Irak para ejercer el oficio, y los militares que el presidente Felipe Calderón sacó a la calle para combatir el narcotráfico han cometido diversos abusos contra mexicanos inocentes.

 

El colmo: las recientes desapariciones forzadas de dos presuntos guerrilleros, acto que el derecho internacional tipifica como “crimen de lesa humanidad”.

 

Durante años, los funcionarios de la Comisión Europea (encargada de monitorear el cumplimiento de la cláusula) y del Consejo de Ministros (quienes pueden activar dicha cláusula como representantes de los 27 Estados miembros) han argumentado que “en México no hay una política de Estado contra los derechos humanos”, por lo que no amerita que le levanten la voz y menos sanciones.

 

Hace poco platiqué con un funcionario de la Comisión Europea que trabaja en temas mexicanos. Con algo de escepticismo, aunque también con sorpresa, le escuché decir por primera vez lo siguiente: “después de ocho años de prueba, ya es hora de que la UE le hable más fuerte al gobierno mexicano en materia de derechos humanos”. Sus superiores, sin embargo, no piensan lo mismo.

 

¿Por qué la UE no se pronuncia con mayor determinación sobre la cuestión?

 

Hay muchas respuestas. Pero quizá una de las más concretas se resume a una sola palabra: lobby. En Bruselas, sede de la Comisión Europea y del Consejo, una causa sin lobby tiene pocas posibilidades de llegar lejos. Y el problema es que aquí no hay suficiente lobby a favor de los derechos humanos en México; no hay una presión pública ni mediática en permanencia sobre los políticos europeos en este tema.

 

Hay que ver, por ejemplo, las oficinas de ONG como Amnistía Internacional o Human Rights Watch en Bruselas, importantísimas a nivel de cabildeo.

 

El pasado 18 de diciembre, el entonces presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el mexicano Luis Alfonso de Alba visitó Bruselas y se entrevistó con ésas y otras influyentes ONG. En México, Calderón había nombrado secretario de Gobernación al gobernador de Guadalajara, Francisco Ramírez Acuña, quien se negó a aceptar las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el caso de los manifestantes golpeados por su policía durante la Cumbre UE-Latinoamérica el 29 de mayo de 2004. Varias ONG de derechos humanos habían protestado por la nominación.

 

La junta de De Alba con ese selecto grupo de unas 6 ONG internacionales –a la que no dejaron entrar a la prensa– duró más de una hora. Cuando salió Reed Brody, el consejero y portavoz de HRW, le pregunté por el tema de México. Era la ocasión ideal para externar preocupación. Pero no. No hablaron, ni de pasada, sobre la situación en México.

 

Otro es el caso de las ONG europeas enfocadas en Latinoamérica: aunque están aumentando su influencia y comenzando a desarrollar sus habilidades mediáticas, todavía les cuesta posicionarse como un contrapeso al cabildeo de la embajada mexicana en Bruselas, que además tiene aliados, voluntarios o involuntarios, muy influyentes en instituciones clave.

 

En el Parlamento Europeo, que suele hacer eco de las inquietudes sociales, el gobierno de Calderón –como antes el de Fox– se apoya, principalmente, en la bancada española del Partido Popular Europeo, sobresaliendo José Ignacio Salafranca, el “Señor Latinoamérica” de esa institución y jefe de la misión de observación de las elecciones presidenciales mexicanas de 2006.

 

Los socialistas del Parlamento Europeo, con su desinterés por México, también han terminado sirviendo de comparsa a las autoridades del país. La presidenta de la Delegación para México, la socialista alemana Erika Mann, quien también preside un grupo de contacto con las trasnacionales europeas y estadunidenses, incluso ha sido criticada por otros eurodiputados, como el también alemán Tobias Pflüger, quien la acusa de “no hacer nada por los derechos humanos en México”. Pflüger, sin pertenecer a esa delegación, peleó por la liberación del ecologista mexicano Felipe Arreaga Sánchez, encarcelado injustamente en Guerrero. Hoy está libre.

 

Las ONG tienden más bien a buscar a los partidos minoritarios –los verdes o los comunistas–, más receptivos a sus preocupaciones. Por eso fue una proeza que el joven eurodiputado verde Raúl Romeva haya podido sacar adelante, no sin enormes dificultades y matizando el contenido original, su resolución contra los feminicidios en México, que movilizó al lobby gubernamental como pocas veces en Bruselas.

 

Por el contrario, es una lástima que, por problemas de agenda, Lydia Cacho no haya podido venir a una sesión de la Subcomisión de derechos humanos del Parlamento Europeo, como se lo ha pedido el Partido Verde en dos invitaciones este año. La idea es que, a través de su caso, Cacho pueda sensibilizar a los eurodiputados sobre las dificultades de ejercer el periodismo crítico en México y éstos tomen cartas en el asunto.

 

En noviembre próximo tendrá lugar el Tercer Foro de Diálogo de la Sociedad Civil de México y la UE. Será una ocasión para ver si las autoridades de México y la UE cumplen su promesa de abrir a las ONG un canal oficial de participación en el acuerdo. Ello permitirá elevar el grado de presión a México en materia de derechos humanos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Sociedad Zombi: “Todos moriremos, tú te morirás, pero yo sé quién quiere deshacerse de mí”

Posted on 10 mayo, 2008. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: |

Catalina Gayà-Barcelona

Lydia Cacho llegó a Barcelona la semana pasada para recoger el premio a la Libertad de Expresión que otorga la Casa Amèrica Catalunya. Acaba de recoger, en Mozambique, el premio Mundial a la Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano 2008. Aquí está la entrevista que hice. Está toda, sin cortes y tal y como salió durante los 35 minutos que estuvimos hablando. Publiqué una parte en El Periódico de Catalunya, y por los mensajes de los lectores, y por las entrevistas que le hicieron en otros medios, se puede decir que todo el mundo se quedó perplejo ante lo que explicaba Lydia Cacho, tanto por los casos de pederastia como por toda la corrupción política. No había capacidad para entender a ese México corrupto en el que cada día son asesinadas cuatro mujeres y en el que las redes criminales no se diferencian del poder político. Insisto, en el exterior, o como mínimo en España, México aparece como un lugar maravilloso para ir de vacaciones o un país hermano que acogió a los exiliados.

— Cuando Emma la contactó, ¿pensó que se trataba de un red tan peligrosa?

— No, de ninguna manera. Cuando hago trabajo, como cuando entrevisto a una víctima, nunca hago proyecciones de futuro. Intuí que esta historia era peligrosa, pero no sabía qué tanto lo era para ella o para mí. Cuando me di cuenta de que estaba metida hasta el cuello y que había un compromiso personal ineludible por mi compromiso ético, fue cuando decidí publicar Los demonios del Edén.

–De dónde saca la fuerza para enfrentarse a un secuestro, dos atentados, amenazas de muerte y a toda la corrupción que rodea el caso.

— De mi personalidad, desde niña he sido una mujer de convicciones, en realidad podría decir que soy muy terca. Cuando creo que algo debe hacerse, lo hago. Entonces a veces me equivoco y otras, no. En este caso estoy segura de que no me equivoqué.

— ¿A qué se enfrenta?

— Mi caso es una buena radiografía de las disfunciones de mi país. Yo soy una periodista y al mismo tiempo una activista feminista que trabaja en una casa de acogida, escribo un libro sobre abuso sexual infantil y redes de pornografía infantil en México y, a raíz de haber escrito este libro, los personajes que aparecen en él y que son los que manejan la red se coluden con un Gobernador y con políticos más poderosos para encarcelarme y torturarme con la finalidad de que yo me retracte del contenido de mi libro y la historia se quede aplastada como millones de historias importantes en México. Lo que pasó fue que yo salí con más fuerza de la cárcel y el caso acabó llegando a la Suprema Corte de Justicia de México en buena medida por solidaridad de los movimientos sociales en diferentes lugares en el mundo y porque la Cámara de Diputados reaccionó ante unas llamadas escandalosas que se publicaron y evidenciaron como se coludieron el Gobernador y este mafioso, y como éste dio órdenes a otra persona para que yo fuera torturada y violada en la cárcel.

— Y México perdió una gran oportunidad para hacer Justicia.

— Mire, el caso llega a la Suprema Corte y un puñado de siete abogados logran cabildear para que seis ministros, entre ellos las dos únicas mujeres, se retracten y se vayan del lado de la protección del Gobernador. Perdemos el caso, seis ministros contra cuatro, y queda para la historia de México cómo pudieron haber sentado el primer caso de pornografía infantil y de turismo sexual y de trata de menores con todas las pruebas para poder juzgar un Gobernador, pero eligen fortalecer sus redes políticas para liberar a un Gobernador corrupto.

— ¿Cómo se sobrepuso?

— La verdad es que cuesta mucho trabajo poder explicarlo. El 27 de noviembre estaba con un grupo de amigos y amigas en la Feria del Libro de Guadalajara.. A las ocho sonó el móvil y era una de las niñas abusadas por Surcar que había estado siguiendo el caso por la tele. Me llamó y me quebré. Me decía: ‘Es que los jueces dijeron que lo que nos pasó no es cierto. Yo ya no quiero vivir’. Me parece soberbio decir que yo tenía la respuesta, lo único que se me ocurrió decirle fue que algo que me dijo mi madre: ‘Te quitaron ya mucho, no tejes que te arrebaten tu derecho de estar viva’.

— México supo que nada había cambiado.

— Hay una moraleja de todo esto. Son los casos de violación de los derechos humanos, de silenciamiento de libertad de expresión, los que nos muestran cómo funcionan las redes de poder político vinculadas con el poder criminal en México. En ese sentido, mi caso es ejemplar para decir en la medida que estos grupos de poder, que en realidad son un puñado de hombres cuyos nombres conocemos todos, sigan en el poder manejando el país muy poco se podrá hacer. Tú puedes cambiar leyes, crear refugios para mujeres y niñas, pero al final si no sale esta gente del poder público no hay mucho que hacer en México.

— ¿Qué pasará con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia?

— En Quintana Roo, logramos que pasara, ahora estamos en la batalla de que se le asigne presupuesto y reglamento. Lo que nos diferencia de España, en la medida que tengamos una ley muy parecida, es que el sistema en España funciona. En México, la maquinaria funciona para favorecer a un pequeño grupo de unos 300 poderosos que controlan el país.

— El periódico La Jornada publicó que hay una orden de aprehensión contra Kamel Nacif.

— Mira, la Procuraduría General de la República necesita deshacerse de mi caso. El Tribunal, en Cancún, estaba revisando 21 tomos simplemente para arrestar a los dos policías que me torturaron. En los 21 tomos no aparece nada contra Kamel Nacif, ni contra el Gobernador. Se demostró que había 40 servidores públicos implicados en la planeación de mi tortura y encarcelamiento. Nadie aparece en los 21 tomos. Desde enero del 2007, estaba todo listo para encarcelar a la juez, ala procuradora, a Kamel Nacif y a los judiciales que me torturaron, pero lo que hizo la Fiscalía de Periodistas fue desarticular toda esa consignación de delitos federales y desarticularla de tal manera que se convirtieran en simples delitos del fuero común, eso significa delitos menores. Con lo que hay ahora en el juzgado de Quintana Roo, sería por delitos tan menores que no pasaría nada más que entretenerme en un juicio de dos años contra los judiciales que me torturaron, que me amenazaron de muerte durante el año pasado y antepasado. Es una burla.

— ¿Por qué?

— La PGR hizo esto porque yo había anunciado que me iría a los tribunales internacionales. Así yo no me lo puedo llevar a los tribunales internacionales.

— ¿No le da miedo?

–He aprendido, no por valiente si no por mi altísimo sentido de supervivencia, a conocer el miedo de tal manera que ya no asusta. Después de dos años y medio de terapia, he podio procesar el dolor de la tortura y las implicaciones que tiene el hecho de saber que hay dos hombres que tienen un sentido de venganza contra mí. Ya no tengo pesadillas de que lleguen a mi casa. Sé que están ahí, no lo niego, y sé que mi cabeza tiene un precio. La única manera que he encontrado para seguir viviendo y gozando de la vida, sabiendo que en cualquier momento me pueden matar, es justamente disfrutando de la vida y no pensar mucho en ello. Todos nos vamos a morir; la diferencia es que yo sé quién quiere deshacerse de mí y que puede ser mañana o nunca.

— ¿No contempla la posibilidad de exiliarse?

— La verdad es que yo no me lo imagino. Me lo dices y algo se me mueve en la barriga. Ya me han arrebatado muchas cosas, mi libertad, me hicieron conocer el miedo que nunca imaginé conocer y no quiero que me arrebaten el derecho a vivir en mi país. Que se vayan los malos.

— ¿Son los premios una forma de blindarla?

— Yo creo que los premios no nos salvan de la muerte, no son un escudo. Le suben mucho el precio de la cabeza. Se convierte en un mayor peligro porque quedan evidenciados. Ana Politkowskaya ganó una serie de premios, además ha sido muy fuerte porque yo voy detrás de ella, un premio que me dan y todo el mundo me dice se lo dimos a Ana, y a ella la mataron. Los premios me permiten poner los temas sobre la mesa y eso es finalmente la tarea que a mí me interesa.

— ¿Se siente utilizada por el presidente Felipe Calderón?

— No me siento utilizada porque nunca tuve esperanza con ningún político. El que perdió más fue Calderón. La tarjeta roja que Felipe Calderón sacó a Mario Marín le fue muy útil para poder negociar mi caso. Abrió su acto de campaña y ahí Felipe Calderón me dijo: ‘Es una infamia lo que te hicieron, te doy mi palabra de que se hará justicia. Si no te cumplo, cuando sea presidente, vas y me devuelves mi palabra’. Ya hice mi cita para regresarle su palabra, pero no me recibe. Él se fue caminando y todos firmaron [el documento de apoyo] pero él fingió que firmaba. No está la firma.

— ¿Cree que esto le puede pasar factura a Calderón?

— Felipe Calderón podría haber hecho cosas muy importantes contra el abuso infantil y el turismo sexual. Podía haber dejado que funcionara adecuadamente el aparato de justicia y el sistema. Si él hubiera hecho esto, el gobernador Mario Marín estaría entrando a un juicio político.

— ¿Cómo pueden los mexicanos permitir tanta corrupción?

— Se consigue con el control de los medios. El 90% de los mexicanos se enteran de lo que parece que sucede en su país a través de Televisa y TV Azteca y estos tienen acuerdos directos con el PRI y con el Gobierno de Calderón. Cuentan una historia sesgada de lo que sucede en México y el 90% de los mexicanos creen que viven en un país que no existe. En ese contexto hay una esquizofrenia brutal: la historia falsa creada por el aparato de Estado y lo que viven en la vida cotidiana.

— ¿Cree que cada vez está peor?

— Ahora se está judicializando el activismo social. Se ha acusado a una activista de Chihuahua, una mujer que ha defendido por años los derechos de mujeres, con el narcotráfico. Esto es una muestra de lo que nos espera en México con la derecha gobernante. La derecha judicializa el activismo social.

— ¿Cómo definiría a la sociedad mexicana?

— La sociedad mexicana es como una mujer maltratada y estos 300 hombres que controlan México son el maltratador. Entonces, quien tiene el poder es el maltratador.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

¿Yugoslavia en América Latina?

Posted on 9 mayo, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , |

Domingo Medina / Caracas

Balcanización es el término que se ha venido utilizando para designar procesos de fragmentación territorial, tanto de una región como de un Estado. Como todos saben, tiene su origen en los Balcanes, región europea de particular conflictividad. El término se ha utilizado con bastante insistencia en la América Latina a raíz de la situación creada en Bolivia y la autonomía reclamada por cuatro de sus provincias -las más ricas, vale destacar-. Esta semana, algunos movimientos en Venezuela y Ecuador han alzado su voz para reclamar autonomía en las regiones de Zulia (Venezuela) y Guayaquil (Ecuador).

Pero no basta que se reclame autonomía para hablar de balcanización: para ello hay un elemento que es particularmente importante: la conflictividad, que aún no se ha mostrado como conflictividad armada en los países mencionados pero que está latente. Hasta ahora los movimientos autonomistas no han hablado abiertamente de secesión o independencia, pero la consulta realizada el pasado domingo en Bolivia y las que pretenden realizar otras provincias del mismo país apuntan en esa dirección. Voy a explicarlo mejor.

El referéndum de Santa Cruz fue en realidad una caricatura, en el mejor de los casos. Para empezar, no estaba sustentado en norma constitucional o legal alguna, los organizadores eran a la vez parte interesada en el resultado, no había un registro electoral confiable, quienes fungieron como observadores son miembros de una ONG neoyorkina creada sólo hace un par de años y una empresa privada contó los votos; aparte de ello, las irregularidades del día de la votación, como las urnas con papeletas marcadas a favor del sí –es decir, a favor del estatuto autonómico-. Tan es así que ninguna organización multilateral –OEA, MERCOSUR, ALBA, Grupo de Río, etc.- dio su visto bueno a este referéndum y mucho menos reconoció los resultados.

En otras palabras, un referéndum que ni siquiera tiene valor como encuesta de opinión y que menos aún podría tener consecuencias vinculantes para el Estado boliviano. Eso lo saben los autonomistas y también el gobierno de Evo Morales. ¿Cuál es la jugada entonces?

La respuesta es simple: provocación. Hasta ahora el gobierno boliviano ha sido prudente y ha evitado el uso de la fuerza –recordemos la noción clásica de Max Weber: el Estado es el monopolio de la violencia legítima- para evitar encuentros que pudiesen derivar en enfrentamientos armados entre los dos bandos en disputa. El día de la consulta en Santa Cruz hubo algunos hechos de violencia, incluyendo uno que causó la muerte de un señor de unos sesenta y tantos años, pero afortunadamente para el país andino no pasaron a mayores.

Hay quien no cree en la tesis del secesionismo y menos de la balcanización de la región por la situación boliviana –y la venezolana y ecuatoriana que hemos apuntado antes-; están en su derecho y de seguro tendrán sus argumentos. Sin embargo, algunos elementos más si bien no diremos que podrían abonar a la tesis de la balcanización, sí que es bueno tenerlos presentes a la hora de hacer análisis, especialmente los de orden geopolítico:

Bolivia es la mayor reserva de gas natural del continente, gas que ahora enciende en gran medida el motor de las industrias argentina y brasileña; Venezuela cuenta con las mayores reservas probadas de hidrocarburos del mundo; Ecuador si bien no tiene los niveles de reserva de hidrocarburos Venezuela y Bolivia es país productor de petróleo y miembro de la OPEP; los presidentes de estos países son de izquierda y han iniciado procesos radicales de transformación que incluyen nacionalizaciones de la energía; en Paraguay acaba de ganar un obispo de izquierda, lo que en modo alguno puede ser buena noticia para las trasnacionales, el gobierno de los Estados Unidos y los propulsores de tratados de libre comercio. Y la guinda del pastel: el embajador gringo en Bolivia ha sido embajador en ¡Los Balcanes!

Yo no digo nada. Ahí están esos elementos, que cada quien saque sus propias conclusiones.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 14 so far )

« Entradas anteriores

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...