Archive for 28 marzo 2008

Pendientes medulares para la democracia: la reforma de los medios en México

Posted on 28 marzo, 2008. Filed under: Invitados | Etiquetas: , |

Por Brisa Maya Solis / Ciudad de México*

La pluralidad informativa es un ingrediente fundamental para la democracia, ya que representa la posibilidad de la sociedad a acceder a los diversos puntos de vista y posiciones en el espacio público, así como un reto dado el acelerado cambio tecnológico y la clara concentración de medios en grupos empresariales.

En México, el 95% de los canales de televisión son controlados por dos televisoras, mientras que 13 familias concentran el 90% de las frecuencias de radio. A lo largo del periodo de hegemonía de un solo partido, que duró 71 años y concluyó en 2000, hubo una relación muy estrecha entre quienes gobernaban y los dueños con dos propósitos: por un lado para la explotación del espacio radioeléctrico y, por el otro, para generar líneas de contenidos informativos al servicio de quienes estaba a cargo de la conducción del país desde los espacios de gobierno. Esto ha generado en los últimos años una discusión importante sobre el tema en la que han participado los distintos poderes del estado, empresarios de la comunicación, especialistas y organizaciones de la sociedad civil. Y condujo, además, a que en en el marco del primer cambio de partido en el poder se abriera la posibilidad de generar un nuevo marco normativo para los medios y las telecomunicaciones.

Sin embargo quienes pensamos que eso se concretaría no sólo fuimos ilusos en creer que habría posibilidades de un marco normativo, sino que quedamos asombrados de la forma en la que transcurrió la discusión y los resultados. En un primer momento, frente a las mesas de trabajo con el poder ejecutivo, empresarios y organizaciones de la sociedad civil, los especialistas que discutíamos los parámetros necesarios para una reforma integral nos enfrentamos a un hecho inesperado: el entonces presidente de la república, Vicente Fox, emitió un decreto que permitió a los medios reducir los tiempos que las empresas de radio y televisión colocaban por obligación al servicio público. Esto benefició a los empresarios porque era equivalente a una quita de impuestos. El colmo fue que en 2006, en vísperas de las campañas para las elecciones presidenciales, el poder legislativo se arrodilló frente los empresarios de los medios de comunicación y aprobó una legislación que fue llamada Ley Televisa, en virtud de que fue un legislador y abogado de la empresa con ese nombre -el de una de las televisoras duopólicas- quien cabildeo y diseñó la iniciativa. Con ella se permitía a las grandes empresas de los medios de comunicación renovar sus concesiones de manera “automática”, sin tomar en cuenta la necesidad de generar las condiciones de pluralidad informativa indispensables para el ejercicio de la libertad de expresión no sólo de los medios, sino de la ciudadanía y la sociedad en su conjunto. Al mismo tiempo, el promotor de dicha ley fue puesto al frente del nuevo órgano que se encargaría de las concesiones y permisos.

En respuesta, un grupo de legisladores promovió un recurso jurídico para declarar la invalidez de la misma, basándose en las contradicciones que se generaron con el marco constitucional. Y tuvieron éxito: la Suprema Corte declaró inválidas algunas de las reformas. Sin embargo, como dice un amigo: el poder judicial tiene el borrador, pero no el lápiz. Era necesario rehacer la ley y las modificaciones fueron regresadas al legislativo, quien tiene la tarea de ajustar el marco jurídico en ambas materias (de acuerdo a los principios de legalidad, pluralidad, inclusión, transparencia y difusión) y de asegurarse de atender los resolutivos establecidos por la SCJN.

Ante el fin del plazo, si bien el poder legislativo generó espacios de discusión y consulta, al mismo tiempo no parece tener claro cómo concluirán los trabajos, ni cuáles son las directrices para una nueva ley que garantice la pluralidad informativa y la transparencia en las concesiones y permisos, ni la importancia de reconocer la figura de los medios comunitarios.

Durante este recorrido ha habido acercamientos y enfrentamientos entre los empresarios, el poder ejecutivo, el poder judicial, los partidos políticos y hasta de los propios comunicadores, sin embargo, desde los grupos de la sociedad civil, la posición ha sido la misma frente a todos ellos: la necesidad de un marco acorde a la discusión sobre la democracia, en la que es necesario generar las garantías para el ejercicio de la libertad de expresión y ello pasa por crear las condiciones de la pluralidad informativa. Esperaremos en los próximos días si hay algún resultado para esta otra etapa de discusión.

*Brisa Maya Solís es directora del Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS), un organismo de la sociedad civil. 

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

¿La OEA arrinconada?

Posted on 27 marzo, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , |

Domingo Medina / Caracas

Entre muchas otras noticias, la semana santa nos dejó la del rechazo (más no condena) de la Organización de Estados Americanos a la incursión militar de Colombia en territorio ecuatoriano y que generó un conflicto bastante grave en la región. El impasse, que involucró directamente también a Venezuela y Nicaragua, ya había comenzado a solucionarse en la cumbre del Grupo de Río, celebrada la semana anterior en República Dominicana. (Venezuela y Colombia ya han restablecido relaciones y los presidentes han anunciado una pronta reunión entre ellos, pero la presunta muerte de un ciudadano ecuatoriano en los hechos -en los que también murieron ciudadanos mexicanos– y las cínicas declaraciones del Ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, parecen alargar el conflicto entre Colombia y Ecuador.)

La resolución de la OEA, hemos dicho, si bien reconoce el derecho de Colombia a luchar contra los grupos irregulares, rechaza que esa lucha implique el desconocimiento de las fronteras y los principios del derecho internacional. Esta resolución fue aprobada por 33 de los 34 países del hemisferio, incluyendo a Colombia; el único país que decidió no votar a favor de la resolución fue Estados Unidos, que consignó sus observaciones, pero se quedó con las ganas de que la OEA se adhiriera a la doctrina belicista de la guerra preventiva y de la lucha sin fronteras contra el terrorismo.

Más que señalar quién ganó o quién perdió, lo que en mi opinión es importante destacar es el triste y secundario papel desempeñado por la organización regional durante el conflicto. La OEA se había reunido una semana antes de la cumbre del Grupo de Río pero no llegó a nada, salvo a la decisión de enviar a una comisión a investigar los hechos; pasó la cumbre de Santo Domingo y una semana después es que emite una resolución cuyo primer artículo declara acogerse a la declaración de los presidentes durante la cumbre del Grupo de Río. Es decir, una resolución para decir lo que ya otros dijeron…

Luego de la cumbre de los presidente en Dominicana ya algunos de ellos –y en vista del éxito de la cumbre y el fracaso de la OEA, que aún no se había pronunciado y apenas era que comenzaría a investigar- habían propuesto la creación de una especia de OELA, una Organización de Estados Latinoamericanos, así sin la presencia de los Estados Unidos, cuyas prácticas diplomáticas entorpecen las negociaciones por las continuas y fuertes presiones que ejerce sobre pequeños países del Caribe y por las tácticas dilatorias durante las reuniones (en la reciente cita tomaban la palabra reiteradamente para solicitar la inclusión de temas que no tenían verdadera importancia y hacían de ello punto de honor, lo que trababa las conversaciones y amenazaba con dejar la reunión sin resolución pues muchos cancilleres tenían problemas de agenda).

La lectura que muchos analistas hacen de la cumbre de cancilleres de Washington es que triunfó el multilateralismo, que prevaleció sobre posturas unilaterales (como había sido la misma incursión militar en territorio ecuatoriano). Sin embargo, la demora para emitir una resolución –no una decisión, vale aclarar- que en teoría fue del gusto de todos los involucrados –excepto Estados Unidos, como hemos anotado- pero que no termina de solucionar el conflicto no habla muy bien del organismo regional. No podría afirmar que quienes apuestan por una OELA tengan razón, pero los del sur como que nos entendemos mejor cuando no están los del norte por allí haciendo su juego sucio.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

I want you!”: El reclutamiento de los jóvenes latinos

Posted on 26 marzo, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Por Eileen Truax/ Los Ángeles

La secundaria Roosevelt, en el Este de Los Ángeles, es uno de los puntos de referencia para los jóvenes latinos de esta ciudad. Fue ésta una de las escuelas en donde se realizaron los famosos walkouts que dieron origen al movimiento chicano de los años sesenta y setenta, y por sus aulas han pasado algunos de los latinos que han sobresalido en los últimos años, entre ellos el alcalde Antonio Villaraigosa.

Frente a la secundaria, en el café Arctic Hotspot, decenas de jóvenes hispanos se dan cita después de clases para leer, estudiar o conectarse a internet. En las paredes hay pizarrones con anuncios y volantes anunciando eventos. Y sobre el mostrador, una pila de folletos invitándolos a enrolarse con los Marines.

Para estos jóvenes, la invitación no está sólo aquí. En los canales de televisión en español hay promocionales que ofrecen a los chicos en cuyas casas se habla este idioma la oportunidad de una carrera militar que les dará el financiamiento para sus estudios y una vida llena de seguridad. Los reclutadores se encuentran afuera de las escuelas; les hablan por teléfono, los abordan en los centros comerciales.

Ese fue el caso de Arturo Cambrón, de 24 años, quien tras ingresar al ejército fue enviado a servir en Irak durante 13 meses. “Un reclutador habló con él y le dijo que el ejército le daría educación, entrenamiento para que pudiera trabajar después, y que le iban a dar 20 mil dólares en bonos”, relata su padre, don Arturo. “Él trabajaba en una bodega, no ganaba bien, y acababa de tener una hija, así que vio en esto la solución a su situación”.

A raíz del ingreso de su hijo a la vida militar, don Arturo forma parte del grupo Military Families Speak Out, familias de militares en Irak que se oponen a la guerra. Su hijo, asegura, ha sido afectado emocional y físicamente por la guerra, pero aún así podría ser enviado nuevamente a Irak.

“Los latinos somos un blanco más fácil. Ellos tienen una campaña enfocándose exclusivamente en la comunidad latina porque saben que nuestros jóvenes tienen pocas oportunidades de educación y empleo. Saben qué botones tocar con su publicidad, pero no es justo; los que están peleando son la gente más pobre, la clase obrera de nuestro país. No decimos que no recluten, pero pedimos que sean balanceados, que no presenten la vida en el ejército como si todo fuera bonito y nunca pasara nada”.

El fin de semana pasado el número de soldados estadounidenses muertos en Irak alcanzó los 4 mil. De estos, más del 400 han sido hispanos. El grupo Latinos Contra la Guerra (LAW), una asociación de padres, maestros, estudiantes y artistas hispanos, ha alertado sobre la posibilidad de que este porcentaje se dispare en el futuro debido a la baja en los enrolamientos voluntarios en todo el país, lo que ha obligado a los reclutadores a enfilar sus baterías hacia la comunidad hispana.

“Si te fijas, el 10% de los soldados que han muerto en Irak son latinos, pero ese no es el porcentaje que tenemos en universidades”, me dijo en Arctic Hotspot David Cid, quien es profesor de secundaria y organizador de LAW. “Si en las universidades hubiera también un 10% de latinos estaríamos hablando de igualdad, pero en este caso hay una clara discriminación: a los jóvenes latinos los reclutan para ir al ejército en lugar de la escuela”.

Wendy Barranco, originaria de México y quien a sus 22 años ya es veterana de Irak, coincide. “Hay más reclutadores en las áreas negras y latinas que en los vecindarios donde viven los blancos”, asegura. “He escuchado tantas historias de inmigrantes recién llegados, que firman el contrato y de un día para otro los envían a su unidad en Irak. No saben ni inglés, pero violan las reglas para meterlos”.

Jóvenes como Nelson, de 17 años y cuyo hermano está por ir a un destacamento en Irak por tercera vez, tratan de alertar por todos los medios a los chicos de su generación para que no se dejen “encantar” por los reclutadores. “A mi hermano Sergio le dijeron que con esto iba a poder pagar su universidad, pero desde que regresó la primera vez ya no es el mismo Sergio”, me dijo el joven originario de Guatemala. “Aún si sale algún día, no veo cómo va a tener la energía para ir a estudiar después de todo lo que ha vivido”.

Entre todos, tal vez el argumento más directo, el más contundente, es el que suelta David. “En nuestros barrios hacen redadas para deportar a los padres, pero están reclutando a nuestros hijos. Mientras los hijos pelean por el país, los padres son sacados por la puerta de atrás”.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

De Centroamérica a Estados Unidos vía México: La Realidad Desesperada de una Utopía Prohibida

Posted on 24 marzo, 2008. Filed under: Témoris Grecko | Etiquetas: , , , , , , |

Por Témoris Grecko / Tecún Umán, Guatemala

Uno no ha terminado de llegar a Tecún Umán cuando ya se quiere ir. Este sitio vive de estar en la frontera guatemalteca con México, del tráfico de drogas, armas y seres humanos que va de Centroamérica hacia el norte, de las mercancías de contrabando que van al sur. Es el tipo de lugar en el que las personas se miran unas a otras con suspicacia, al tiempo en que evitan los contactos visuales prolongados. Podría ser como una Tijuana pequeña, pero en aquella famosa ciudad hay movimientos culturales y diversión, más allá de su parte dramática. Aquí no. Abandonamos las calles pavimentadas, salpicadas de burdeles, cantinas y cambiadores ilegales de moneda, y un triciclo taxi vadeó charcos en caminos lodosos para llevarnos a un portón verde, tras el que se encuentra lo que puede ser el único rincón amigable: la Casa del Migrante.

Adentro, lo primero que se ve es un gran mural que debe llenar de esperanza a todos los pobres caminantes que se refugian aquí. Van rumbo a Estados Unidos, vienen de sufrir asaltos de bandidos, extorsiones de policías, chantajes de gente común y han llegado a Tecún a descubrir que son el pez chico y miserable de una larga cadena predatoria, que los más indefensos del pueblo –los mendigos, los drogadictos, los alcohólicos– sólo pueden sobrevivir hincándole el diente al que llega débil y cansado, temeroso e ilegal. En la Casa del Migrante los alojan y alimentan. Además, los alertan: de los riesgos que encontrarán en su paso por México, de la perversión de su gobierno, de la corrupción de su policía, de las pandillas que roban y asesinan, de los peligros mortales de los trenes de carga.

Pero el mural alimenta el ánimo de los esforzados viajeros. Representa una Norteamérica sin fronteras, desde Panamá hasta los Grandes Lagos. El personaje más grande es un hombre que carga un atado con sus pocas posesiones. De sus sandalias cuelgan las raíces recién arrancadas, el dolor de dejar su hogar, su familia, lo único que conoce. Con un pie en lo que sería Costa Rica y otro en Belice, camina tranquilo por América Central. Después hay otras ocho figuras: tres hombres, tres mujeres, un bebé que carga una de ellas, y un muchacho. Están en movimiento sobre el centro y noroeste de México. No se percibe inquietud ni miedo, tan solo expectativa. Ante ellos, el muro fronterizo de Estados Unidos se abre en dos, como lo hicieron las aguas del Mar Rojo frente a Moisés y su pueblo, para que pasen por una hermosa tierra de colinas verdes hasta la gran ciudad. Sobre ella brilla un sol inmenso y bienhechor y ondea una bandera con barras y estrellas en son de bienvenida y señal de la vida buena y tranquila. Es como un sueño…

…que contradice la realidad. Un artista menos inspirado hubiera creado una obra que nos recordaría más a El Bosco que a la pintura naïve, con policías y ladrones que torturan a las almas de los migrantes. Aunque muchos mexicanos están extensamente informados sobre los peligros que sus compatriotas enfrentan como indocumentados para cruzar a Estados Unidos, la mayoría no sabe que tales imágenes son cotidianas en su propio país, que para cientos de miles de centroamericanos que tratan de atravesarlo cada año, México representa la etapa más temible y difícil de un viaje ya peligroso, dos millones de kilómetros cuadrados que se atraviesan entre ellos y su objetivo.

El gobierno de Honduras estima en 168 el número de centroamericanos sin papeles muertos en México en 2006 (más 29 heridos y 13 amputados) y en 91 sólo los del primer semestre de 2007 (más 16 y 7). Esto sugiere que la mortalidad de indocumentados a lo ancho de este muro de grosor gigantesco y porosidad fatal que es ahora México, es casi la mitad de la que se registra al evadir el muro horizontal que sigue construyendo Estados Unidos.

El gobierno mexicano calcula que 400 mil centroamericanos entran sin documentos al país, de los que sólo un 15%, según estimaciones, logra llegar a la frontera con EU. Pero el muro gringo no se abre como el Mar Rojo, obviamente. Tampoco la bandera de las barras y las estrellas les da la bienvenida. Porque incluso para quienes cruzan, consiguen trabajo y se establecen, no hay paraíso ni descanso. En las ciudades estadounidenses, el número de redadas masivas en centros de trabajo, así como el de entradas de la policía en medio de la noche en hogares de personas que trabajan y conviven bien desde hace años, se ha multiplicado: del intento de regularizar a los migrantes que hizo Bush, el cual acompañó con una política de mano dura para ganarse a los anti-inmigrantes, sólo quedaron el puño y los golpes. Se trata de garantizar que la utopía de la pintura de Tecún Umán nunca se cumpla.

.

Créditos: Mural de la Casa del Migrante de Tecún Umán. Fotos de Vivienne Stanton. El reportaje que hicimos sobre la odisea de los migrantes centroamericanos que cruzan México rumbo a Estados Unidos será publicado en la revista Life & Style de abril.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Eloísa Tamez, la Mujer que Demandó a Chertoff

Posted on 21 marzo, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , |

Eileen Truax/Brownsville, Texas

Eloísa Tamez no está acostumbrada a tanta atención. Cuando los reporteros le piden una entrevista todavía se sorprende un poco. “Quiero saber, ¿por qué le interesa mi historia?”, me preguntó cuando la contacté por teléfono para hacer una cita con ella. La respuesta era obvia: “Porque usted es la única persona que ha demandado al secretario Chertoff debido al muro en la frontera”.

Desde que el Congreso de Estados Unidos aprobó el proyecto de construir un muro fronterizo, la vida de quienes viven en el Valle del Río Grande, en Texas, se ha visto radicalmente alterada. Las ciudades ubicadas en ambos lados del río, que marca una frontera natural entre México y Estados Unidos, tienen una relación de amistad y cooperación que data de siglos. Actualmente no se podría entender el desarrollo económico de El Paso, en el lado norte del río, sin Ciudad Juárez, su contraparte en el sur; ni la de Brownsville sin Matamoros, la de Reynosa sin McAllen o la de Eagle Pass sin Piedras Negras. Los habitantes de un lado pasan al otro a trabajar, a comprar, a comer, a veces sólo a pasar la tarde. En los primeros meses del año, algunas de estas ciudades hermanas celebran la tradicional ceremonia del abrazo: los habitantes de un lado y los del otro, encabezados por sus respectivos alcaldes, se dirigen hacia el puente fronterizo. Justo a la mitad, ambos pueblos se encuentran y los alcaldes se dan un abrazo que simboliza la amistad entre ciudades.

En medio de esta vecindad centenaria, al secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Michael Chertoff, se le ocurrió poner un muro. Y el muro tal, según el proyecto, pasará justo por en medio de la casa de Eloísa Tamez.

La casa de Eloísa, quien cuenta con 72 años y es académica de la Universidad de Brownsville, se encuentra en un terreno de tres acres ubicado en el área fronteriza. Descendiente de españoles y apaches, Eloísa asegura que esas tierras han pertenecido a su familia desde hace más de tres siglos. En octubre pasado recibió una llamada del Departamento de Seguridad Interna (DHS) pidiéndole que permitiera la entrada de agentes a su terreno.
“Cuando me explicaron lo que era yo les dije que no podía hacer un negocio tan crítico por teléfono”, relata. Días después Eloísa recibió la visita de un ingeniero y un capitán de la Patrulla Fronteriza, quienes le presentaron un documento que pretendían que firmara: un permiso para permanecer en su propiedad haciendo estudios durante un año, en el que especificaban que el DHS no asumía la responsabilidad por los daños que el proyecto pudiera causar al terreno o al inmueble.

Eloísa se negó a firmar y los visitantes le explicaron que, de no hacerlo, enfrentaría una demanda que podía terminar en la expropiación de la tierra. Y la demanda llegó, pero para entonces Eloísa ya contaba con la asesoría legal de Peter Schey, abogado especialista en temas de inmigración.
Antes de que llegara la fecha de su audiencia ante un juez, Eloísa presentó una demanda en contra de Chertoff, argumentando que la manera en la que pretendían entrar a su terreno, sin buscar una negociación previa, violaba la Ley de Declaración de Incautación.

Para sorpresa de todos, un mes después, el 7 de marzo, el juez Andrew Hanen emitió un primer fallo judicial a favor de Eloísa y de cualquier otra persona que pueda ser afectada en sus propiedades por la edificación del muro a lo largo de la frontera, asentando que el DHS debe agotar el procedimiento de negociación antes de proceder a la expropiación. En el caso particular de Eloísa, el juez no encontró evidencia suficiente de que se hubiera buscado dicha negociación.

“Yo veo esta decisión del juez como un triunfo”, me dijo Eloísa tímidamente. “Nosotros dijimos que el secretario Chertoff no estaba siguiendo la ley y el juez dice que estamos en lo correcto. No pueden sólo entrar y tomar mi tierra; primero tengo que ser consultada”.

Esta primera victoria, sin embargo, es el inicio de una guerra mucho más larga que aún está por librarse. Tras conocerse el caso Tamez vs. Chertoff, cerca de cien propietarios de tierras que ya habían firmado permisos al DHS decidieron buscar asesoría legal, por lo que es posible que la demanda inicial se convierta en una demanda de clase. Y Eloísa, por su parte, está firme en su postura de que ella no va a vender.

“Aunque sean sólo tres acres, es todo lo que tengo”, dice con firmeza. “Al principio sí me daba miedo, pero cuando se comenzó a acercar la gente tuve fe en que estábamos en lo correcto. Yo ya lo veo como un triunfo, porque nunca se había visto que una persona del campo buscara una meta tan grande como enfrentarse a un secretario. Pero yo exijo que él siga la ley, porque él más que nadie debe respetarla”.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Amor entre hermanos

Posted on 19 marzo, 2008. Filed under: Yaotzin Botello -Berlín | Etiquetas: , , , |

Por Yaotzin Botello / Berlín

Patrick y Susan son dos jóvenes alemanes que andan en sus 31 y 23 primaveras respectivamente. Se conocieron en el 2000 y tuvieron amor a primera vista. Desde entonces y por cuatro años lo demostraron procreando cuatro criaturas. Y la verdad es que podría parecer una familia feliz si no fuera porque Patrick y Susan son hermanos.

Por eso, el Estado alemán empezó a desarticular la familia. Primero fue quitando a los niños uno a uno para ponerlos a cuidado del Estado. Luego puso también a Susan con asistencia y al final, la semana pasada, sentenció a Patrick a dos años y medio de cárcel.

No tiene nada que ver con religión. Aquí el Estado tomó el libro de leyes en sus manos y aplicó la del incesto: no puede haber sexo ni hijos entre dos familiares. La justificación de esta Ley es que se tienen muchas más probabilidades de que, al procrear entre familiares, nazcan criaturas con malformaciones genéticas.

Y es verdad porque dos de los cuatro hijos de Patrick y Susan presentan una malformación genética.

Pero a Patrick poco le importó el fruto del amor con su hermana, lo que él al final estaba peleando era el amor en sí. Él quería quedarse con su amada, quería tener una relación normal, y para ello se esterilizó y demandó al Estado. Un poco tarde porque la prueba contundente del incesto, las cuatro pruebas, ya estaban en manos de los burócratas alemanes.

Los hermanos Zeus y Hera, también pareja

Patrick y Susan tienen una historia particular. Ambos se conocieron en el 2000. Patrick fue dado en adopción desde muy chico, desde la separación de sus padres. Su hermana creció con otra familia. No estoy enterado de si son los mismos padres que se juntaron ocho años después para tener una hija o si se trata de una media hermana, pero la información de los tribunales y de los medios siempre los trata como hermanos.

“Es una relación normal, como cualquier otra. Ambos provienen de un nivel humilde. El veredicto no convence ni humana o jurídicamente”, dice el abogado.

De hecho, el veredicto del tribunal de Karlsruhe abre la puerta a una nueva discusión: con él se estaría desvalorizando la vida de las personas discapacitadas, no sólo por cerrarles las puertas al nacer, sino porque no permite ni siquiera cuidarlos una vez nacidas.

¿Existe el amor entre hermanos? ¿hasta dónde sería válido? ¿es prohibido en otros países? ¿qué dice la religión?

A Patrick sólo le queda la opción del Tribunal Europeo para los Derechos Humanos pero todavía no se sabe si pronto empezará su proceder ahí.

Patrick y Susan
Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

¿Quiso Colombia Asesinar Mexicanos en Ecuador? ¿Y qué hace el Gobierno Mexicano?

Posted on 17 marzo, 2008. Filed under: Témoris Grecko | Etiquetas: , , , |

Por Témoris Grecko / Ciudad de México

El gobierno colombiano sabía que cinco mexicanos desarmados simpatizantes de las FARC estaban en el campamento guerrillero que atacó con fuerzas y táctica destinados a matar a todo el mundo, sin tomar prisioneros ni dejar heridos masculinos. Si esto no es correcto y no lo sabía, el presidente Álvaro Uribe tendría que pedir algunas renuncias en su servicios de inteligencia, porque sus agentes habían estado espiando las actividades de estas personas tanto en México como en Ecuador. En cambio, si esto es correcto y Uribe escogió dar el golpe en el momento en que los mexicanos estaban en el campamento, indica que además de asesinar al líder guerrillero Raúl Reyes, entre los objetivos secundarios estaba el de matar a los mexicanos, tal vez como castigo y lección para los jóvenes que simpatizan con el movimiento insurreccional en América Latina, en general, y en México, en particular, y que los padres de Lucía Morett, la mexicana sobreviviente, y de sus connacionales muertos en el operativo, tienen razón cuando acusan al gobierno colombiano de haber cometido un “crimen de Estado”.

En cualquiera de los casos posibles, las autoridades mexicanas tendrían que enviar una misión investigadora propia y exigir responsabilidades al gobierno colombiano, antes que cualquier otra cosa. En lugar de esto, han permitido que Uribe las arrincone, han contribuido a la justificación de la muerte de sus ciudadanos y a que se cree en México un ambiente de cuestionamiento contra la Universidad Nacional, a la que se pretende linchar retóricamente por las actividades políticas que, en ejercicio de sus libertades, realizan unos pocos de sus 300,000 alumnos. Ante el desprecio y el cinismo del ministro colombiano de defensa, Juan Manuel Santos, quien justificó los asesinatos con el argumento de que “no era precisamente unos angelitos”, la Cancillería mexicana contribuye a la justificación.

Los mexicanos que estaban presentes en el campamento de las FARC cuando éste fue atacado estaban desarmados, vestidos de civil y, según la evidencia disponible, lo que realizaban no eran acciones ofensivas contra el ejército colombiano, sno turismo revolucionario. Pertenecían a la Cátedra Simón Bolívar, una agrupación extra-académica que, como muchos otros grupos estudiantiles, utiliza un cubículo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Desde hace años, el gobierno de ese país había exigido al de México que actuara contra los grupos relacionados con las organizaciones guerrilleras colombianas en su territorio. En respuesta a ello, en 2002, el presidente Vicente Fox ordenó el cierre de la oficina que tenían en Ciudad de México.

Álvaro Uribe y sus ministros, sin embargo, no quedaron satisfechos. Identifican a la Cátedra como uno de los grupos que simpatizan con las FARC y, a la par que mantenían la presión diplomática sobre México para que los desmantelara, realizaron labores de espionaje contra ellos. Esto fue reconocido públicamente por el embajador colombiano quien aseguró además que se trataba de tareas autorizadas por el gobierno mexicano. Al respecto, la cancillería mexicana dijo que no era cierto. Pero, increíblemente, nadie en el gobierno mexicano dijo nada de hacer algo para impedir que el gobierno colombiano siga espiando: ni notas diplomáticas, ni revisión de acuerdos, ni investigaciones, ya no digamos la expulsión de los espías.

Bogotá tenía vigilados a los miembros de la Cátedra. Y, al igual que otros servicios de inteligencia latinoamericanos, realizaba espionaje en el segundo congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana, el encuentro de seguidores de la izquierda insurgente que tuvo lugar en Quito y al que acudieron los mexicanos de la Cátedra. ¿Supo Uribe que también tenían pensado visitar el campamento de las FARC? Eso es muy posible, ya que además de espiar en el Congreso, estaban vigilando el campamento guerrillero para asegurarse de que Raúl Reyes se encontrara ahí en el momento del ataque. Si entre sus objetivos secundarios no hubiera estado eliminar a los mexicanos, el gobierno colombiano, como cualquier otro, hubiera optado por evitar las complicaciones diplomáticas extra que conlleva matar a civiles desarmados de terceros países.

Los miembros de la Cátedra cometieron un error fatal: fueron a Quito, luego al campamento, regresaron a Quito y volvieron e internarse en la selva para ir al sitio donde morirían. Es dable pensar que si a los colombianos se les había escapado la primera oportunidad, no ocurriría lo mismo en la segunda. El ejército colombiano tenía en la mira el campamento y escogió el momento para dar el golpe. No parece casualidad.

Además de ilegal, la operación militar del ejército colombiano es comparable a una masacre. Quien siga de vez en cuando los saldos de enfrentamientos como éste, verá que la cantidad de heridos suele multiplicar a la de muertos, y a la vez, la de prisioneros a la de heridos. Y además, lo más común es que haya bajas de los dos lados. Aquí no. Los colombianos no tuvieron ni un rasguño. No tomaron prisioneros porque la fuerza que emplearon (armas, efectivos y táctica) estaba diseñada para matar a todo el mundo sin dar oportunidad de nada. Fue una lección de brutalidad. Hubo 25 muertos. Y sólo tres heridos. O heridas: parece improbable que la casualidad haya permitido que quienes escaparon a la muerte hayan sido sólo mujeres. ¿La caballerosidad del soldado colombiano? Hay denuncias de que algunos de los muertos recibieron el tiro de gracia, y son creíbles precisamente porque resulta extraño que sólo las mujeres sobrevivieran. Es decir, fueron asesinados, y eso pudo incluir a alguno de los mexicanos.

¿A quiénes les querían dar esa lección? ¿Sólo a las FARC? ¿Al gobierno ecuatoriano? ¿A los mexicanos simpatizantes de la insurgencia colombiana? ¿Quisieron hacerles en Ecuador lo que no pueden en México?

No extrañaría. El gobierno de Álvaro Uribe, y el propio presidente, suelen actuar como matones y no como representantes democráticos. Ahora mismo están a punto de pagarle dos millones y medio de dólares a un asesino a sangre fría, al guardaespaldas que mató a otro líder guerrillero, a quien debía proteger. Dada la calaña del tipo, ya lo podemos imaginar invirtiendo el dinero de los impuestos en matar más gente, traficar drogas u otro tipo de actos criminales. El propio cinismo de su intervención bélica en un país extranjero indica el estado de su calidad moral. Y por si quedaban dudas, el ministro Santos viene a decir que los mexicanos desarmados que mataron bajo sus órdenes no eran “angelitos”: o sea que debemos aplaudirle, él puede decir quiénes se portan bien y quienes mal y deben morir.

¿Reclamó el gobierno de México a Santos por trivializar y justificar de esta forma la muerte de sus ciudadanos? No. La respuesta oficial de la Cancillería fue: “Es preocupación del gobierno federal que ciudadanos mexicanos estén relacionados con una organización como las FARC, conocida por su ilegalidad y naturaleza violenta; por ser autora de múltiples secuestros, actos de sabotaje, extorsiones y actividades de narcotráfico”. O sea, hace a los muertos culpables sin pruebas, ayuda a desvíar la atención: del acto homicida a la simpleza de que no eran “angelitos”.

¿De quién es abogado el gobierno mexicano? ¿De sus ciudadanos? ¿O del de Colombia? ¿Por qué adelanta juicios sin haber investigado? Es como un papá a cuyo hijo otro padre golpeó y que, sin haber ido a ver qué pasó, se apresura a decir: “Me preocupa que esté rompiendo ventanas”.

¿Qué quiere hacer para averiguar las circunstancias de la muerte de sus ciudadanos? La Cancillería le pidió a Colombia “que proporcione a nuestro país cualquier información derivada de las investigaciones que en relación con estos hechos se llevan a cabo”. ¡Quiere que el asesino le cuente cómo mató al niño!

Ya tendría que hacer investigaciones propias (a lo que el gobierno ecuatoriano probablemente accedería, pero México no lo ha sugerido ni por asomo) y exigirle responsabilidades a Colombia con una fuerza sólo menor a la de Ecuador. Pero ni siquiera les proporciona un respaldo eficaz a Lucía Morett, internada en un hospital de Quito, y los padres de los muertos, quienes han dicho que se han sentido mucho mejor atendidos por las autoridades ecuatorianas (el PRD mexicano, un partido de oposición, es el único que se está movilizando para repatriar los cadáveres). No investiga, permite que los colombianos espíen ilegalmente en su territorio y que maten impune y cínicamente a sus cudadanos, y además, por si faltara algo, se deja poner contra las cuerdas: Bogotá está cuestionando con firmeza a Ciudad de México por la presencia de mexicanos en Ecuador y le exige reprimir a los simpatizantes de las FARC, aún sin demostrar que están violando leyes mexicanas.

Extra: el gobierno mexicano, por pasiva y por activa, facilita una operación de linchamiento contra la UNAM: en pasiva porque su inacción diplomática ha creado el vacío en el que los medios mexicanos miran hacia el interior para denunciar a los simpatizantes de las FARC como si fueran delincuentes, y en activa porque sus órganos de seguridad han entregado información a esos mismos medios –información que no viene acompañada de prueba alguna– con la que identificaron a ciudadanos mexicanos como supuestos representantes de las FARC en México –lo cual fue negado por los señalados–.

Es patético el escenario diplomático. Las cumbres de la OEA y del Grupo de Rio permitieron que Colombia se saliera con la suya, apenas con un llamado de atención, sin condena explícita, y con una declaración de Uribe en la que afirmó que se siente con derecho a intervenir en cualquier país en persecución de las FARC, en otro despliegue de cinismo y bravuconería. Esto recuerda a la “ley de invasión de La Haya”, con la que Estados Unidos anuncia que atacará a las naciones que pretendan juzgar a estadounidenses.

Pero es más patética la actitud del gobierno mexicano. Tiene razón al preocuparse por la posibilidad de que sus ciudadanos se enreden en acciones ilegales, sobre todo contra otro país. Pero antes tiene que investigar si eso es cierto. Y todavía antes de investigar y declarar cualquier cosa por el estilo, tiene que protegerlos y, en este caso, asegurar que se juzgue a quienes los mataron, empezando por quienes dieron las órdenes. ¿Acaso cree que Uribe y su ministro Santos sí son “angelitos”? ¿Está dispuesto a desproteger a sus ciudadanos porque un gorila colombiano dice que no son “angelitos”? ¿Para qué tenemos gobierno, entonces? ¿Para qué le pagamos al “chico súper poderoso”, el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño? ¿Para que haga negocios familiares con Pemex? ¿Y a los secretarios de Exteriores, Defensa, Seguridad Pública y al procurador general?

Bueno, para ser más concreto: Si no le interesa representar a sus ciudadanos, ¿para qué quería Felipe Calderón ser presidente?

ACLARACIÓN NECESARIA: Considero que los dirigentes de las FARC son criminales peligrosos. Pero lo importante en esta nota no es ese grupo, sino las víctimas del ataque.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 11 so far )

Sociedad Zombi: La niña de Rajoy no nació el 9 de marzo

Posted on 16 marzo, 2008. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , |

Por Catalina Gayà

Con retraso, ya lo sé, aquí va la historia de la niña que no nació. El líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, hizo alusión al final del primer debate con el actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y en ese momento candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a una niña, que es la que él esperaba que naciera en España si él ganaba las elecciones. La niña, por supuesto, tenía unos padres (hombre-mujer) que trabajarían, tendrían una casa, serían honrados y ella tendría las mejores oportunidades de estudio (inglés perfecto, claro), trabajo y luego de matrimonio. Las 13 millones de personas que seguíamos el debate nos quedamos sin habla. A algunos, los simpatizantes y militantes del PP, les entró la niñamanía y se hicieron camisetas que ponían: “Yo soy la niña de Rajoy” y que lucían en los mítines del PP. A otros, entre los que yo me cuento, nos pareció demagogia y un horror, fuera de la realidad la posibilidad de plantear a una niña con ese futuro. Rápidamente en Internet salieron vídeos con la niña de Rajoy: algunos emulaban a la niña del exorcista, otros recuperaban las palabras que la hija de Franco, el dictador, había pronunciado para todos los niños y niñas de esa España triste y destrozada que mandaba Franco. Los políticos tampoco se callaron: Joan Herrera, el candidato de Iniciativa per Catalunya-Verds, un partido catalán que se define como de izquierdas, solidario y verde, dijo en un discurso que él trabajaba por si la niña de Rajoy era lesbiana.

En fin, media España se rio o se vanaglorió de la posible-futura existencia de esa pequeñaja. Algunos articulistas le auguraban un final muy negro: psicoanálisis o terapias varias durante años y años o adicciones varias. En esos días, yo andaba, como dicen en México del tingo al tango, o sea, entrevistando a especialistas en diferentes temas para una sección que titularon “Tome nota, presidente”. Ninguno de mis entrevistados me habló de la niña. Me explicaron cómo estábamos en materia de igualdad, inmigración, islamismo, investigación-desarrollo-innovación, ley de dependencia, cultura, cambio climático… Debo confesar que para mi sorpresa –y os aseguro que no pretendo defender el mandato socialista ni mucho menos—hemos avanzado y, mejor todavía, hemos cambiado el sistema legislativo en muchísimos aspectos como maltrato a las mujeres, se ha aprobado la ley de dependencia aunque las ayudas todavía no han llegado….. ¿Qué pasaba entonces? ¿Por qué todo el mundo andaba con el ánimo por los suelos y tenía miedo de que la niña de Rajoy al final naciera?

Una llamada. Una mujer muy querida, a la que he prometido que no la citaría, me llamó en uno de esos días en los que yo andaba con estas nubes grises sobre mi cabeza y con un cansancio bastante evidente. Y, por primera vez en 18 años y tengo 32, no se preocupó por mi cansancio. Textualmente me dijo: “Trabaja para que la niña de Rajoy no nazca”. Al principio, me reí pero me hizo pensar mucho y me dio miedo el miedo que sentía la gente –por supuesto no los votantes del PP—ante la posibilidad de que la niña naciera.

Efectivamente, la niña de Rajoy no nació el 9 de marzo, pero lo pagaron los partidos minoritarios. Ganó el PSOE ergo ganó Zapatero, pero los analistas atribuyeron el aumento de votos del PP a las nuevas generaciones, a esas niñas que se habían puesto la camiseta y que habían salido a la calle para decir: “Yo soy la niña de Rajoy”. Los votantes de 18 años sí creyeron en esa niña.

El 10 de marzo, comentábamos con un colega que la gente estaba tranquila, pero no feliz. Los resultados electorales en España fueron una muestra de bipartidismo y , los que votamos con miedo, tenemos algo en el cuerpo que nos dice que hay que cambiar algo. Y no solo la niña.

P.S: Leímos también que Cristina Fernández, en Argentina, y Felipe Calderón, en México, hablaron de una niña. Fernández hasta le puso nombre Dolores Argentina, el sentido dramático de los argentinos es genial. El asesor de campaña de Rajoy, Fernández y Calderón era el mismo. ¿Qué les pareció en México y Argentina? ¿Hubo revuelo?

Leer entrada completa | Make a Comment ( 8 so far )

México: La Reforma Judicial y el Peligro del Arraigo

Posted on 14 marzo, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Uno de los mayores pendientes en los países que transitan a la democracia desde la caída del comunismo (lo que Huntington llama tercera ola democratizadora) es la impartición de justicia. La justicia (dar a cada quien los suyo, según Ulpiano) es prácticamente inexistente en lo regimenes autoritarios, no es requerida, el “líder” da a cada quien lo “suyo”. No obstante que existen formalmente órganos jurisdiccionales, “poderes judiciales”, son inoperantes.

El caso mexicano no se abstrae de los razonamientos antes planteados. La jurisdicción (decir el derecho, impartir la justicia) fue, a la quiebra del sistema político autoritario, una de las funciones del poder estatal más dañada. En México, según cifras del Centro de Investigación para el Desarrollo CIDAC, basadas a su vez en cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la impunidad alcanzaba para el año 2000 el 96%, en los delitos denunciados, es imposible de calcular la cifra negra de los no denunciados. El crimen organizado, primordialmente el narcotráfico, atizado por el aumento en la demanda desde los EUA y el tráfico de armas de alto poder desde el mismo país hacia las mafias mexicanas, ha sido un componente catalizador del problema, escalando la violencia en todos sus niveles.

El panorama ciertamente alarmante ha sido nido fecundo de ideas para el acotamiento de derechos fundamentales a niveles aberrantes.

El caso particular es que hace unos días se aprobó en el Congreso de la Unión de México la, denominada por algunos especialistas, “reforma judicial” para tener mejores elementos para combatir al crimen e impartir de manera pronta y expedita la justicia, fundamentalmente justicia penal. La reforma contiene, a mi juicio, elementos destacables como la oralidad de los juicios, la creación de jueces coordinadores del Ministerio Público, enviar a juzgados de paz delitos patrimoniales de menor cuantía, etc. Sin embargo se trató, en la iniciativa original, de autorizar los cateos policíacos sin previa orden de un juez, medida que por evidentemente inaceptable no fue incluida finalmente. Pero la alarma generada por los cateos permitió que se elevara a rango constitucional (cierto es que falta la aprobación de la mayoría de las legislaturas locales para que la reforma constitucional surta efecto) el arraigo, cosa que en mi particular punto de vista es inaceptable y a continuación me explico.

El arraigo como medida de seguridad para que un presunto delincuente no huyera del muy corto brazo de la ley no es nuevo y bajo algunos parámetros puede resultar aceptable. En muchas partes del mundo a la gente se le ordena que no salga del país o de su ciudad mientras se lleva a cabo una investigación, lo cual ciertamente limita alguna de sus libertades, como la de tránsito, pero no se le priva de otras cosas. En México, ante la nula capacidad de investigación del Estado, de unos años para acá se puso de moda el “primero te arraigo y luego te investigo”, eso en buen español se llama “pesquisa” y está prohibida desde la época de la colonia, con la modalidad de que no es un arraigo territorial sino una privación de la libertad de facto. En un principio se usaban hoteles (de la peor ralea) para arraigar a los “presuntos”, eran lugares en donde no había ni que comer ni como bañarse, y luego llegamos al desarrolladísimo punto de crear un Centro Nacional de Arraigos, una cárcel de facto. En el argot judicial se dice que una orden judicial de arraigo de 30 días es como un vaso con agua, no se le niega a nadie.

El punto es que solo a una ínfima parte de los arraigados se los acusa formalmente y se los somete a proceso penal, por lo tanto, la gran mayoría sin deberla ni temerla fueron privados de la libertad, sin ser formalmente acusados de absolutamente nada y siendo completamente inocentes. No sé ustedes pero yo no me imagino diciendo en mi empleo que voy a dejar de asistir por treinta días a trabajar, evidentemente me quedo sin trabajo. El arraigo, en la modalidad que la incompetencia investigativa del Estado Mexicano ha usado, es una monstruosidad indigna de un país que pretende transitar a la democracia real, priva no solo de poder moverse libremente de una ciudad a otra, sino que priva de la libertad, del derecho al trabajo, del derecho a la fama pública y además arroja resultados paupérrimos en términos de procesos iniciados y sentencias condenatorias. Hago votos porque como sociedad civil estemos en tiempo de que se escuche nuestra voz y la mayoría de las legislaturas estatales no permitan que seamos ciudadanos de cuarta y a la policía se le den instrumentos de “primera” para obtener resultados de octava.

Otro punto relevante e inaceptable de la reforma será la privatización de la acción penal en la que el Ministerio Público pierde protagonismo y el Estado por ende claudica en el monopolio del ejercicio de la fuerza por lo que la acción penal será ejercida, al menos de manera efectiva, solo por los grandes despachos de la grandes corporaciones. Tema aparte prometido para otro post.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Respuesta de Lydia Cacho: Asilo Político

Posted on 13 marzo, 2008. Filed under: Invitados | Etiquetas: , , |

Hace unos días me entrevistó el corresponsal de la agencia de noticias EFE, durante nuestra charla me preguntó hasta donde, hasta cuando seguiré dando la batalla. Entre mis respuestas le comenté sobre varias reuniones con personajes internacionales que miran a nuestra patria, México, con ojos de asombro y cariño a la vez. El año antepasado la revista Yo Dona de España me otorgó un premio de Derechos Humanos y Periodismo, lo recibí de una mujer a quien admiro profundamente: María teresa Fernández de la Vega Sanz, la Vicepresidenta de España. Ella conocía bien el caso (el de los pederastas y pornografía infantil y por ende el del dúo dinámico del coscorrón contra mi: Mario Marín-Kamel Nacif).
Luego de entregarme el premio, la vicepresidenta, en una charla emotiva me ofreció con toda seriedad que en caso de que yo lo considerara conveniente, bastaría con buscarla para solicitar asilo político en España para seguir trabajando sin miedo a perder la vida. Le agradecí infinitamente su oferta, en especial porque en aquel entonces no había ganado la batalla legal a Kamel Nacif y pendía sobre mi cabeza la posibilidad de pasar 4 años en prisión por haber escrito “Los demonios del edén: el poder detrás de la pornografía infantil”.

El año pasado, luego de una charla con diplomáticos representantes de varios países de la Comunidad Económica Europea, recibí un ofrecimiento del gobierno francés. Dado que mi madre nació en Lyón, yo automáticamente puedo adquirir la nacionalidad gala, y con ello salir de México para protegerme de la venganza de las mafias criminales a quienes retraté con mi trabajo periodístico y a quienes he intentado llevar ante tribunales. Luego de los múltiples llamados de Amnistía Internacional, de Human Rights Watch y otros organismos internacionales, gente del Departamento de Estado norteamericano, me hizo el mismo ofrecimiento. Hace un par de semanas una extraordinaria mujer, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Louise Arbour, me citó en un hotel de la Ciudad de México para charlar sobre mi caso durante 20 minutos. En realidad estaba perfectamente enterada de todo, simplemente me pidió que le explicara qué había sucedido en la Suprema Corte de Justicia mexicana. Esta mujer de mirada dulce ha sido Fiscal en Jefe para crímenes de guerra del Tribunal Penal Internacional para Ruanda y del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. Actualmente es jueza de la Suprema Corte de su país (Canadá). ¿Cómo explicarle los 6 votos de la Corte a favor de Mario Marín a una experta en leyes? Sería soberbio de mi parte intentarlo. Ella conoce las llamadas telefónicas entre el “Gober precioso” y Kamel Nacif, también las de Nacif y el pederasta Succar Kuri, por lo tanto su pregunta era retórica, en realidad lo que me pidió fue que compartiera mi hipótesis de lo que está detrás de los 6 votos que avalan la impunidad a redes de pederastas y los 4 votos que nos dan esperanza. Cuando le dije que este es un caso de las y los mexicanos, no de Lydia Cacho, y por eso no me rendiría, me ofreció ayuda para entablar las denuncias en tribunales internacionales, al despedirnos con un abrazo me ofreció –en caso de sentirme insegura- la asistencia para exiliarme.

¿IRSE O QUEDARSE EN MÉXICO? He recibido cientos de correos, algunos me piden que me vaya del país y otros me dicen que me quede, que no me raje, que no estoy sola. Los leo todos, y quisiera tener el tiempo para responder a cada persona que se tomó el tiempo de escribirme, de compartir sus preocupaciones, o sus propias experiencias con la justicia mexicana.

Me escriben las familias de padres o hijos que fueron secuestrados, algunos asesinados, otros sobrevivientes de la ambición criminal. Mujeres y hombres que buscan angustiados a sus niños o niñas arrebatados por “robachicos” en algún parque o esquina de México. Me escriben amas de casa indignadas, empresarios que confiesan no tener mi valentía pero ser solidarios, me escriben niñas de catorce años que no entienden, ni quieren entender, la crueldad humana. Me escriben familiares, abogados, amistades de cientos de víctimas de pederastas en todo el país. De un niño violado en un colegio de los Legionarios de Cristo, de una niña violada por su abuelo, de tres pequeños abusados por un político. Me escriben amigas y amigos de la infancia a quienes les perdí la pista; desconocidos de Barcelona, de Madrid, de Berlín, de Italia, de Portugal, de Dublin. Compatriotas de Tijuana, de Torreón, de Nuevo León. Llueven correos de Monjas que salvan niñas en La Merced, de chavos banda que piensan que soy “una vieja a toda madre”. Leo correos de mi sobrino Santiago que a sus 12 años descubrió que en su país hay una Suprema Corte y que se indigna porque los Jueces y Juezas no puedan ver lo que “Un niño mexicano sí entiende: que un gobernador ayudó a proteger a unos pederastas y torturaron a Lydia Cacho por eso”.
Recibo un correo de mi amiga Itzel, que me dice que ella no tiene mi valentía. Y aquí el respondo que para ser valiente se necesita conocer el miedo, y el mundo sería mucho mejor si hubiera menos personas valientes y más personas felices y pacifistas.

No me voy, no voy a ninguna parte más que para adelante, hasta esclarecerlo todo. Porque perdemos en los tribunales pero ganamos al reivindicar el buen periodismo, nuestro derecho a conocer al verdad, a rescatar la honestidad, la solidaridad y la cultura aplicada de nuestros derechos humanos.

No me quedo en México por ser valiente, me quedo por dignidad. Ya nos han arrebatado suficiente a millones de mexicanos y mexicanas.

Yo, Lydia Cacho, a las mafias político-empresariales-criminales no les regalo mi libertad, ni mi derecho a estar cerca de mis amores y amistades. No les regalo ni una pesadilla más en su nombre, no les doy mi enojo sino mi paz interior; no les doy poder de ahuyentarme sino de saberse hombres y mujeres de espíritu pequeño.

Cada año 400 mil personas huyen de México expulsadas por la pobreza, la violencia y la corrupción. No podemos seguir sumándonos al exilio mexicano. Respeto a quienes eligen salir y cambiar su vida, abandonar la patria es un acto de valentía. Somos millones quienes soñamos con un país distinto, por eso sé, como ustedes me escriben, que no estoy sola. Parafraseando al maravilloso poeta Eliseo Alberto, compañero de mirada amorosa: “Si un minuto basta para morir, qué no va a ser suficiente para cambiar”.

Ellos, los corruptos y malos son en realidad muy pocos. Nosotras, nosotros, en cambio, seguimos siendo mayoría, por eso no pierdo la esperanza de que México pueda cambiar. Y por si las dudas, yo me quedo aquí para celebrarlo.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 6 so far )

« Entradas anteriores

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...