El Elliot Ness Mexicano

Posted on 2 junio, 2009. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: , , , |

Por Alejandro Pérez Corzo / D.F.

Vaya declaración la que hizo en marzo el Presidente Obama respecto del Presidente Felipe Calderón. Me ha dado vueltas en la cabeza desde entonces sin abandonarme más de un par de días para regresar a manera de vértigo y obligándome escribir estas líneas que espero me resulten paliativas. ¡Lo comparó con Elliot Ness en su guerra contra el narcotráfico! (la entrevista de Obama con la cadena CBS al hacer click aquí).

Un halago sin duda, merecido quizá. Eso no es lo que me quita el sueño. Lo que si me lo quita es que precisamente Eliott Ness y la mafia de chicago traficando alcohol son el perfecto ejemplo de lo ineficaz que es la lucha contra la oferta de sustancias ilegales que por otra parte se demandan incesantemente. ¿Eliott Ness, personaje mitificado por su probidad y valor obstinado, acabó con el tráfico de alcohol, sus mafias multimillonarias y sus consecuencias nefastas? ¡No rotundo! Los héroes que acabaron con esa práctica mafiosa y los daños colaterales, cuya incorporación al cine sería probablemente muy aburrida, fueron quienes por las causas que sea impulsaron la legalización del consumo del alcohol. Muerto el perro se acabó la rabia. El perro no es ni la oferta ni la demanda sino las enormes ganancias marginales que generan la producción, transportación y comercialización de drogas ilegales.

No es la primera vez que toco en este generoso espacio el tema (más al hacer click aquí), me atrevo a reiterar, sólo para poder dormir.

Quiero puntualizar una serie de hechos que pueden ser constatados en las fuentes oficiales (a confesión de parte, relevo de prueba, decimos los abogados), los informes de la ONU, encuestas mundiales y nacionales sobre adicciones y reportes de derechos humanos.

1.- El narcotráfico y el combate al mismo generan más muertes que todas las drogas de cualquier tipo juntas.

2.- los países en vías de desarrollo invierten un presupuesto sustancialmente mayor en combatir el tráfico de drogas que en combatir todos los problemas de salud asociados a su consumo en su conjunto.

3.- El dinero generado por el tráfico ilegal de drogas ha corrompido, en mayor o menor grado, a todos los Estados involucrados afectando otras facetas gubernamentales, no solo el combate al crimen.

4.- El tráfico de la droga ha allanado el camino a otro tipo de actividades criminales colaterales.

5.- La rentabilidad del negocio y el pago en especie ha convertido en consumidores a los países originalmente productores.

6.- No hay un solo país en el mundo que tenga como principal problema de salud o causa de muerte el consumo de drogas. Por otro lado existen países que como México tienen entre sus principales problemas al narcotráfico.

7.- Durante los primeros seis meses del 2008, únicamente en México, la guerra contra el narcotráfico ha generado más muertes que de soldados estadounidenses en TODA la guerra de Irak.

8.-La inversión en el combate al consumo a nivel mundial no representa ni la décima parte de lo invertido en combatir la oferta.

9.-En las cifras el combate a la oferta no ha reducido, en ninguna parte del mundo, en absoluto el acceso a las drogas sin embargo ha encarecido el producto generando un crecimiento del volumen de dinero que desplaza el negocio del narcotráfico y por ende su poder corruptor.

10.- Los volúmenes de divisas producto del narcotráfico que se mueven de un país a otro tienen capacidad de desestabilizar sistemas financieros incluso de países desarrollados.

11.- El producto del tráfico de drogas ha financiado sistemáticamente a las organizaciones terroristas internacionales.

12.-El número de muertes por la deficiente calidad en la producción de drogas tiene una representación significativa en el total de muertes por consumo de drogas.

13.- El precio de las drogas “inflado” por su ilegalidad en muchos casos es la principal causa por la que el adicto comete delitos patrimoniales o incluso se vuelve menudista de drogas.

14.- La gran mayoría de las personas que no consumen habitualmente drogas se abstienen más por motivos de cultura sanitaria y principios personales que por el hecho de que sean ilícitas.

15.- La gran mayoría de las personas afirma que no comenzaría a consumir habitualmente drogas por el simple hecho de que fueran mercancías lícitas.

16.- Existe un nexo causal entre la rentabilidad de las drogas y la inversión en la investigación en “drogas de diseño”.

17.- Al Capone y la mafia de Chicago mataron mucha más gente que el alcohol que traficaban.

18.- El volumen de dinero desplazado por los principales cárteles a nivel mundial iguala e incluso supera a los generados por algunas empresas del fortune 500.

19.- El poder de corrupción o coacción de los cárteles del narcotráfico les ha permitido monopolizar además, en algunos casos como el mexicano, el ejercicio de la criminalidad común.

20.- El narcotráfico ha penetrado sistemáticamente la estructura de las agencias encargadas de combatirlo.

21.- La justicia social y el estado de bienestar se postergan cuando los Estados requieren de concentrar sus fuerzas para combatir el narcotráfico.

22.- La representación política se ve amenazada por la necesidad de los narcotraficantes de acceder al ejercicio del poder público.

23.- El Estado en su afán de acabar con el narcotráfico viola sistemáticamente los derechos humanos de la población civil.

El Presidente Calderón no tiene otra opción que seguir siendo Elliot Ness, porque así se lo marcan la Constitución y las leyes, ese es su papel, luchar para contener al narcotráfico y sus consecuencias. El papel de la sociedad civil y sus representantes es de generar un debate integral y serio del tema.

Tumba de Elliot Ness, tomada del Flickr de Michelle Belanger

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Pequeños ciudadanos de dos clases

Posted on 24 abril, 2009. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

 

Conmovedora, la imagen: los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de México, Felipe Calderón, caminaban por una alfombra roja en Los Pinos durante la visita del primero a México el pasado 16 de abril, mientras decenas de niños agitaban banderitas de ambos países y aplaudían, y saludaban al visitante.

Un poco más tarde, mientras Obama daba su discurso, se supo que los niños elegidos para presenciar la llegada del mandatario eran alumnos del Colegio Americano y del Westhill Institute, ambos en la Ciudad de México. Muchos de estos niños son nacidos en Estados Unidos o hijos de padres estadounidenses, por lo cual cuentan con esta ciudadanía. Durante el evento, los niños escucharon el Himno Nacional de Estados Unidos con la mano colocada sobre el pecho, como es la costumbre en este país.

Sin embargo otros niños, también estadounidenses, no tuvieron un sitio de honor durante la visita de Obama. Fueron aquellos que participan en el movimiento encabezado por la activista migrante Elvira Arellano, deportada en 2007, y su hijo Saúl, ciudadano estadounidense; niños y jóvenes en la misma situación, hijos de padres deportados, quienes realizaron una protesta frente a la Embajada de Estados Unidos en México mientras Obama visitaba Los Pinos. 

El grupo, conformado por integrantes de las organizaciones Familia Latina Unida sin Fronteras, Movimiento Migrante Centroamericano, y Nuestros Lazos de Sangre, entregó una carta dirigida a Obama en la cual los niños pidieron que, en nombre de la unidad familiar, cesen las redadas y las deportaciones en Estados Unidos mientras llega el momento de que el Congreso discuta una posible reforma legislativa en materia de inmigración, ofrecida por la propia Casa Blanca hace apenas unos días. 

Un reporte del Pew Hispanic Center dio a conocer a principio de este año que más de 112 mil padres de familia migrantes han sido deportados desde Estados Unidos hacia sus países de origen durante la última década, lo que ha dejado sin un padre, o sin los dos, a más de medio millón de niños estadounidenses.

De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Interna (DHS), 37% de estos padres de familia ya habían sido deportados alguna vez, pero habían reingresado al país ilegalmente para poder estar con sus hijos. Otro reporte, éste realizado en 2007 por The Urban Institute, indica que los niños cuyos padres han sido arrestados durante redadas en centros de trabajo, quedando abandonados en guarderías y escuelas, o al cuidado de familiares y amigos, presentan daños psicológicos y emocionales irreversibles.

El tema de los derechos de los niños nacidos en Estados Unidos a vivir en su nación en compañía de sus padres ha sido largamente debatido. En aras de mantener la unidad familiar, los grupos activistas han exigido que se instauren mecanismos que permitan a los padres indocumentados permanecer en el país, para que los niños que tienen el derecho a vivir en él por nacimiento, no queden fuera del núcleo familiar. Como respuesta, los grupos conservadores han impulsado medidas radicales en el sentido opuesto, buscando que se elimine el derecho a la ciudadanía estadounidense para los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos.

Mientras los jaloneos políticos y legislativos siguen su curso, como lo han hecho durante años, estos chicos continúan siendo los afectados. Sus opciones son dos: o permanecer en el país que los vio nacer y crecer, el único que conocen, el que les puede brindar la estabilidad y seguridad a la cual tienen derecho, o renunciar a éste para ir a vivir al lado de sus padres en los países que los obligaron a migrar un día por la falta de oportunidades, y en los cuales, en la mayoría de las ocasiones, la situación es igual o peor que cuando decidieron abandonarlo.

Este último es el caso de la familia Arellano. Tras haber vivido durante 11 años en Chicago, y permanecido durante un año en Santuario, esto es, viviendo en un templo de esa ciudad para evitar ser detenida por los agentes de inmigración una vez girada su orden de deportación, Elvira Arellano decidió salir y fue entonces que la detuvieron. El arresto se hizo en Los Ángeles, en presencia de su hijo; Elvira fue llevada a Tijuana, en donde las cámaras de los medios mexicanos captaron la imagen de esta mujer saliendo sola, en medio de la noche y sólo con lo puesto, por la puerta trasera del país en el que dejó el trabajo de sus años productivos.

Hoy Saúl Arellano, de once años de edad, vive en Michoacán, en donde va a la escuela y trata de adaptarse a un país que lo ha acogido con cariño pero que aún le resulta extraño. Como los otros niños en su situación, Saúl no es bienvenido en las ceremonias oficiales estadounidenses, ni es invitado a agitar banderitas cuando llega Obama.

A diferencia de esos niños de los colegios para hijos de estadounidenses, si Saúl regresa a su país, no puede hacerlo con su madre. Y a diferencia de quienes aplauden a los presidentes caminando sobre alfombras rojas, lo que Saúl y los otros niños presentaron ante ambos gobiernos no fue un aplauso, sino un reclamo de que cualquier negociación entre naciones considere primero el bienestar de todos los niños con doble nacionalidad, independientemente del estatus migratorio de sus padres. Porque en las democracias, se supone, no existen ciudadanos de dos clases.

 

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

Pastel presidencial

Posted on 21 enero, 2009. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

Terminada la fiesta, a repartir el pastel. A partir de este miércoles el flamante presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tendrá que determinar cuáles son las prioridades de su gobierno e iniciar el proceso para repartir los recursos que tiene, entre los problemas que requieren de pronta solución.

Sabido es que el que más apremia es la economía. Ligado a éste se encuentra el desempleo, cuyas tasas se ubicaron alrededor del 8% durante el pasado diciembre. La guerra en Gaza evidenció también la urgencia de una revisión de la postura del país en los conflictos internacionales. Por último, en medio de la crisis, la reforma al sistema de salud, una de las banderas de Obama, se vuelve imperativa.

En medio de esta vorágine fácilmente podría pasar inadvertido otro de los pendientes; tal vez no el más urgente y estrepitoso, pero sí uno de los más importantes para este país: la necesidad de una reforma migratoria integral.

Para darle un amable recordatorio al nuevo presidente, este miércoles 21 de enero miles de activistas y miembros de la comunidad inmigrante en Estados Unidos se darán cita en Washington a través de distintas acciones durante todo el día, desde “plantones” frente al Capitolio y las oficinas federales de seguridad, hasta campamentos en los parques y visitas a los legisladores. Decenas de organizaciones de todo el país, principalmente de California, Arizona, Illinois, Florida y Nueva York, realizarán acciones simultáneas tanto en Washington como en sus estados de origen.

En paralelo, la organización Hermandad Mexicana Trasnacional, con sede en California, inició una campaña de cartas dirigidas a Barck Obama. En ellas se pide al mandatario que detenga las redadas y las deportaciones en tanto se gestiona la propuesta legislativa para una reforma migratoria. La petición se basa en el hecho de que esta moratoria puede ser decretada por el propio presidente a través de una orden ejecutiva y sin necesidad de que exista una aprobación previa por parte del Congreso.

Hermandad Mexicana hizo el borrador de la carta y distribuyó 10 mil copias en el sur de California; una vez firmadas, la propia organización se ha encargado de meterlas en sobres, ponerles una estampilla y llevarlas al correo. Se espera que lleguen a la oficina de Obama en la Casa Blanca entre el miércoles 21 y el viernes 23.

Además de saturar su buzón de correo “material”, la organización hizo una invitación para enviar la misma carta por correo electrónico a la cuenta de comentarios de la Casa Blanca; a dejar llamadas en el correo de voz, y a enviar el texto vía fax. La idea es dejar un mensaje que no se pueda ignorar.

Pero por muy bien organizadas que estén las agrupaciones activistas, el asunto es complejo. La mayoría de los grupos que tienen años en la defensa de los derechos de los inmigrantes buscan que se apruebe un “paquete” que incluya la legalización de los más de 12 millones de indocumentados en el país, con vías a la ciudadanía; la resolución de los casos de inmigración que tienen años sin resolverse; mecanismos para lograr la reunificación familiar y un programa que atienda la innegable necesidad de contar con visas para trabajadores temporales. Para esta corriente, no se debe aceptar nada que no resuelva todos estos asuntos de una vez, a fin de no “dividir” la fuerza del movimiento.

Sin embargo hay otros grupos que consideran que se puede avanzar por partes. Tal vez atendiendo primero el asunto de los estudiantes indocumentados, a través de una propuesta de ley ya existente en el Congreso y a favor de la cual se ha manifestado Obama, aunque eso no dé legalización a los familiares de estos chicos o a otro tipo de inmigrantes. Otras iniciativas podrían beneficiar a sectores de esta población por separado, pero se corre el riesgo de que el movimiento en su conjunto pierda fuerza.

Aunque la mayoría de los dirigentes, -incluyendo al arzobispo de Los Ángeles Roger Mahony y a otros líderes religiosos- buscan la propuesta integral, analistas consideran que esta alternativa no es viable en los meses por venir debido precisamente a la urgencia de atender los otros asuntos.

Hace un par de semanas un grupo representativo de estos líderes sostuvo una reunión con miembros del entonces equipo de transición de Obama en materia migratoria; tras la junta aseguraron que las señales dadas fueron buenas. Estos mismos representantes son los que este miércoles recordarán a Obama cuáles son las prioridades para la población inmigrante y particularmente para la población latina, la que con su voto contribuyó a armar la fiesta y que ahora busca su tajada de pastel.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Voto de esperanza

Posted on 4 noviembre, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

La fila para votar daba la vuelta a la esquina. No me refiero a las filas de este martes, que seguramente serán iguales; la fila de la que hablo se registró en el estado de Georgia la semana pasada: miles de votantes que buscaban sufragar con anticipación. Esa imagen se repitió también en California, Virginia, Nuevo México, Nevada, en casi todos los 32 estados de Estados Unidos que permiten el voto anticipado.

Esta modalidad, inicialmente pensada para realizarse por correo, permite que el votante reciba en su casa la boleta electoral, la llene, y la envíe de regreso, o bien la lleve personalmente y la deposite en una urna. Eso es lo que esperaban hacer quienes aguardaban en la fila.

¿Por qué esperar hasta dos horas para votar, si el día de la elección está aún lejos? Hace unos días se lo pregunté a algunas de las personas formadas en la fila de la oficina del condado de Los Ángeles. La mayoría respondió que para estar segura de que su voto contaría; para evitar que algún inconveniente este martes pudiera privarlos de votar. ¿Y por qué tanto interés? “Porque ahora sí nos toca el cambio, señorita”, me dijo una mujer. “Porque tenemos la esperanza de arreglar todo lo que ha andado mal en el país”.

Esperanza es la palabra clave, lo que ha prendido la mecha del entusiasmo y ha catapultado la participación ciudadana. La esperanza de los jóvenes, los que tienen un poco más de veinte años, que quieren ver en el gobierno a alguien que no tenga vínculos, ni con un Clinton, ni con un Bush. Esperanza de los viejos, que temen que las políticas económicas del actual gobierno continúen en el siguiente y su situación se vuelva más precaria cada vez. Esperanza de quienes con esfuerzo compraron una casa y la perdieron durante el último año; de los jóvenes que no tienen dinero para pagar la universidad; de los latinos que piensan que un presidente demócrata podrá “amarrar” la tan anhelada reforma migratoria. Porque sí: la ola de esperanza lleva el rostro de Barack Obama.

Es poco común encontrar a un político que despierte confianza, en el cual la gente tenga fe. No todos los días escucha uno a alguien decir: “yo sí le creo” cuando se habla de un candidato. Es difícil sentir a un político cercano, sobre todo en este país, donde el acento al hablar y el color de la piel han provocado tantas divisiones, tantas injusticias. Es tan poco común, que cuando aparece, el entusiasmo rebasa a la gente.

Yo cuento con la fortuna de ser partícipe de ese entusiasmo. Desde hace meses en las reuniones a las que acudo, en mi periódico, con mis amigos, no se habla de otra cosa. Todos los días recibo correos electrónicos con información, anécdotas, chistes, denuncias. En la calle la propaganda aparece por todos lados. El tema está ahí; Estados Unidos nuevamente vuelve a sentir suyo a un candidato y a vibrar con él. Gente que tenía décadas sin votar ha vuelto a interesarse en el proceso. Residentes permanentes que no tenían interés alguno por convertirse en ciudadanos, lo hicieron sólo para poder participar en esta elección. El voto masivo que hemos visto en días pasados y el que veremos este martes, se debe a Barack Obama, incluso aun el de muchos de quienes no votarán por él.

Independientemente del resultado que se dé a conocer esta noche, Barack Obama ya ha hecho historia. No sólo por ser el primer candidato negro, o por haber conseguido recaudar más fondos con su estrategia de activismo “grassroots”, a ras de suelo, que lo que la maquinaria republicana pudo poner al servicio de McCain. Aun si no resultara electo, Obama ha despertado en toda una generación la convicción de que la política sigue siendo un arma para cambiar al mundo; de que el voto y la voz de una persona sí hacen la diferencia, y de que la participación ciudadana es la materia prima para lograr la justicia social. Tal vez el país gane un buen presidente para los próximos cuatro, quizá ocho años, o tal vez no; pero lo que ya ganó desde ahora es la conformación de un estrato generacional que ha logrado pasar de la resistencia a la acción.

Mencionaba en otro espacio que yo recuerdo con exactitud el momento en el que decidí que iba a votar por Obama. En febrero pasado, en Nuevo México, Barack habló en el auditorio de una universidad en Santa Fe. El camino estaba nevado, el evento fue en la noche, pero hasta ahí llegaron miles de personas, la mayoría estudiantes, para escucharlo. Cerca de las diez de la noche, cuando todos salíamos, de pronto vi pasar el camión con el candidato a bordo y a un grupo de jóvenes salir corriendo detrás de él, a pesar del frío, gritándole y agitando las manos para despedirlo. Uno de ellos levantaba un letrero hecho a mano que decía “hope”, esperanza. Recordando ese momento entre los muchos que he vivido durante este año, el día que fui a depositar mi voto por Obama lo hice con el corazón.

Como cualquier otro político, Obama está muy lejos de ser perfecto. De hecho tiene severas carencias, como su falta de cercanía con América Latina, su nula experiencia internacional y la poca claridad sobre la posible conformación de su gabinete. Sin embargo es muy posible que este pueblo hoy le otorgue el beneficio de la duda con la esperanza de que el país transite a una era menos intolerante, en la que no haya justificaciones para guerras injustificables y en la que la inteligencia vuelva a ser un valor no negociable. La esperanza de que un hombre con la piel obscura entre en la inmaculada Casa Blanca; y una vez ahí, la esperanza de que no olvide que es un demócrata.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 20 so far )

Ovama, Klinton, Yulani y Maken: duermo con un analfabeta electoral

Posted on 14 febrero, 2008. Filed under: Danae Berumen -Exótico Oriente | Etiquetas: , , , |

Por Danae Berumen / Koh Samui, Tailandia

Yo creo que Billabong ronca tanta sal que se le mete entre las olas. En la madrugada del miércoles me despertó con esos ronquidos granulados que lanza. Me dominó el insomnio con la inquietud de saber que a esa hora ya deberían estar votando allá, en el lado del mundo donde se toman las decisiones globales. ¿Qué tal les habría ido a Obama y a Hillary? Como pensé que mis angustias me daban un buen pretexto para callar al guapo ése, lo desperté con un rodillazo y una pregunta

-¿Por cuál de los demócratas votarías si estuvieras en California?

-Por Yulani-, carraspeó tras unos segundos. Yo tardé otros tantos en entender que se refería a Rudy Giuliani.

-Pero Billa, Giuliani se salió de la carrera.

-¿Ah sí? ¿Cuándo?

-Hace una semana.

-Mmmmmh. Es como si hubiese sido hace un segundo. Estamos en la playa.

Billabong tenía un punto. No podía exigirle estar actualizado al minuto. Aunque…

-Oye, además, Giuliani es republicano.

-¿Ah sí? ¿Desde cuándo?

-Desde siempre, yo creo.

Rezongó antes de regresar a su bongó traqueal. Yo me sentí enfadada, no tanto por sus percusiones sino porque no logré conseguir que compartiera mi angustia, ¿para qué duerme una con hombres si no se van a despertar cuando le entra el desasosiego? Por otro lado, pensé que era mejor así: ¿cómo puede estar tan perdido con la política de su propio país, que tantas consecuencias trae para el mundo? Por eso esta gente elige a quienes elige. Me consoló pensar que, al fin y al cabo, era yo quien había escogido pasar estas semanas con un surfer y no con un intelectual, o al menos con alguien que sepa leer y escribir. Por todo lo bien hecho que está, este chico se las arregla para convertir las faltas de ortografía en una poderosa experiencia sonora. “Vilavon”, dice en lugar de Billabong. Y ya en posesión de ese consuelo, traté de manipularlo para que también me sirviera para suponer que después de meter la pata, el brazo y la cabeza tan profundamente, esta vez los autodenominados americanos al menos abrirán los ojos antes de volver a elegir a un psicópata militarista, por gracia de san Marlon.

Me salió bien: después pensé que las cosas no van tan mal y están a punto de hacer algo grande. Es casi increíble (nadie lo hubiera ni siquiera imaginado hace cuatro años), pero las opciones se han reducido y los estadounidenses, o eligen a una mujer o eligen a un negro como presidente. O sea, ya están casi condenados a producir un hecho histórico. Porque no hay manera de que, frente a tal oportunidad, esta gente termine eligiendo por enésima vez a un macho blanco, ¿verdad?, por nuestra santa virgencita Britney.

¿O la hay?

Ahí sí que de mi desvelo se apoderó la angustia y le di dos rodillazos al pibe durmiente.

-¿Uh? ¿Qué te pasa?

-Billa, ¿vos creés que terminen eligiendo a McCain?

-¿Qué? No me importa, déjame solo.

-Pero Brian, imaginate que Hillary y Barack se hagan pedazos entre sí y McCain gane.

-No importa. Para el trabajo sucio Jilari tiene a Vil.

De nuevo a roncar. ¡Qué inconstancia la de estos hombres! Pero me pareció que esta vez no estaba tan mal. ¡Claro!, Bill es el que se encarga de los golpes bajos. ¡Qué desagradable, otro macho blanco bufando como toro! Pero sería efectivo contra McCain, ¿no?, ya a Obama le descompuso la estrategia y lo presentó como candidato de los negros, para hacerlo inaceptable para los blancos y los latinos. Aunque Hillary también hizo su parte con el show de la lagrimita y, como dice el Chavo, sin querer queriendo les recordó a las mujeres que Obama ni sufre cada mes ni entiende de ciertas cosas, por muy sensible que parezca.

Por un momento, pensé que había esperanza. Hillary y su marido van a despedazar a Obama y después van a hacer lo mismo con McCain. La maldita duda, no obstante, no se hizo esperar. Y si después de convertir a Obama en candidato de los negros lo despedazan, ¿cómo se van a sentir los negros? ¿y los jóvenes y toda esa gente que lo que aprecia de él es precisamente que no es un político carnicero? ¿Pueden ganar los demócratas sin el voto negro y sin el de los independientes obamistas? ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar los Clinton?

Por otro lado, en el supuesto de que Obama resista y le gane la candidatura a Hillary, ¿no lo habrán para entonces dibujado como un peligro aparente contra los latinos y los machos blancos como Bill? Si Hillary insiste en jugar a la guerra de los sexos, ¿no podrían millones de mujeres decepcionadas dejar de acudir a las urnas?

Oprah Winfrey dice que muchas mujeres la han acusado de traidora al género por apoyar a Obama. ¿Harán esas acusadoras campaña contra Obama por haber vencido a una de las suyas, lo pintarán como a un macho abusador más?

¿Y por qué Hillary sería una de las suyas, por cierto, o de “las nuestras”? Una mujer que aceptó años de humillaciones públicas por parte de su marido casquivano, y que trepó por las redes de poder que él -un machote blanco- tejió, ¿es un ejemplo para el género, un motivo de orgullo? Hay que recordar que con el escándalo Lewinsky, Monica no fue la única que se puso de rodillas frente a Vil (aquí sí cobran sentido las incorrecciones de Billabong, no es tan lerdo como parece). Todos vimos cómo, con su enorme sumisión, Hillary se acomodó a su lado sobre la alfombra. Todo valía por el objetivo, ese matrimonio era la escalera a la Presidencia de Estados Unidos, una que yo y millones de personas de ambos sexos desearíamos que pudiera ser utilizada por una mujer gracias a sus méritos propios y no a las relaciones políticas de su marido.

Es como si Obama le debiera todo a un blanco y se hubiera arrodillado públicamente ante él. Pero lo suyo es una carrera construida por sí mismo, y que promete conciliación, no la marrullería y el cinismo que a algunos les da la experiencia. No creo que el presidente deba ser un todólogo, experto en microeconomía y política antártica, en salud infantil y viajes a Marte. Lo que me parece es que debe saber reunir al mejor equipo y hacerlo trabajar en armonía, relacionar a su país con el mundo y hacerlo de una manera respetuosa e inteligente.

Abracé a Billabong y deseé que el calor de su cuerpo, el sonido de las olas y la esperanza de que Obama sobreviva a Hillary y a Vil (y que los blancos y los latinos y las mujeres no se dejen engañar) me pudieran ayudar a dormir. Pero no pude. Empezaron a cantar los pájaros, Billa dio un salto y corrió al mar con su tabla, y yo me puse a escribir sobre insomnios, ronquidos y una elección más en la que no votamos pero padecemos las consecuencias.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

¿Qué haría Barack Obama en política exterior?

Posted on 17 enero, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: , , |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Hace un par de meses Mundo Abierto publicó un post en el que pretendí comparar las posturas de Hillary Clinton y John Mc Cain sobre política exterior, con base en los ensayos que publicaron en la revista Foreign Affairs. Mucho ha cambiado desde entonces. Barack Obama, Senador por Illinois y candidato a la nominación presidencial por el partido demócrata, ha superado consistentemente en las preferencias a Clinton. Incluso siendo él de raza negra, arrasó en distritos de aplastante mayoría blanca. Por lo que aprovechando que el ejercicio de los ensayos de los precandidatos en Foreign Affairs ha recogido también el de Obama, ampliaré el análisis del post anterior con el de algunos fragmentos del ensayo del candidato demócrata puntero que son de interés no solo para el pueblo de los EUA sino en general para el mundo.

Resulta interesante, tratándose de un candidato demócrata, que su visión respecto a las fuerzas armadas no sea de mesura sino de crecimiento cuando afirma “To renew American leadership in the world, we must immediately begin working to revitalize our military. A strong military is, more than anything, necessary to sustain peace.” Una vez más encontramos el discurso cada vez más unánime en los líderes estadounidenses respecto a que el único camino hacia la paz es ¡un ejercito más fuerte¡

Otro punto que interesa fuera de las fronteras norteamericanas no solo es el tamaño de su fuerza militar sino su utilización arbitraria y unilateral sostenida en falsos dogmas democratizadores y libertadores. En este rubro Obama parece no tenernos buenas noticias cuando afirma categóricamente “I will not hesitate to use force, unilaterally if necessary, to protect the American people or our vital interests whenever we are attacked or imminently threatened”. Sobra decir lo ambiguo de los términos “amenaza” e “intereses vitales” para los políticos en los EUA desde siempre y sobre todo post 9-11.

Aparece también como relevante el hecho de considerar desarmar incluso por la vía militar a Irán y Corea del Norte afirmando “Finally, we must develop a strong international coalition to prevent Iran from acquiring nuclear weapons and eliminate North Korea’s nuclear weapons program. Iran and North Korea could trigger regional arms races, creating dangerous nuclear flashpoints in the Middle East and East Asia. In confronting these threats, I will not take the military option off the table”.

Mala noticia resulta para los países latinoamericanos que el restablecimiento de las alianzas sea solo con el enfoque del fortalecimiento de la seguridad y no del desarrollo económico de la región. En este sentido Obama afirma “To renew American leadership in the world, I intend to rebuild the alliances, partnerships, and institutions necessary to confront common threats and enhance common security“.

En fin al menos de la mirada a su ensayo, el más largo de todos los hechos por los precandidatos, encontramos que en el no hubo lugar para hablar de las relaciones comerciales con América Latina ni para proponer medidas de desarrollo económico que permitan a los futuros inmigrantes ilegales tener la opción de quedarse en sus países de origen. También parece que la salida de Irak solo es un repliegue estratégico para volver a la región con más fuerza. Se encuentran en mi opinión serias diferencias con Clinton cuyo ensayo es el más demócrata de entre los de su partido y el de Obama el más republicano de entre los demócratas.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...