Feminicidios en Ciudad Juárez: la terquedad de la negación

Posted on 7 noviembre, 2007. Filed under: Marco Appel -Bruselas | Etiquetas: , , , , , |

Por Marco Appel / Bruselas

El pasado 4 de octubre una delegación de 6 diputados alemanes visitó Ciudad Juárez para informarse sobre los feminicidios. Se entrevistaron con la procuradora estatal de justicia, Patricia González, y más tarde con representantes de algunas organizaciones de derechos humanos y de familiares de víctimas.

A esta reunión no asistieron integrantes de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Además, en ambas citas las intervenciones de los diputados fueron traducidas del alemán al español. Estos datos son relevantes.

Al día siguiente aparecieron notas de la gira en algunos medios mexicanos. Unos ejemplos.

El Diario de Chihuahua publicó: “Un grupo de legisladores de Alemania tuvo una reunión con la procuradora de Justicia del Estado, Patricia González, para darle a conocer su preocupación por las altas cifras de homicidios y violaciones de mujeres en la frontera norte del Estado de Chihuahua, que les tenían alarmados y les fueron proporcionadas por una ONG denominada Nuestras Hijas de Regreso a Casa”.

Continúa: “Pero la cosa cambió cuando arribaron a esta frontera, pues Jürgen Klimke, líder de los congresistas alemanes, habló sobre el asombro y desconcierto que les ocasionó enterarse del engaño hecho al Parlamento alemán por parte de integrantes de dicha organización no gubernamental, pues reportaron en Europa que en Ciudad Juárez todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”.

Las mismas declaraciones las divulga el periódico el Universal, en un artículo fechado en Ciudad Juárez. El reportero Luis Carlos Cano agrega: “(Klimke) explicó que esta información que ellos poseían fue desmentida por la procuradora de Chihuahua y que ellos corroboraron con base en diversos estudios de criminalística y sociológicos que les fueron presentados en las oficinas estatales de esta ciudad”.

En Arroba Juárez, Ignacio Alvarado Alvarez escribe: “Un encierro con la procuradora, y una charla posterior con el alcalde del municipio, les hicieron ver (a los diputados alemanes) que aquí no se mata tal cual se los habían dicho (Nuestras Hijas de Regreso a Casa) o como ellos habían leído alguna vez. Así que emprendieron el retorno, felices de haber descubierto que en realidad Juárez es una ciudad boyante, con pinceladas de primer mundo y, por sobre todo, una ciudad con futuro, según Klimke”.

El 12 de octubre los diputados alemanes desmintieron, ya desde su país, una parte de la información de El Universal: “no son ciertas ni corresponden con la realidad”, se lee en la carta, las “suposiciones” de “que el Parlamento alemán tuviera previsto acordar sanciones económicas contra México y un boicot a las inversiones”, ni “que debido al feminicidio (sic) se fuera a suspender la cooperación al desarrollo (con México)”.

Pregunté al diputado Klimke, a través de su portavoz Stephan Kruse, sobre el resto de las declaraciones que le atribuían. El 26 de octubre Klimke contestó por escrito. Traduzco la parte principal de esa comunicación.

–De acuerdo a varios medios mexicanos, el señor Klimke manifestó que él y el Parlamento alemán habían sido “engañados” (cheated en inglés) por miembros de la ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa, quienes les proporcionaron en Alemania información declarando que en Ciudad Juárez “todos los días violaban, descuartizaban y asesinaban a una mujer”. ¿Confirma que el señor Klimke declaró lo anterior?

Klimke contesta: No es verdad que el Parlamento alemán u otra organización me haya proporcionado informaciones erróneas acerca del caso Juárez. Yo nunca recibí informaciones del caso de las manos de la mencionada ONG. Yo nunca hice la declaración que usted describe en su pregunta.

–¿El señor Klimke u otros miembros de la delegación hablaron o se encontraron con Marisela Ortiz u otros miembros de Nuestras Hijas de Regreso a Casa?

Klimke: Ni yo, ni ninguno de los miembros de la delegación se encontró con Marisela Ortiz.

–¿Cómo explica la información que publicó la prensa mexicana y que le menciono antes?

Klimke: El tema general y los casos individuales tienen que ser descritos de forma muy seria en la prensa de México y de otros países. Todas las partes involucradas en el conflicto deben transmitir siempre la verdad en la cobertura de los casos.

–¿Las autoridades mexicanas lo convencieron a usted y a la delegación de sus esfuerzos contra los feminicidios?

Klimke: el grupo parlamentario visitó Juárez para hacerse una impresión propia sobre los casos de Juárez. No es el objetivo del grupo hacer una evaluación final acerca de la situación toda entera.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

15 comentarios to “Feminicidios en Ciudad Juárez: la terquedad de la negación”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Estimado Marco:

A estas alturas resulta curioso, que alguien diga que una ONG pueda engañar a todo un parlamento alemán (con la tremendísima lana que se gasta ese parlamento en asesores, servicios de documentación e investigadores). Y si no salen las cuentas de un feminicidio diario, la realidad es que hay como quinientas denuncias encima de la mesa y eso sí que es como para plantear que el tema de la violencia machista en Ciudad Juárez es un grave problema de Derechos Humanos. Los políticos europeos podrán tener mucha soberbia, pero desinformados no andan. Un saludo desde Madrid.

Javier. Hola. Estas son las cifras que dio la procuradora del estado de Chihuahua a los diputados alemanes: Patricia González dice que recibió 343 casos en 2004 al ocupar el puesto. El 80% serían casos de “violencia doméstica”, y el resto están relacionados con “pandillerismo, narcomenudeo y toxicomanía”. Solo 3 casos, turnados a la PGR, estarían vinculados al crimen organizado. Quedan 126 casos en investigación, les dijo la procuradora a los alemanes. ¿Cómo ves?

Alucino con la capacidad de minimizar con tanto cinismo hechos tan graves. La violencia doméstica es violencia machista. Y un problema de Derechos Humanos. Un saludo,

Javicho

Conozco gente en Cd Juárez. A lo largo de años, cientos de mujeres fueron asesinadas sin que a la sociedad juarense le importara. Parece que se trató de un fenómeno de discriminación: la mayor parte de las muertas eran jóvenes inmigrantes que venían de estados pobres del sur, con frecuencia de origen indígena, que trabajaban en empleos muy mal pagados de las maquiladoras y vivían en los asentamientos marginales sin servicios públicos que surgieron para darle vivienda a esas personas. Precisamente el desprecio que tenía la sociedad juarense hacia ellas las dejó sin cobertura social y las expuso a sus asesinos. Con esto quiero decir lo que parece que digo: considero que la sociedad juarense en general también es culpable de lo que ocurrió.

Porque no le importaba, para ella no eran más que indias muertas. Pero el trabajo constante de grupos civiles terminó por generar a nivel internacional el interés que no existía a nivel local. Y Cd Juárez se hizo famosa for sus muertas. Sólo entonces le interesó a esa sociedad: por su desprestigio. Y ahora se siente víctima. Y muchos de sus habitantes vagan por México y el mundo quejándose de la enorme exageración que se hace, de la injusticia que se comete sobre ella, y denuncian otros sitios donde también hay feminicidios como si eso los hiciera menos culpables.

Las autoridades que tratan de manipular la información, y algunos reporteros que se hacen eco de ello (como ocurrió lamentablemente en el caso de El Universal –si los medios locales caen en el juego, uno nacional tiene que colocarse por encima de los intereses localistas), no lo hacen por su cuenta. Antes se solía acusar de negligencia o complicidad a los partidos que gobernaban Juárez y el estado de Chihuahua, el PAN y el PRI. Pero ellos sólo reflejan la actitud de sus votantes: la negación, el racismo, el victimismo.

Ciudad Juárez es lo que es, la capital mexicana del feminicidio. Y si no les gusta, que encuentren y castiguen a los culpables, que creen condiciones de seguridad para todos los habitantes, que integren a los migrantes en la sociedad. Ésa es la única manera en que Ciudad Juárez puede lavar su imagen.

Témoris

Perdón: un abrazo, Marco y Javicho. Y tambiñen a Shango, que siempre llega, tarde pero seguro.

Y no hace mucho nos quejabamos de la descriminacion a nuestros paisanos en EU, ahora son mexicanos contra mexicanos, racismo pura.

Los cinco miembros de la delegación alemana del grupo parlamentario mexicano-alemán deberían de haberse reunido con dos abogadas de derechos humanos al principio de su visita a Ciudad Juárez, justo por la mañana. Pero el gobernador de Chihuahua, el estado en el que se encuentra la ciudad fronteriza, no lo quería, según señaló la delegación alemana.

Esta es la cita con la que comienza un texto del reportero Michael Weißenborn. Él estuvo con la delegación de diputados alemanes y reportó para el Stuttgarter Zeitung.

Con esto traigo a colación un poco más el juego de las diferentes versiones que se encontraron en los diarios.

El texto, escrito con un ojo opinativo, le da un sabor más real al llevarnos directo al corazón de esta delegación que se entrevistó con autoridades mexicanas.

Aquí abajo traduzo otros parrafitos y ya con eso los dejo.

“Mientras Patricia González (Procuradora de Justicia de Chihuahua) todavía hace su presentación (de estadísticas sobre el crimen en Ciudad Juárez), estalla otra realidad en la oficina del gobierno estatal: periodistas mexicanos tratan de hacerse camino a codazos para tener contacto con la delegación alemana. En esa hilera que forman hay también una docena de madres de las mujeres asesinadas. Gente del gobernador quiere sacar de nuevo a las personas que irrumpen, pero entonces se dan cuenta que todo está a los ojos de los diputados y periodistas alemanes y es cuando les cede el paso a los intrusos.”

Continúa: “Los invitados alemanes se encuentran de repente con un grupo de periodistas que trata de mantener el tema de los asesinatos de mujeres. “Señor gobernador, con el silencio usted se hace cómplice de los asesinatos”, se lee en un cartel de color rosa que tiene Irma Pérez en sus manos. “No hay ninguna voluntad de aclara los hechos”, se queja la mujer. La procuradora Patricia González ya había dejado la oficina para este momento.”

Y sigue: “Los diputados alemanes pasan por un baño de sentimientos encontrados. Están conmovidos de ver de repente a las madres de las mujeres asesinadas. Jürgen Klimke considera cuidadosamente dar su opinión: ‘tengo la impresión de que en estos momentos hay una investigación una investigación que dura mucho’, dijo”.

Así las cosas.

Yaotzin.

Violencia y grupos que la ejercen, frontera, marginalidad, pobreza, ser mujer. ¿Cuál de éstas podría ser peor para mí en Ciudad Juárez? Sin duda la última, la única condición de la que no podría escapar: mi género. Si muchas veces me he alejado voluntariamente de la vulnerabilidad adjudicada inherentemente al ser mujer, en Juárez no podría ser igual: ser mujer allá me resultaría amenazante, como puede serlo para muchas mujeres.

Creo que mientras exista esta barbarie hacia las mujeres, otras luchas y conquistas sobre la igualdad se ven opacadas. Mientras existan poderes suprainstitucionales, crimen y violencia organizada con la inmunidad con la que han prevalecido en Juárez
la impartición de justicia es una farsa.

Es una vergüenza entender que las miradas internacionales le han dado reflectores al hecho, han posicionado el nombre del territorio del crimen, pero a más de una década las autoridades no han parado la violencia.

Es cierto lo que Marco, Témoris y Javicho señalaron: la terquedad y la manipulación de la gravedad; la indiferencia y subvaloración que la sociedad tiene de las mujeres para que nos olvidemos de ellas; la relación entre machismo y violencia.

Yo me quedo con preguntas: ¿Qué procesos de descomposición pasaron en Ciudad Juárez para que haya esa indiferencia a la muerte, esa falta de respeto a la vida, para que haya una permisividad a la impunidad?

Es verdad que en todos los estados de la República se registran diferentes manifestaciones de violencia hacia la mujer, sin embargo para saber cómo y por dónde avanzar es fundamental entender:

¿Qué ha pasado en la frontera para que exista ese menosprecio, odio y crueldad hacia las mujeres?

¡Buenos días a todos!
Makieze

Hoy jueves apareció en El Universal un alarmante reporte sobre feminicidios en el Estado de México. El enfoque en principio es patético, ya que contraponen el estado con Ciudad Juárez, como evidencia de que la situación en la entidad es más grave que en el municipio. Los asesinatos han bajado en Cd Juárez y en lo que va del año han sido 20, mientras que en EdoMex van 137: parece mucho peor en este último. Sólo que la población de Juárez es de 1,300,000 y la del EdoMex es 11 veces mayor, 14 millones: tendría que haber 220 asesinatos –casi el doble– en EdoMex para que tuviera la misma proporción que en Juárez.

Es decir, Juárez sigue manteniendo su primacía (¡vaya noble lugar!).

Pero lo que sí demuestra la nota es que mientras que las cosas no se han resuelto en Juárez, en otros lados se están poniendo mucho peor: Entre 2000 y 2007, ¡los feminicidios en el EdoMex se han elevado de entre 26 y 42 anuales a principios de la década hasta 105 en 2005, 137 en 2006 y 131 entre enero y octubre! La reportera cita a un investigador universitario que habla de un “boom de violencia” en México, y las mujeres lo están pagando.

En Juárez se ha especulado sobre bandas criminales y juegos asesinos, pero lo que es obvio es que hay un grave problema social… que, como vemos, no se queda allí. Pregunta Makieze qué procesos de descomposición hay en Juárez… habría que corregir: en la República Mexicana.

Parece ser que el enemigo esta en casa. Me llena de tristeza ver que nuestras autoridades no son capaces de resolver con transparencia estos eventos despues de tantos anios. Actualmente vivo en Alemania, donde el papel de la mujer en todo sentido esta a la par del hombre, compartiendo por igual tanto oportunidades como responsabilidades. No es extranio ver a una senora de mas de 50 anios manejando un autobus de transporte de pasajeros. Ni tampoco es extranio ver a una mujer albanil. La mujer alemana no tiene un lugar superior al del hombre pero tampoco inferior. Simplemente hay un equilibrio.
Quiero expresarles mi admiracion a Nuestras Hijas de Regreso a Casa a.c y a todas los organismos luchando por esta causa. Si en algo puedo ayudar, por minimo que pueda ser, con gusto lo hare.
Se dice que la verdad sale a la luz tarde o temprano, confiemos.

Son mas de 500 las victimas desde 1993, en circuntancias diferentes y por asesinos distintos. No es que no le importa a la gente de Juarez, sino que se han dado cuenta que nada se puede con las autoridades que han tenido. Los invito a conocer detalles por medio del libro Cosecha de Mujeres: Safari en el desierto Mexicano, o en ingles, The Killing Fields: Harvest of Women. Yo, junto con otras personas, somos aqui en la frontera como lo ha dicho un ex funcionario del FBI – testigos de la verdad. En solidaridad – Diana Washington Valdez

Al parecer estos parlamentarios alemanes tienen instrucciones de no hacer ruido. Sería interesante averiguar qué motivó la visita cuáles eran sus objetivos y a qué grupo parlamentario pertenecen. ¿De qué le sirven estas visitas diplomáticas a las víctimas, si no generan una presión al Estado mexicano para enjuiciar a los culpables y detener el fenómeno? No es de extrañar que los medios impresos del Estado denigren a Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Del Universal me extraña un poco (¿falta de rigor?). Tuve oportunidad de conversar con Marisela Ortiz en agosto y me consta que es una mujer cuya vida está amenazada. Su lucha es ejemplar. Sin embargo, es denigrada en su tierra por las autoridades y nadie le tiende la mano desde el Gobierno Federal. Esto del turismo humanitario a Juárez es una navaja de doble filo. Por un lado, banaliza el fenómeno y, por otro lado, lo mantiene vivo mediáticamente. Lo de los alemanes me parece que entra en la primera categoría. El informe que preparó y consiguió aprobar el eurodiputado Romeva en el parlamento europeo se ajusta más a la segunda. Me queda claro que sin presión internacional concreta (condicionamiento de créditos y de inversión, llamados públicos de organismos internacionales, etc.) no se hará justicia en Juárez. Sólo con presión de fuera se conseguiría que el Gobierno Federal cumpliera con su deber de garantizar la seguridad de las paisanas de Juárez.

Manuel. Hola. Los diputados que visitaron Juárez representan todas las fuerzas ideológicas del Parlamento alemán: desde demócratas cristianos hasta comunistas.

Saludos.

ja! ¿Alguno es de Juárez? no se trata de minimizar, pero tampoco era cierto que no se podía salir a caminar una cuadra porque te violaban. por algo también existe un gran numero de juarenses que estamos indignados con la fama que le hacen a la ciudad y que ADEMAS utiliza la farándula entupidos actores y cantantes, a nosotros los juarenses no nos importa una canción en honor a las muertas.

¿Y qué? ¿Tienes que ser de Juárez para denunciar que a la sociedad juarense, como a ti, le ha valido queso que maten a sus muchachas? ¿Que es tan miope y prejuiciosa que por muchos años ha dado por hecho que si a una chica la secuestraron o mataron, seguro fue porque era una inmoral? A Juárez la fama se la hicieron los juarenses como tú que no les importa ni una canción ni nada, sólo se encierran en su negación. Y como las víctimas se encuentran con estas actitudes, no les extrañe que tengan que buscar apoyo en otras partes de México y el mundo.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: