Llevarse de piquete de ombligo

Posted on 7 noviembre, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , |

Por Manuel Ulloa / Paris

¿Quién no conoce esa sensación de impotencia frente a un dirigente político incapaz, cínico, o ambos? ¿Quién no ha proferido alguna recordación maternal al leer o escuchar sus declaraciones? ¿Quién no ha soñado con vengar, así sea simbólicamente, un ápice de la violencia que nos receta con sus decisiones y su incontinencia verbal?

En Francia, ahora es posible sacarse la espina y clavársela al susodicho o susodicha gracias al lúdico y terapeútico « muñeco vudú », comercializado por la editorial K&B. Desde su lanzamiento se han vendido miles de exemplares de este cofre que contiene un libro de 56 páginas, un muñeco de tela y un lote de 12 punzantes agujas. Existe en dos versiones: el muñeco azul es Nicolas Sarkozy y la muñeca rosa es Ségolène Royal. ¡Para el niño, para la niña! ¡Llévelo, llévelo!


En la portada del libro se puede leer: « ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por ser demasiado de derecha? ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por no ser suficientemente de derecha ?… Gracias al sortilegio preparado por el especialista en brujería Yaël Rolognese usted podrá conjurar el mal de ojo e impedir que Sarkozy siga causando más daños ». Sobre el muñeco están impresas las frases más emblemáticas del presidente francés, sobre las cuales se sugiere hincar el pincho: « Trabajar más para ganar más », « Chusma », « ¡Lárgate, pobre pendejo! », « A Francia la amas o te largas », o bien « Vodka », en alusión a la célebre conferencia de prensa que dió borracho en una cumbre del G8 tras una reunión con Putin.


A diferencia de Ségo, que apechugó la broma, a Sarko no le causó ninguna gracia el fetiche. De inmediato pidió el retiro de sus muñecos de las tiendas alegando su absoluto y exclusivo derecho a la imagen. Pero los jueces desestimaron sus argumentos. Inclinándose por la libertad de expresión y el derecho al humor, replicaron que « aunque pueda parecer desagradable la incitación al lector para clavar agujas en un muñeco de tela que representa una persona… no les corresponde a ellos juzgar el buen o mal gusto del concepto propuesto.» Enseguida, los magistrados agregaron que « nadie puede tomarse en serio este procedimiento y creer que vehicula un culto vudú tal y como se practica en las Antillas. »

Nadie, excepto Sarkozy, quien al conocer el fallo decidió muy seriamente apelar. ¿Será superstición? ¿Sabrá algo de puñaladas por la espalda? ¿O será que su ego no puede soportar ni un pinchazo? El caso es que se trata del sexto recurso de este tipo que promueve. Los otros cinco se habían saldado exitosamente para él, pero tanto va el cántaro al agua… que esta es la primera vez en que un presidente de la República pierde un litigio ante jueces de primera instancia.

La moneda sigue en el aire, pero por el momento, el monito se sigue vendiendo, ¡y más que nunca! La publicidad gratuita de este « affaire » le ha caído como del cielo a la editorial K&B, lanzando su producto a las primeras posiciones de ventas en las librerías.

Así que mientras dure, hay que aprovechar el privilegio de llevarse de piquete de ombligo con « el preciso », desahogarse por lo pasado y hasta cobrarse desde ya por lo que viene.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

¡Santa Claus se adelantó! (o tío Gadafi visita a Sarkozy)

Posted on 24 diciembre, 2007. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , , , , |

Por Manuel Ulloa / París

En la semana del 10 al 16 de diciembre se generó un gran debate por la visita muy oficial y con todos los honores que hiciera a Francia el presidente libio Muammar Al Gadafi. La crónica de la semana no tiene desperdicio. Desde su llegada el lunes se desata la controversia con la frase de bienvenida de la joven y bella Secretaria de Estado para los Derechos Humanos, Rama Yade, única voz dentro del gobierno que tuvo la dignidad suficiente para declarar que Francia « no es un tapete sobre el cual un dirigente, terrorista o no, puede venir a limpiarse los pies de la sangre de sus fechorías ». ¡Tómala barbón ! La frase opacó todo lo que pudieron decir desde la oposición y hasta hizo quedar en ridículo al ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, otrora militante del Partido Socialista, quien prefirió tragarse la culebra sin chistar (renunciar por dignidad, definitivamente, no está de moda).

Así pues, lejos del estereotipo escandinavo, el barbón en cuestión se presentó con barba de tres días y un aspecto negligé que le daba a toda la escena de su llegada al Eliseo y a su recibimiento por Sarkozy un toque ubuesco. Pero este Santa Clos mal rasurado no llegó con las manos vacías, pues le trajo de regalo al otro Nicolás el poder de su firma : contratos comerciales y militares por 10 mil millones de euros. ¡Así sí baila mi hija Marianne con el señor ! Poco importó que la cifra fuera desmentida por los periódicos, que sacaron la calculadora y demostraron que nomás llegaban a 3 mil millones, lo importante era justificar lo injustificable. Y el show apenas comenzaba.

En su anuncio de la firma, Sarkozy dijo que habló con Gadafi de la necesidad de avanzar en el tema de los Derechos Humanos, pero el martes en una entrevista en el noticiero, Gadafi desmiente a su anfitrión en cadena nacional y dice que nunca se habló de Derchos Humanos en sus reuniones. ¡Zaz ! Desde entonces Sarkozy se vio relegado a un papel de espectador de la semana más larga que le ha tocado vivir desde que llegó al poder. Siguieron el discurso del dictador libio en la Asamblea Nacional reprobando la intervención de la comunidad internacional en el conflicto de Darfur, proyecto en el que Francia tiene un papel central ; las divertidas declaraciones en las que invita a los franceses a respetar los derechos de los inmigrantes antes de llenarse la boca con los Derechos Humanos ; el discurso en la Unesco con admiradores convencidos del dictador previamente pagados para echarle porras : una verdadera pesadilla.

El miércoles Sarkozy vuelve a ver a su huesped y le pide que, porfa, diga que condena los atentados de Argelia. « Bueeeeno, está bien. Sólo para que veas que soy buena onda », le debe haber dicho Gadafi antes de acceder. Esta vez Nicolás no lo acompañó a su limusina, probablemente porque al día siguiente tenía que recibir a los familiares de las victimas del atentado de Lockerby (en el que agentes de Gadafi hicieron estallar un avión en vuelo y asesinaron a centenares de personas). El jueves toca turismo y shopping en la agenda del « huésped distinguido », quien tiene el privilegio de visitar el Louvre sin gente para ver la Venus de Milo y la Gioconda, siempre enmarcado por su guardia pretoriana constituida exclusivamente por mujeres. Y el viernes… más turismo, esta vez a Versalles para ver el trono de Luis XIV y la sala dedicada a Napoleón, dos franceses dignos de su admiración.

Finalmente, el sábado llega a su fin el ‘sátrapatour’ y con él culmina también la peor semana de Sarkozy. Así asistimos al colofón de la saga del rescate de las enfermeras búlgaras, protagonizado por la ex pareja presidencial, que tanto se presumió en su momento. La cruda realpolitik en su esplendor. Todo había sido y sigue siendo un asunto de contratos y de dinero ; de fric, como se dice acá.

The fric, c’est chic ! ¿Derechos Humanos ? ¿Para qué ? Vive la Répufric !

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...