Pederastia y turismo sexual: los casos Polanski y Frédéric Mitterrand.

Posted on 15 octubre, 2009. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: |

Por Manuel Ulloa / París, Francia

Las brigadas de la moral no descansan en estos días. La exhumación del caso Polanski por parte del Procurador de Los Angeles y la reciente polémica en torno a un relato de Frédéric Mitterrand, Ministro de la cultura francés y sobrino del fallecido jefe de Estado, dan cuenta de ello. El clima de linchamiento al que asistimos es amplificado por los medios de comunicación, para quienes todo lo que suene a escándalo, sobre todo sexual, es sínónimo de alta audiencia y repunte de  ventas. Cabe preguntarse por qué estallan estas polémicas a destiempo, por decir lo menos, y a quiénes beneficia al final del día.

Polanski fue arrestado sorpresivamente el 26 de septiembre al bajar del avión en el que llegaba al aeropuerto de Zurich, ciudad a donde iba a recibir un premio por el conjunto de su obra fílmica. El motivo : un juicio abierto en 1977 en E.U. por « relaciones sexuales ilegales » con la adolescente de 13 años, Samantha Gailey. La historia de este juicio rocambolesco es del dominio público. Tras una negativa inicial a declararse  culpable, Polanski acepta los hechos una vez que el delito es calificado como « perversión de menores » y es condenado por el juez Ritteband a tres meses de  cárcel en una prisión-hospital para enfermos mentales. Entretanto, la prensa recibe filtraciones constantes en torno al caso que no podrían venir más que de la oficina del juez Ritterband, cuya posición frente al caso cambiaba todo el tiempo. Al salir de prisión, Polanski es alertado a través de sus abogados de la determinación del juez de condenarlo a 50 años de prisión. Valorando el riesgo que corre, y convencido de que Ritterband lo quiere perjudicar personalmente, Polanski decide darse a la fuga para refugiarse en París. Han pasado casi 32 años, los elementos acusatorios han sido desestimados por todos los jueces que han retomado el caso desde entonces en razón de la negativa de Francia de entregar el acusado a las autoridades de E.U. Samantha Gailey, apoyada por su familia, llegó a un acuerdo con Polanski para desistirse de los cargos a cambio de una indemnización de 500,000 USD. Sin embargo, la causa sigue viva en los juzgados. Todavía en enero pasado, la víctima solicitaba el fin de todas las acciones legales en contra de Polanski y declaraba amargamente que a los jueces no les importa nada ni ella ni el cineasta, sino el ruido mediático del caso. ¿Quién se beneficia de todo esto ? Al parecer alguien en la Procuraduría de Los Angeles espera hacer carrera política con la exhumación de este caso. El futuro de Polanski está en manos del gobierno suizo y de ese alguien.

¿Daño colateral ?

Entre la multitud de personalidades que se pronunciaron por la liberación inmediata de Polanski, se encontraba el flamante Ministro de la cultura francés, Frédéric Mitterrand. « Es absolutamente espantoso », déclaró refiriéndose al arresto de Polanski en suiza « por una vieja historia que carece realmente de sentido ». Para su mala suerte, Fredo, como lo llaman sus amigos, estaba en la mira del  partido de extrema derecha Front National. El ataque se venía preparando en sitios de internet extremistas con meses de anticipación. Se publicaban extractos del libro « La mala vida », relato de Frédéric Mitterrand publicado en 2005, donde da cuenta en primera persona de sus correrías sexuales en Tailandia con muchachos que se dedican a la prostitución.

La defensa que hiciera Mitterrand de Polanski lo expuso aún más. Aprovechando un programa de televisión sobre el tema de crímenes sexuales, Marine Le Pen, segunda a bordo del Front National, denunció la inmoralidad del Ministro citando pasajes de « La mala vida » y exigió su demisión. Enseguida se sumó el vocero del Partido Socialista (!), antiguo camarada de la familia política de Mitterrand. Para nadie era un secreto la homosexualidad del Ministro escritor, no fue por ese flanco que lo atacaron directamente. La insidia consistió en afirmar que Mitterand fue a « …comprarse muchachitos tailandeses (…se payer des petits garçons)». La amalgama entre pederastia y homosexualidad estaba consumada. Y el PS cayó en la trampa.

Cuando uno lee sin cortes el extracto en cuestión. No hay ambiguedad : el muchacho en cuestión es mayor de edad y consiente en tener comercio sexual con el Ministro. Más ruido que nueces. Se podrá epilogar sobre la legalidad de la prostitución y la moralidad pública de los políticos, pero ese es otro tema. ¿Por qué no dijo nada el Front National cuando Mitterrand fue nombrado Ministro de cultura ? ¿Por qué esperó a que uno de esos escándalos sexuales, que tantos medios explotan recurrentemente, eclosionara para lanzar el ataque al Ministro ? Una vez más, todo indica que se trata de motivaciones políticas. Golpes bajos que poco tienen que ver con la legítima defensa de víctimas de abusos sexuales y mucho con la manipulación de una opinión pública en un ambiente de linchamiento moral.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Sarkozy en México : ¿Entre « Midnight Express » y « Scarface» ?

Posted on 22 abril, 2009. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , |

Por Manuel Ulloa Colonia / París, Francia

La reciente visita del presidente francés a México provocó en ambos países fuertes polémicas y apasionadas coberturas en los medios de comunicación. Sin embargo, lo que llamó la atención en uno y otro lado del Atlántico no fue exactamente lo mismo, ni fue tratado desde el mismo ángulo.

Dos caminos, una mujer.
Desde luego, el affaire Florence Cassez se convirtió en un tema central de la visita oficial. Tiempo antes del viaje, diversas filtraciones en la prensa y una serie de reportajes con alto rating en la televisión gala, lograron hacer de Florence una suerte de Ingrid Betancourt bis, generando con ello la percepción de que la repatriación de Cassez representaba el principal tema a tratar de Sarkozy. Tan fue así, que nadie se enteró de ningún otro tema de la agenda. Desde la perspectiva del Eliseo, la repatriación de Cassez tenía el potencial necesario para « levantar » la imagen del presidente, venida a menos tras más de un año de conflictos sociales que por entonces tenían en las calles (y los siguen teniendo) a todos los sindicatos, a los universitarios, al sector salud y a la sociedad civil que rechaza el acoso gubernamental a los indocumentados, por citar los más sectores visibles. Un golpe como el de las enfermeras búlgaras rescatadas de « las garras de Kadhafi » no podía ser más que bienvenido en tales circunstancias.

En esos días el tema se discutía por todo París. La Feria del libro de esta ciudad había invitado a una cuarentena de escritores mexicanos y en la efervescencia de una cobertura mediática extraordinariamente volcada a temas mexicanos, no faltaban las discusiones acaloradas en los pasillos oficinas, restaurantes o bares. Invariablemente, los franceses eximían a la carísmática Florence alegando la disfuncionalidad crónica del sistema judicial mexicano (caray, ¿cómo desmentirlos ?) y la ilegalidad del montaje de García Luna-Televisa (no, pues no hay manera). Además de un vago sentimiento de solidaridad con su compatriota, cuyo caso se parecía endemoniadamente al del protagonista de la película « Midnight Express ».

Los mexicanos (aquí me incluyo) argumentábamos con nuestra suspicacia congénita a todo lo que salga de un aparato televisor, que Florence no era la encarnación de la inocencia que la tele francesa se empeñaba en presentar, que habían testimonios de sus víctimas y que siendo la novia de un secuestrador confeso, difícilmente se le puede créer que nunca supo a qué se dedicaba.

Dice Daniel Sada en el título de una de sus novelas : « Porque parece mentira, la verdad nunca se sabe ». El comentario más equilibrado que escuché por esos días fue : « Nadie, ni en Francia ni en México, sabe quién es realmente Florence Cassez ni lo hizo o dejó de hacer ». Sin embargo, la opinión pública de cada país parece haber dado su veredicto. Lo que sí se sabe, es que Genaro García Luna cometió un delito al fabricar parte de las pruebas que tienen a Cassez encerrada por 64 años y él goza de la confianza del presidente y de total impunidad.

Para Cassez se presentan dos caminos : Aceptar su culpabilidad para poder acogerse al Tratado de Estrasburgo o seguir clamando su inocencia contra todo el sistema judicial mexicano y Genaro García Luna. Florence tendrá que tomar pronto una decisión. La comisión binacional que se inventó para el caso está por dar su dictamen en estos días.

Mi casa es tu casa.
No obstante, el tema que en Francia resultó más espinozo del viaje de Sarkozy, en México apenas se mencionó en el país anfitrión. Aquí las diferentes coberturas son muy reveladoras. Me refiero a la estancia de Sarkozy en casa de Roberto Hernández. Un perfecto desconocido para los franceses, quien fue identificado por algunos diarios y cierta prensa en internet como un narcotraficante. « Merde ! » Conociendo el perfil « bling-bling » que con ahínco y esfuerzo se ha labrado Nicolas Sarkozy, de inmediato apareció en el imaginario colectivo la imagen del « Président de la République » pasándoselo bomba con Carla Bruni en una (o varias) de las terrazas de la mansión del « Scarface » local. Con base en información del periodista Al Giordano y su boletín « Narco News », los medios independientes no dejaron de fustigar la desenvoltura de Sarkozy al dejarse invitar por un narcotraficante. En México, al contrario, nada se dice sobre Hernández a este respecto, por lo que se pasea tan respetado y tan campante.

El asunto se complicó cuando el portavoz del Eliseo dijo, acosado por los periodistas, que su gobierno no había pagado un quinto por la estancia de Sarkozy y su esposa en dicha mansión (que cuesta 3,500 USD por noche) ya que fue invitado por Calderón. Para mayores informes, dirijánse al gobierno de México, concluyó. Luego en México, la oposición pregunta al gobierno porque Roberto Hernández anda prestando su casa en una visita oficial y, si la había rentado, con qué dinero se le pagó. La pelotita va y viene y nada se aclara en ningún lado.

Al final, con tanta polémica, el francés promedio retuvo dos cosas del viaje de Sarkozy a México. Por un lado, trató de rescatar a una conciudadana acusada injustamente de secuestro, por el otro, aprovecho el viaje para pasar unos días a toda madre en casa de un narco mexicano.

En Francia, obviamente, nadie le reprocha lo primero. Tuvo razón cuando dijo que « su misión es defender a los franceses en dificultad en el extranjero, sean delincuentes o no ». Dicho sea de paso, a Calderón debe haberle dado vergüenza (es un cálculo optimista) al escuchar lo anterior si recordamos su cobarde actuación en caso de Lucia Morett. Pero volviendo a Sarkozy, lo que sin duda no contribuyó a pulir su imagen fueron sus « narco-vacaciones », lo más mediatizado de su viaje en lo que tocó a su persona.

Epílogo
Franck Berton, el abogado francés de Florence Cassez amenzó, hace apenas unos días, con llevar a Genaro García Luna a la Corte Penal Internacional para que responda por el montaje mediático del que se sirvió para encerrar a su cliente. Si esto ocurre, ¿cuánto tiempo más podrá sostener Calderón a su Secretario de Seguridad Pública ?

Leer entrada completa | Make a Comment ( 6 so far )

Llevarse de piquete de ombligo

Posted on 7 noviembre, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , |

Por Manuel Ulloa / Paris

¿Quién no conoce esa sensación de impotencia frente a un dirigente político incapaz, cínico, o ambos? ¿Quién no ha proferido alguna recordación maternal al leer o escuchar sus declaraciones? ¿Quién no ha soñado con vengar, así sea simbólicamente, un ápice de la violencia que nos receta con sus decisiones y su incontinencia verbal?

En Francia, ahora es posible sacarse la espina y clavársela al susodicho o susodicha gracias al lúdico y terapeútico « muñeco vudú », comercializado por la editorial K&B. Desde su lanzamiento se han vendido miles de exemplares de este cofre que contiene un libro de 56 páginas, un muñeco de tela y un lote de 12 punzantes agujas. Existe en dos versiones: el muñeco azul es Nicolas Sarkozy y la muñeca rosa es Ségolène Royal. ¡Para el niño, para la niña! ¡Llévelo, llévelo!


En la portada del libro se puede leer: « ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por ser demasiado de derecha? ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por no ser suficientemente de derecha ?… Gracias al sortilegio preparado por el especialista en brujería Yaël Rolognese usted podrá conjurar el mal de ojo e impedir que Sarkozy siga causando más daños ». Sobre el muñeco están impresas las frases más emblemáticas del presidente francés, sobre las cuales se sugiere hincar el pincho: « Trabajar más para ganar más », « Chusma », « ¡Lárgate, pobre pendejo! », « A Francia la amas o te largas », o bien « Vodka », en alusión a la célebre conferencia de prensa que dió borracho en una cumbre del G8 tras una reunión con Putin.


A diferencia de Ségo, que apechugó la broma, a Sarko no le causó ninguna gracia el fetiche. De inmediato pidió el retiro de sus muñecos de las tiendas alegando su absoluto y exclusivo derecho a la imagen. Pero los jueces desestimaron sus argumentos. Inclinándose por la libertad de expresión y el derecho al humor, replicaron que « aunque pueda parecer desagradable la incitación al lector para clavar agujas en un muñeco de tela que representa una persona… no les corresponde a ellos juzgar el buen o mal gusto del concepto propuesto.» Enseguida, los magistrados agregaron que « nadie puede tomarse en serio este procedimiento y creer que vehicula un culto vudú tal y como se practica en las Antillas. »

Nadie, excepto Sarkozy, quien al conocer el fallo decidió muy seriamente apelar. ¿Será superstición? ¿Sabrá algo de puñaladas por la espalda? ¿O será que su ego no puede soportar ni un pinchazo? El caso es que se trata del sexto recurso de este tipo que promueve. Los otros cinco se habían saldado exitosamente para él, pero tanto va el cántaro al agua… que esta es la primera vez en que un presidente de la República pierde un litigio ante jueces de primera instancia.

La moneda sigue en el aire, pero por el momento, el monito se sigue vendiendo, ¡y más que nunca! La publicidad gratuita de este « affaire » le ha caído como del cielo a la editorial K&B, lanzando su producto a las primeras posiciones de ventas en las librerías.

Así que mientras dure, hay que aprovechar el privilegio de llevarse de piquete de ombligo con « el preciso », desahogarse por lo pasado y hasta cobrarse desde ya por lo que viene.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

El Castillo de la Pureza : Europa según Sarkozy

Posted on 14 abril, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , |

Por Manuel Ulloa / París

La escena se ha vuelto de lo más común en Francia: un hombre se brinca el torniquete de salida del metro o del tren suburbano y enseguida le caen unos agentes de la Brigada Anticriminal (BAC) del Ministerio del Interior para efectuarle un control de identidad, para pedirle sus papeles, vamos. En ocasiones ni siquiera esperan a que la infracción tenga lugar y se van sobre la víctima potencial nada más por tener pinta de inmigrante. Si no tiene documentos procede la expulsión y se avanza en el objetivo de la política sarkozysta de cuotas de expulsión sarkozista que consiste en deportar 26’000 inmigrantes en situación irregular por año.

El activismo xenófobo del gobierno francés ha sido denunciado por una miriada de ONGs y por los partidos de oposición sin ser escuchados. Hasta que llega un día como el pasado 4 de abril en que la angustia que viven a diario miles de « sin papeles » se cristaliza en un caso particularmente trágico : Un hombre de nacionalidad malí se brincó el torniquete en una estación de los suburbios de París y fue detenido. Cuando los agentes de la BAC revisaban en la base de datos su situación, el hombre se dio a la fuga y tras una persecusión de 400m. se aventó a un afluente del Sena. Los bomberos lo rescataron inconsciente y horas después murió en un hospital. Después se supo que sobre el occiso pesaba una orden de reconducción a la frontera. Era su última alternativa : dejarse esposar y ser deportado a Mali o darse a la fuga. Al final encontró la muerte. Casos como éste ya no son raros. ¿Cuál será el grado de desesperación en el que se encuentra un hombre para preferir poner en riesgo su vida antes que regresar a la miseria que le espera en su país de origen ?

Por otra parte, los extranjeros que deciden transitar por la vía legal no la tienen más fácil. En las prefecturas donde se realizan los trámites de residencias se han intensificado los arrestos. El que ha hecho una solicitud de regularización es convocado para una revisión de su expediente, le piden su pasaporte y lo invitan a pasar detras de las ventanillas. Ahí, al abrigo de las miradas y para evitar aspavientos, lo están esperando los agentes que lo acompañarán de regreso a su país.

En París hemos presenciado escenas desgarradoras de arrestos de padres de familia cuando van a recoger a sus hijos afuera de las escuelas, en las que otros padres y maestros tienen que intervenir frente a los policías mientras un pequeño llora en un rincón sin entender por qué se quieren llevar a su papá.

La caza de inmigrantes y los abusos de autoridad se multiplican por todo el territorio francés. Simultáneamente, dos organizaciones independientes y un grupo de investigadores publicaron informes sobre el tema, revelando un verdadero « frenesí policiaco y judicial» contra importantes segmentos de la población.

Las « básculas » o registros corporales sin justificación y la banalización del uso de las esposas son los recursos de moda entre las fuerzas del órden. Las condiciones de los centros de retención de extranjeros en vías de deportación son inhumanas y poco se sabe de lo que ocurre ahí dentro. Una huelga de hambre que tuvo lugar recientemente en uno de esos centros, atrajo los reflectores mediáticos a ésta que es una de las más grandes vergüenzas de países europeos como Francia e Italia.

Pasa también que los policías se curan en salud. Un fenómeno que va en aumento es el de las denuncias por difamación por parte de los mismos policías. Un ciudadano que intervino al presenciar el trato violento que recibía un inmigrate que estaba siendo deportado en el aeropuerto de Tolosa, recibió un citatorio para encarar una denuncia, acabó pagando 100 euros de multa y fue obligado a presentar una carta disculpándose con los agentes por haberse involucrado.

La nota halagüeña es que la sociedad ya se dio cuenta de la gravedad de la situación y del peligro que representa para la democracia. Este sábado 5 de abril, por primera vez, un conglomerado de cientos de asociaciones civiles y colectivos de inmigrantes se unió para salir a las calles de las grandes ciudades para pedir el fin de la caza de inmigrantes. También se unieron a ellos funcionarios públicos que llevan expedientes de extranjeros, dirigentes de oposición y asociaciones de cooperación con países en vías de desarrollo. « ¡Alto a la xenofobia de Estado ! », « Si quieres un país, toma el mío » o « Déjenlos crecer aquí » (en alusion a los hijos de inmigrantes escolarizados expulsados junto con sus padres) eran algunas de las frases que se podía leer en las pancartas de una manifestación inédita, que reunió a miles de personas en París, Lyon y Marsella.

Un rayo de esperanza para frenar una política de inmigración y una visión de Europa que Sarkozy espera exportar a países vecinos cuando reciba la presidencia de la Unión Europea.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 6 so far )

« Mejor no me Ayudes, Compadre Sarkozy »

Posted on 11 marzo, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , |

Por Manuel Ulloa Colonia / París

Este domingo fui a ejercer mi derecho a votar en Francia por primera vez : Las municipales y cantonales de 2008. ¡Y con qué gusto voté después de ocho años de estar como el chinito, nomás milando! Yo formo parte de ese 30% del electorado que votó con enjundia para sancionar la política y las extravagancias (puterías, en lenguaje llano) de Mesié « bling-bling » Sarkozy (lo del « bling-bling » en alusión al tintineo de las pulseras de oro y el Rolex). En mi comuna (o municipio) no se corría el riesgo de pasar a la derecha pues en ella sigue reinando el Partido Comunista Francés. Aubervilliers en un vestigio del legendario cinturón rojo de comunas comunistas que llegó a rodear París por varias décadas, prácticamente desde la posguerra. No, lo que estaba y sigue estando en juego es más bien algo que se aparenta a una OPA (oferta pública de adquisición) hostil de estos últimos bastiones comunistas operada por el Partido Socialista. A ver cómo se resuelven las cosas el próximo domingo en la segunda vuelta, pero la ventaja de los cocós (comunistas) es de sólo 3 puntos.

El balance de la primera vuelta ya lo vieron seguramente en los periódicos : « Voto de castigo a Sarkozy y repunte de la izquierda » dicen más o menos todos los titulares. No obstante, si parto del ejemplo de mi comuna es porque refleja a su modo una tendencia más general del electorado fráncés en esta elección : el recentraje (movimiento hacia el centro) y la consecuente eliminación de los extremos. Tanto el Frente Nacional (ultraderecha) como el Partido Comunista salieron perdiendo, el primero mucho más que el segundo porque perdió todo. El PCF alcanzó a salvar algunos trastos del vendaval, pero está en franca decadencia (cómo estarán las cosas que sus candidatos a alcaldes ni siquiera se atreven a pronunciar el adjetivo comunista en sus discursos ni a poner el logotipo del partido en su propaganda).

Hablando de extremos hay una sola excepción digna de mencionarse : La Liga Comunista Revolucionaria, partido de filiación trotskista y decididamente anticapitalista, progresó cerca de dos puntos con relación a 2006 y prepara una alianza etratégica con otro partido anticapitalista alemán. ¿Otro mundo será posible ?

El recentraje beneficia sobretodo al recientemente formado MoDem (Movimiento Democrático), partido-veleta que con un promedio nacional de 4,5% y una flexibilidad ideológica que haría sonrojarse al mismo PRI, será el fiel de la balanza en muchas ciudades donde la batalla entre la derecha y los socialistas está cerrada.

A pesar de que la dirigencia socialista sigue posponiendo un necesario aggiornamento, el PS obtuvo una buena progresión en las grandes ciudades (París, Lyon, Estrasburgo, Marsella o Tolosa). Sin embargo, esta progresión puede ser tramposa, ya que se debe menos a las virtudes del programa socialista que a la colaboración de Mesié « bling-bling ». Este último trae la hormona desatada últimamente (como el mundo entero se ha dado cuenta) y se convirtió en el mejor aliado de los socialistas al declarar recientemente que las arcas del Estado estaban vacías y que el poder adquisitivo se iba a quedar como está (y háganle como puedan), al anunciar cada mañana una nueva reforma que deja perplejos hasta a los más reformistas y al hacer de su vida sentimental la comidilla de toda sobremesa. Sin olvidar el lamentable incidente de la Feria de la Agricultura en el que Sarkozy le replicó a un ciudadano que rechazó darle la mano de mala manera « ¡Pues entonces lárgate, pobre pendejo! ». 

Tomando en consideración lo anterior, la derecha no la está librando tan mal. Se trata de una elección local, pero que al ser usada por muchos electores como un plebiscito de la gestión sarkozista puede tener implicaciones nacionales. Eso sí, aquellos alcaldes y candidatos sarkozistas de la Unión por la Mayoría Presidencial que se reeligieron o se mantuvieron a flote lo hicieron gracias a la simple estrategia del « no me ayudes compadre », es decir, evitando que Sarkozy viniera a apoyarlos en campaña. ¡Qué bonita familia 

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Antonin Artaud y sus dobles

Posted on 19 enero, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , |

Por Manuel Ulloa Colonia / París

¿Quién fue realmente Antonin Artaud? Probablemente no exista en la historia del teatro y la literatura otro personaje tan inasible y enigmático como él. Quienes lo conocieron íntimamente (sobre todo ellos), nunca lograron cernir cabalmente su identidad. Su vida estuvo marcada por extrañas duplicidades. Así las cosas, sería vano pretender acertar donde sus contemporáneos fallaron. Pero, nada nos impide reconsiderar bajo una nueva luz la enorme capacidad que tenía A.A. para desbordarse en los demás.

Su existencia fue como la dislocación permanente de una vida desdoblada. Tristán Tzara definió su obra como “el dolor corporal proyectado en la vida mental”. El “hombre-teatro” (como lo llamaban algunos) hizo de su cuerpo el escenario de un conflicto cósmico en el que su ser se desgarraba constantemente entre la carne y el espíritu, entre la pureza y la enfermedad, entre las fuerzas del Bien y del Mal.

A.A. estaba siempre en el ojo de un huracán, quizá por eso permanecía inasible, incluso para sí mismo. La identificación progresiva que fue estableciendo entre la vida y el teatro lo llevó a renunciar a la escena, o mejor dicho, a transladar el drama de las tablas a su cuerpo para crear al fin un “espectáculo integral”. Después de su viaje a México, el teatro deja de ser para él un medio y se convierte en el fin mismo, en una forma de vida verdadera. “Si el teatro duplica la vida, la vida duplica al teatro verdadero”, escribió A.A. sobre el titulo del libro que marcó al teatro Occidental del último tercio del siglo XX: El teatro y su doble(1).

Entre el teatro y su doble, la vida, se establece una relación de identidad cada vez más intensa. El teatro es la vida verdadera que él persigue bajo sus múltiples dobles. Basta un vistazo a los títulos de sus textos para confirmar la clara dualidad de su pensamiento e inventariar los dobles de ese teatro verdadero que Artaud vislumbró : El teatro y la peste, El teatro alquímico, El teatro y la crueldad, El teatro y la metafísica, etc. En ocasiones la dualidad es planteada en términos de oposición y no de identificación, como ocurre en El teatro y la cultura o El teatro oriental y el teatro occidental. De manera análoga coexistieron en A.A. una serie de dobles : A.A.-Antonin Nalpas, A.A.-Cristo, A.A.-San Patricio, A.A.-el puritano, A.A.-el último tarahumara, A.A-A.A. (no hay que olvidar que además de poeta, dramaturgo, director de escena y ensayista, A.A. era actor y representaba su propio papel a la perfección). Sus dobles son múltiples y se entrecruzan indefinidamente. Su muy particular sistema metafísico parece inspirarse de un maniqueísmo estricto, similar al que practicaba San Agustín antes de su conversión. Sistema que si bien en su tiempo fue fácilmente marginado y asfixiado, nadie se atrevería a calificar hoy día de simple locura.

Todos los integrantes del círculo de A.A. se han ido a la tumba con él: su madre y su hermana; la editora Paule Thévenin; sus psiquiatras de Rodez, el Dr. Ferdiére y el Dr. Latrémolière; Breton y los surrealistas; sus amigos parisinos de la última hora y Jacques Lacan. Si bien ninguno sobrevive, ninguno de ellos tampoco quedó indemne tras el paso de A.A. por sus vidas. Éste dejó en ellos huellas que se pueden incluso rastrear en sus palabras y sus actos. Una mirada atenta sugiere que todos y cada uno de ellos dieron muestras, en lo que respecta a su trato con Artaud, de un cierto grado de paranoia. Sus declaraciones a la hora del escándalo que siguió a la muerte del poeta lo confirman ampliamente.

Por otro lado, cabe preguntarse si los que lo frecuentaron realmente lo conocieron. Cuando se aventuraban a pontificar sobre él erraban el tiro. Es como si Artaud se fugara constantemente de las casillas en las que buscaban encerrarlo con sus palabras. La identidad de A.A. se desdoblaba en su presencia y terminaba por contaminarlos, provocando en ellos nuevos desdoblamientos y fenómenos de réplica.

Tomemos el caso del célebre Dr. Jacques Lacan, quien vendría a diagnosticar en el asilo para enfermos mentales de Sainte-Anne en 1938, que Artaud padecía una fijación irremediable, que nunca volvería a escribir y que viviría ochenta años. En aquella ocasión Lacan erró tres veces su “observación psicoanalítica rápida” : A.A. murió diez años después, pero antes no sólo salió de su fijación sino que escribió Van Gogh, el suicidado de la sociedad, uno de los ensayos mas lúcidos y virulentos que se conozcan contra la sociedad moderna y la psiquiatría en general y contra un tal “Dr. L.” en particular. En este ensayo encontramos esta sentencia lapidaria :

“Frente a la lucidez de un Van Gogh que trabaja, la psiquiatría no es más que un reducto de gorilas ellos mismos obsesionados y perseguidos que sólo cuentan, para paliar los más espantosos estados de la angustia y sofocación humanas, con una terminología ridícula, digno producto de sus cerebros atrofiados” (2).

Y más adelante :

“No hay en efecto un sólo psiquiatra que no sea un erotómano destacado […] Me basta con mostrarlo a usted mismo, Dr. L., para cimentar mi acusación”.

¿A quién atacaba Artaud bajo esa inicial ? La pregunta no es del todo obvia si tomamos en cuenta que el Dr. Jacques Lacan tuvo por entonces (seguramente sin saberlo) un “doble” en la persona del Dr. Jacques Latrémolière.

Durante la ocupación alemana, Artaud fue transladado A zona libre por el Dr. Ferdière en una operación que le salvó la vida. Ferdière conocía de cerca al círculo surrealista y a petición del poeta Robert Desnos consintió en ocuparse de A.A. en el asilo de Rodez. Latrémoliére, el devoto subalterno de Ferdière, estableció entonces el siguiente cuadro clínico de Artaud: psicosis alucinatoria crónica, con ideas delirantes polimorfas de caracter lujurioso, desdoblamiento de personalidad, sistema metafísico extraño. En realidad se trata prácticamente del mismo diagnóstico que estableciera Lacan años antes. Latrémolière fue además el encargado de administrar personalmente a A.A. una terapia de más de cincuenta electrochoques. Pues bien, este piadoso doctor murió convencido de que el famoso “Dr. L.” que Artaud colma de injurias en su texto sobre Van Gogh no era nadie más que él mismo. No podía estar más equivocado : Artaud se refería a Lacan (como lo confirmaría más tarde la editora Paule Thévenin). Afortunadamente para el ego de Latrémolière, nadie se atrevió a sacarlo de su error.

Otro caso interesante es el del propio Dr. Ferdiére. La ambivalencia que mostraba en su trato hacia A.A. debió volver loco a este último: sin complejos se convertía alternadamente en su salvador o en su verdugo. Como si dos personas distintas lo habitaran, Ferdière era capaz de liberarlo de las garras de los nazis para después ordenar la aplicación de los electrochoques, de motivarlo a escribir para después confiscarle sus textos. ¿Cómo no identificarlo con el envidioso Dr. Gachet de Van Gogh? Se comprende que a su regreso a París, Artaud hiciera de este nuevo avatar de Gachet el blanco de terribles acusaciones por aplicación abusiva de electrochoques y otras vejaciones. Paradójicamente, esas acusasiones magistralmente expuestas se convertían, por su fuerza expresiva, en la mejor prueba para el descargo de Ferdière : ¿No fue esa terapia la que después de todo sacó a Artaud de su autismo ? Con todo, la defensa que hizo Ferdière de su caso ante los tribunales superaba con creces la reacción de un paranoico cualquiera, por decir lo menos.

La propia Paule Thévenin, la editora de sus obras completas, fue acusada en repetidas ocasiones (por Ferdière entre otros) de “doblar” a Artaud. Thévenin habría redactado y publicado como genuinos textos apócrifos o de dudosa autenticidad. Se dice que incluso habría atribuido a A.A. textos de su propia mano. La ferocidad con la que a su vez ella se defendió, tenía una clara parentela con el famoso delirio de persecusión artaudiano.

Consideradas en su conjunto, esta serie de anécdotas sugieren un fenómeno de desbordamiento, o por lo menos de sutil contagio de algunos de los rasgos de la personalidad de Artaud hacia buena parte de los personajes que lo trataron.

¿La locura de Artaud no sería, como la peste, profundamente contagiosa? Si fuera cierto, tendríamos que considerar a A.A. como una suerte de azote de la sociedad burguesa. La definición de la peste que nos legara podría entonces aplicarse también a su persona. Artaud vendría a ser

“…el instrumento directo de la materialización de una fuerza inteligente en estrecha relación con aquello que llamamos fatalidad” (3).

Los dobles son múltiples y se entrecruzan indefinidamente…

A.A. podía estar equivocado en sus apreciaciones de la realidad,

pero sabía perfectamente lo que decía.
1 A. Artaud, “Lettre à Jean Paulhan”, Œuvres complètes, t. V. Paris, Gallimard, 1969 (La traducción es mía).

2 A. Artaud, Van Gogh, le suicidé de la société, Paris, Gallimard-L’imaginaire, 1974.

3 A. Artaud, “Le théâtre et la peste”, in Le théâtre et son double, Paris, Gallimard-Folio essais, 1964.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

¡Santa Claus se adelantó! (o tío Gadafi visita a Sarkozy)

Posted on 24 diciembre, 2007. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , , , , |

Por Manuel Ulloa / París

En la semana del 10 al 16 de diciembre se generó un gran debate por la visita muy oficial y con todos los honores que hiciera a Francia el presidente libio Muammar Al Gadafi. La crónica de la semana no tiene desperdicio. Desde su llegada el lunes se desata la controversia con la frase de bienvenida de la joven y bella Secretaria de Estado para los Derechos Humanos, Rama Yade, única voz dentro del gobierno que tuvo la dignidad suficiente para declarar que Francia « no es un tapete sobre el cual un dirigente, terrorista o no, puede venir a limpiarse los pies de la sangre de sus fechorías ». ¡Tómala barbón ! La frase opacó todo lo que pudieron decir desde la oposición y hasta hizo quedar en ridículo al ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, otrora militante del Partido Socialista, quien prefirió tragarse la culebra sin chistar (renunciar por dignidad, definitivamente, no está de moda).

Así pues, lejos del estereotipo escandinavo, el barbón en cuestión se presentó con barba de tres días y un aspecto negligé que le daba a toda la escena de su llegada al Eliseo y a su recibimiento por Sarkozy un toque ubuesco. Pero este Santa Clos mal rasurado no llegó con las manos vacías, pues le trajo de regalo al otro Nicolás el poder de su firma : contratos comerciales y militares por 10 mil millones de euros. ¡Así sí baila mi hija Marianne con el señor ! Poco importó que la cifra fuera desmentida por los periódicos, que sacaron la calculadora y demostraron que nomás llegaban a 3 mil millones, lo importante era justificar lo injustificable. Y el show apenas comenzaba.

En su anuncio de la firma, Sarkozy dijo que habló con Gadafi de la necesidad de avanzar en el tema de los Derechos Humanos, pero el martes en una entrevista en el noticiero, Gadafi desmiente a su anfitrión en cadena nacional y dice que nunca se habló de Derchos Humanos en sus reuniones. ¡Zaz ! Desde entonces Sarkozy se vio relegado a un papel de espectador de la semana más larga que le ha tocado vivir desde que llegó al poder. Siguieron el discurso del dictador libio en la Asamblea Nacional reprobando la intervención de la comunidad internacional en el conflicto de Darfur, proyecto en el que Francia tiene un papel central ; las divertidas declaraciones en las que invita a los franceses a respetar los derechos de los inmigrantes antes de llenarse la boca con los Derechos Humanos ; el discurso en la Unesco con admiradores convencidos del dictador previamente pagados para echarle porras : una verdadera pesadilla.

El miércoles Sarkozy vuelve a ver a su huesped y le pide que, porfa, diga que condena los atentados de Argelia. « Bueeeeno, está bien. Sólo para que veas que soy buena onda », le debe haber dicho Gadafi antes de acceder. Esta vez Nicolás no lo acompañó a su limusina, probablemente porque al día siguiente tenía que recibir a los familiares de las victimas del atentado de Lockerby (en el que agentes de Gadafi hicieron estallar un avión en vuelo y asesinaron a centenares de personas). El jueves toca turismo y shopping en la agenda del « huésped distinguido », quien tiene el privilegio de visitar el Louvre sin gente para ver la Venus de Milo y la Gioconda, siempre enmarcado por su guardia pretoriana constituida exclusivamente por mujeres. Y el viernes… más turismo, esta vez a Versalles para ver el trono de Luis XIV y la sala dedicada a Napoleón, dos franceses dignos de su admiración.

Finalmente, el sábado llega a su fin el ‘sátrapatour’ y con él culmina también la peor semana de Sarkozy. Así asistimos al colofón de la saga del rescate de las enfermeras búlgaras, protagonizado por la ex pareja presidencial, que tanto se presumió en su momento. La cruda realpolitik en su esplendor. Todo había sido y sigue siendo un asunto de contratos y de dinero ; de fric, como se dice acá.

The fric, c’est chic ! ¿Derechos Humanos ? ¿Para qué ? Vive la Répufric !

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Tabacofobia global

Posted on 19 diciembre, 2007. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , |

Por Manuel Ulloa / París

El proximo año traerá a los franceses una nueva prohibición: la de fumar en lugares públicos. La medida no es nada popular en una buena parte de la sociedad. Mucho menos (se entiende) entre los dueños de establecimientos donde se venden cigarrillos, porque se trata de bistrots donde también se toma el cafecito, el trago y se juega todo tipo de loterías y raspaditos viendo un partido de futbol o las carreras de caballos. Estos comerciantes no están dispuestos permitir que se imponga una ley que puede comprometer su supervivencia.

A principios de este año entró en vigor la prohibición de fumar en lugares de trabajo y la medida fue aceptada mayoritariamente. Desde entonces se hizo de lo más común ver grupos más o menos grandes de fumadores, fuertemente abrigados, en las entradas de los edificios de París, enfrentando valerosamente y cigarro en boca el ingrato clima invernal. Hubo quejas de algunos patrones que, reloj en mano, se lamentaban de las pérdidas que representaba el desfile de fumadores y no fumadores (que básicamente iban a echar chorcha) rumbo a la banqueta. Algunas empresas (las menos) invirtieron en la instalación de extractores de humo que evitaban la segregación de los empleados, pero la gran mayoría tuvo que hacer frente al miniéxodo de empleados cada hora y al aumento de enfermos por resfriado desde el otoño. Con todo, la medida se venía respetando y todo el mundo estaba más o menos satisfecho. Hasta ahora.

El pasado 21 de noviembre fue mi cumpleaños (y el de Mara Muñoz, me acabo de enterar), pero esto no tendría nada que ver de no ser porque ese día fui a festejarme al centro y me tocó ver pasar por las calles parisinas la manifestación de la honorable Confederación nacional de expendios de tabaco y anexas. Eran muchísimos (después leí que eran más de 10 mil) y pedían audiencia. La gente por lo general les mostraba su simpatía. No rechazan del todo la nueva ley. Lo que tratan de impedir es que se apruebe como está y piden que se flexibilize. Respuesta del gobierno: «Estamos estudiando la posibilidad de ajustar la ley para permitir que se fume en las terrazas cubiertas exteriores, siempre y cuando estén abiertas de un lado». El chiste no hizo reir mucho a los manifestantes. «El gobierno está demostrando una gran apertura en este tema», ironizó el dirigente de la Confederación, un tipo que parece primo de José Bové. Algunos diputados de la derecha están incluso con los manifestantes, concediendo que valdría la pena permitir que se fume donde se venden cigarros o que sean los dueños de establecimientos de menos de 100m2 los que decidan libremente si se puede o no fumar en ellos como lo sugiere la legislación española. Ya veremos si los escuchan.

En todo caso, resulta interesante observar la expansión desde Estados Unidos de esta fobia global antitabaco, constatar cómo la posición dominante en los legisladores de muchos países es la versión gringa de la prohibición, que tanto Francia como México y seguramente otros países de Latinoamérica caen uno tras otro en el discurso histérico y tremendista de los « expertos » norteamericanos. ¿Por qué tenemos que ajustarnos irreflexivamente a las normas anglosajonas ? En el caso de México me queda claro que es mucho pedir, pero los legisladores deberían defender las libertades en vez de restringirlas, podrían preservar la diversidad en vez de normalizar las conductas, harían bien mostrándose más inventivos para conciliar los derechos de unos y otros en vez de esgrimir el espantajos pseudocientíficos para asustar a la gente. Es más, cabría preguntarse por qué el discurso prohibicionista gana tantos adeptos. Yo creo que la clave está en el factor miedo.

Ustedes me dirán si exagero, pero creo que vivimos en sociedades muy aceleradas, donde el cambio constante es lo único permanente y la mayor parte de lo que afecta nuestras vidas está fuera de nuestro control. Está condición no es exclusiva de periodistas, escritores o artistas, cada vez hay más gente que enfrenta la precariedad y la incertidumbre respecto del futuro más próximo y esto genera angustia y temor. Como las problemas más serios que enfrentamos (contaminación, hipercapitalismo, desigualdad e injusticia) escapan a casi todo el mundo y no se pueden atacar sin replantear todo el sistema que nos gobierna, resulta más fácil enfocar las baterías hacia objetivos de sustitución accesibles para evacuar el excedente de miedo que cargamos encima. De ahí que tengan éxito, aquí y allá, los discursos prohibicionistas.

En Francia por lo menos hay gente organizada que rechaza ese discurso, pero en México parece que la ley está asumida como una fatalidad. Y como van las cosas, quizá lo sea. Quizá estemos viendo los últimos meses de tolerancia. Habría que ir pensando en pedir que algunos establecimientos adopten una certificación « smoker friendly » para evitar que los fumadores seamos rechazados como pescados podridos del entorno social.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

El mito de la Francia huelguista

Posted on 26 noviembre, 2007. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , , , |

Manuel Ulloa / Paris

Desde la semana pasada se habla, en periódicos y noticieros, de la huelga de transportes públicos en Francia. Yo estaba por tomar mi vuelo de regreso a París después de una corta estancia en México D.F. y empezaba a imaginar lo que me esperaría al pisar tierras galas. En las notas que pude leer, invariablemente se insistía en que se trata de un problema recurrente y que Francia es reconocido por ser un país eminentemente huelguista. De ahí a afirmar que colgar las banderas rojinegras es tan común para los franceses como tomar vino con la comida, sólo hay un paso. ¿Será ? Hay que reconocer que los franceses no tienen fama de ser tan dejados como otros pueblos (no por nada inventaron la Revolución moderna), pero de ahí a ponerlos en el primer lugar del Top Ten mundial de huelgas…

En lo que averiguaba la parte de mito en esta historia, ya había llegado al aeropuerto Charles de Gaulle y tenía que informarme cómo llegar a casa. Nada fácil la situación : cero trenes suburbanos, cero autobuses públicos, algunos autobuses de Air France con rutas rarísimas y una larga fila de taxis haciendo su agosto. Opté por el taxi, pero no fue tan fácil ante el coro de taxistas: Que voy para otro rumbo, que hay mucho tráfico, que ya estoy trabajando desde la mañana (¡eran las 11hrs. !), total, tras algunos intentos inútiles de convencer a otros pasajeros de tomar juntos un taxi, acabé subiéndome sólo en el único de entre ocho que se dignó a llevarme a dónde iba. Yo empezé a calcular entre 30 y 50 euros por el chistecito en función del tráfico. Afortunadamente estaba fluido hasta la salida de la autopista, donde me bajé con todo y maletas. Estaba a unos 500 metros de mi casa.

Después de pagar 32 euros y mientras arrastraba como podía mis maletas en esa fría mañana, no podía dejar de pensar : ¡pinches huelguistas ! Estuve cerca de darle la razón a todos esas notas que señalaban las huelgas francesas como un problema congénito, digno de uno de esos estudios de ADN que tanto promueve Sarkozy a la menor provocación. Ya en casa me puse a escuchar la radio y a leer los periódicos para entender lo que pasaba y tratar de medirle el agua a los camotes del movimiento, por decirlo de alguna manera. Recordaba el horror con el que muchos franceses me habían hablado de las huelgas de 1995, que paralizaron casi por completo la capital y me empezaba a imaginar una vida de retiro semiforzado en casita por un buen rato. De entrada, me enteré que se trataba de una huelga contra la reforma de los regímenes especiales que afecta a los trabajadores ferroviarios principalmente. En vez de cotizar 37,5 años como hasta la fecha, el gobierno Sarkozista pretende que lo hagan durante 40 años. Un sindicalista resumió así su posición : « de pasar la reforma, trabajaré más para ganar menos », parafraseando en sentido inverso el lema de campaña de Nicolas Sarkozy, « trabajar más para ganar más ». Para mi suerte, en medio de reportes del tráfico, analisis a favor y en contra del movimiento y de informes de una negociación estancada, encontré en un artículo del periódico Libération algunos datos duros que desmienten categóricamente el mito de Francia como un país huelguista.

En 1976 se contaban 4 millones de jornadas individuales sin laborar; en 2005 sólo se sumaron 1,2 millones. Esta tendencia a la baja es constate y demuestra que la frecuencia de los movimientos sociales dismunuye, aun cuando la población económicamente activa va en aumento. Según el mito, Francia recurriría más a la huelga que sus vecinos europeos. Falso. Entre 1970 y 2005 Francia ocupó el onceavo lugar de los 18 países más industrializados en términos de jornadas sin laborar (por debajo de Italia, Reino Unido y Estados Unidos). Por último, se dice que las huelgas francesas se caracterizan por fomentar jornadas nacionales que paralizan la actividad económica. De 1990 a 2005, 85% de las huelgas corespondieron a conflictos locales, 14% a conflictos generalizados y solo 1% a jornadas nacionales.

Para ser uno de los países menos sindicalizados de la Unión Europea, marcado por un alto desempleo y una hostiliad creciente de los medios de comunicación hacia los movimientos sociales, Francia no es precisamente un país de huelguistas. ¿Por qué darle tanto vuelo a la hilacha, entonces ? ¿Por que los noticieros de la televisión presentan los hechos de manera tan sesgada en contra de los huelguistas ? Cuesta trabajo no pensar que se trata de otra andanada mediática de las que han caracterizado a Sarkozy. Lo curioso es que trascienda tan fácilmente las fronteras para alimentar un mito que favorece un clima de adverso a los movimientos sociales, en Francia o en cualquier otro país.

Entretanto, volviendo a mi realidad inmediata, decidí que lo mejor por hacer estos días era reconsiderar mi primera reacción al bajar del taxi, no atender las insidiosas invitaciones al odio intergremial y quedarme en casa redescubriendo los placeres de la vida hogareña. Con una copita de vino en la mano, de preferencia.

 

Leer entrada completa | Make a Comment ( 10 so far )

Sociedad Zombi: El Arca de Zoë y de cómo no salvar el mundo

Posted on 17 noviembre, 2007. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , , , , |

Por Catalina Gayà / Barcelona

¿Qúe hay detrás del Arca de Zoë? Nadie lo sabe con certeza. El 25 de octubre Europa se levantó horrorizada porque 17 ciudadanos europeos quedaban retenidos en Chad. Esa fue la primera reacción: Chad, el segundo país más corrupto del mundo, y siete españoles –la tripulación del avión de la compañía Girjet que tenía que trasladar a los pequeños–, siete franceses (los miembros del Arca de Zoé), tres periodistas franceses y un piloto belga atrapados en África. La reacción eurocentrista pronto se convirtió en indignación cuando se supo que Arca de Zoë había fletado un avión con 103 niños huérfanos del conflicto de Darfur y que estos niños ni eran huérfanos ni estaban enfermos. Todo era un fiasco. Hasta ese momento la oenegé había alegado, y lo había publicado a bombo y platillo, que la operación era un “rescate humanitario”.

En Francia, se abrió un debate sobre la actuación de ciertas organizaciones humanitarias que actúan de forma exaltada. El creador de Arca de Zoë es un bombero voluntario que colaboró en tareas humanitarias durante el tsunami. De regreso a Francia, se volcó en el conflicto de Darfur, muy de moda en Francia. Mientras estas informaciones salían a la luz pública y media Europa cuestionaba la colonización de países del llamado Tercer Mundo por parte de las oenegés, las diplomacias francesa y española tomaban caminos muy distintos en este conflicto. La española se volcaba en intentar liberar a los tripulantes mientras el presidente francés Sarkozy daba la espalda a los miembros de la oenegé y los dejaba en manos de la justicia chadiana. La retención coincidía con la firma por parte del presidente del Chad, Idriss Déby, de un acuerdo con los líderes de cuatro grupos rebeldes de ese país. El acuerdo ponía fin a dos años de enfrentamiento en el este del Chad, donde la oenegé francesa actuaba desde hacía meses, y que ha convertido refugiadas a 300.000 personas. Pese a que las autoridades francesas lo negaran, a nadie se le escapa que Francia empezaba a temer que Chad aprovecharía este conflicto para impedir el despliegue de la fuerza de paz europea en la zona fronteriza con la región sudanesa de Darfur. En lo que parecía una maniobra de conciliación, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, daba la espalda a los miembros de la oenegé y advertía que no pediría su repatriación, ya que la operación era, según el Elíseo, “ilegal e inaceptable”.

Lo extraño del caso, si es que hay algo claro, es que tanto Francia como Chad estaban al tanto de la operación de la oenegé. Hacía meses que Arca de Zoë trabajaba para llevar a cabo la operación de rescate humanitario, como lo califica en su página web, de los niños y que había hecho pública desde el 28 de abril. Las autoridades francesas ya habían advertido a la oenegé de que la evacuación de los niños podría infringir las leyes internacionales, pero no la habían impedido y en Francia numerosas familias esperaban acoger a los niños y habían pagado por ello.

La cronología del caso es más que inquietante: 25 de octubre, a punto de fletar e avión con los niños, las autoridades chadianas detienen a la tripulación a los miembros de la oenegé y trasladan a los pequeños a un refugio. Hay que tener claro que todo pasa en Darfur, zona que está inmersa en un sangriento conflicto y que tiene declarado toque de queda. El 28 de octubre Idriss Déby se encara con la tripulación española. El 29 de octubre las autoridades chadianas acusan a los españoles de complicidad en el tráfico de niños. Los seis miembros de la oenegé son imputados por secuestro de menores. El destino de los tres periodistas franceses que se habían unido a la operación es incierto. Ese mismo día la ONU certifica que los menores no estaban enfermos ni eran huérfanos, tal y como sostenían los miembros de la onegé. Un comunicado difundido en Ginebra por la Cruz Roja y la ONU demuestra que 91 de los 103 menores, de entre 1 y 10 años, tienen algún familiar vivo y no están enfermos, tal y como aseguraban desde Arca De Zoë. Lo único cierto: los menores proceden de pueblos chadianos de la frontera con Sudán.

La situación se agravaba a cada hora y Europa empezaba a dudar de todo. El presidente de Chad calienta los ánimos en África al calificar la operación robo de niños y hasta apunta que podría tratarse de tráfico de órganos. Las manifestaciones se apoderaban de las calles de Chad y Déby promete un castigo ejemplar para los europeos. En África, se levantan voces de que los europeos se creen amos del continente negro. El 4 de noviembre Nicolas Sarkozy aparece a escena y en una maniobra populista y espectacular viaja a Chad y consigue la liberación de los tres periodistas franceses y de las cuatro azafatas españolas. Sarkozy detiene su avión en España para que las cuatro azafatas puedan, literalmente, apearse. Quedan tres miembros de la tripulación española en Chad, siete franceses, y un belga. El 9 de noviembre la tripulación española es liberada y el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero afirma que se pagará la escolarización de los 103 pequeños. Tras 22 días de conflicto, nadie tiene muy claro qué hay detrás de Arca de Zoë. ¿Una oenegé con dinero que vio en este caso una oportunidad para ganar más dinero? ¿Un caso de imposición del modo de vida y valores europeos? Muchos se decantan por esta opción: de nuevo unos europeos miraron a África horrorizados y quisieron hacer “algo”. Ese algo no hizo más que empeorar la situación.

Muchos hablan del síndrome del acueducto: eso que hace que europeos con dinero se dediquen a montar proyectos sin darse cuenta realmente de qué pasa y cómo está el lugar que colonizan. Quizá no hay agua, pero ellos se empeñan en crear un acueducto y tienen presupuesto para ello. Es un ejemplo. El caso de Chad es extremadamente grave: hay 103 niños de por medio en una zona que lleva años en conflicto. Ayer los miembros de la oenegé seguían en Chad y Francia y ahora, cambiando su postura, luchaban por ser juzgados en Francia. Los 103 pequeños seguían en un orfanato y según ACNUR su situación se alargará unas semanas. Nadie sabe qué ha pasado en Chad ni qué es realmente Arca de Zoë, pero muchos reflexionan sobre el papel de los salvadores del el mundo.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...