Alejandro Pérez Corzo -D.F.

El 2010 me da Miedo

Posted on 8 septiembre, 2009. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: |

Por Alejandro Pérez / Mexico DF

Hace un par de meses, tal vez un poco más, se me hizo temprano (situación en grave peligro de extinción para los habitantes de la Ciudad de México) para una junta de trabajo en la colonia Juárez, zona a la que intelectuales del siglo pasado tuvieron a bien bautizar como “zona rosa”.

Para matar el tiempo caminé no más de treinta metros sobre la calle de Varsovia y me encontré con un establecimiento de antigüedades, muy bien montado, lo que no deja de llamar mi atención en tiempos de emergencia económica cáustica, llamado “Galería Churchill”.

No sé si por un voyerismo galopante, confeso e irredento, o por algún sentido de curiosidad histórica, pero las antigüedades, al menos las que están así de bien presentadas y sistematizadas, me fascinan. Despiertan mis más locas fantasías, echan a volar mi imaginación, me hacen sentir parte de la historia. Quisiera en serio poder comprar media galería. Cuadros, bocetos de murales, primeras ediciones de libros como el llano en llamas, etc.

Cuándo más entrado estaba en mi orgía de “window shopping” voyerista, oh! desgracia… y no exagero. Ante mis ojos una invitación dirigida por Porfirio Diaz a un General del Ejercito, para asistir a Palacio Nacional la noche del 12 de septiembre de 1910, a un baile de gala para conmemorar el centenario del inicio del la Guerra de Independencia. Mi sensación de estar en el paraíso terminó de tajo. Si Pitágoras no era un loco, o yo medio menso, el 12 de septiembre de 1910 eran exactamente 69 días antes de que estallara la Revolución Mexicana. Jamás, lo confieso, había reparado en que la Revolución Mexicana había sorprendido a las instituciones del Estado Mexicano de fiesta. ¿Un baile de gala en Palacio Nacional 69 días antes del estallido de la Revolución Mexicana? Wow¡¡¡ No sé si es porque las 36 semanas que llevo esperando la llegada de mi hijo Emiliano se han ido volando pero caray, 69 días no es nada.

Inevitablemente, regresé al presente y pensé en el futuro inmediato, el bicentenario. ¿Cómo llegamos al bicentenario? ¿Este país es mejor que aquel? ¿Menos hambre? ¿Más oportunidades? ¿Más libertades? ¿Menos mega ricos y menos mega pobres? ¿Más soberanía? ¿Mejor visión de largo plazo? ¿Alguna visión de cualquier plazo?

Cumpliremos 200 años como nación independiente y 100 años de habernos convulsionado para cambiar con:

1.- Decenas de miles de ejecutados por el crimen organizado.
2.- El segundo hombre más rico del mundo y decenas de millones de los más pobres.
3.- El ejército en la calle.
4.- La educación pública y privada de pena ajena.
5.- Ministros de culto predicando sobre asuntos públicos.
6.- El campo muerto y enterrado.
7.- Organismo públicos obesos.
8.- Sufragio universal pero ineficaz para orientar a los representantes en el sentido de la voluntad popular.
9.- Inexistencia o ineficacia de los factores de movilidad social.
10.- Tasas de competitividad vergonzosas.
11.- La más alta tasa de obesidad infantil a nivel mundial.
12.- Monopolios abrumadores.
14.- Corrupción en niveles indignos incluso para los antecedentes conocidos de nuestra clase política.
15.- Secuestros y extorsiones del crimen organizado a ricos y pobres.

Caray… el recuento se hizo tan largo que se me estaba haciendo tarde para la junta que me llevó originalmente a la calle de Varsovia.

Hoy meses después mi preocupación no hace más que crecer. Se da por sentada la mansedumbre del pobre, la inferioridad del diferente y la invencibilidad del Estado.

A lo largo de estos días, cada que desahogo con amigos y familia esta inquietud recibo argumentos que me preocupan aún más; “México es hoy un país con Seguro Social, Universidad Nacional, carreteras y satélites, elecciones libres, ejército leal, sin esclavitud ni tiendas de raya”… pero ¿cuántos tienen seguro social, acceden a la Universidad Nacional o cualquier otra institución de educación superior, cuántos son explotados como verdaderos esclavos, en fin cuántos comen tres veces al día algo que no sean yerbajos arrancados de arbustos? En efecto ya no vivimos tirados por carretas y tenemos satélites, pero ¿no será eso algo más bien propio de la modernidad y no un logro del Estado? Conozco muy poca gente que cree en realidad que su voto moldea en algo, aunque sea poco, su propio destino y el de su país. Y ya de las tiendas de raya ni hablamos, existen créditos de nómina en los que un asalariado recibe con tan solo oprimir un botón en un cajero automático un préstamo por tres meses de su sueldo a tasas de interés cercanas al 70% anual que le cobrarán automáticamente previo a poder disponer de su salario, ¿no era el salario inembargable? Estudiar mucho ya no saca de pobre como antes, los servicios de salud público son tan malos que ningún clase mediero quisiera que su hijo nazca en un hospital público. En fin ¿Dónde carajo está la esperanza para la gente? Con la adolescencia abandoné el sueño de la igualdad lisa y llana pero hasta hoy no me he podido convencer de que la falta de igualdad de oportunidades no es un balazo en el pie incluso para los más privilegiados por el status quo.

El 2010 es una fecha emblemática en muchos sentidos, y no hay que olvidar que los movimientos subversivos tienen siempre componentes románticos y simbólicos propios de personas que deciden abandonar muchas cosas de la vida diaria para perseguir ideales. El bicentenario es una de esas fechas soñadas por la subversión para poder entrar a escena.

A este escenario habrá de sumársele el componente explosivo que constituyen las armas y el dinero del narcotráfico, la transformación de los cuerpos de inteligencia civil en empresas encuestadoras y de espionaje de adversarios políticos, pero sobre todo que hay millones de mexicanos, con hambre, sin salud, sin educación, pero sobre todo sin la esperanza de una vida mejor a través del esfuerzo.

Me reconozco un nostálgico de los ideales de justicia social de la Revolución Mexicana, consciente de sus muchos logros y sus muchos, también, saldos pendientes, para prueba el nombre que le daremos a mi primogénito, pero hoy no quiero dejar de gritar que ojalá y todos esos logros no hubieran requerido la muerte de más de un millón de mexicanos a manos de otros mexicanos. Gritar que, ojalá, el próximo gran viraje social para tratar de corregir el rumbo hacia el faro de los ideales nacionales no requiera otro millón de mexicanos muertos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 11 so far )

El Elliot Ness Mexicano

Posted on 2 junio, 2009. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: , , , |

Por Alejandro Pérez Corzo / D.F.

Vaya declaración la que hizo en marzo el Presidente Obama respecto del Presidente Felipe Calderón. Me ha dado vueltas en la cabeza desde entonces sin abandonarme más de un par de días para regresar a manera de vértigo y obligándome escribir estas líneas que espero me resulten paliativas. ¡Lo comparó con Elliot Ness en su guerra contra el narcotráfico! (la entrevista de Obama con la cadena CBS al hacer click aquí).

Un halago sin duda, merecido quizá. Eso no es lo que me quita el sueño. Lo que si me lo quita es que precisamente Eliott Ness y la mafia de chicago traficando alcohol son el perfecto ejemplo de lo ineficaz que es la lucha contra la oferta de sustancias ilegales que por otra parte se demandan incesantemente. ¿Eliott Ness, personaje mitificado por su probidad y valor obstinado, acabó con el tráfico de alcohol, sus mafias multimillonarias y sus consecuencias nefastas? ¡No rotundo! Los héroes que acabaron con esa práctica mafiosa y los daños colaterales, cuya incorporación al cine sería probablemente muy aburrida, fueron quienes por las causas que sea impulsaron la legalización del consumo del alcohol. Muerto el perro se acabó la rabia. El perro no es ni la oferta ni la demanda sino las enormes ganancias marginales que generan la producción, transportación y comercialización de drogas ilegales.

No es la primera vez que toco en este generoso espacio el tema (más al hacer click aquí), me atrevo a reiterar, sólo para poder dormir.

Quiero puntualizar una serie de hechos que pueden ser constatados en las fuentes oficiales (a confesión de parte, relevo de prueba, decimos los abogados), los informes de la ONU, encuestas mundiales y nacionales sobre adicciones y reportes de derechos humanos.

1.- El narcotráfico y el combate al mismo generan más muertes que todas las drogas de cualquier tipo juntas.

2.- los países en vías de desarrollo invierten un presupuesto sustancialmente mayor en combatir el tráfico de drogas que en combatir todos los problemas de salud asociados a su consumo en su conjunto.

3.- El dinero generado por el tráfico ilegal de drogas ha corrompido, en mayor o menor grado, a todos los Estados involucrados afectando otras facetas gubernamentales, no solo el combate al crimen.

4.- El tráfico de la droga ha allanado el camino a otro tipo de actividades criminales colaterales.

5.- La rentabilidad del negocio y el pago en especie ha convertido en consumidores a los países originalmente productores.

6.- No hay un solo país en el mundo que tenga como principal problema de salud o causa de muerte el consumo de drogas. Por otro lado existen países que como México tienen entre sus principales problemas al narcotráfico.

7.- Durante los primeros seis meses del 2008, únicamente en México, la guerra contra el narcotráfico ha generado más muertes que de soldados estadounidenses en TODA la guerra de Irak.

8.-La inversión en el combate al consumo a nivel mundial no representa ni la décima parte de lo invertido en combatir la oferta.

9.-En las cifras el combate a la oferta no ha reducido, en ninguna parte del mundo, en absoluto el acceso a las drogas sin embargo ha encarecido el producto generando un crecimiento del volumen de dinero que desplaza el negocio del narcotráfico y por ende su poder corruptor.

10.- Los volúmenes de divisas producto del narcotráfico que se mueven de un país a otro tienen capacidad de desestabilizar sistemas financieros incluso de países desarrollados.

11.- El producto del tráfico de drogas ha financiado sistemáticamente a las organizaciones terroristas internacionales.

12.-El número de muertes por la deficiente calidad en la producción de drogas tiene una representación significativa en el total de muertes por consumo de drogas.

13.- El precio de las drogas “inflado” por su ilegalidad en muchos casos es la principal causa por la que el adicto comete delitos patrimoniales o incluso se vuelve menudista de drogas.

14.- La gran mayoría de las personas que no consumen habitualmente drogas se abstienen más por motivos de cultura sanitaria y principios personales que por el hecho de que sean ilícitas.

15.- La gran mayoría de las personas afirma que no comenzaría a consumir habitualmente drogas por el simple hecho de que fueran mercancías lícitas.

16.- Existe un nexo causal entre la rentabilidad de las drogas y la inversión en la investigación en “drogas de diseño”.

17.- Al Capone y la mafia de Chicago mataron mucha más gente que el alcohol que traficaban.

18.- El volumen de dinero desplazado por los principales cárteles a nivel mundial iguala e incluso supera a los generados por algunas empresas del fortune 500.

19.- El poder de corrupción o coacción de los cárteles del narcotráfico les ha permitido monopolizar además, en algunos casos como el mexicano, el ejercicio de la criminalidad común.

20.- El narcotráfico ha penetrado sistemáticamente la estructura de las agencias encargadas de combatirlo.

21.- La justicia social y el estado de bienestar se postergan cuando los Estados requieren de concentrar sus fuerzas para combatir el narcotráfico.

22.- La representación política se ve amenazada por la necesidad de los narcotraficantes de acceder al ejercicio del poder público.

23.- El Estado en su afán de acabar con el narcotráfico viola sistemáticamente los derechos humanos de la población civil.

El Presidente Calderón no tiene otra opción que seguir siendo Elliot Ness, porque así se lo marcan la Constitución y las leyes, ese es su papel, luchar para contener al narcotráfico y sus consecuencias. El papel de la sociedad civil y sus representantes es de generar un debate integral y serio del tema.

Tumba de Elliot Ness, tomada del Flickr de Michelle Belanger

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

México: la Suprema Corte ante una Paradoja Constitucional

Posted on 13 junio, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Pocas han sido las oportunidades a través de los siglos desde que se creó la Suprema Corte Justicia de la Nación, como tal, que los Ministros integrantes de la misma han tenido para trascender. Se cuentan con los dedos de las manos las ocasiones en que la postura de un Ministro, o su voto particular, ya sea en el Pleno o en las Salas, ha transformado la estructura jurídica de México, para bien, perfeccionando los mecanismos de separación de poderes, la constitucionalidad de los actos de autoridad, pero sobre todo garantizando las libertades democráticas como elemento teleológico fundamental del sistema Jurídico.

Los nombres de Mariano Otero, quien con un voto particular, allá por la década de los 40´s del siglo XIX, sembró la semilla que más tarde germinaría en el florido árbol del Juicio de Amparo, protector de los derechos individuales frente a los actos de autoridad, e Ignacio L. Vallarta, quien perfeccionaría dicho procedimiento, son recordados hasta nuestros días. La historia no pasa por alto lo que algunos señores Ministros se atrevieron a plantear más allá de interpretaciones ortodoxas de la Constitución, pero sobre todo superando por mucho, con señorío y sentido de trascendencia, al contexto político de su tiempo.

Este es uno de esos momentos excepcionales, en los que los señores Ministros han tenido oportunidad, reiterada, de pasar a la historia como instrumentos del Status Quo o como visionarios conformadores del sistema jurídico que garantizará las libertades democráticas.

El caso Lydia Cacho, por citar un ejemplo, fue una oportunidad que 6 de los once Ministros decidieron dejar pasar, haciéndola probar el amargo sabor de la impunidad y la indefención jurídica, auto limitándose al definir las facultades investigadoras de La Corte.

Los Supremos Juzgadores de la Unión son premiados con una nueva oportunidad de conformar el sistema jurídico del futuro, la Acción de Inconstitucionalidad interpuesta por la mal llamada “chiquillada”, y digo mal llamada porque los partidos minoritarios, finalmente representan a algún sector que no se siente representado por los partidos “grandes”. La acción presentada por el partido “Convergencia” contra el proceso legislativo del que surgió la más reciente reforma constitucional en materia electoral, al margen de si se trata de un partido mayoritario o no, tiene como fondo definir si la Constitución puede reformarse violando a la propia constitución y a las leyes que de ella emanan, o si los Poderes Constituidos, en este caso el Congreso de la Unión, deben, para reformar a la propia Constitución, atender a sus preceptos y a los de las leyes secundarias.

En fin, en los próximos días veremos si los siglos recordarán al actual pleno de la SCJN como a Mariano Otero y a Ignacio L. Vallarta o les olvidará como a cientos de Ministros que han pasado con más pena que gloria por tan nobles funciones.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

AMLO: ¿Y por qué las Actitudes Radicales

Posted on 7 mayo, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Lejos está cumplirse el pronóstico del fin de la historia al que muchos abonaron tras la caída del comunismo. Cayó el socialismo real, prácticamente no quedan monarquías absolutas y sin embargo la historia se sigue escribiendo con la misma tinta, los pobres siguen siendo pobres y los ricos lo seguirán siendo, particularmente en lo que algunos, como Témoris Grecko, han tenido a bien llamar el “sur del mundo”, los países subdesarrollados vamos.

El tema de la polarización política en gran parte de los países en vías de desarrollo tiene alarmado y sorprendido a más de medio mundo, literalmente. La alarma la entiendo, la sorpresa no.

La política, en su acepción de politics y no de policy (son tan pocos los casos en que el idioma inglés es más vasto que el español que vale la pena hacer la acotación), consiste entre muchas otras cosas en la confrontación de posturas respecto a los mecanismos para conseguir el “bien común” e incluso de la concepción del “bien común” en sí misma. El enfrentamiento en sus diferentes grados es consustancial a lo político, la tensión dialéctica entre las formas de ver el mundo “izquierda” y “derecha”, si cabe todavía la “etiqueta”, es indispensable para que cualquier Estado defina su destino institucional y el orden jurídico que le encuadre.

En el caso particular de México en los últimos años se ha recrudecido esa tensión dialéctica. Las elecciones presidenciales del año 2006 desencadenaron un movimiento, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien ha echado mano de todo tipo de estrategias de confrontación, o protesta según se quiera ver, la última de ellas la “clausura” del Congreso de la Unión, el supremo Poder Legislativo de toda la Unión, espacio natural para el desahogo de las comentadas confrontaciones, para evitar la “privatización” de la renta petrolera.

El movimiento de López Obrador, vivito y coleando pésele a quién le pese, está conformado en gran parte, felizmente no del todo, pero si en una gran parte, a mi juicio, por lo peor del viejo régimen; de ex mapaches, de ex mata izquierdistas, de ex tecnócratas dogmáticos, si es que de todo lo anterior se puede ser ex, pero sobre todo y de manera muy general de gente que conoce, a la perfección, el manejo del populismo clientelista y caudillista como instrumento de poder, para muestra un botón, la elección interna por la dirigencia del partido del López Obrador.

Pero ¿si son tan impresentables (repito, a mi juicio, y que hay excepciones, pocas pero las hay) cuál es la fuente de su enorme arrastre?

La respuesta sin duda no es sencilla, pero podemos encontrar pistas en las cifras de los indicadores sociales básicos de la subregión norte de américa latina y el caribe, publicados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU, CEPAL, en dónde sin ser politólogos, economistas o demógrafos podemos ver que la mortalidad infantil, la desigualdad de género, la pobreza extrema, pero sobre todo la falta de factores de movilidad social para revertir todo lo anterior a través de la concurrencia del esfuerzo del Estado y el personal para salir adelante, como son el acceso a la educación de calidad y a la salud (de la que forma parte la alimentación), se encuentran en niveles vergonzantes, no solo como mexicanos sino como seres humanos. Si a esta fórmula explosiva le agregamos el hecho de que nuestro proceso democratizador es sui generis, y no necesariamente de vocación unánime, podemos tener más pistas. Como cereza al pastel está el ingrediente de las grandes corporaciones y el crimen organizado arremetiendo sin tregua contra la vida institucional mexicana. Así, el cuadro empieza a tomar forma.

Cabe azotarse contra las paredes y reprobar con toda energía un movimiento que recurre a la anulación de un Poder Constituído, yo me quiero azotar todavía mas duro contra la realidad que riega sus verdes campos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

México: La Reforma Judicial y el Peligro del Arraigo

Posted on 14 marzo, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Uno de los mayores pendientes en los países que transitan a la democracia desde la caída del comunismo (lo que Huntington llama tercera ola democratizadora) es la impartición de justicia. La justicia (dar a cada quien los suyo, según Ulpiano) es prácticamente inexistente en lo regimenes autoritarios, no es requerida, el “líder” da a cada quien lo “suyo”. No obstante que existen formalmente órganos jurisdiccionales, “poderes judiciales”, son inoperantes.

El caso mexicano no se abstrae de los razonamientos antes planteados. La jurisdicción (decir el derecho, impartir la justicia) fue, a la quiebra del sistema político autoritario, una de las funciones del poder estatal más dañada. En México, según cifras del Centro de Investigación para el Desarrollo CIDAC, basadas a su vez en cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la impunidad alcanzaba para el año 2000 el 96%, en los delitos denunciados, es imposible de calcular la cifra negra de los no denunciados. El crimen organizado, primordialmente el narcotráfico, atizado por el aumento en la demanda desde los EUA y el tráfico de armas de alto poder desde el mismo país hacia las mafias mexicanas, ha sido un componente catalizador del problema, escalando la violencia en todos sus niveles.

El panorama ciertamente alarmante ha sido nido fecundo de ideas para el acotamiento de derechos fundamentales a niveles aberrantes.

El caso particular es que hace unos días se aprobó en el Congreso de la Unión de México la, denominada por algunos especialistas, “reforma judicial” para tener mejores elementos para combatir al crimen e impartir de manera pronta y expedita la justicia, fundamentalmente justicia penal. La reforma contiene, a mi juicio, elementos destacables como la oralidad de los juicios, la creación de jueces coordinadores del Ministerio Público, enviar a juzgados de paz delitos patrimoniales de menor cuantía, etc. Sin embargo se trató, en la iniciativa original, de autorizar los cateos policíacos sin previa orden de un juez, medida que por evidentemente inaceptable no fue incluida finalmente. Pero la alarma generada por los cateos permitió que se elevara a rango constitucional (cierto es que falta la aprobación de la mayoría de las legislaturas locales para que la reforma constitucional surta efecto) el arraigo, cosa que en mi particular punto de vista es inaceptable y a continuación me explico.

El arraigo como medida de seguridad para que un presunto delincuente no huyera del muy corto brazo de la ley no es nuevo y bajo algunos parámetros puede resultar aceptable. En muchas partes del mundo a la gente se le ordena que no salga del país o de su ciudad mientras se lleva a cabo una investigación, lo cual ciertamente limita alguna de sus libertades, como la de tránsito, pero no se le priva de otras cosas. En México, ante la nula capacidad de investigación del Estado, de unos años para acá se puso de moda el “primero te arraigo y luego te investigo”, eso en buen español se llama “pesquisa” y está prohibida desde la época de la colonia, con la modalidad de que no es un arraigo territorial sino una privación de la libertad de facto. En un principio se usaban hoteles (de la peor ralea) para arraigar a los “presuntos”, eran lugares en donde no había ni que comer ni como bañarse, y luego llegamos al desarrolladísimo punto de crear un Centro Nacional de Arraigos, una cárcel de facto. En el argot judicial se dice que una orden judicial de arraigo de 30 días es como un vaso con agua, no se le niega a nadie.

El punto es que solo a una ínfima parte de los arraigados se los acusa formalmente y se los somete a proceso penal, por lo tanto, la gran mayoría sin deberla ni temerla fueron privados de la libertad, sin ser formalmente acusados de absolutamente nada y siendo completamente inocentes. No sé ustedes pero yo no me imagino diciendo en mi empleo que voy a dejar de asistir por treinta días a trabajar, evidentemente me quedo sin trabajo. El arraigo, en la modalidad que la incompetencia investigativa del Estado Mexicano ha usado, es una monstruosidad indigna de un país que pretende transitar a la democracia real, priva no solo de poder moverse libremente de una ciudad a otra, sino que priva de la libertad, del derecho al trabajo, del derecho a la fama pública y además arroja resultados paupérrimos en términos de procesos iniciados y sentencias condenatorias. Hago votos porque como sociedad civil estemos en tiempo de que se escuche nuestra voz y la mayoría de las legislaturas estatales no permitan que seamos ciudadanos de cuarta y a la policía se le den instrumentos de “primera” para obtener resultados de octava.

Otro punto relevante e inaceptable de la reforma será la privatización de la acción penal en la que el Ministerio Público pierde protagonismo y el Estado por ende claudica en el monopolio del ejercicio de la fuerza por lo que la acción penal será ejercida, al menos de manera efectiva, solo por los grandes despachos de la grandes corporaciones. Tema aparte prometido para otro post.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

El Submarino y el Absurdo en Derechos Humanos

Posted on 20 febrero, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Hace unos días Goerge W. Bush anunció enfáticamente, con la simple y sencilla justificación de ser legal, que las fuerzas de seguridad e inteligencia de los Estados Unidos seguirían usando la “técnica de interrogatorio” denominada por ellos “ahogamiento simulado” y que los más rústicos agentes de la seguridad del Estado Mexicano hubieren “bautizado” en la década de los setenta con el nombre de “submarino”. La técnica consiste en sumergir la cabeza del sujeto a interrogar en un balde de agua hasta el punto en que sienta que está a punto de morir ahogado para inmediatamente sacarlo del agua y darle la “oportunidad de cooperar con la justicia”. Lo anterior penosamente no es nuevo ni sorprendente viniendo de quien viene.

Los acontecimientos del 9-11 y posteriores han dado la oportunidad a determinados grupos y sujetos para acotar a su antojo los derechos humanos fundamentándose en el miedo y en el orden jurídico novedoso emanado del mismo.

Pero todo lo anterior, pese a que invita a un debate intenso, no es el objeto de estas líneas, solo lo uso como punto de partida para la reflexión sobre una deficiencia común en la discusión sobre la protección de los derechos humanos enfrentada contra otros valores que las sociedades deciden defender y sopesar contra los primeros a causa de algún fenómeno social determinado, llámese delincuencia, terrorismo, etc.

El defecto en cuestión es la falta de información con la que se llega a los debates sobre la protección o no de determinado derecho fundamental por encima de otros bienes jurídicos tutelados. Me explico, antes de discutir si el “submarino” debe aplicarse o no, es necesario saber si sirve, saber cuántas vidas ha salvado esta técnica y porqué, si cuantitativa y cualitativamente se considera mejor que otras menos brutales. Primero la información y luego la discusión. No se puede hacer un juicio sobre que valor es más relevante para una comunidad sin información, si el “submarino” sirve (que me atrevo a dudarlo) y se cuantifica cuantas vidas potencialmente ha salvado entonces como comunidad se habrá de discutir que bien jurídico tutelado vale más, el derecho a no ser torturado o el derecho a la vida potencialmente amenazado por los terroristas, pero si se demuestra que no sirve, o no sirve más que otras técnicas, pues entonces ni siquiera cabe la discusión, no al submarino y ya.

Otro ejemplo útil es la reciente propuesta de un legislador local de la Ciudad de México consistente en castrar químicamente a los violadores. El debate comenzó de inmediato, de un lado los defensores de los derechos de las víctimas de otro lado los de los derechos del violador quien en cualquier caso es humano. Al margen de todos los argumentos de ambas partes en muchos casos dignos de consideración, una vez más se inició un juicio de valores, los derechos de las víctimas frente a los de los victimarios sin haber agotado el paso previo. ¿Sirve la castración química? Los muy pocos estudios al respecto parecen señalar que no, la violación no es una situación de placer sexual sino de poder, por lo tanto los violadores aun castrados químicamente arremeten contra sus víctimas evolucionando a otros tipos de violencia sexual diversos a la penetración de la que no son capaces. Sin saber si sirve o no, ¿Para qué discutirlo?

Un ejemplo más es el debate constante, que aunque no es nuevo, fue atizado por la presencia de la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México respecto a la cotidiana presencia del Ejercito Mexicano en el combate de la delincuencia, el ejército en tareas civiles vamos. Otra vez la misma carencia analítica en el debate, no se puede discutir lo que no se conoce. ¿Ha servido la ayuda del ejercito?, ¿Cuánto y cómo?, ¿Lo que hace el ejercito no lo puede hacer la autoridad civil en el corto plazo? Respondidas esas preguntas ya cabrá entonces el juicio de valor, Derecho al libre transito, a no ser detenido arbitrariamente, a no ser detenido sin la orden de un juez Vs. El derecho a la seguridad e integridad personales y la necesidad del Estado de prevalecer sobre el hampa.

En discusión sobre la defensa o desestimación de un derecho humano por parte de una comunidad a causa de un fenómeno social determinado no es mas que un juicio de valor entre un bien jurídico tutelado y otro, juicio que no puede darse efectivamente sin la información pertinente respecto a la política estatal que pretende acotar algún derecho fundamental.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 5 so far )

¿Qué haría Barack Obama en política exterior?

Posted on 17 enero, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: , , |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Hace un par de meses Mundo Abierto publicó un post en el que pretendí comparar las posturas de Hillary Clinton y John Mc Cain sobre política exterior, con base en los ensayos que publicaron en la revista Foreign Affairs. Mucho ha cambiado desde entonces. Barack Obama, Senador por Illinois y candidato a la nominación presidencial por el partido demócrata, ha superado consistentemente en las preferencias a Clinton. Incluso siendo él de raza negra, arrasó en distritos de aplastante mayoría blanca. Por lo que aprovechando que el ejercicio de los ensayos de los precandidatos en Foreign Affairs ha recogido también el de Obama, ampliaré el análisis del post anterior con el de algunos fragmentos del ensayo del candidato demócrata puntero que son de interés no solo para el pueblo de los EUA sino en general para el mundo.

Resulta interesante, tratándose de un candidato demócrata, que su visión respecto a las fuerzas armadas no sea de mesura sino de crecimiento cuando afirma “To renew American leadership in the world, we must immediately begin working to revitalize our military. A strong military is, more than anything, necessary to sustain peace.” Una vez más encontramos el discurso cada vez más unánime en los líderes estadounidenses respecto a que el único camino hacia la paz es ¡un ejercito más fuerte¡

Otro punto que interesa fuera de las fronteras norteamericanas no solo es el tamaño de su fuerza militar sino su utilización arbitraria y unilateral sostenida en falsos dogmas democratizadores y libertadores. En este rubro Obama parece no tenernos buenas noticias cuando afirma categóricamente “I will not hesitate to use force, unilaterally if necessary, to protect the American people or our vital interests whenever we are attacked or imminently threatened”. Sobra decir lo ambiguo de los términos “amenaza” e “intereses vitales” para los políticos en los EUA desde siempre y sobre todo post 9-11.

Aparece también como relevante el hecho de considerar desarmar incluso por la vía militar a Irán y Corea del Norte afirmando “Finally, we must develop a strong international coalition to prevent Iran from acquiring nuclear weapons and eliminate North Korea’s nuclear weapons program. Iran and North Korea could trigger regional arms races, creating dangerous nuclear flashpoints in the Middle East and East Asia. In confronting these threats, I will not take the military option off the table”.

Mala noticia resulta para los países latinoamericanos que el restablecimiento de las alianzas sea solo con el enfoque del fortalecimiento de la seguridad y no del desarrollo económico de la región. En este sentido Obama afirma “To renew American leadership in the world, I intend to rebuild the alliances, partnerships, and institutions necessary to confront common threats and enhance common security“.

En fin al menos de la mirada a su ensayo, el más largo de todos los hechos por los precandidatos, encontramos que en el no hubo lugar para hablar de las relaciones comerciales con América Latina ni para proponer medidas de desarrollo económico que permitan a los futuros inmigrantes ilegales tener la opción de quedarse en sus países de origen. También parece que la salida de Irak solo es un repliegue estratégico para volver a la región con más fuerza. Se encuentran en mi opinión serias diferencias con Clinton cuyo ensayo es el más demócrata de entre los de su partido y el de Obama el más republicano de entre los demócratas.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 7 so far )

Clinton y McCain: ¿Qué cambiará en la política exterior de EU?

Posted on 21 noviembre, 2007. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. | Etiquetas: , , , , |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

 

Dos de los contendientes a la nominación presidencial por su partido en los Estados Unidos, uno por, el partido Republicano, John McCain, y otra por el Demócrata, Hillary Clinton, publicaron en el último número de la revista Foreign Affairs un ensayo bajo el tema “Las Políticas que Aplicaría en caso de ser Electo Presidente”. El público al que va dirigido, y el contexto, hacen que resulte muy interesante contrastar los puntos de vista de ambos autores respecto a temas fundamentales en el concierto mundial. Las referencias al texto las dejo en su idioma original para sesgarlas lo menos posible con mi traducción.

El primer punto que considero interesante comparar es la postura que adoptaría su gobierno respecto a las intervenciones militares en países extranjeros. Mc Cain sostiene una postura de abierta intervención militar cuando reafirma la idea de crear una paz duradera a través de la “libertad” diciendo: “America needs a president who can revitalize our country’s purpose and standing in the world, defeat terrorist adversaries who threaten liberty at home and abroad, and build enduring peace.” Contraria a la postura de Mc Cain, Clinton apuesta más por el trabajo diplomático que por el militar, y por una visión más pragmática y menos ideológica, más multilateral que unilateral y afirma categóricamente que los EU deben salir de Irak, “…, we will have to replenish American power by getting out of Iraq,. We must return to a pragmatic willingness to look at the facts on the ground and make decisions based on evidence rather than ideology… Avoid false choices driven by ideology. The Bush administration has presented the American people with a series of false choices: force versus diplomacy, unilateralism versus multilateralism, hard power versus soft. Seeing these choices as mutually exclusive reflects an ideologically blinkered vision of the world that denies the United States the tools and the flexibility it needs to lead and succeed”

Otra situación digna de comparar, es la visión que se tiene del problema de la pobreza en los países de América latina y la migración hacia los Estados Unidos, Clinton lo ve como un problema social que hay que atacar por la vía del desarrollo, “…we must work with our allies to provide sustainable-development programs that promote economic opportunity and reduce inequality for the citizens of Latin America.” Por el otro lado y en visión antagónica Mc Cain ve el mismo problema con una visión de seguridad nacional “…We must enhance U.S. relations with Mexico to control illegal immigration and defeat drug cartels…”

Respecto al intervensionismo en materia política la postura de Mc Cain es consecuente con su postura ideológica reaccionaria refiriéndose al caso venezolano y al cubano de la siguiente manera: “…Hugo Chávez has overseen the dismantling of Venezuela’s democracy by undermining the parliament, the judiciary, the media, free labor unions, and private enterprises. His regime is acquiring advanced military equipment. And it is trying to build a global anti-American axis. My administration will work to marginalize such nefarious influences. It will also prepare immediately for Cuba’s transition to democracy by developing a plan with regional and European partners for a post-Castro Cuba so as to be ready to spark rapid change in that long-suffering country when the time comes…”. Respecto a los “peligros antidemocráticos” en el mundo Clinton no se pronuncia abiertamente por intervenir, lo que no necesariamente es bueno ni quiere decir que no lo vaya hacer, simplemente quiere decir que no quiso tomar un posicionamiento que pudiera resultarle inconveniente. La postura de Clinton frente a los “enemigos” es caramente distinta que la de Mc Cain puede entenderse en el contexto del texto, respecto a China, Corea del Norte, Irán, etc, que tiene la misma postura frente a Rusia que es considerarla como no solo una amenaza “…It is a mistake, however, to see Russia only as a threat”.

En fin, el texto de ambos ensayos toca muchos otros temas, pero resulta interesante discutir aquí algunas de las diversas posturas de quienes aspiran a gobernar un país que aunque no guste es influyente en el concierto internacional de este Mundo Abierto.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 10 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...