Vecinos y… ¿amigos? Haití – República Dominicana; Eslovaquia – Hungría

Posted on 12 octubre, 2009. Filed under: Invitados |

Por Domingo Lilón / Pécs Hungría

Las fronteras unen, o separan. Muchos son los países que cuentan con fronteras comunes y, a la vez, con profundas fronteras que los dividen, no necesariamente fronteras físicas, geográficas. Este es el caso de las relaciones entre Haití y la República Dominicana o de Eslovaquia y Hungría.

Haití y la República Dominicana comparten la isla de La Hispaniola y una frontera común. El primero se formó tras el asentamiento de franceses en la parte occidental de la isla, mientras que la oriental la habían ocupado siempre los españoles. El Saint Domingue, más tarde Haití, fue una rica colonia para Francia gracias a la economía basada en las plantaciones de caña de azúcar; el Santo Domingo era una colonia pobre de España. Haití fue la primera república latinoamericana (1804) en donde sus próceres y héroes fueron esclavos negros; la República Dominicana, se proclamó república tras separarse de Haití (1844). Dos pueblos, dos lenguas, dos culturas, un gran problema.

No hay tema que despierte más reacciones en la vida dominicana que las relaciones con su vecina Haití y los haitianos. De un lado, incluido varios informes internacionales, se habla de racismo, discriminación. De otro, se habla de diferencias culturales, lingüísticas, religiosas, de una “invasión pacífica”. Algunos establecen en menos de un millón la población haitiana en la República Dominicana, otros la aumentan hasta 2-3 millones, cifra a todas luces exorbitante e irreal. Y aunque la población de ambas sea más o menos similares desde el punto de vista racial (mayor número de mulatos en República Dominicana, mayor número de negros en Haití), sin lugar a duda hay discriminación hacia los haitianos por parte de los dominicanos. En ello ha jugado un importante papel la elite dominicana. Para su beneficio.
“No somos blancos de pura raza, pero jamás soportaremos ser gobernados por negros” escribió Buenaventura Báez, un mulato dominicano cinco veces presidente del país, hijo de un blanco criollo y una negra esclava. Trujillo, otro con ascendencia negra, jefe absoluto durante más de tres décadas de los destinos de la República Dominicana (1930-1961), fue uno de los principales continuadores del origen criollo, hispano, católico del pueblo dominicano, contrario a lo africano, lo negro, sinónimo de pobreza del haitiano. Ese era y es el imaginario de la identidad dominicana. Pero además, Trujillo quiso eliminar la llamada “haitianización” de la frontera con el genocidio de haitianos de 1937 o con su política de “blanqueamiento” del pueblo dominicano a través de una política migratoria de blancos europeos. Una de las directrices de esa política de “blanqueamiento” establecía que “la cuestión de la mejoración racial de nuestra población por cruce o por establecimiento de blancos, es asunto que urge emprender. De no enfrentarse a ese problema el país acabará siendo, en el mejor de los casos, mulato.”

Ese antihaitianismo es más socioeconómico que racial: “debido a sus condiciones económicas y culturales el blanco dominicano goza, en general, de mejor posición que el negro. Esa mejor posición implica que vive con más confort; pero nunca de una manera ilimitada. Como consecuencia de la limitación en ese confort y en sus entradas económicas, el blanco se las arregla para no tener demasiados hijos, ya que esto supondría cierta pérdida en el disfrute de sus comodidades. Debido a esa cautela en su multiplicación su número se estanca, en oposición a la arrolladora multiplicación del negro, cuya prole no exige aumento de gastos, ya que en su gran mayoría vive sin utilizar las conquistas de la ciencia moderna que rodean la vida de comodidades.”
Una vez, no recuerdo ya dónde y cuándo, leí una frase atribuida al boxeador estadounidense Larry Holmes que dice: “Es duro ser negro. ¿Ha sido usted negro alguna vez? Recuerdo que yo lo fui, cuando era pobre.”

*****

El viernes 21 de agosto de este 2009 sucedió algo inaudito: el Gobierno eslovaco del Primer Ministro Robert Fico impidió al presidente de Hungría, László Sólyom, cruzar la frontera eslovaca, declarándolo “persona non grata”. Mientras Eslovaquia y Hungría eliminaban sus fronteras tras su ingreso al Espacio Schengen (2007), Fico impedía la entrada de Sólyom a territorio eslovaco.

Aquel día de agosto el presidente húngaro László Sólyom iba a develar una estatua del rey húngaro San Esteban en la ciudad eslovaca de Komarno, ciudad habitada mayoritariamente por húngaros y que cuenta con su gemela, la ciudad de Komárom, en territorio húngaro y dividida tan sólo por el Danubio. Más que la simple explicación de que el presidente Sólyom iba a asistir a un acto privado al cual no estaban invitadas las autoridades eslovacas, lo cierto es que este incidente diplomático saca a relucir unas relaciones históricas conflictivas entre Eslovaquia y Hungría en las cuales se juntaron la puesta en vigor en Eslovaquia a principio de septiembre de una ley que incluso multa el uso de la lengua húngara entre sus hablantes. Porque Eslovaquia cuenta con una minoría húngara de casi un 10% de los cinco millones y medio que habitan en el país. Además, esa fecha coincidía con un aniversario más (el número 41) de la invasión de los países del Pacto de Varsovia a la entonces Checoslovaquia, liquidando con ello la Primavera de Praga. Entre las tropas invasoras se encontraban los soldados húngaros.

Alemania y Francia fueron grandes rivales. Durante el siglo XX, y como ilustración, se enfrentaron en las dos llamadas guerras mundiales. Pero también se unieron para fundar lo que luego sería la Unión Europea. En mayo de 2006 dieron un paso más en la búsqueda de una mayor cooperación, entendimiento y comprensión de los acontecimientos históricos en pos de superar las fronteras y las interpretaciones nacionales. Entonces publicaron un libro de texto de historia (Histoire/Geschichte) común para los estudiantes de ambos países. El libro intenta ser también un modelo a seguir para superar viejas rencillas e interpretaciones históricas.

Pero en el caso de Eslovaquia y Hungría este punto está lejos aún. Si para Hungría recuperar los territorios de Felvidék durante la II Guerra Mundial era un regreso a la Gran Hungría, desmembrada por el Tratado de Trianon de 1920, para Eslovaquia no era más que una invasión de los húngaros. Es por ello que se intenta cada vez más crear comisiones mixtas para el estudio y reinterpretación de la historia con miras a la búsqueda de un mayor entendimiento. El caso eslovaco-húngaro aún ha de esperar. A ello no contribuye la formación de organizaciones nacionalistas en ambos países que con su clima de violencia contribuyen a mantener el conflicto.

Haití – República Dominicana; Eslovaquia – Hungría, unidos por kilómetros de frontera común, separadas por la historia.

About these ads

Make a Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to “Vecinos y… ¿amigos? Haití – República Dominicana; Eslovaquia – Hungría”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

ustedes están muy mal cuando dicen (sin lugar a duda hay discriminación hacia los haitianos por parte de los dominicanos) por que eso párese que somos todos y no es asi

A simple vista podemos ver qué es un reportaje cargado totalmente a favor de los haitianos, omitiendo mucha información qué es vital saberen la historia de ambas naciones, para tener un sincero conocimiento de la historia de ambos, información como que los haitianos fueron los primeros que invadieron el territorio dominicano y colonizaron los dominicanos ocasionando así un gran genocidio….


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: