¿Neocolonialismo del siglo XXI?

Posted on 25 marzo, 2009. Filed under: Domingo Lilón -Pécs, Hungría |

Por Domingo Lilón / Pécs, Hungría

Recientemente los medios de comunicación han informado sobre la disposición del nuevo presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, de dar marcha atrás al acuerdo del anterior gobierno del país con la empresa sudcoreana Daewoo Logistics Corporation y que consistía en el arrendamiento durante 99 años de 1,300,000 hectáreas, la mitad de las tierras cultivables de Madagascar, a la empresa sudcoreana. Para tener una idea del territorio aquí mencionado hay que tener en cuenta que éste representa más de 11,000 km², un poco más de la mitad de la superficie de El Salvador. Con el arrendamiento de la tierra, Daewoo Logistics Corporation quería iniciar el cultivo de maíz y de aceite de palma, entre otros, y así garantizar el abastecimiento de esos productos en unas condiciones de inestabilidad y aumento de los productos alimenticios, tanto para fines de consumo, como para la producción de biocombustibles.

Esta nueva política “neocolonialista”, que muchas organizaciones denominan de The Last Land Grab (la última apropiación de la tierra), es una práctica que va tomando cada vez más fuerza, motivada por las crisis económica y financiera, así como por el aumento de los precios de los productos alimenticios en los mercados internacionales. Pero también causada por la creciente demanda de los productos agrícolas por parte de nuevos grandes consumidores como China, Japón, Corea del Sur y países del Golfo de Arabia. Y también por empresas transnacionales, como la mencionada Daewoo Logistics Corporation, con miras a hacer inversiones en tierra en una época de crisis.

Esta política muestra muy bien la actual situación de los nuevos países ricos respecto a los más desafortunados. Mientras que los primeros tratan de asegurarse reservas de alimentos o adquisición de materias primas para la fabricación de biocombustibles mediante la compra o alquiler de tierras, los segundos tratan mediante estos acuerdos resolver algunos de sus problemas. Mas dicha práctica no está exenta de complicaciones y problemas ya que la aplicación de cultivos intensivos afecta no sólo a los agricultores o a tribus indígenas, sino también al medio ambiente debido a los pesticidas o herbicidas utilizados.

Nuevas (y viejas) economías como China, Corea del Sur, Japón, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, la India, etc., son los principales países que están adquiriendo tierras en países o regiones más pobres, a través de la compra o el alquiler. Por ejemplo, según varias fuentes (“Main basse sur les terres agricoles en pleine crise alimentaire et financière”/ http://www.grain.org/front_files/landgrab-2008-fr-annex.pdf; El País, 10 de diciembre de 2008), Corea del Sur ha adquirido 2.306.796 de hectáreas en países como Indonesia, Mongolia, Sudán y Argentina (aquí han adquirido 21.000 hectáreas). Corea del Sur es un gran importador de maíz (el tercer mayor comprador mundial) y arroz. Entre sus planes actuales se vislumbra el cultivo de arroz en Rusia.

China ha adquirido 2.090.796 de hectáreas, principalmente en Asia (Filipinas, Laos), pero especialmente en África, continente en donde se perfila como una gran potencia. En América Latina, China está presente en Cuba y México a través de Suntime International Techno-Economic Cooperation Group, la cual como empresa mixta se dedica al cultivo del arroz. El caso de China es muy ilustrativo: con un aumento de su población, con una industrialización en detrimento de la agricultura, pero que demanda enorme cantidad de productos agrícolas (arroz, soja, maíz) para abastecer su mercado interno, ha visto como salida a este problema la adquisición de tierra, especialmente en África. A cambio de ello, China ofrece a los países africanos tecnología, ayuda al desarrollo y, naturalmente, productos (textiles, calzados) de bajo costo y de muy fácil adquisición por los habitantes de allí.

Otro grupo de países que han recurrido a dicha práctica son los del Golfo de Arabia (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, etc.). Su causa es más que obvia dadas las condiciones geográficas y climatológicas con las que cuentan.

América Latina y el Caribe, así como el África subsahariana son las principales regiones en donde invertir mediante la compra o el alquiler de tierra. La causa radica en la cantidad de tierra disponible que hay. Por ejemplo, según la fuente citada anteriormente (El País, 10 de diciembre de 2008), América Latina y el Caribe cuentan con 1.066 millones de hectáreas de tierra disponible, de las cuales sólo 203 millones de hectáreas hay en producción. África subsahariana dispone de 1.031 millones de hectáreas de las cuales hay en producción sólo 228 millones de hectáreas. Al contrario, los países del sur de Asia cuentan con 220 millones de hectáreas de las cuales 207 millones de ellas hay en producción. Los países industrializados cuentan con 874 millones de hectáreas de tierra disponible de las cuales utilizan sólo 387 millones de hectáreas.

Durante mucho tiempo, desde la época de los grandes imperios como el Imperio romano hasta el Imperio soviético, pasando por el Imperio español o el británico, entre otros, la política imperial se llevaba a cabo mediante el colonialismo. A través de éste, los imperios se apoderaban de los recursos naturales, imponían sus leyes, idiomas o costumbres. Hoy día, tras la caída de los grandes imperios, sigue existiendo esa enorme brecha entre países ricos y pobres y, hoy como ayer, existen nuevas formas de relaciones entre éstos. Entre ellas, este nuevo “neocolonialismo”.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una respuesta to “¿Neocolonialismo del siglo XXI?”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Nuevos métodos, mismas formulas para aprovecharse de los que tienen recursos pero no los aprovechan por falta de verdadero interés y el abuso de los que sí pueden pero no quieren porque están más ocupados en robar o cuidar sus cómodos puestos gubernamentales.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: