Maten al latino

Posted on 17 diciembre, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , |

Eileen Truax/Los Ángeles

 

A José Ovaldo Sucuzhañay lo mataron destrozándole el cráneo. Uno de sus atacantes lo golpeó con un bate; otro con una botella rota, mientras gritaban consignas anti-latinas y anti-gays. José Ovaldo, de origen ecuatoriano y quien vivía desde hace 10 años en Brooklyn, Nueva York, en donde ocurrió el ataque, fue diagnosticado con muerte cerebral. Tras una semana de vivir artificialmente, su familia accedió a desconectarlo.

La muerte de José Ovaldo se suma a la del también ecuatoriano Marcello Lucero, quien hace un mes fue golpeado y acuchillado en Long Island, Nueva York, por un grupo de jóvenes que, de acuerdo con la investigación, decidieron salir a la calle a buscar a un latino para golpearlo. Y Marcelo se “veía” latino.

Meses atrás, el 4 de julio, Luis Ramírez, un joven mexicano que vivía en Shenandoah, Pennsylvania, murió en las mismas condiciones: siendo golpeado brutalmente por jóvenes blancos que gritaban insultos raciales mientras lo pateaban en la cabeza.

Estos no son hechos aislados. En los últimos cinco años los crímenes de odio en contra de los latinos en Estados Unidos han aumentado el 40%, de acuerdo con estadísticas de la Oficina Federal de Investigación (FBI). En 2007 los departamentos de policía locales a lo largo del país reportaron al FBI la existencia de 830 víctimas de crímenes anti-hispanos en 595 incidentes. Ambas cifras representan un incremento notable con respecto al año previo, y un 40% con respecto a las cifras de 2003.

De acuerdo con el mismo reporte, los hispanos conformaron el 61.7% de las víctimas de crímenes motivados por el grupo étnico o el origen nacional del atacado. En 2004 la cifra en este rubro fue de 51.3%.

Esta semana un grupo de activistas de diversas organizaciones, encabezadas por el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF), viajaron a Washington para cabildear en el Congreso sobre la importancia de castigar estos crímenes que, de acuerdo con los propios activistas, no han tenido la resonancia ni la repercusión que se esperaría.

“Todos sabemos que ocurren, pero hay silencio. No deben ser sólo los latinos quienes hablen de ello, sino toda la sociedad”, me comentó John Trasviña, presidente de MALDEF. “Desafortunadamente nuestros funcionarios electos han fallado en reconocer y condenar esta crisis nacional; los medios de comunicación generalmente se han mantenido en silencio, y las familias no han actuado para proteger a sus hijos de ser infectados por este odio”.

El problema no es sólo el silencio cómplice de los medios de comunicación con mayor difusión; el problema es que los programas de radio y televisión –estos últimos transmitidos por cable- cuya línea es claramente anti-inmigrante, siguen operando en la más absoluta impunidad.

Incluso en espacios como la cadena CNN continúan transmitiéndose con gran éxito programas como el de Lou Dobbs, quien a diario difunde sus teorías sobre la pérdida de empleos, el gasto excesivo de impuestos en servicios sociales y el alza en los índices de criminalidad, y culpa de ello, sin argumentos, a los inmigrantes indocumentados de origen latino. La crisis económica por la que atraviesa Estados Unidos, y las cifras de desempleo arañando el 9% a nivel nacional, son el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de estas ideas, para la propagación del odio racial.

Además de esta ola de desinformación, las medidas antiinmigrantes que se han aprobado en decenas de condados contribuyen a empeorar la situación. En el condado de Maricopa, Arizona, por ejemplo, recientemente fue reelecto el sheriff Joe Arpaio, quien abiertamente ha manifestado su postura antiinmigrante y cuyos agentes hostigan e intimidan a los habitantes del lugar. El acoso es tal que en el barrio de Guadalupe, ubicado en dicho condado, los residentes de origen Yaqui son constantemente detenidos y cuestionados sobre su situación migratoria a pesar de que sus familias han vivido en el lugar durante siglos.

Por si esto fuera poco, un tercer elemento entra en la ecuación: durante la administración de George W. Bush se ha permitido que las autoridades locales ejerzan funciones de inmigración, lo que ha provocado que algunas víctimas y testigos de los crímenes de odio no presenten denuncias por temor a que se detecte su situación migratoria y puedan ser deportados. Por esta razón muchos de estos delitos están quedando sin castigar.

Recientemente el diario para el que trabajo hacía una comparación en su artículo editorial, mencionando que en estos tiempos hay más revuelo sobre el peso de la conductora de televisión Oprah Winfrey que sobre estos crímenes que se registran cada vez con mayor frecuencia. No sé si todas las esperanzas que Estados Unidos ha puesto en la próxima administración, cuya sola existencia es una muestra de que el racismo puede ser superado, alcancen para crear conciencia sobre la gravedad de los crímenes de odio en contra de la comunidad hispana; lo que sé es que sería una pena que en un país gobernado por primera vez por una minoría racial, más personas tuvieran que enfrentar la muerte por el simple hecho andar por la calle “viéndose” como latinos.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

13 comentarios to “Maten al latino”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Es alarmante lo que esta pasando y como bien mencionas Eileen que grave es que no se de la difusion. Yo vi este caso en el noticiero en español de Univision pero cuando vi los noticieros anglos buscando la noticia ninguno menciono nada, ni en el periodico ni en la red. Los medios latinos son los unicos que difunden estas tragedias y las comunidades siguen negandose en muchos a llamarles crimenes de odio, como llamarles entonces? es lo que son, crimenes de odio racial, que no traten de tapar el sol con un dedo.

Eileen: cuáles son las causas de los asesinatos? Son por motivos raciales o de otra índole? Lo pregunto, porque leyendo la prensa dominicana muy a menudo aparecen noticias de compatriotas muertos (una gran comunidad en NY), muchos de ellos caen víctimas de la violencia por actos delictivos. En Espanya está teniendo lugar una mayor participación de actos violentos en donde se encuentran invlucrados jóvenes de origen latinoamericanos. Muchos de ellos se resisten a la integración. Javier y Catalina conocerán mejor la situación.

Un saludo desde Hungría,

Domingo Lilón

Buena entrada, Eileen. No tenía noticias de asesinatos racistas en Estados Unidos. ¿Habría el mismo silencio en los medios si las víctimas fueran estadounidenses discriminados en otras épocas como los irlandeses o los afroamericanos? Creo que volvemos al tema de que el peso demográfico e histórico de la población latina no se corresponde con su escasa incidencia en las estructuras de poder en el país. Hay un gran trecho por recorrer para conseguir una ciudadanía plena.

Domingo, te remito a mi primera entrada en Mundo Abierto. Allí abordo el tema de los ataques racistas en España, la situación no ha hecho más que empeorar por la crisis.

Gracias Elieen por no quedarte callada y compartirnos tu articulo, eres valiente y valiosa.

María, das en el punto: los medios en inglés no le dan mucho vuelo a estas notas porque no los consideran crímenes de odio; asumen que dado que en una buena parte de los asesinatos relacionados con pandillas, drogas o algún otro tipo de ilícito, se encuentran involucrados las llamadas “minorías”, como los latinos, la muerte de uno de ellos necesariamente está vinculada a uno de estos factores. Javi tiene razón: seguramente la respuesta sería otra si la víctima fuera un negro, o un judío.

Creo que eso responde también a la pregunta de Domingo. Ciertamente una gran cantidad de asesinatos ocurren en este país en los cuales las víctimas son latinos; algunos, en efecto, vinculados con actividad criminal, y en el caso de Los Ángeles con mucha frecuencia por su relación con pandillas.
Sin embargo para que la autoridad tipifique estos casos como crímenes de odio hay ciertas “características” que deben ser observadas en el caso. En los tres que menciono, está comprobado que el móvil único fue un criterio racial. En ninguno de los tres casos el atacado fue asaltado, ni tenía antecedentes penales o estaba involucrado en actividad criminal alguna. El caso que es el colmo es el de Marcello Lucero: los atacantes declararon que esa noche decidieron salir a “buscar a un latino para golpearlo”.

Recuerdo la entrada que menciona Javi, aquella sobre el chico que agrede a una joven inmigrante en el metro. Estos son crímenes cuyo único móvil es el miedo de los que se sienten amenazados por la inmigración y por la creciente fuerza que algunos grupos, en este caso los latinos, van adquiriendo dentro de la sociedad. Es por eso que apunto directamente a los medios que se dedican a propagar el odio antiinmigrante en horario estelar, como es el caso del patético Lou Dobbs en CNN. En la televisión estadounidense no puedes decir “negro”, tienes que decir “afroamericano” para ser políticamente correcto; pero sí puedes decirle “illegal alien” a un inmigrante, recibir y pasar al aire llamadas de “rednecks” furiosos que hacen llamados a sacar a los mexicanos del país y que los culpan por todos los males que aquejan a la nación, sin que nadie mueva un dedo.

Para precisar: las 830 víctimas identificadas por el FBI que cito en este artículo son tipificadas por la propia agencia como víctimas de crímenes de odio. Víctimas; no delincuentes.

Teresita, saludos a la más fiel de nuestras lectoras!!

¡Hola amigos!

Perdón, Eileencita, que use tu espacio, pero es que quería dar señaleas de vida. Estoy en un país donde el gobierno ha impuesto severos límites a la libertad de expresión de sus habitantes, el internet es muy caro (9 dólares la hora), muy lento y además lejano (tengo que caminar bastante para entrar). Por ello, he debido limitar mucho mi uso de internet y apenas puedo pasarme por Mundo Abierto a leer los posts, no tengo oportunidad de comentar. Así estaré hasta principios de enero.
Pero les envío muchos besos y abrazos de año nuevo.

Grecko: Ya nos compensarás con decenas de posts interesantes.
Y te tocará celebrar el aniversario de la Revolución, ¿eh? Tendrás mucho que contar.

Lo que faltaba: recién me entero de que el sheriff Joe Arpaio, quien tiene en su contra 2 mil 700 demandas por violaciones de derechos humanos, va a tener un “reality show” en la cadena Fox. Se llamará “America’s Toughest Sheriff”.

Puaj.

Es como si en Alemania le dieran un show similar a los líderes del partido de derecha.

Aquí hay movilizaciones de ONG y gubernamentales, las menos, para detener el racismo y los crímenes por esta razón. En Estados Unidos hay políticos que tienen raíces latinas, ¿no hacen nada para defender a los suyos? ¿no hay programas gubernamentales?

Esa teoría del robo de empleos es absurda, porque los pieles rojas o los cabezas rapadas que van en contra de alguien por motivos racistas, no piensan ni siquera en que fueron despojados de un empleo. Y si lo piensan, seguro que nunca habrían tomado el empleo en cuestión.

Y.

Hace muchos años leí que a principios del siglo pasado las familias ‘blancas’ asistían, con todo y sus hijos, a las plazas públicas de Estados Unidos a presenciar cómo eran quemados los delincuentes ‘negros’; el libro explicaba que en ocasiones algunos de los niños blancos se acercaban al cuerpo calcinado para tomar ‘algo’ y guardarlo como ‘recuerdo’; cuando leí ese pasaje pensé que estabamos a años luz de tan atroces actos, pero las escalofriantes cifras que muestras dejan más que claro que los crímenes de odio están muy lejos de desaparecer. En verdad siento una infinita tristeza ante lo que sucede en Estados Unidos no sólo a mis compatriotas, sino a todas las personas que ‘lucen’ como latinos. Saludos Truax.

Eileen,

qué hay de cierto respecto a la noticia que leí de que a José Ovaldo Sucuzhañay lo mataron tres afroamericanos?

Un saludo desde Hungría,

Domingo

Un abrazo querido amigo, te extrañamos pero sabemos que estamos en tu corazón. Gracias nuevamente a ti Elieen.

Hola a todos! Espero que hayan pasado las fiestas decembrinas de lo mejor. Les escribo porque necesito pedirles un favor. Para mi clase de organizational behavior la profesora nos a pedido escribir un documento de sobre el estilo de liderazgo de Obama. Yo decidi enfocarme en el aspecto internacional, de como es que la gente y sus lideres en otros paises perciben su estilo de liderazgo. Hay algun libro, revista, artículo que me puedan recomendar?


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: