La Proposición 8: El derecho a eliminar un derecho

Posted on 14 noviembre, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Eileen Truax/Los Ángeles


“¿Debe ser modificada la Constitución de California para eliminar el derecho de las parejas del mismo sexo a casarse, estableciendo que sólo el matrimonio entre un hombre y una mujer es válido o reconocido en California?”.

Este es el texto en español de la Proposición 8, una de las iniciativas que aparecieron en la boleta electoral de los votantes de California el pasado 4 de noviembre, y que fue aprobada por un 52% de quienes sufragaron, revirtiendo los esfuerzos de años por parte de las organizaciones de defensa de los derechos civiles.

Hay desde luego absurdos e ironías en esta aprobación. El primero se encuentra en el texto de la propia proposición: “eliminar el derecho” es una frase que a estas alturas del partido no debería aparecer por escrito en ningún lugar, mucho menos en una iniciativa electoral, mucho menos en uno de los estados más progresistas de Estados Unidos, como se jacta de serlo California.

Después, la manera en la que se desglosa el voto. De acuerdo con los resultados de la votación, fueron dos minorías étnicas las que mayoritariamente votaron por el “sí” a la iniciativa: 70% de los votantes afroamericanos y 53% de los hispanos estuvieron de acuerdo con la eliminación del derecho; esta cifra se redujo al 49% de los blancos y 49% de los asiáticos.

El conservadurismo, y desde luego la religión, jugaron un rol importante en esta decisión. Durante los días previos a la elección diversas organizaciones conservadoras invirtieron grandes cantidades de dinero para desplegar publicidad en español, asegurando a los padres de familia que si la Proposición 8 no pasaba, a los niños se les empezaría a enseñar en las escuelas que el matrimonio podía ser integrado por un hombre y una mujer, o por miembros del mismo sexo. Las imágenes mostraban a niños latinos sentados en pupitres, viendo a dos figuras masculinas tomadas de la mano. “¿Es esto lo que quieres que aprendan tus hijos?”, decía la publicidad.

La ironía es que la iniciativa fue votada justo el mismo día en que los votantes californianos mayoritariamente eligieron a un candidato proveniente de una minoría étnica como presidente de su país: 76% de los californianos votaron por Barack Obama, contra un 19% que votó por John McCain. En el desglose por grupo étnico, 97% de los afroamericanos y 67% de los latinos votaron por Obama. El mismo día en que se dio un paso adelante en el reconocimiento de los derechos de una minoría racial, se dio un paso atrás en lo referente a los derechos de una minoría sexual.

En las grandes ciudades del estado los grupos activistas, las comunidades LGTB, académicos, artistas y opositores a la Proposición 8 realizaron manifestaciones durante los dos días posteriores a la elección y el fin de semana pasado. Con carteles, con mantas, con gritos, pero sobre todo con incredulidad, hacían un llamado para que se detuviera la decisión que podría dar marcha atrás al largamente acariciado reconocimiento al derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo que fue aprobado por la Suprema Corte de California apenas hace un año, a finales de 2007.

Pero no sólo la gente “común y corriente” ha manifestado su rechazo a la aprobación. A la oposición se han sumado concejales, legisladores y políticos de la talla de los alcaldes de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa; de San Francisco, Gavin Newsoom, y sorprendentemente el propio gobernador Arnold Schwarzenegger, así como varias organizaciones de peso, como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF). Todos, excepto el gobernador, han presentado acciones legales que buscan invalidar la aplicación de la iniciativa aprobada bajo el argumento de violación a los derechos civiles.

En los próximos días la Suprema Corte de California deberá declarar la validez de la aprobación de la propuesta, y también deberá determinar si los matrimonios celebrados durante el año anterior conservarán su validez legal. Es decir, la corte determinará si la mayoría votante que aprobó la medida, efectivamente tiene el derecho de eliminar el derecho de una minoría.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

10 comentarios to “La Proposición 8: El derecho a eliminar un derecho”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Perdonen ustedes el reiterado uso de “votar”, “votación”, “votante”.
“Sufragar” es una palabra que me da prurito porque me recuerda a los libros de texto oficiales mexicanos, y mi vocabulario no da para más sinónimos. :-)

Eileen,
Pues desde aca sigo muy de cerca el avance o restroceso en este caso tan lamentable. Que pena que la gente vote por eliminar un derecho que por si solo no deberia ser cuestionable porque es un “derecho” pero en fin como tu mencionas la proposicion esta cargada de contradicciones.
Estare al pendiente en tu blog.
Saludos Eileen!

Es una pena que California, siempre al frente en cuestiones de sexualidad, haya dado este paso atrás. Que pase en Utah o Mississippi no es novedad, pero ¿California?

[…] Aquí va todo el link al artículo: http://mundoabierto.info/2008/11/14/la-proposicion-8-el-derecho-a-eliminar-un-derecho/ […]

mi pregunta es porque si ya estaba permitido el matrimonio homosexual se hizo el referendum?

Antes que nada, disculpe por la falta de ortografia.
No cuento con una computadora que pueda poner las tildes, pero estoy de acuerdo con este articulo. Me parece injusto que un grupo de seres humanos esten limitando el libre albedrio de otros. Desde cuando un ser humano tiene el derecho de estar limitando la capacidad de uno?
Gracias, Franco

¡Hola Alice!

El matrimonio gay fue reconocido como legal por un juez, con base en la igualdad de derechos de todos los ciudadanos y a que no está prohibido explícitamente en la legislación de California. Quienes convocaron al referéndum tenían por objetivo introducir una prohibición explícita para quitarle la base legal a la decisión judicial.

Estaba pensando que nuestro querido Serrano Limón sería feliz es ese estado. Muy interesante e inteligente tu análisis de esta propuesta tan grave.

Alice, Témoris ya te contestó por ahí, muy certeramente.

Teresita, no creo: como bien dice Témoris, California no suele ser un estado que apoye medidas conservadoras; por eso sorprende en esta ocasión.
Lo primero que le haría ruido al buen señor San Serrano Limón es la apertura que hay con respecto al derecho de la mujer a decidir sobre la interrupción del embarazo. Por otro lado, aunque en esta ocasión a nivel estatal pasó la Prop 8, las principales ciudades son muy abiertas en este sentido, como ocurre con Los Ángeles y San Francisco. En barrios como West Hollywood puedes ver, en una esquina, un templo judío ortodoxo, un templo cristiano, y una iglesia católica con una bandera arcoiris colgada en la entrada (la esquina existe, lo juro).
Dudo que el catolicismo del señor Serrano pudiera soportar algo así.

Saludos a todos!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: