Llevarse de piquete de ombligo

Posted on 7 noviembre, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , |

Por Manuel Ulloa / Paris

¿Quién no conoce esa sensación de impotencia frente a un dirigente político incapaz, cínico, o ambos? ¿Quién no ha proferido alguna recordación maternal al leer o escuchar sus declaraciones? ¿Quién no ha soñado con vengar, así sea simbólicamente, un ápice de la violencia que nos receta con sus decisiones y su incontinencia verbal?

En Francia, ahora es posible sacarse la espina y clavársela al susodicho o susodicha gracias al lúdico y terapeútico « muñeco vudú », comercializado por la editorial K&B. Desde su lanzamiento se han vendido miles de exemplares de este cofre que contiene un libro de 56 páginas, un muñeco de tela y un lote de 12 punzantes agujas. Existe en dos versiones: el muñeco azul es Nicolas Sarkozy y la muñeca rosa es Ségolène Royal. ¡Para el niño, para la niña! ¡Llévelo, llévelo!


En la portada del libro se puede leer: « ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por ser demasiado de derecha? ¿Detesta usted a Nicolas Sarkozy por no ser suficientemente de derecha ?… Gracias al sortilegio preparado por el especialista en brujería Yaël Rolognese usted podrá conjurar el mal de ojo e impedir que Sarkozy siga causando más daños ». Sobre el muñeco están impresas las frases más emblemáticas del presidente francés, sobre las cuales se sugiere hincar el pincho: « Trabajar más para ganar más », « Chusma », « ¡Lárgate, pobre pendejo! », « A Francia la amas o te largas », o bien « Vodka », en alusión a la célebre conferencia de prensa que dió borracho en una cumbre del G8 tras una reunión con Putin.


A diferencia de Ségo, que apechugó la broma, a Sarko no le causó ninguna gracia el fetiche. De inmediato pidió el retiro de sus muñecos de las tiendas alegando su absoluto y exclusivo derecho a la imagen. Pero los jueces desestimaron sus argumentos. Inclinándose por la libertad de expresión y el derecho al humor, replicaron que « aunque pueda parecer desagradable la incitación al lector para clavar agujas en un muñeco de tela que representa una persona… no les corresponde a ellos juzgar el buen o mal gusto del concepto propuesto.» Enseguida, los magistrados agregaron que « nadie puede tomarse en serio este procedimiento y creer que vehicula un culto vudú tal y como se practica en las Antillas. »

Nadie, excepto Sarkozy, quien al conocer el fallo decidió muy seriamente apelar. ¿Será superstición? ¿Sabrá algo de puñaladas por la espalda? ¿O será que su ego no puede soportar ni un pinchazo? El caso es que se trata del sexto recurso de este tipo que promueve. Los otros cinco se habían saldado exitosamente para él, pero tanto va el cántaro al agua… que esta es la primera vez en que un presidente de la República pierde un litigio ante jueces de primera instancia.

La moneda sigue en el aire, pero por el momento, el monito se sigue vendiendo, ¡y más que nunca! La publicidad gratuita de este « affaire » le ha caído como del cielo a la editorial K&B, lanzando su producto a las primeras posiciones de ventas en las librerías.

Así que mientras dure, hay que aprovechar el privilegio de llevarse de piquete de ombligo con « el preciso », desahogarse por lo pasado y hasta cobrarse desde ya por lo que viene.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to “Llevarse de piquete de ombligo”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Pues los emprendedores mexicanos se han visto más que lentos. El mercado de ciudadanos deseosos de clavarles unas agujitas a los políticos corruptos, ineptos e impunes que tenemos es muy grande. El problema sería elegir con quien comenzar una larga serie de muñecos vudú: ¿Con el góber precioso?, ¿con el pato con botas?, ¿con la maestra y sus alumnos? ¿Quién va primero?

Estoy contigo Temoris, yo por lo pronto destinaria el sueldo de un mes a apartar uno de Bhusito y de ahí para abajo, aun que la moda marca aviones o avionetas par deshacerse efectivamente de algunos políticos.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: