Voto de esperanza

Posted on 4 noviembre, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Eileen Truax/Los Ángeles

La fila para votar daba la vuelta a la esquina. No me refiero a las filas de este martes, que seguramente serán iguales; la fila de la que hablo se registró en el estado de Georgia la semana pasada: miles de votantes que buscaban sufragar con anticipación. Esa imagen se repitió también en California, Virginia, Nuevo México, Nevada, en casi todos los 32 estados de Estados Unidos que permiten el voto anticipado.

Esta modalidad, inicialmente pensada para realizarse por correo, permite que el votante reciba en su casa la boleta electoral, la llene, y la envíe de regreso, o bien la lleve personalmente y la deposite en una urna. Eso es lo que esperaban hacer quienes aguardaban en la fila.

¿Por qué esperar hasta dos horas para votar, si el día de la elección está aún lejos? Hace unos días se lo pregunté a algunas de las personas formadas en la fila de la oficina del condado de Los Ángeles. La mayoría respondió que para estar segura de que su voto contaría; para evitar que algún inconveniente este martes pudiera privarlos de votar. ¿Y por qué tanto interés? “Porque ahora sí nos toca el cambio, señorita”, me dijo una mujer. “Porque tenemos la esperanza de arreglar todo lo que ha andado mal en el país”.

Esperanza es la palabra clave, lo que ha prendido la mecha del entusiasmo y ha catapultado la participación ciudadana. La esperanza de los jóvenes, los que tienen un poco más de veinte años, que quieren ver en el gobierno a alguien que no tenga vínculos, ni con un Clinton, ni con un Bush. Esperanza de los viejos, que temen que las políticas económicas del actual gobierno continúen en el siguiente y su situación se vuelva más precaria cada vez. Esperanza de quienes con esfuerzo compraron una casa y la perdieron durante el último año; de los jóvenes que no tienen dinero para pagar la universidad; de los latinos que piensan que un presidente demócrata podrá “amarrar” la tan anhelada reforma migratoria. Porque sí: la ola de esperanza lleva el rostro de Barack Obama.

Es poco común encontrar a un político que despierte confianza, en el cual la gente tenga fe. No todos los días escucha uno a alguien decir: “yo sí le creo” cuando se habla de un candidato. Es difícil sentir a un político cercano, sobre todo en este país, donde el acento al hablar y el color de la piel han provocado tantas divisiones, tantas injusticias. Es tan poco común, que cuando aparece, el entusiasmo rebasa a la gente.

Yo cuento con la fortuna de ser partícipe de ese entusiasmo. Desde hace meses en las reuniones a las que acudo, en mi periódico, con mis amigos, no se habla de otra cosa. Todos los días recibo correos electrónicos con información, anécdotas, chistes, denuncias. En la calle la propaganda aparece por todos lados. El tema está ahí; Estados Unidos nuevamente vuelve a sentir suyo a un candidato y a vibrar con él. Gente que tenía décadas sin votar ha vuelto a interesarse en el proceso. Residentes permanentes que no tenían interés alguno por convertirse en ciudadanos, lo hicieron sólo para poder participar en esta elección. El voto masivo que hemos visto en días pasados y el que veremos este martes, se debe a Barack Obama, incluso aun el de muchos de quienes no votarán por él.

Independientemente del resultado que se dé a conocer esta noche, Barack Obama ya ha hecho historia. No sólo por ser el primer candidato negro, o por haber conseguido recaudar más fondos con su estrategia de activismo “grassroots”, a ras de suelo, que lo que la maquinaria republicana pudo poner al servicio de McCain. Aun si no resultara electo, Obama ha despertado en toda una generación la convicción de que la política sigue siendo un arma para cambiar al mundo; de que el voto y la voz de una persona sí hacen la diferencia, y de que la participación ciudadana es la materia prima para lograr la justicia social. Tal vez el país gane un buen presidente para los próximos cuatro, quizá ocho años, o tal vez no; pero lo que ya ganó desde ahora es la conformación de un estrato generacional que ha logrado pasar de la resistencia a la acción.

Mencionaba en otro espacio que yo recuerdo con exactitud el momento en el que decidí que iba a votar por Obama. En febrero pasado, en Nuevo México, Barack habló en el auditorio de una universidad en Santa Fe. El camino estaba nevado, el evento fue en la noche, pero hasta ahí llegaron miles de personas, la mayoría estudiantes, para escucharlo. Cerca de las diez de la noche, cuando todos salíamos, de pronto vi pasar el camión con el candidato a bordo y a un grupo de jóvenes salir corriendo detrás de él, a pesar del frío, gritándole y agitando las manos para despedirlo. Uno de ellos levantaba un letrero hecho a mano que decía “hope”, esperanza. Recordando ese momento entre los muchos que he vivido durante este año, el día que fui a depositar mi voto por Obama lo hice con el corazón.

Como cualquier otro político, Obama está muy lejos de ser perfecto. De hecho tiene severas carencias, como su falta de cercanía con América Latina, su nula experiencia internacional y la poca claridad sobre la posible conformación de su gabinete. Sin embargo es muy posible que este pueblo hoy le otorgue el beneficio de la duda con la esperanza de que el país transite a una era menos intolerante, en la que no haya justificaciones para guerras injustificables y en la que la inteligencia vuelva a ser un valor no negociable. La esperanza de que un hombre con la piel obscura entre en la inmaculada Casa Blanca; y una vez ahí, la esperanza de que no olvide que es un demócrata.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

20 comentarios to “Voto de esperanza”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Me parece interesante este comentario, aparecido en la columna dominical de Eleazar Díaz Rangel, editor de Últimas Noticias, principal diario de Venezuela. Se refiera a William Blum, ex funcionario Departamento de Estado y autor del libro “El Estado agresor”. Según nos cuenta Díaz Rangel, Blum dice cosas como estas:

“Si yo fuera Presidente, podría detener los atentados terroristas contra EEUU en unos pocos días. Primero pediría perdón a todas las viudas y huérfanos, a los torturados y empobrecidos, y a los muchos millones de otras víctimas del imperialismo norteamericano. Entonces anunciaría con toda sinceridad, a todos los rincones del mundo, que las intervenciones globales de EEUU se han terminado, e informaría que Israel ya no es el estado N° 51 de EEUU, sino que de ahora en adelante (por extraño que parezca) es un país extranjero. Reduciría entonces el presupuesto militar al menos en 90%, y usaría la cantidad ahorrada para pagar indemnizaciones a las víctimas. Habría dinero más que suficiente. El presupuesto militar anual de 330 billones de dólares es igual a mas de 18 mil dólares por hora por cada hora desde el nacimiento de Jesucristo. Esto es lo que haría en mis tres primeros días en la Casa Blanca. En mi cuarto día, sería asesinado”.

Díaz Rangel cree que Obama no haría nada de eso, pues en su memoria estarían Lincoln, Garfield, Mc Kinley y Kennedy.

Eileen,
Me identifico mucho con lo que escribes, aqui en Chicago la Obamania ha rebasado todo lo imaginable y el ambiente esta sumamente cargado de emocion y expectativa, no se habla de otra cosa, la gente habla de la eleccion y de Obama hasta con desconocidos. La cosa es tal que hasta los niños se han contagiado. Mi hijo acaba de cumplir 6 años, va al kinder y aunque tenemos muchas conversaciones acerca del acontecer nunca hablo de politica con el ni delante de el, mis conversaciones se reservan a los horarios nocturnos cuando el ya duerme o en reuniones donde no esta presente o en blogs/email/facebook, etc Ayer llego del kinder y traia una calcomania en la camisa que decia “I VOTED” y le pregunte -y eso? que es? y me dice -hoy vote mama y le pregunto -y por quien votaste? y me dice -por “Darak” Obama y sin decir yo nada yo creo que me vio la cara de orgullo y me dice -sabia que estarias feliz con mi eleccion :-D

Mingus,
Leyendo tu comentario recorde algo que lei ya no recuerdo en que sitio que hablaba de un grupo de afroamericanos que se reunian en un local y que hablaban de la eleccion, todos decian que votarian por Obama excepto uno que decia que no iba a votar por el porque le daba miedo que le fueran a hacer algo. La sombra de Kennedy sigue muy presente todavia.

Saludos!!!

Pues yo, desgraciadamente, tengo mis reservas ante tanta euforia. De ser el próximo presidente de los EE UU, Obama liderará la nación más poderosa del mundo y, como tal, tomará las decisiones necesarias. No sólo las suya, sino la de los círculos del poder. De tener que ir a otra guerra, con toda seguridad que irá. Entre una campanya política y el acto y hecho de gobernar hay una distancia enorme. Los candidatos, si después resultan electos, no siempre actúan de acuerdo a las promesas electorales. América Latina está llena de ejemplos y Obama no será ninguna excepción. Yo creo que la “obamamanía” tiene más que ver con los dos periodos de Bush Jr. que con un verdadero giro de la clase política estadounidense, tanto en relación con la política interna como internacional.

Un saludo desde Hungría,

Domingo Lilón

Yo comparto en gran medida la observación de D. Lilón, misma que ya fue delineada por nuestro compañero Alejandro Pérez Corzo aquí en Mundo Abierto (ver su post ¿Qué haría Barack Obama en política exterior?)

Entre otras cosas, citaba Alex algunas palabras de Obama como estas:

“To renew American leadership in the world, we must immediately begin working to revitalize our military. A strong military is, more than anything, necessary to sustain peace.

[…]

“Finally, we must develop a strong international coalition to prevent Iran from acquiring nuclear weapons and eliminate North Korea’s nuclear weapons program. Iran and North Korea could trigger regional arms races, creating dangerous nuclear flashpoints in the Middle East and East Asia. In confronting these threats, I will not take the military option off the table”.

Para quienes de algún modo u otro solemos sufrir los efectos de la política exterior estadounidense no hay gran diferencia entre un gobierno demócrata o uno republicano. Sin embargo, las hay, al menos en los enfoques que ambos partidos le dan al tema. Los demócratas son más inclinados hacia lo que se denomina el internacionalismo liberal, mientras que los republicanos apuntalan más bien lo que Charles Krauthammer bautizó como realismo democrático.

Para ellos la diferencia está en el modo de hacer prevalecer los intereses de los Estados Unidos. Unos dicen que hay que actuar concertadamente, buscar coaliciones, privilegiar el multilateralismo, hacer intervenciones humanitarias; los otros actúan unilateral y preentivamente. Los demás países resultan invadidos de cualquier modo, por una u otra razón, con una u otra justificación.

Mingus, me parece que tu primer comentario es muy certero -no sabia del libro de Blum (de hecho no sabia de la existencia de Blum).
Haga lo que haga Obama, habra decepcion. El tipo no es el radical que quieren hacer parecer los republicanos, y a pesar de que seguramente contara con un Congreso Democrata que en teoria le tendria que permitir hacer cambios sustantivos, la realidad es que los democratas son corresponsables de las politicas que aplica Estados Unidos dentro y fuera de casa desde antes de la era W. Bush. A eso me refiero con que no basta con ser democrata, habria que comportarse como tal.

Sin embargo yo sostengo mi idea de que el hecho de “prender” la mecha del interes en la participacion civica y politica, para una sociedad que en general es individualista y que en muchos sentidos es apatica, es un gran paso adelante. Ciertamente hay algo cierto en la llamada “Obamania”, pero me parece que nos quedamos cortos si lo vemos solo hasta ahi: Obama solo ha sido el detonador de un sentimiento que estaba latente y que hara que una generacion se mueva en los proximos anios (por eso me permiti contar la anecdota sobre el momento en el que decidi mi voto: no por Obama, sino por el movimiento que ha despertado y que derivara en la participacion politica de toda una generacion no solo ahora, sino dentro de 4, 8, 12 anios; es posible que entonces quienes hoy estan viendo a sus padres vivir esta eleccoin, acudan a las urnas con una cultura civica mayor que la que vemos ahora, sin importar los nombres en la boleta electoral.

A mi no se me olvida Foucault: la politica es la continuacion de la guerra (y en este pais, parece que la guerra es la continuacion de la politica); pero eso en nada merma la esperanza de que un dia entontremos la manera de que esta premisa cambie gracias a la participacion ciudadana.

Saludos!

Uy.
En el comentario anterior, el parentesis que abri en “(por eso me permiti…” debio cerrar en “…4, 8, 12 anios”.
Perdon.

Más allá de Obama, a mi me preocupa algunos comportamientos que espero sean puras especulaciones.

Aguardo por que las cifras que arroje la elección de hoy sean muy diferentes a las encuestas que dan una diferencia de 10 puntos a favor de Obama. Creo que después del desastre de los republicanos, el desenmascaramiento de su política fascista y hasta de extermino basados en Huntington, una diferencia con el demócrata (que no es una maravilla… pero es lo menos malo) de 10 puntos es como poca…

En Europa es lo mismo. Cada vez más son las expresiones de racismo y discriminación que se evidencian en marcos legales y en acciones de grupos y personas. Reaparecen cada vez con más frecuencias cabezas rapadas y neofascistas declarados. Lo último ocurrió en Italia que ante la manifestación en contra de la reducción del presupuesto en educación del gobierno de Berlusconi, grupos gritando “Viva el Duche” acabaron con la manifestación a punta de cabillas… con la anuencia del Alcalde de Roma (buscar declaraciones de la joya).

Vamos hacia marcos muy complejos. Mientras vemos señales en forma de pensamientos plurales y diversos (afrodescendientes en el poder), en el fondo cada vez se afianzan más bases de los movimientos fascistoides en estas “regiones desarrolladas”.

Por ahí hay un libro de no me acuerdo quien, que se titula: “Hitler no perdió la guerra”…

Tal parece que fue así.

Saludos a tod@s

Mikele,

tienes toda la razón en cuanto a los movimientos neofascistas en Europa. Y lo peor del caso es que desde el punto de vista jurídico y la legalidad no se puede hacer nada. Aquí en Hungría tenemos la llamada “Magyar Garda” (“Guardia Húngara”), con uniformes, marchas y actitudes neofascistas y, sin embargo, desde el punto de vista legal no se le puede impedir sus manifestaciones. Habría que cambiar la legislación existente.

Por otro lado, la condición de “afroamericano” de Obama no creo que jugará un papel muy importante en caso de salir triunfante en esta contienda electoral. Ojalá me equivoque, pero esta connotación no tiene, según mi opinión, el mismo significado que un presidente indígena (Bolivia), un mulato (República Dominicana) o un ex-sacerdote (Paraguay). En los EE UU las reglas del juego político están muy bien delimitadas, a excepción de las latinoamericanas.

Un saludo desde Hungría,

Domingo Lilón

Efectivamente coincido contigo Lilón, por eso diferencie entre las señales de forma y lo que verdaderamente se afianza en el fondo.

Saludos para ti también

Como yo últimamente me la paso es citando a la gente, dejo por aquí estas opiniones de Omar Galíndez, Director Académico del Insituto Pedro Gual de la cancillería venezolana. Copio sus opiniones porque coinciden bastante con lo que apuntan Mikele y Domingo Lilón, por un lado, y las inquietudes de Eileen con respecto a la participación y el activisnmo político. Esto es lo que dijo Galíndez:

“El hecho de que Obama sea afrodescendiente, no significa que represente los movimientos afrodescendientes más de avanzada en Estados Unidos.

“…hay movimientos muy radicales de izquierda que no tienen ninguna relación con Barack Obama […]. Sería importante apreciar qué factores de izquierda, que los hay, dentro del partido demócrata, apoyan a Obama y hasta dónde es el grado de compromiso con ellos.

“…seguramente [esos factores votarán por Obama] pero después podrían pedirle de alguna manera un mínimo de compromiso”.

Eleen,
acabo de leer tu post. Son las 22.57 y me he pasado el día defendiendo una frase que he puesto en el facebook. Esta mañana me levanté escéptica y puse: Todo es mentira, supone Obama algún cambio?. Desde que la he publicado hasta ahora todo el que me he encontrado en la vida real y virtual me ha tratado de pesimista. Ahora leyendo el post me doy cuenta que sí ha supuesto un cambio –la participación política– pero sigo teniendo mis dudas sobre lo que vendrá después. El otro día un tejano me decía en un avión que Obama es demasiado radical. ¿Radical? ¿Cómo? Le preguntaba yo. La respuesta: “EEUU está en crisis y necesitamos un presidente seguro”. Se acababa la argumentación y mi cara de sorpresa seguía por un rato.
Espero que Obama sea tan radical como lo ven algunos estadounidenses, pero, la verdad, sigo escéptica.

Ayer por la noche el equipo de campaña de McCain lanzo un (ultimo) comercial en la TV que le tiraba con todo a Obama y al final decia:
Obama too radical, too risky
al leer el comentario de Catalina me vino inmediatamente a la mente, es la estrategia que uso el partido republicano, hacerle creer a la gente que Obama es muy radical aunque no lo sea ni un poquito para infundir miedo, al parecer no les funciono como esperaban.
Yo, en lo personal, si creo que habra un cambio, tal vez no en la medida y forma en que el mundo lo espera, tambien veo que Obama ha despertado como dirian aqui “high expectations” dificiles de cubrir para cualquiera, pero despues de 8 años Bush, Obama sera miel para el paladar de muchos. No se como se vivan las cosas desde afuera, aqui estan sucediendo cosas historicas, aun antes de saber quien ocupara la Casa Blanca, como el hecho de tener una participacion nunca antes vista en las elecciones (en Chicago se calcula en 85%), la mayor cantidad de nuevos votantes de la historia, y la juventud que ha decidido tomar un papel de lideres y no mas de seguidores, creo yo, que eso supone un cambio muy fuerte en un pais donde la mayoria era apatica y no habia mucha participacion ciudadana.

A ver,

Ahora que confirmamos la victoria de Obama habrá que tomar en cuenta algunos datos.

• En principio hay que recordar que uno de los presidentes más carismáticos de los EEUU fue el que realizó el bombardeo más cruento de los últimos años. Fue Clinton contra Bosnia.

• Hay que recordar que el mismo Clinton fue el que inicio los lobbys y consumó el Plan Colombia. Hoy se siguen destapando las miserias de esas políticas. El General Montoya acaba de renunciar ante la denuncia y destitución de veinte y pico de oficiales implicados en masacres recientes.

• Así mismo, si bien es cierto que Bush padre inicio la guerra en Irak, Clinton realizó una política casi de exterminio y debilitamiento del país en cuestión. Aplico en silencio políticas parecidas a las de Israel contra Palestina, a saber: bombardeos selectivos, comercio limitado de medicamentos y alimentos, debilitamiento de las fuerzas armadas, saqueo de las materias primas a través del convenio de petróleo por alimento.

• El asesor en política internacional del señor Obama es nada menos y nada más Zbigniew Brzezinski. En un artículo pasado de Mundo Abierto leíamos un material de Miguel Contreras donde se describe el pensamiento de este neocon. Igual busquen información en Google para que vean la joyita.

Sin embargo, discrepo de la posición de Galíndez (claro, conozco también lo que dijo anoche en el canal del Estado venezolano). El hacer todo este diagnóstico no significa reducir todo a “los republicanos y los demócratas son los mismo”. Efectivamente la ontología, la esencia, el basamento de sus políticas y de su visión no cambian, pero hay matices que se expresan en los procedimientos que dan espacio para hacer política. Lo contrario sería negar la política necesaria.

Sin dudas Obama representa más espacio para la política, con sus pros y sus contras. Al igual como lo dije en un comentario pasado del Peje en México aunque no sea un revolucionario ni hombre de grandes cambios. Así mismo, para profundizar más a partir del anterior diagnóstico, los contras se enmarcarían en la mayor inteligencia (sin duda) de los demócratas para joder con su política exterior.

Saludos a tod@s

PD: Sería bueno que si alguien tiene cifras oficiales de participación las publique.

La de ayer fue la mas grande participacion electoral de la historia, superando incluso a la de 1960 donde John F. Kennedy fue electo y que habia sido hasta ayer la mas alta con el 62.8%, ayer el registro oficial muestra un 64.1% de participacion lo cual para una nacion con un antecedente de apatia ciudadana es un logro.

*** cifras publicadas en los principales diarios de circulacion del pais asi como los noticieros televisivos de las cadenas nacionales.

Abonando un poco al dato que dio Maria:

-La participacion total se estima en cerca de 120 millones de votantes. De estos, 52% favorecio a Obama y 46% a McCain.

-Cerca del 10% de los votantes fueron latinos.

-67% de los votantes latinos apoyo a Obama, contra 30% de McCain.

Entre los estados que se consideraban “swing states”, Nevada, Colorado, Nuevo Mexico y Florida, los cuatro con importante poblacion latina, votaron en favor de Obama. En la eleccion de 2004 Bush gano estos cuatro estados.

-Votaron por Obama: 49% de los hombres y 56% de las mujeres; 66% de los votantes entre 18-29 anios, y 95% de los votantes negros.

mas datos:
Obama es el primer candidato desde Bill Clinton, en 1996, que hace triplete en Florida, Pensilvania y Ohio. Es también el primer demócrata en 44 años que se adjudica Virginia y el único de su partido desde Jimmy Carter que ha superado la barrera psicológica del 50% en voto nacional.

Efectivamente Eileen, yahoo y otras páginas están dando esos datos 46-52. Diferencia de 6% que equivale a 7 millones de votos según entiendo.
Se confirman entonces las cifras que estaban dando las encuestadoras. Vuelvo y repito: se ve un marcado racismo y conservadurismo en el resultado. No puedo creer que con una gestión y candidatos tan malos los republicanos hayan sacado 46% de los votos.
Parece que el efecto Bradley que anunciaron algunos analistas se cumplió en parte.

Gracias María, gracias Eileen por publicar datos.

Saludos a tod@s

Mikele coincido contigo, despues de Bush, la diferencia debia haber sido por lo menos 2 a 1 :-D

Saludos para ti tambien!

Al estilo de Mingus, aquí va la impresión de Atilio Boron sobre Brzezinski:

“Zbigniew Brzezinski, por ejemplo, celebra la irresistible ascensión de los Estados Unidos al rango de “única superpotencia global” y se regocija -con el resentimiento propio de todo buen aristócrata polaco- de que entre sus vasallos y tributarios se incluya ahora, por primera vez, a los países de Europa Occidental. Preocupado por garantizar la estabilidad a largo plazo del imperio Brzezinski se esmera en identificar los tres grandes imperativos estratégicos del imperio: (a) impedir la colusión entre -y preservar la dependencia de- los vasallos más poderosos en cuestiones de seguridad (Europa Occidental y Japón); (b) mantener la sumisión y obediencia de las naciones tributarias, como las del Tercer Mundo; y (c) prevenir la unificación, el desborde y un eventual ataque de los bárbaros, denominación ésta que abarca desde China hasta Rusia, pasando por las naciones islámicas del Asia Central y Medio Oriente (Brzezinski: 40). Más claro imposible”

¿Qué cree en el multilateralismo? SI, pero ya vimos en cual.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: