La propaganda de cada día

Posted on 12 agosto, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , , , |

Manuel Ulloa / Paris

 

Todos los días nos tenemos que chutar frases y fórmulas idiomáticas que nos suenan huecas y falsas. Sin embargo, terminamos por aceptarlas y a menudo se cuelan insidiosamente en nuestro vocabulario. Son términos que poco tienen que ver con el lenguaje de la calle y su sana costumbre de llamar a las cosas por su nombre ; están íntimamente asociados con la clase política, los medios masivos de comunicación y el mundo empresarial. Un lenguaje impulsado por economistas neoliberales y publicicistas, cuya función principal es enmascarar o escandalizar, segun convenga, y que tiene en los medios de comunicación —que repiten y amplifican ad nauseam dichas fórmulas— a su aliado principal.

 

Reformas, ideología, crisis, gobernabilidad, crecimiento, previsiones, Estado de derecho, los que menos tienen, son sólo algunos ejemplos de términos y frases que sirven para eludir la realidad y vehicular un discurso adormecedor. La palabra reforma (que suele acompañarse del adjetivo estructural) sirve a menudo para encubrir alguna modernización de corte neoliberal ; se presenta siempre como indispensable para salir de una crisis (pasajera, por naturaleza) que se debe a la caída del crecimiento económico. Este último, solución a todos los males, responde a factores (de preferencia externos)sobre los cuales no se tiene bastante margen de maniobra, por lo que acaban siendo casi mágicos. Las previsiones (oráculos modernos) resultan extremadamente complejas y son dictadas por expertos asesores que rara vez le atinan a algo. Al final del día, los efectos negativos (pérdida de poder adquisitivo, carestía, devaluación) de las crisis recaen en los que menos tienen… la gente más jodida y explotada, en buen cristiano.

 

En México tenemos la suerte de contar con Carlos Monsiváis, un cronista genial que lleva décadas « documentando nuestro optimismo », consignando detalladamente las intrusiones de este lenguaje en la prensa, radio y televisión, develando con su fina ironía lo que se esconde detrás de él. La vigilancia constante de los usos del lenguaje es indispensable para contrarrestar esta que es una de las armas más eficaces del Poder para mantener el orden y mitigar las protestas sociales : « la propaganda de cada día », como la llama el editor francés Eric Hazan en su librito llamado LQR. La propagande du quotidien. 

 

Recientemente, durante los Foros de debate en el Senado mexicano de las iniciativas petroleras de Calderón, asistimos a un festival de fórmulas de este tipo. La más conocida  sigue siendo aquella de Reforma energética, pomposa y falaz manera de llamar a los ajustes privatizadores en la industria petrolera que pretende el Ejecutivo, pero la lista de frases dudosas ahí ventiladas ha sido larga : Modernización de PEMEX por desarticulación de la empresa, fortalecimiento del sector petrolero por entrada de capital privado en actividades estratégicas, contratos de desempeño por contratos de riesgo. Se trata de eufemismos tendientes a limar asperezas, suscitar consenso, borrar inquietudes. Se maquilla la realidad en el podium para acallar las críticas, mientras se prepara el saqueo tras bambalinas. Se hace todo por excluir el término privatización de las iniciativas y cuando el eufemismo no basta para convencer, no se duda en recurrir al cinismo. De hecho, son las dos caras de una misma moneda. Por eso los panistas pueden insultar la inteligencia de todo México jurando, con la mano en la Biblia, que las iniciativas de Calderón no privatizan a PEMEX.

 

Por desgracia, nuestra cotidianidad está tan inmersa en este lenguage facticio que lo anterior no es más que un botón en la mercería. ¿Cuántas frases de este tipo no conocerán ustedes ? Si las juntamos daría para hacer un léxico de neoliberalismos, ¿no creen?

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

4 comentarios to “La propaganda de cada día”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Es lo que se le criticaba recientemente al Gobierno espanyol, que evitaba utilizar la palabra “crisis económica”. En la mayoría de las veces utilizaban términos como “desaceleración económica”, hasta unos días atrás cuando por fin reconocieron la crisis que atraviesa la economía espanyola.

Por otro lado, también están estos eufemismos como “limpieza étnica”, “danyos colaterales”, etc., según lo cual, es más “correctamente político”.

En mi departamento (cátedra) se han escrito tesinas al respecto y la verdad es que es un tema apasionante e interesante.

Un saludo desde Hungría,

Domingo

Me congratulo de poder entrar en estos foros y que existan personas como tu que me ayuden a salir del marasmo de sus frases. Gracias por descifrar los enredos, yo particularmente no les creo nada y sé que de antemano pretenden vernos la cara, pero con estas aclaraciones pues queda más claro todavía y más afirmo mi decisión de no creerles nadita.

Hola Tere y Domingo:
Hay una cantidad cada vez mayor de términos para la gradación de las crisis, eso en bien sintomático. Es como si siempre hubiera un estadio anterior a la crisis, a la que nunca se llega.
Luego están los términos con el prefijo “post” o “pos”, como “poscolonialismo”, postindustrial”, que sugieren que el pillage de los “países en desarollo” (“emergentes” si tienen petróleo) ya no tiene lugar. Ya no se habla de “países del tercer mundo”, expresión ligada con las luchas de liberación de los años sesenta.
Ya no se habla de miseria ni explotación, sino de “exclusión”.
Otro término que ha tenido mucha difusión es “multi” o “pluricultural”, que ataca la noción de igualdad para favorecer la segregación. Es como pregonar la convivencia y practicar el apartheid.
Saludos.

Gracias Manuel, más claro ni el agua verdad?


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: