La pasarela de Marta

Posted on 30 julio, 2008. Filed under: Marco Appel -Bruselas | Etiquetas: , , |

Marco Appel / Bruselas

 

La banalidad con que el expresidente Vicente Fox y su esposa Marta Sahagún solían abordar asuntos de importancia para la nación dio pie a situaciones alucinantes y propias de políticos imprudentes y legos en diplomacia.

 

Prisionera de su vanagloria, son numerosas las ocasiones en que la ex pareja presidencial se puso ella misma en ridículo durante sus viajes al extranjero, como aquella ocasión en que visitaron la Corte Internacional de Justicia (CIJ), ubicada en La Haya, Holanda. Fue el 28 de enero de 2003.

 

La fecha es importante. Apenas tres semanas antes, el 9 de enero, la CIJ había comenzado, a petición de México, el proceso legal contra Estados Unidos a causa de la violación de los derechos consulares de 51 mexicanos condenados a muerte en ese país (conocido como caso “Avena”). Por tal motivo, el gobierno de Fox pedía la revisión de tales procesos judiciales desde el principio.

 

La situación era la siguiente: México, aunque de manera calculada, atacaba a Estados Unidos en una corte internacional y la controversia tenía relación con un tema muy espinoso para la relación bilateral. Se trataba de una decisión tan inusual como delicada.

 

En ese contexto llegó Fox, acompañado de Marta Sahagún, al Palacio de la Paz, como se le conoce al majestuoso edificio que aloja a la CIJ.

 

Enmarcado por un recibimiento de jefe de Estado, formal, sobrio y pleno de protocolo, Fox dio un breve discurso en la sesión de la Corte, a la que asistieron los jueces que la conforman y que provienen de todo el mundo.

 

Tras su intervención, comenzando la tarde, la Corte ofreció un coctél en el gran vestíbulo del Palacio de la Paz.

 

Éramos al menos unas 100 personas entre jueces, personal diplomático de todas partes, invitados de la embajada mexicana, funcionarios del gobierno holandés, periodistas. El centro de la atención era Fox y Marta. Pero sobre todo ella.

 

Resulta que enmedio del vestíbulo hay unas magníficas escaleras palaciegas. A la señora Sahagún le encantaron. Así que delante de toda la concurrencia, le ordenó al fotógrafo presidencial realizar en ese mismo momento un estudio fotográfico de ella en el sitio.

 

Así, la mujer de Fox subió las anchas escalinatas y posó para el entusiasmado fotógrafo… pero también para la centena de personas que ahí nos encontrábamos:

 

–¿Así me veo bien?, preguntaba preocupada y se acomodaba el vestido.

 

–Así señora… muy bien… baje un poquito… más, más ¡ahí!, le indicaba el empleado presidencial con señas mientras disparaba la cámara una y otra vez.

 

Marta subía y bajaba lentamente, con gracia disimulada y sonrisa impostada; unas veces tomaba cuidadosamente la espléndida balaustrada y posaba, otras bajaba algunos escalones y se detenía de golpe para dar la impresión de naturalidad. Y así durante un largo rato.

 

Mientras tanto, su marido conversaba con los jueces y la prensa de la importancia que para su gobierno tenía el proceso de La Haya, cuya finalidad, decía, era defender los derechos de tantos connacionales condenados a muerte en Estados Unidos.

 

A Fox no le importó que detrás de él, y frente a nosotros, su mujer estuviera jugando a ser la reina de un país que solo existe en su imaginación.

 

Posdata:

 

El 31 de marzo de 2004, la CIJ impuso a Estados Unidos la revisión de las mencionadas condenas de muerte.

 

El pasado 16 de julio la CIJ ordenó a Estados Unidos suspender de forma provisional la ejecución de cinco mexicanos en el estado de Texas, una medida necesaria porque está pendiente que la misma corte interprete, como lo demandó el gobierno mexicano, el fallo del 31 de marzo de 2004.

 

Texas se niega a acatar cualquier sentencia de la Corte.

 

 

Das Model, de KRAFTWERK

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

9 comentarios to “La pasarela de Marta”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

jajaja Marco me encanto el video, muy ad-hoc! hasta me imagine a Martita.

Que pena ajena!!! no cabe duda que por numeritos no paramos con los Fox :S

Con respecto a la sentencia de la CIJ, el gober de Texas sigue aferrado, que en su rancho nomas sus chicharrones truenan, ya Bush le dijo que le baje, ya hasta Condoleezza y el Procurador tambien le dijeron que si no acata la resolucion puede poner en apuros a muchos “gringos” detenidos en otros paises; el gober todavia no responde.

Ya veremos como se ponen las cosas con este asunto tan peliagudo.
Saludos!

De Martita ya no sé ni que decir me da mucha pena. El video esta que ni pintado. Ojala el asunto de las condenas se resuelva de la mejor manera.

Sí, pena ajena.

Pero si sólo fueran los desplantes de una primera dama enloquecida por la posición alcanzada a través de su marido, se quedaría sólo en eso, en pena ajena.

Lo peor fue la larga lista de truculencias que hizo en su entrometimiento en política, como, por ejemplo, aprovechar el poder para montar estructuras de financiamiento irregular de la ultraderecha.

Algo que sí sugiere la escenita que nos comparte Marco es que ella sí creía que podía llegar a ocupar la Presidencia. No era broma. Ufff, qué mareo!

Así es Témoris, aún está pendiente que la expareja presidencial nos explique varios asuntos turbios.
El tema del fallo de la CIJ es bastante interesante; su análisis lo dejo a los expertos. María, qué bueno que te gustó el video. Kraftwerk son unos maestros. Saludos a los tres.

Bueno Temoris, es que este numerito da pena ajena, los “otros” numeritos, por llamarlos de alguno modo, no dan pena ajena dan rabia!

Y eso de que llegara a la Presidencia, cruz, cruz!!! no creo que los mexicanos nos merezcamos tanto castigo :S lo bueno es que de ese asunto ni esperanzas!

Saludos igual Marco!

¡En verdad es de pena ajena!. No sé qué es peor: si Martita posando en plena CIJ o Fox con sus botas de charol en la cena de gala con los reyes de España.

¡Qué buena anécdota, Marco! Yo creo que lo que a mí me indigna más es que hay un buen sector de la sociedad internacional que sigue considerándolos celebridades. Me ha sorprendido mucho ver la reacción del público tanto hispano como anglosajón cuando Fox ha venido a EU a dar conferencias; en una de las que me tocó cubrir el boleto más barato costó 150 dólares.
En uno de estos eventos, realizado en una universidad de Pasadena, Fox estaba a medio discurso cuando se refirió a su horrenda mujer. En un movimiento evidentemente ensayado las luces “buscadoras” del salón se dirigieron hacia la butaca donde estaba ella. Ella se paró y Fox la invitó a subir al escenario; ella seguida por las luces subió con actitud de reina, mientras el auditorio aplaudía ¡de pie!.
Sí, ellos han abusado de la pasarela; pero el público no ha sido imaginario…

Muy buen punto, Eileen.

El problema, Eileen, es que mi narración trata de una visita de Estado de un presidente a una corte internacional, que ese día sesionaba, y con el telón de fondo que explico. Fox y Marta no estaban en una conferencia con sus fans, que es otro tema.
Saludos.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: