Homosexuales: Holocausto en Alemania, Besos en México

Posted on 22 junio, 2008. Filed under: Témoris Grecko | Etiquetas: , , |

Por Témoris Grecko / Ciudad de México

SOBRE GAYS EN GENERAL

Invitaré a mi equipo de trabajo a las mejores personas de Aguascalientes. No me importa de qué partido sean, no me importa de qué religión sean, pero no vamos a invitar putos. Alcalde panista de Aguascalientes Luis Armando Reynoso Femat. 2000.

A la pregunta de una militante del PAN sobre si el partido establecería una cuota de mujeres en sus candidaturas, el senador Diego Fernández de Cevallos respondió: “No haremos nada al respecto. Acabaríamos dándoles cuotas a los jotos”. 2002. (Cuando era candidato presidencial, en 1994, dijo sobre cómo combatir al sida: “No tengo pensado nada todavía, pero eso es cosa de jotoretes”.)

SOBRE LAS UNIONES GAYS:

Es inadmisible pensar que todo lo que habita bajo un mismo techo es familia, incluidas las cucarachas, los gatos o los perros, como pretenden quienes defienden el matrimonio entre homosexuales. Hasta a las cucarachas les dieron ya el rango de familia porque viven bajo el mismo techo, si vive un gato, un perro y dos lesbianas y todo es una familia. Cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, 12 de octubre de 2004.

¿Esto nada más incluye a los seres humanos o también a los animales? Cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera

Imagínense si alguno de ustedes es adoptado por un par de maricones. ¿A quién le van a decir papá y a quien le dirán mamá? Cardenal mexicano Juan Sandoval Iñiguez, 2004

La unión de personas del mismo sexo es antinatural, aberrante y va en contra de la esencia del ser humano.

Legalizar lo antinatural, es incomprensible esto. Ambas citas de Guilermo Bustamante, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia. 2001.

¡Hombre y mujer, así tiene que ser! Multitud de integrantes de Red Familia, 2004

Todas estas frases y muchas más que podría incluir aquí (no tengo tiempo) fueron expresadas públicamente en el siglo XXI, se crea o no. Es duro ser gay en el país de los machos. Y más cuando hay tanta doble moral entre los persignados, como se hizo evidente en el caso de un poderoso pederasta recién muerto a quien no van a poder hacer santo, el Vaticano lo condenó porque además de violador de niños, era un drogadicto: el fundador de la Legión de Cristo, Marcial Maciel. ¿Insisten en negar que Benedicto XVI lo condenó? ¿Por qué no meten su caso para su beatificación y canonización exprés, como habían planeado?

Calladitos se ven más bonitos.

De todos modos, insisten en esconder sus vergüenzas:

SOBRE LOS SACERDOTES VIOLADORES DE NIÑOS

“No deja de ser interesante notar cómo la sociedad actual, que organiza complaciente marchas de homosexuales y lesbianas por las calles de las grandes ciudades del mundo, que es tan permisiva y relajada en costumbres, y que se deleita con programas inmorales de televisión y cine, es tan dura e implacable, se escandaliza y rasga las vestiduras ante las faltas de algunos sacerdotes”. 2000.

Es preciso “tratar de comprender y perdonar, puesto que el hombre es débil y está expuesto a fallar”. 2001.

En cambio, hay que castigar “de manera estricta” al responsable de una violación, pero éste no puede ser “el fruto que resulta del ataque. El culpable es el violador, o tal vez la mujer, que también provoca”, ya que “las mujeres tienen que poner lo que está de su parte” para impedir la violación, “pues la manera de vestirse es provocativa, la mujer debe ser más decente y no propiciarla” . 2000.

Todas del cardenal mexicano Juan Sandoval Iñiguez

“Ojalá también publicaran desplegados para combatir los abusos sexuales al interior de la Iglesia que pusieran un ejemplo de justicia y respeto a los derechos humanos, que sancionen a los pedófilos, a los curas abusadores. O que hicieran un pronunciamiento público en contra de las violaciones de los derechos humanos al interior de sus iglesias o de los curas que abusan de niños”. Ombudsman del DF y católico practicante, Emilio Álvarez Icaza, 2004.

Dijo Carlos Monsiváis en 2006, cuando se legalizaron las uniones civiles en el DF: “Se dio el paso de hacer pensable lo que la derecha consideraba impensable”.

¿Dónde está la diferencia entre la ultraderecha y un cáncer? En que el cáncer evoluciona

La pregunta es: ¿evolucionamos todos los demás?

El 27 de mayo, los alemanes inauguraron en Berlín un monumento a las diez mil víctimas homosexuales de los nazis, el holocausto gay. Son las víctimas olvidadas: cuando pensamos en el holocausto recordamos primero que nada a los judíos, sólo después a gitanos y comunistas, y casi nunca a los homosexuales. A los judíos los obligaban a usar una estrella de David, a los gays, un triángulo rosa. Torturados y asesinados por unos, piadosamente ignorados por otros.

“Con este monumento queremos recordar a un grupo de víctimas que fue largamente ignorado por la opinión pública”, dijo Bernd Naumann, ministro de Cultura, durante la ceremonia. “Es también la expresión de nuestra convicción de que la discriminación contra los homosexuales y la gente que piensa y vive en forma diferente no puede tener lugar en nuestra sociedad”.

“Todavía no existe una igualdad legal y la discriminación se da todos los días, incluso en la tolerante ciudad de Berlín”, dijo Klaus Wowereit, el alcalde joto, maricón, puto y fascinante de esa urbe, a quien su homólogo de Aguascalientes no le daría empleo pero sí la mano y hasta la mejilla y algo más si Wowereit tuviera la peregrina idea de llevarle unos inversionistas llenos de euros.

Pero la Ciudad de México no tiene un alcalde como el de Aguascalientes, ¡alabado sea el señor!, y el DF y Berlín están más o menos a la par (ya Yaotzin Botello confirmará o precisará mi dicho) en cuanto a reconocer las uniones gays.

¿Estamos en el mismo nivel de evolución en otros aspectos relativos a la homosexualidad?

Mmmm. Buena pregunta. En el monumento inaugurado, al mirar por una pequeña ventana se puede ver una película que trata tan solo de dos hombres besándose. Más adelante, será reemplazada por una de dos lesbianas. Es una declaración artística, política y social. Y una de las primeras cosas que haré cuando vuelva a ir a Berlín es correr a verla.

Pero mucha gente de mentalidad abierta en México cree que es congruente “aceptar” a los homosexuales y reconocer sus derechos, siempre y cuando no se besen tal y como lo hacen las parejas heterosexuales. Les parece, mmm, no sé, ¿sucio?, ¿antiestético?, ¿degradante?, ¿inmoral? ¿Los vamos a aceptar como a personas normales o no? Una de mis mejores amigas puede convivir con gays muy contenta, pero le da “cosa” cuando se besan.

Hace 20 años, no veíamos gays ni lesbianas tomados de la mano en las calles de la Ciudad de México. Hoy ya es casi normal, aunque no falten las agresiones de ciertos cavernarios que llevan a la práctica lo que los píos cardenales y otros autodeclarados líderes morales expresan en el discurso. No han desaparecido tampoco los asesinatos por homofobia, ni las golpizas y agresiones verbales. Esta misma amiga, de cuya evolución intelectual soy testigo entusiasta, en 10 años me hablará sorprendida de cuando todavía le molestaban los besos entre gays. Ya lo estoy imaginando…

SIGLO XXI, AHORA TOLERAMOS A LOS GAYS, PERO…

EL GAY BUENO -O TOLERABLE- ES EL QUE NO SALE DEL CLÓSET

Manténganse (los gays) en el clóset y no contaminen, que se mantengan en el clandestinaje. Nosotros creemos que si ellos tienen esa problemática y la quieren seguir viviendo, que lo hagan, pero que no contaminen. Guilermo Bustamante, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia. 2002.

“Las desviaciones de algunas personas no deben servir para condenarlos, pero tampoco para presumirlas; que las mantengan más bien en secreto”. 2000. Cardenal mexicano Juan Sandoval Iñiguez.

Y AHORA, UN POCO DE PRÁCTICA:

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

8 comentarios to “Homosexuales: Holocausto en Alemania, Besos en México”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Me quito en sombrero ante los que defienden su derecho a hacer lo que quieran con su vida y su cuerpo mientras no afecten a terceros, lo que no puedo soportar es la hipocresía sin vergüenza de los que se dicen “representantes de Dios.” Hace poco vi unas chicas besándose en pleno metro y lo único q me llamo la intención fue que por suerte casi nade les dio la menor importancia (o disimularon muy bien) el caso es q me da gusto que la sociedad las y los deje en paz.

Soy gay y mi experiencia en la cotidianidad de la ciudad de mexico es que efectivamente a nadie le importa un bledo si una se besa con su chica en la calle… pero no creo que sea por civilidad… mas bien creo que es porque en la ciudad de mexico a nadie le importa un bledo nada (puede haber alguien desangrandose y la gente solo se hace a un ladito). Es decir, no solo se trate de que las expresiones de amor sean aceptadas, sino se trata de que mexico requiere una legislacion mucho mas agresiva en terminos de derechos humanos para personas gay. Es intolerable que los habitantes de la ciudad nos conformemos con vivr en una ciudad onda berlin y permitamos que en aguascalientes y otros muchisimos lugares en provicia las afirmaciones de los poderosos sean tan irresponsables y fascistas.

Gracias temoris por tu texto…

Por cierto… tambien esta toda esa gente open mind que lo pasa increible con sus amigos gays y va de fiesta y todo… nomas que no les valla a salir un hijo puto porque ahi si ya el asunto no es tan cool.

Temoris felicidades por el texto, buenisimo, gracias por mostrar un poco lo que todavia se dice en pleno siglo XX y XXI.
Personalmente, no creo que hemos evolucionado, cuando alguien habla de “aceptar” a los homosexuales lo hace como dandose un aire de “yo soy tan bueno y open mind que los acepto” y no se trata de aceptarlos o reconocerles algunos derechos siempre y cuando ellos a su vez cumplan con una serie de condiciones como quedarse escondidos, ser discretos, no preumir, etc.
En fin, tu ya sabes como pienso al respecto.
Me gusto mucho el texto aunque se me torcieron las tripas mientras lo leia :)
Puse el link en mi facebook pues me gustaria compartir esta lectura con mis cuates, espero no te importe :)

Un saludo muy afectuoso!!

PS Buenas las fotos ;)

La gente “odiante” del otro (homosexual, judio, latino, mujer, etc.) está en todas partes, pero sobre todo ahí donde el integrismo o el comunitarismo echa raíz. Un edil aguascalentense homófobo o una tribu de chavos queretanos emófobos, tienen desgraciadamente con quien compararse en una ciudad de provincia iraní o en la banliú parisina. Lo que hay que hacer es seguir haciendo pensable lo que los intolerantes no conciben y confrontarlos a su propia estupidez, o dejar que se ahoguen en su propia bilis. Medio México vive en el siglo XIX en términos morales. La barbarie en México viste albiceleste y sus ideólogos de púrpura. ¡Qué citas!

Completamente deacuerdo, odio plenamente que en plena epoca existan homofobias de esta clase que incluso han provocado la muerte de miles de personas muchas de ellas personas de gran mentalidad, personas progrsistas y con un gran nivel de cultura.

De hecho muchas de las grandes mentes en el mundo tienen, han tenido o tienen escondido un pasado homosexual.

Lesbianas o gay tienen el mismo derecho de la libertad de expresion, libertad de culto libertad de trabajo….ahh libertad…que facil se usa esa palabra y que tan pocos conocen el significado de la misma…….Saludos Temoris desde Cd. Juarez!

Aquí Berlín.

Yo sinceramente no veo a la par a Berlín con el DF. A nivel de Ley, sí, pero el punto es cómo reacciona la sociedad a ella.

En mi familia y en muchos grupos sociales en México (escuela, trabajo por mencionar algunos) se ve a los gays como monstruos, así como se los menciona en las frases que cita Témoris. Yo una vez mandé a un amigo de Berlín a México y pedí a mi familia que lo recogiera. Nunca les dije que era gay porque sé que el favor no habría sido igual. Después, cuando lo dije, nadie lo podía creer.

En Berlín tienes a políticos federales y locales, así como el Wowi que mencionaba Témoris, que lo anuncian públicamente. “Soy gay, y está bien así”, había dicho Wowereit cuando emepezaba su periodo de alcalde. Ahora se lo verá postulándose seguramente para canciller de Alemania y supongo que seguirá siendo normal. Bueno, sólo que su novio será el encargado de recibir a las primeras damas de Europa en alguna convención de la Unión Europea.

No voy más lejos: el líder del partido liberal también es un gay declarado y hasta se presenta con su novio y suegra en lugares públicos.

Aquí se ve normal, se acepta, no se critica. Los gays son personas como todos nosotros, sólo que tienen gustos diferentes, como cada quien. Y quizás no todo mundo los acepta porque tampoco hay grandes besos en las calles o muchos agarrones de manos, pero lo que sí está prohibidísimo es discriminarlos, como a cualquier grupo social.

En algún punto la sociedad no ha madurado tanto como para reconocernos todos como personas con gustos diferentes. Estos movimientos del Cristopher Street Day y el monumento a los gays no deberían de existir porque nadie necesita una distinción especial, o nadie debería necesitarla. Las víctimas del Holocausto son todas víctimas y antes que ver gays, gitanos, extranjeros, amarillos o negros, debería de hablarse de personas.

Dos preguntas:

1.- ¿a poco ser macho no podría ser también calificado como un gran error de la naturaleza?

2.- ¿será necesario hacer movimientos de hombres a nivel mundial cuando la emancipación de la mujer haya concluido?

[…] (Publicado originalmente en Mundo Abierto.) […]


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: