México: la Suprema Corte ante una Paradoja Constitucional

Posted on 13 junio, 2008. Filed under: Alejandro Pérez Corzo -D.F. |

Por Alejandro Pérez Corzo / Ciudad de México

Pocas han sido las oportunidades a través de los siglos desde que se creó la Suprema Corte Justicia de la Nación, como tal, que los Ministros integrantes de la misma han tenido para trascender. Se cuentan con los dedos de las manos las ocasiones en que la postura de un Ministro, o su voto particular, ya sea en el Pleno o en las Salas, ha transformado la estructura jurídica de México, para bien, perfeccionando los mecanismos de separación de poderes, la constitucionalidad de los actos de autoridad, pero sobre todo garantizando las libertades democráticas como elemento teleológico fundamental del sistema Jurídico.

Los nombres de Mariano Otero, quien con un voto particular, allá por la década de los 40´s del siglo XIX, sembró la semilla que más tarde germinaría en el florido árbol del Juicio de Amparo, protector de los derechos individuales frente a los actos de autoridad, e Ignacio L. Vallarta, quien perfeccionaría dicho procedimiento, son recordados hasta nuestros días. La historia no pasa por alto lo que algunos señores Ministros se atrevieron a plantear más allá de interpretaciones ortodoxas de la Constitución, pero sobre todo superando por mucho, con señorío y sentido de trascendencia, al contexto político de su tiempo.

Este es uno de esos momentos excepcionales, en los que los señores Ministros han tenido oportunidad, reiterada, de pasar a la historia como instrumentos del Status Quo o como visionarios conformadores del sistema jurídico que garantizará las libertades democráticas.

El caso Lydia Cacho, por citar un ejemplo, fue una oportunidad que 6 de los once Ministros decidieron dejar pasar, haciéndola probar el amargo sabor de la impunidad y la indefención jurídica, auto limitándose al definir las facultades investigadoras de La Corte.

Los Supremos Juzgadores de la Unión son premiados con una nueva oportunidad de conformar el sistema jurídico del futuro, la Acción de Inconstitucionalidad interpuesta por la mal llamada “chiquillada”, y digo mal llamada porque los partidos minoritarios, finalmente representan a algún sector que no se siente representado por los partidos “grandes”. La acción presentada por el partido “Convergencia” contra el proceso legislativo del que surgió la más reciente reforma constitucional en materia electoral, al margen de si se trata de un partido mayoritario o no, tiene como fondo definir si la Constitución puede reformarse violando a la propia constitución y a las leyes que de ella emanan, o si los Poderes Constituidos, en este caso el Congreso de la Unión, deben, para reformar a la propia Constitución, atender a sus preceptos y a los de las leyes secundarias.

En fin, en los próximos días veremos si los siglos recordarán al actual pleno de la SCJN como a Mariano Otero y a Ignacio L. Vallarta o les olvidará como a cientos de Ministros que han pasado con más pena que gloria por tan nobles funciones.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

3 comentarios to “México: la Suprema Corte ante una Paradoja Constitucional”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Espero que sea con más gloria que pena para nuestro propio bien

No entiendo bien el fondo del asunto. ¿Qué pide Convergencia y los demás partidos minoritarios? De darles la SCJN la razón, ¿quiere decir que también la reforma electoral se regresaría al Congreso? Algo anda muy mal para que tantas reformas sean rechazadas por inconstitucionales. Saludos.

Considero de verdad un parteaguas este momento por la trascendencia que podría tener el que los ministro de verdad se pusieran ahora si del lado de la justicia pues e lo largo de casi toda su historia han sido cómplices de los más fuertes olvidandose de su verdadero papel de defensores de los preceptos legales apoyando a los más débiles.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: