En serio, el sur ¿hacia dónde camina?

Posted on 30 mayo, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , , |

Domingo Medina / Caracas

 

La semana pasada intentaba analizar algunos de los últimos acontecimientos que se suceden por el sur de nuestro continente, tratando de vislumbrar un poco cuál es su derrotero. Un par de días después de aquel post se celebró en Brasil una reunión de presidentes de los países de la América del Sur para dar nacimiento formal a la Unión de Naciones del Sur (Unasur).

 

Es un proyecto ambicioso, por una parte, y también un concepto amplio, por la otra. En primer lugar la Unasur agrupa a países que pertenecen a distintos esquemas de integración, como los de Mercosur y los de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), y otros países como Surinam, Guyana y Chile (que no pertenecen a ninguno de los esquemas mencionados). Nace además como “unión”, lo que supone avanzar en ámbitos más allá de lo meramente comercial. De hecho, ya se ha decidido que Quito (Ecuador) sea la sede de la Secretaría General y Cochabamba (Bolivia) la del Parlamento. Incluye también la Unasur un Consejo de Defensa Suramericano, el Consejo Energético de Suramérica y el Banco del Sur.

 

La Unasur, decía, también es un concepto amplio porque su misma denominación –recogida en sus estatutos fundacionales- abre la posibilidad de que cualquier otro país de la América Latina y el Caribe pueda ser parte de la unión. Por supuesto, tampoco tan amplio como para que “el sur” abarque también a los Estados Unidos. No, más bien todo lo que queda precisamente al sur de ese país.

 

Ahora, si pensamos que los otros esfuerzos de integración suramericana mencionados antes han avanzado, primero, a ritmos distintos, y, segundo, que estos ritmos no han sido precisamente acelerados, pudiera entonces esperarse que la Unasur se encuentre más de una traba en su camino. Como de hecho ya sucedió en Brasil: Colombia ha dicho que no hará parte de la iniciativa de defensa, lo cual, por lo demás, es bastante lógico, dada las actuales circunstancias: sería absurdo pensar que Colombia estaría interesado en pertenecer a una instancia que deja por fuera a su principal aliado militar, Estados Unidos, que no solamente le provee equipos, armas y municiones, sino doctrina. Doctrina que ha rebasado el ámbito militar y ya incluye la política exterior.

 

Por supuesto, Brasil quiere jugar el papel de potencia regional y de hecho, hasta ahora, así ha sido en cuanto a la creación de la Unasur y del Consejo de Defensa Suramericano. Brasil no quiere recibir órdenes, quiere sentarse de tú a tú con los Estados Unidos, cuestión que no debe ser muy del agrado de éstos últimos.

 

México, por su parte, es Estado observador de la Unasur, al igual que Panamá. (México también es Estado asociado del Mercosur; recuerdo que Vicente Fox prometió que sería Estado miembro de pleno derecho antes de finalizar su período pero no sucedió así.) Por el peso de su economía y ya que las puertas de la Unasur están completamente abiertas para los países de la América Latina y el Caribe, se podría esperar que México le disputara a Brasil esa pretensión de potencia regional; incluso el papel que ha jugado en los últimos encuentros regionales pudieran estar indicando que México está consciente de ello. Pero también pudiera ser que lo hace sólo porque eso es lo que se espera que haga y que en realidad no le interese disputarle nada a Brasil, por cuanto que sus intereses, al menos económicamente hablando, miran más bien hacia el norte.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

12 comentarios to “En serio, el sur ¿hacia dónde camina?”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Pues el proyecto en si mismo es muy interesante. Ojala se logre concretar y nos de tantos frutos como a los europeos les ha dado la UE.
Por otra parte, me alegra que sea un concepto amplio pero no tan amplio como para llegar hasta los EEUU jeje
Un abrazote!!!

México está evidentemente sujeto a dos fuertes tensiones: su relación culturales con América Latina y su relación económica con Norteamérica. En vista de que lo que interesa en esta época son las relaciones económicas (a México le importan más y a los sudamericanos, también: Unasur no es una fundación para la lectura, sino un puente político entre bloques económicos regionales y algunos estados sueltos), no creo que veamos un incremento sustantivo en la presencia mexicana allá.

Steven Spielberg está haciendo más que nosotros por la comunidad cultural latinoamericana: ya puso a Pancho Villa a hablar quechua y pirámides mayas en el Amazonas. Pronto descubrirán que el camino del inca conducía a los baños de Moctezuma. ¿O estará sugiriendo que los mexicanos colonizaron el Perú no mucho tiempo atrás?

Es una iniciativa que vale la pena. Ojalá que no se la coma una pesada burocracia como sucede con Europa.
México no tiene para cuando recobrar su vocación Latinoamericana. Primero habría que recobrar la soberanía y procurarse un gobierno digno. Quien sabe si para entonces se podrá recuperar la confianza que hemos perdido a fuerza de estar nomás viendo para el Norte. Saludos.

Yo creo que vale la pena preguntarse si efectivamente es una iniciativa que vale la pena. A veces siento que esto se da por hecho. Pero que objetivo se persigue? Permitir que las personas y los productos se puedan mover es sin duda un buen objetivo. Pero de eso a tener instituciones supranacionales de defensa o incluso un banco central en una region donde los intereses de defensa y de politica economica son tan diversos (y que a veces se contraponen) como que no tiene mucho sentido.

Rolva, no sé si la Unasur podrá alguna vez tener alcances como los de la UE, pero, ¿no crees que la diversidad de intereses de defensa y economía en Europa son muuuucho más diversos que los que puede haber en Sudamérica?

Y les ha funcionado…

Témoris,

En realidad no, no creo que la diversidad de políticas económicas en la unión europea sea tan amplia. Por lo menos todos están de acuerdo en tener economías de mercado. Mientras tanto en Sudamérica tienes un rango desde bastante liberales (Chile) hasta quienes quieren ver el regreso del socialismo (Venezuela).

La parte de defensa no es tan importante, en el sentido de que aún dentro de la UE los países miembros mantienen bastante independencia en ese aspecto.

Pero la parte económica es de hecho la base da la UE.

Rolva, sólo para aclarar, por si acaso: el Banco del Sur no es un banco central, es un banco de desarrollo. De hecho, en ningún momento he hablado de banco central. Criticar por criticar no tiene sentido. Chévere que seas liberal y critiques todo lo que hacen Chávez y demás gobiernos de izquierda, pero a veces es bueno saber de qué es lo que uno va a hablar, ¿no?

Gracias por la aclaración Mingus. Yo en realidad estaba hablando en general sobre el objetivo de la posible unión y no a las instituciones espacíficas que mencionas en el post. ¿Cuál es el objetivo de la unión o que implica para las personas que viven en los países que la constituirían? ¿Libertad de movimiento? ¿Libertad de comercio? ¿Qué más? En otras palabras, lo que no veo en tu post (y no digo que debas incluirlo, simplemente es en lo que me hizo pensar) es la razón de la Unión.

Por otro lado, nada de lo que escribí como comentario a este post va en contra de Chávez.

Creo por desgracia que los intereses de nuestros gobernantes miran más bien al norte y aun que no quisieran, son tantas las ataduras que sería difícil desligarse, lo se aun que me entristece.

A mí me queda claro que uno de los objetivos principales de Unasur es aprovechar la retracción de los EU de América Latina para cerrar el paso a nuevos intervencionismos: Negociar en bloque para pesar más frente al Norte. ¡Ya era tiempo! Ojalá funcione. Por cierto, no basta con ser liberal para estar de acuerdo. En Europa las tensiones son fuertes: tan es así que no es para nada seguro que pase el “sí” en Irlanda y se apruebe al Tratado de Lisboa. Años tratando de dotar de una Constitución a Europa y no se ponen de acuerdo los pueblos con sus dirigentes…

Es algo interesante, pero no creo que pase de un proyecto romántico, o tal vez si logre fortaleza, pero dentro de muchos años mas por venir, y eso suponiendo que no se registraran las crisis interminables en los paises miembros, que seguro vendrán… y en que basaran la pobre economia de la Unión que seguro dependerá en un 90% de brasil? del petroleo? si en 20 años ya no tendrá la importancia estratégica que tiene hoy, que es lo que algunos no se quieren dar cuenta. Pues a ver como les va, que bueno que creen cimientos desde ahora.

Yo también muestro mi escepticismo al respecto, tal cual Rolva y Leo Peragallo, aunque desee que sea una realidad y no simplemente una de las tantas buenas intenciones que luego no prosperan.

Pero tengo mis interrogantes. Por ejemplo, UNASUR no es Unión de Naciones del Sur, del sur de los EE UU como lo interpreta Mingus, sino Unión de Naciones Suramericanas, aunque en sus estatutos prevean la incorporación de cualquier país latinoamericano, “El objetivo último es y será favorecer un desarrollo más equitativo, armónico e integral de América del Sur.” América del Sur, no de América Latina. Bueno, se podrá decir que al igual que la Unión Europea se formó con Europa Occidental para luego ingresar Europa Oriental, el mismo proceso podría recorrer UNASUR.

Pero si analizamos la historia de la UE, que parece modelo a seguir por UNASUR, la primera se cimentó en dos bases muy importantes, entre otras: eliminar el antagonismo histórico entre Alemania y Francia mediante acuerdos, en un principio, económico, como el carbón y el acero. Más tarde, y tras haberse convertido en uno de los centros económicos, empezaron las diligencias para una Unión, en lugar de una Comunidad Económica.

Se dará la misma situación en UNASUR? Cuál será, además de los valores históricos, lingüísticos, culturales, etc., que nos unen, el elemento económico común? La energía? Cuál? Petróleo o biocombustible? Y cuáles serán las potencias regionales? Brasil? Venezuela?

La realidad nos muestra una geopolítica diferente: un Norte del Sur (México), Centroamérica y el Caribe más ligado económicamente a los EE UU.

Y también dentro de UNASUR: un Pacífico con Colombia, Perú y Chile con acuerdos de libre comercio con los EE UU y un Mercosur con dos centros de poder: Brasil y Venezuela. Mientras la CAN va por su lado con Colombia y Perú por uno, y Bolivia (Ecuador también?) por el otro. (El caso de Chile es digno de mención: es miembro asociado del CAN y MERCOSUR; tiene un acuerdo de asociación con la UE, un acuerdo de libre comercio con los EE UU y China, y mantiene una buena política con el Pacífico.)

Yo creo que UNASUR es una intención de Brasil de convertirse en una potencia regional, que durante cierto tiempo no podrá sentarse y negociar el tú a tú con los EE UU, precisamente por eso, porque aún no es una potencia regional. De saber dirigir los pasos hacia esa dirección, Brasil sacará su provecho de UNASUR y se convertirá en una potencia regional de Suramérica.

Por último, yo me pregunto: qué función tendrá el Parlamento de UNASUR en Cochabamba, sabiendo el papel de los parlamentos nacionales y su incidencia en las políticas nacionales.

Manuel lo deja claro cuando menciona los problemas de la UE para sacar adelante el Tratado de Lisboa. Mas el camino para darle un cuerpo jurídico general a la UE requiere de mucho camino que no todos los Estados miembros están en la disposición de ceder. Al igual que América Latina.

Un saludo desde Hungría,

Domingo


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: