Cuando Ser Inmigrante Es Ser Criminal

Posted on 17 abril, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , |

Por Eileen Truax/Los Ángeles

Cuando llegué a vivir a Los Ángeles, hace cuatro años, me topé por primera vez con la noticia: en un barrio cercano a mi casa se había realizado una redada. Hasta ese momento no entendía bien el concepto, y posiblemente la idea de que agentes detuvieran a inmigrantes indocumentados y los enviaran de vuelta a su país de origen no me sonaba tan terrible. Fue hasta que me tocaron de cerca las historias derivadas de una deportación cuando entendí la magnitud del problema. Familias en las que ambos padres han sido detenidos y deportados sin tener oportunidad de contactar a un abogado, mientras sus niños, ignorantes de lo que ocurre, salen de la escuela y descubren que nadie llega a recogerlos. Mujeres que se quedan a cargo de la familia, tres, cuatro hijos, sin experiencia laboral y sin hablar inglés, tras la deportación del marido que era el sostén de la casa. Parejas que son separadas y que para verse se mudan lo más cerca de la frontera: ella se queda viviendo en Tijuana, él se muda a San Diego y los fines de semana se ven a través de la reja colocada en la frontera. Las historias se repiten, las redadas también, y el miedo se respira durante ciertas épocas del año.

Ahora es una de esas épocas. En lo que va del año se han registrado al menos cinco redadas en Los Ángeles y tan sólo ayer, 16 de abril, hubo una redada en cinco estados del país en la que detuvieron a 280 trabajadores inmigrantes.

En Los Ángeles, la temporada empezó el 7 de febrero en el área de Van Nuys, al norte de la ciudad, en la fábrica de una empresa productora de insumos para computadoras, Micro Solutions Enterprises. Cerca de 150 trabajadores fueron detenidos.

Sin embargo el caso de Van Nuys marcó una diferencia con respecto a redadas anteriores: 138 trabajadores, la mayoría de origen mexicano, decidieron no aceptar la salida voluntaria que se ofrece como opción a la deportación, y quedarse en el país a pelear su caso ante un juez de inmigración.

La mayoría sabe que tiene el caso perdido; son muy pocos los que cuentan con elementos para pedir la residencia o un asilo político; sin embargo un juicio de inmigración, si es bien llevado por la defensa, puede durar hasta tres años: la esperanza de algunos de ellos es que en ese lapso, y tras el cambio de presidente en enero del próximo año, pueda aprobarse una reforma migratoria que les dé posibilidades de quedarse en el país.

Mi primera entrevista con los trabajadores detenidos tuvo lugar en el departamento de dos de ellos. La puerta se abrió y encontré a un hombre de unos 60 años sentado en medio de la estancia. De la toma de corriente salía un cable que conectaba con un grillete electrónico que portaba en el tobillo. El hombre me volteo a ver con una mirada vacía.

Como parte de un programa piloto, la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) decidió, en vez de asignarles una fianza para que enfrenten el juicio de deportación en libertad, colocarles estos dispositivos de monitoreo electrónico vía satélite. El grillete, que tradicionalmente se usa en el caso de criminales que han pagado condenas en prisión y salen bajo palabra, consta de un brazalete de plástico ajustado al tobillo y un dispositivo de tamaño y forma similares a los de una pila de computadora portátil que emite una señal electrónica cada tres minutos. Cada trabajador tiene que cargar el grillete en la corriente eléctrica diario durante tres horas. En el caso de que alguno se quite el dispositivo, automáticamente entraría en la categoría de fugitivo.

“Nos pusieron esta cosa como si fuéramos criminales”, me dijo el hombre. “Cuánta gente anda en la calle robando, haciendo cosas malas, y ellos andan libres, como si nada. Y a nosotros nos pusieron esto sólo por estar trabajando”.

Virginia Kyce, portavoz del ICE, me dijo que el uso del grillete en estos casos, lejos de ser una acción represiva, es una “medida humanitaria” que permite a los trabajadores esperar el tiempo que dure el proceso fuera de un centro de detención. Pero esta explicación no es suficiente para los portadores de los grilletes, quienes enfrentan una situación apremiante tras haber perdido su trabajo y teniendo pagos pendientes por realizar.

Por ejemplo, Norma Morales, quien enviaba dinero a México para el sustento de sus padres y de sus dos hijos pequeños. Desde la detención le ha sido imposible conseguir un empleo. “Uno va a pedir un trabajo en donde paguen en efectivo, pero si se dan cuenta de que traes el brazalete en el pie, te discriminan”, me dijo sobre su fracaso al tratar de encontrar empleo limpiando casas. “Aunque les digas que lo traes porque te detuvieron en una redada, no te creen: piensan que hiciste algo deveras malo”.

“Un día se me ocurrió salir con shorts”, me contó Gaby Pérez. “Todo el mundo me volteaba a ver como si fuera delincuente. Te hacen sentir como criminal, cuando tu único delito ha sido estar trabajando”. Como si la dificultad para encontrar empleo fuera poco, algunos trabajadores también se han visto rechazados por familiares o amigos que son indocumentados y temen a ser detenidos. “Saben que traigo el grillete y que en cualquier momento puede llegar inmigración porque saben dónde estoy. Mi familia habló conmigo y me explicó que no se quieren poner en riesgo. Y yo los entiendo, pero sí duele”, me dijo conteniendo el llanto.
Para algunos este rechazo ha implicado problemas de vivienda. A Juan, quien vivía con dos compañeros en un apartamento, éstos le pidieron que se cambiara de domicilio para evitar problemas con la ley. Ahora vive en un apartamentito con cinco de los trabajadores detenidos.

Al peso del grillete se ha sumado una nueva restricción impuesta por el ICE: los trabajadores deberán permanecer en sus casas al menos 12 horas durante el día, de 7:00 PM a 7:00 AM. Esto ha venido a desalentar aún más a quienes no encuentran empleo.

Algunos han empezado a tener molestias por el uso del grillete. A Norma, por ejemplo, se le hincha el pie; a Claudia, otra de las trabajadoras, le han salido ampollas alrededor del tobillo. Uno de los trabajadores fue sometido a un procedimiento quirúrgico y no consiguió el permiso para que le fuera removido momentáneamente el grillete. Quienes sí lo consiguieron fueron las mujeres embarazadas, a quienes a pesar de su estado les había sido colocado; se los retiraron cuando una de ellas sufrió un aborto. Esto, sin embargo, no fue suficiente para que el grillete les fuera retirado a dos mujeres que están amamantando.
Hace dos semanas iniciaron las audiencias en la corte de inmigración y la mayoría de los abogados de los trabajadores han pedido el retiro de los grilletes. Mientras se evalúa la petición, la empresa Group 4 Securicor, encargada de la operación de los dispositivos, recibe del gobierno un pago sustancioso por sus servicios de monitoreo a los “peligrosos” trabajadores inmigrantes de Van Nuys.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

9 comentarios to “Cuando Ser Inmigrante Es Ser Criminal”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Oye, y con qué se justifica que tengan que quedarse en casa 12 horas? Cuál es el objetivo? Con qué se podría reemplazar el grillete, digamos, algo menos visible? Porque la alternativa es que los obliguen a depositar una fianza que no tienen, no?, que se queden presos. Qué es lo que proponen los migrantes?

Muy buen artículo.

Abusan porque conocen la necesidad de los trabajadores. Abusan porque deben tener un gen abusivo. Más criminales son ellos al deber la vida de un inocente q ni había nacido.

Temoris, lo de las 12 horas en casa no tiene explicacion. La portavoz de ICE me dijo que esas son reglas que tiene derecho a poner la empresa que monitorea los dispositivos para reducir el riesgo de que los trabajadores “desaparezcan”, como ocurre en ocasiones con algunos de los que han salido bajo fianza. No tiene sentido, en efecto, porque se supone que para eso traen el grillete. Ese es otro de los puntos que los abogados estan buscando anular antes de que inicien los juicios de inmigracion.
La alternativa de la fianza era funcional para la mayoria de ellos. Muchos tenian algunos ahorros, o la familia o los amigos estaban dispuestos a ayudarlos; las fianzas oscilaban entre los 1,200 y los 2,000 dolares. Si hubieran salido bajo fianza hubieran estado en libertad de volver a trabajar (si, ilegalmente otra vez, cierto) para pagar ese dinero a quien se los hubiera prestado; el problema es que con el grillete nadie los contrata porque los patrones le temen a una multa o una redada del ICE en sus propias empresas; estarian contratando a alguien sospechoso de ser indocumentado, que es facilmente localizable. No va a haber patron que corra ese riesgo.

La Coalicion por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA) creo una red de 40 abogados que tomaron los casos de los trabajadores. En una estrategia conjunta, los abogados estan buscando anular las declaraciones que obtuvieron los agentes del ICE por parte de los trabajadores, ya que hubo una serie de irregularidades durante la detencion: los agentes no llevaban gafetes que los identificaran, les hicieron preguntas y les tomaron declaracion antes de permitirles hablar con un abogado, y no les explicaron cuales eran sus opciones. Al pedir la anulacion de la validez de las declaraciones, no habria elementos para juzgarlos y podrian dejarlos en libertad. Se vera que posibilidades tiene esta estrategia en las proximas semanas.

La empresa cuenta con una alternativa al grillete, que es un dispositivo pequenito que se coloca en alguna parte del cuerpo, pero debe ir acompanada de un aparato que se conecta a una linea telefonica en casa de cada uno de ellos, y este equipo deberia ser pagado por los trabajadores (ademas de la contratacion de una linea telefonica exclusivamente para este fin). Ninguno esta dispuesto a hacer ese gasto.

En tanto, y mientras esperan a que se resuelva el asunto de los grilletes (todos confian en que si se presentan a una segunda audiencia se puede alegar buena fe de parte de ellos), los trabajadores estan organizando eventos para obtener dinero para el dia a dia. No les esta alcanzando, pero por lo menos lo intentan: organizaron, por ejemplo, un lavado de autos y una funcion de lucha libre en la que “Super Mojado” lucho contra los agentes del ICE. Al final los trabajadores se subieron al ring a golpear a los agentes.

(Perdon por la falta de acentos y de “enies”, teclado yanqui).

Teresita, lo del gen abusivo yo ya lo habia pensado…

Y bueno, por si eso fuera poco hayq ue sumarle que en estados anti-inmigrantes mas al norte estan promoviendo legislaciones para prohibir que se les rente casas o departamentos a inmigrantes ilegales, o sea, ya de plano echarlos a la calle, aunque por el momento no han progresado y en una pequena comunidad de Virginia donde si prospero la revocaron cuando todos los inmigrantes se fueron del pueblo y la economia se fue al suelo, un panorama pequeno de lo que sucederia si a nivel nacional sucediera lo mismo.

Excelente post Eileen.

Otra vez gran reportaje, para no variar. Ademas de la contestación a Témoris. No había leído nada sobre esto. Entonces, en este caso, ¿ no les dieron opciones ? ¿Simplemente les dijeron que esta vez no habría fianza solo grilletes ?

Buscando mas sobre esto encontré que la ACLU y otros grupos demandaron a los agentes de inmigracion porque les negaron el derecho a un abogado a los inmigrantes detenidos…
Debo leer mas…

Maria, y el asunto es que en algunas de esas comunidades al norte la posibilidad de denuncia y de reaccion por parte de la comunidad es mucho menor. Quien sabe cuantas cosas ocurriran de las cuales no nos enteramos…
Como siempre, gracias por tu visita y por tu comentario.

Ian, el asunto sono uno o dos dias en los canales de TV en español y despues se diluyo. En los canales en ingles esto nunca es tema.
La Opinion le dio seguimiento durante los dos primeros meses. Yo estuve asignada al caso un par de semanas, pero luego vino el cambio de fuente y hasta donde se nadie mas lo esta siguiendo. Como siempre, y como dice Mafalda, lo urgente no deja tiempo para lo importante.
Saludos!

que pasab si se kitan el grillete??

mi hermano se quito el grillete qe le puede pasar cuales son las consecuencias..????????????????? diganme urgete porfabor

Hola yo tengo apenas 1 mes con el brazalete yo entre a usa por asilo politico y apenas yebo la primer corte


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: