El Castillo de la Pureza : Europa según Sarkozy

Posted on 14 abril, 2008. Filed under: Manuel Ulloa -París | Etiquetas: , |

Por Manuel Ulloa / París

La escena se ha vuelto de lo más común en Francia: un hombre se brinca el torniquete de salida del metro o del tren suburbano y enseguida le caen unos agentes de la Brigada Anticriminal (BAC) del Ministerio del Interior para efectuarle un control de identidad, para pedirle sus papeles, vamos. En ocasiones ni siquiera esperan a que la infracción tenga lugar y se van sobre la víctima potencial nada más por tener pinta de inmigrante. Si no tiene documentos procede la expulsión y se avanza en el objetivo de la política sarkozysta de cuotas de expulsión sarkozista que consiste en deportar 26’000 inmigrantes en situación irregular por año.

El activismo xenófobo del gobierno francés ha sido denunciado por una miriada de ONGs y por los partidos de oposición sin ser escuchados. Hasta que llega un día como el pasado 4 de abril en que la angustia que viven a diario miles de « sin papeles » se cristaliza en un caso particularmente trágico : Un hombre de nacionalidad malí se brincó el torniquete en una estación de los suburbios de París y fue detenido. Cuando los agentes de la BAC revisaban en la base de datos su situación, el hombre se dio a la fuga y tras una persecusión de 400m. se aventó a un afluente del Sena. Los bomberos lo rescataron inconsciente y horas después murió en un hospital. Después se supo que sobre el occiso pesaba una orden de reconducción a la frontera. Era su última alternativa : dejarse esposar y ser deportado a Mali o darse a la fuga. Al final encontró la muerte. Casos como éste ya no son raros. ¿Cuál será el grado de desesperación en el que se encuentra un hombre para preferir poner en riesgo su vida antes que regresar a la miseria que le espera en su país de origen ?

Por otra parte, los extranjeros que deciden transitar por la vía legal no la tienen más fácil. En las prefecturas donde se realizan los trámites de residencias se han intensificado los arrestos. El que ha hecho una solicitud de regularización es convocado para una revisión de su expediente, le piden su pasaporte y lo invitan a pasar detras de las ventanillas. Ahí, al abrigo de las miradas y para evitar aspavientos, lo están esperando los agentes que lo acompañarán de regreso a su país.

En París hemos presenciado escenas desgarradoras de arrestos de padres de familia cuando van a recoger a sus hijos afuera de las escuelas, en las que otros padres y maestros tienen que intervenir frente a los policías mientras un pequeño llora en un rincón sin entender por qué se quieren llevar a su papá.

La caza de inmigrantes y los abusos de autoridad se multiplican por todo el territorio francés. Simultáneamente, dos organizaciones independientes y un grupo de investigadores publicaron informes sobre el tema, revelando un verdadero « frenesí policiaco y judicial» contra importantes segmentos de la población.

Las « básculas » o registros corporales sin justificación y la banalización del uso de las esposas son los recursos de moda entre las fuerzas del órden. Las condiciones de los centros de retención de extranjeros en vías de deportación son inhumanas y poco se sabe de lo que ocurre ahí dentro. Una huelga de hambre que tuvo lugar recientemente en uno de esos centros, atrajo los reflectores mediáticos a ésta que es una de las más grandes vergüenzas de países europeos como Francia e Italia.

Pasa también que los policías se curan en salud. Un fenómeno que va en aumento es el de las denuncias por difamación por parte de los mismos policías. Un ciudadano que intervino al presenciar el trato violento que recibía un inmigrate que estaba siendo deportado en el aeropuerto de Tolosa, recibió un citatorio para encarar una denuncia, acabó pagando 100 euros de multa y fue obligado a presentar una carta disculpándose con los agentes por haberse involucrado.

La nota halagüeña es que la sociedad ya se dio cuenta de la gravedad de la situación y del peligro que representa para la democracia. Este sábado 5 de abril, por primera vez, un conglomerado de cientos de asociaciones civiles y colectivos de inmigrantes se unió para salir a las calles de las grandes ciudades para pedir el fin de la caza de inmigrantes. También se unieron a ellos funcionarios públicos que llevan expedientes de extranjeros, dirigentes de oposición y asociaciones de cooperación con países en vías de desarrollo. « ¡Alto a la xenofobia de Estado ! », « Si quieres un país, toma el mío » o « Déjenlos crecer aquí » (en alusion a los hijos de inmigrantes escolarizados expulsados junto con sus padres) eran algunas de las frases que se podía leer en las pancartas de una manifestación inédita, que reunió a miles de personas en París, Lyon y Marsella.

Un rayo de esperanza para frenar una política de inmigración y una visión de Europa que Sarkozy espera exportar a países vecinos cuando reciba la presidencia de la Unión Europea.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

6 comentarios to “El Castillo de la Pureza : Europa según Sarkozy”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Manuel, buen post. Aunque mucho me temo que la visión de Sarkozy sobre política de inmigración ya ha echado raíces en la Unión Europea. Las cosas que nos cuentas bien pueden ocurrir en Londres, Roma o Madrid. Por aquí la maquinaria de deportaciones continúa imparable a pesar de la protesta de las organizaciones sociales que demandan el cierre de los centros de internamiento de extranjeros. Las condiciones de reclusión en estos centros ha llevado en los últimos días a varios internos a declararse en huelga de hambre.

Alrededor del globo se siguen cometiendo barbaries propias de salvajes sin educación, que más podemos esperar si eso lo hacen países tan “civilizados”.

Estoy de acuerdo con Javier: ese racismo de Estado ya echó raíces en Europa; más aún, a pesar de lo que Manuel llama rayo esperanzador, yo me temo que esa política, si se le puede llamar así, no tiene marcha atrás. Que gobiernos “socialistas” como el de Zapatero también la sigan nos puede dar una idea de cómo se las gastan en Europa.

Por otra parte, grandes fueron las movilizaciones contra la invasión y posterior guerra de Iraq; aún así no se pudieron evitar. Dudo mucho que estas nuevas movilizaciones pudan frenar esta política de inmigración, especialmente si tenemos en cuenta que tiene más seguidores de los que queremos creer.

Pues sí, Javier, tienes razón. Ya Marco Appel me decía lo mismo el otro día en Bruselas. Antes de Sarkozy la maquinaria ya estaba en marcha. Sólo que en Francia, él usó tema como bandera política, desplazó a la extrema derecha y se convirtió en la cabeza visible de una tendencia Europea. Seguramente hará todo por aportar una nueva piedra al edificio anti-inmigrante cuando presida la Unión.
Domingo: es cosa de enfoques. Hay días en que te daría toda la razón, pero no hay que subestimar el impacto que pueden tener en Francia las movilizaciones sociales. El rechazo a la política xenófoba puede abonar al desgaste marcado que tiene el gobierno de Sarkozy en muchos frentes. Si no hay marcha atrás por ahora, por lo menos se pueden frenar abusos y preparar el terreno para que la oposición desarrolle una visión de la inmigración más progresista.
Saludos.

Me van a disculpar la radicalidad, pero lo que hace falta es reventar un peo, o sea, por las malas. Leo la buena narración de Manuel o lo que da es arrechera. Después de haber desvalijado nuestros países y construir sus grandes reinos… ahora, pa vivir en sus países hay que andar escondido… Tremenda civilización.

Que manera de bajarle el animo a uno :( Por lo visto estas historias se repiten cada vez en mas lugares. Y ahora resulta que ya no puede uno ni siquiera intervenir para que no le carguen la mano a un inocente, porque hasta uno sale denunciado por difamacion!!! lo que faltaba, tener que pedir disculpas a los polis de mier@* por estorbarles en el “cumplimiento” de su deber!!! ja!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: