I want you!”: El reclutamiento de los jóvenes latinos

Posted on 26 marzo, 2008. Filed under: Eileen Truax -Los Ángeles | Etiquetas: , , , |

Por Eileen Truax/ Los Ángeles

La secundaria Roosevelt, en el Este de Los Ángeles, es uno de los puntos de referencia para los jóvenes latinos de esta ciudad. Fue ésta una de las escuelas en donde se realizaron los famosos walkouts que dieron origen al movimiento chicano de los años sesenta y setenta, y por sus aulas han pasado algunos de los latinos que han sobresalido en los últimos años, entre ellos el alcalde Antonio Villaraigosa.

Frente a la secundaria, en el café Arctic Hotspot, decenas de jóvenes hispanos se dan cita después de clases para leer, estudiar o conectarse a internet. En las paredes hay pizarrones con anuncios y volantes anunciando eventos. Y sobre el mostrador, una pila de folletos invitándolos a enrolarse con los Marines.

Para estos jóvenes, la invitación no está sólo aquí. En los canales de televisión en español hay promocionales que ofrecen a los chicos en cuyas casas se habla este idioma la oportunidad de una carrera militar que les dará el financiamiento para sus estudios y una vida llena de seguridad. Los reclutadores se encuentran afuera de las escuelas; les hablan por teléfono, los abordan en los centros comerciales.

Ese fue el caso de Arturo Cambrón, de 24 años, quien tras ingresar al ejército fue enviado a servir en Irak durante 13 meses. “Un reclutador habló con él y le dijo que el ejército le daría educación, entrenamiento para que pudiera trabajar después, y que le iban a dar 20 mil dólares en bonos”, relata su padre, don Arturo. “Él trabajaba en una bodega, no ganaba bien, y acababa de tener una hija, así que vio en esto la solución a su situación”.

A raíz del ingreso de su hijo a la vida militar, don Arturo forma parte del grupo Military Families Speak Out, familias de militares en Irak que se oponen a la guerra. Su hijo, asegura, ha sido afectado emocional y físicamente por la guerra, pero aún así podría ser enviado nuevamente a Irak.

“Los latinos somos un blanco más fácil. Ellos tienen una campaña enfocándose exclusivamente en la comunidad latina porque saben que nuestros jóvenes tienen pocas oportunidades de educación y empleo. Saben qué botones tocar con su publicidad, pero no es justo; los que están peleando son la gente más pobre, la clase obrera de nuestro país. No decimos que no recluten, pero pedimos que sean balanceados, que no presenten la vida en el ejército como si todo fuera bonito y nunca pasara nada”.

El fin de semana pasado el número de soldados estadounidenses muertos en Irak alcanzó los 4 mil. De estos, más del 400 han sido hispanos. El grupo Latinos Contra la Guerra (LAW), una asociación de padres, maestros, estudiantes y artistas hispanos, ha alertado sobre la posibilidad de que este porcentaje se dispare en el futuro debido a la baja en los enrolamientos voluntarios en todo el país, lo que ha obligado a los reclutadores a enfilar sus baterías hacia la comunidad hispana.

“Si te fijas, el 10% de los soldados que han muerto en Irak son latinos, pero ese no es el porcentaje que tenemos en universidades”, me dijo en Arctic Hotspot David Cid, quien es profesor de secundaria y organizador de LAW. “Si en las universidades hubiera también un 10% de latinos estaríamos hablando de igualdad, pero en este caso hay una clara discriminación: a los jóvenes latinos los reclutan para ir al ejército en lugar de la escuela”.

Wendy Barranco, originaria de México y quien a sus 22 años ya es veterana de Irak, coincide. “Hay más reclutadores en las áreas negras y latinas que en los vecindarios donde viven los blancos”, asegura. “He escuchado tantas historias de inmigrantes recién llegados, que firman el contrato y de un día para otro los envían a su unidad en Irak. No saben ni inglés, pero violan las reglas para meterlos”.

Jóvenes como Nelson, de 17 años y cuyo hermano está por ir a un destacamento en Irak por tercera vez, tratan de alertar por todos los medios a los chicos de su generación para que no se dejen “encantar” por los reclutadores. “A mi hermano Sergio le dijeron que con esto iba a poder pagar su universidad, pero desde que regresó la primera vez ya no es el mismo Sergio”, me dijo el joven originario de Guatemala. “Aún si sale algún día, no veo cómo va a tener la energía para ir a estudiar después de todo lo que ha vivido”.

Entre todos, tal vez el argumento más directo, el más contundente, es el que suelta David. “En nuestros barrios hacen redadas para deportar a los padres, pero están reclutando a nuestros hijos. Mientras los hijos pelean por el país, los padres son sacados por la puerta de atrás”.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to ““I want you!”: El reclutamiento de los jóvenes latinos”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Es imposible dejar de sentir escalofrió y coraje ante tanta arbitrariedad e injusticia.

En verdad que este relato me conmovió infinitamente, pero también me hizo sentir impotencia y rabia de constatar que nuestros connacionales, debido a que en su patria tiene pocas o nulas posibilidades de mejorar, se convierten en carne de cañón de una guerra sin sentido. Qué bueno que a través de este post denuncias tan terrible situación!!!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: