Los Modernos Predicadores del Capital Español y su Nuevo Intérprete Peruano

Posted on 27 febrero, 2008. Filed under: Javier Távara -Madrid | Etiquetas: , |

Por Javier Távara / Madrid. En estos tiempos en que las grandes fortunas españolas vuelven a tener una importante participación en bienes y servicios de Latinoamérica, parece que reaparecen dos personajes que invariablemente acompañaron a los soldados españoles que invadieron América hace cinco siglos: los frailes predicadores y los intérpretes.

Los frailes participaron directamente en el diseño de las campañas y los intérpretes de lenguas indígenas fueron decisivos para llevar a los invasores a los centros de poder del Nuevo Mundo. La dominación española de las civilizaciones americanas no hubiese sido posible sin su participación. Malinche en México y Felipillo en el Perú, fueron personajes fundamentales para que las tierras regidas por Aztecas e Incas pasaran a manos españolas en el primer tercio del siglo XVI. Los frailes fueron bien recompensados. Los intérpretes hicieron un pésimo negocio. Derrotados Moctezuma y Atahualpa, los más poderosos soberanos americanos, los aliados indígenas fueron igualmente relegados a la condición de siervos.

Los grandes propietarios de España de nuestros tiempos, como los de antaño, también tienen sus predicadores. Los de ahora han estudiado la carrera de Periodismo o de Derecho y lanzan sus soflamas desde la radio de los obispos y desde portales de internet. Ya no son los fanáticos frailes obsesionados con la extirpación de idolatrías. Los predicadores de ahora van con el dogma de que no hay salvación fuera de Occidente y la globalización. Su más destacado representante es el ex presidente español, José María Aznar, quien recientemente ha hecho profesión de fe en Israel: “Yo creo en Occidente“, argumentó. “No hay ninguna alternativa mejor. No quiero ser protegido por los chinos, ni controlado por los rusos, ni dominado por el islam. Y creo que Israel es parte integrante de Occidente. Los que no piensan así o están simplemente equivocados o son derrotistas“.

Y para cerrar el círculo de esta historia, el Perú tiene un nuevo Felipillo. El presidente Alan García ha soltado una frase para la posteridad, con ocasión de su visita a Madrid, a mediados del pasado mes de Enero. Nada más ser recibido en el Aeropuerto de Barajas, pidió a los políticos y empresarios españoles “el regreso de Colón en forma de inversiones“.

Dicha por el Presidente de los peruanos, la ‘perla’ del Colón inversor y sus carabelas españolas no tiene desperdicio, tomando en cuenta que tras tres siglos de dominación española la población indígena del antiguo Perú pasó de 10 millones a alrededor de un millón.

Tras el estrepitoso fracaso del primer gobierno de un jovencísimo Alan García de retórica antiimperialista, hoy en día el presidente peruano ha hecho las paces con Mario Vargas Llosa y se empeña en parecer -por si alguien lo duda- el más concienciado seguidor de la ortodoxia económica. García se ufana de haber firmado un TLC con Estados Unidos y ahora propone que el Perú negocie otros tratados de libre comercio con la Unión Europea, al margen de sus socios de la Comunidad Andina. Afirma que sus vecinos ecuatorianos y bolivianos son unos ‘belicosos’ y ‘desordenados’ que no creen en el libre comercio. El presidente peruano pretende la explotación por inversores extranjeros de todos los recursos naturales del país, selva amazónica incluida, al tiempo que critica duramente a todos los que se oponen a su explotación por razones ecológicas o socioeconómicas, diciendo que son comunistas desfasados que actúan como el perro del hortelano.

Sin entrar en el debate de qué modelo de desarrollo es el mejor, lo que resulta irritante de Aznar y de García, es su forma de exponer su política económica como si fuera dogma y su desprecio absoluto a los que no comparten su ideario.

Y el problema principal es que la cruda realidad se empeña en llevarles la contraria. Solo hace falta darse una vuelta por Lima para ver las tremendas contradicciones del modelo económico ortodoxo y globalizado que nos están vendiendo. Pocas ciudades del mundo ofrecen tantos contrastes. En los barrios ricos se concentran edificios vanguardistas, hoteles de lujo, restaurantes de diseño que sorprenden a los visitantes con la espléndida gastronomía peruana y centros comerciales de estética hollywoodense. Subiendo hacia los cerros, la pobreza enseña su cara más brutal. Allí se aglomeran millones de limeños sin servicios esenciales como agua corriente o electricidad. Y la pobreza en las zonas rurales del país es mucho más severa.

Los indicadores macroeconómicos indican que el Perú crece de forma boyante con un índice tan alto que los más optimistas hablan del milagro peruano. La realidad es más complicada y el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, indica que el Perú retrocede algunos puestos en el índice de desarrollo humano. ¿Qué ocurre? La economía crece, pero también se acrecienta la desigualdad, aumenta la brecha entre ricos y pobres.

Y es que aunque los actuales predicadores e intérpretes digan que la economía de mercado es la panacea, la realidad se empeña en contradecirles. Esto les pasa por no predicar el paraíso extraterreno.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to “Los Modernos Predicadores del Capital Español y su Nuevo Intérprete Peruano”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Se infiere y secundo ademas que la institucion de la iglesia desde el 0(DC) al 2008 mantiene las
misma idea de vivir en alianza con el estado.
Secundo ademas que nuestro dignatario AGP es
solo un buen orador y solo eso, no fue nunca
preparado para gobernar.

La ciudad de México es también muy contrastante y por eso me doy una idea de lo q debe ser Perú. ¿Qué ahora sus gobernantes ya les pasó lo q a los nuestros? Les dio predica economías sanas y prosperidad sin fin = (


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: