Los populares, xenófobos impenitentes

Posted on 15 febrero, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , |

Domingo Medina / Caracas

Soy yo
Quien recoge lo que tú no comes
Soy yo
Quien dejando mis cojones
Construyo tu esperanza
Puta balanza
No te pones nunca de mi lado
Tengo un hermano peruano
Otro chicano, un chileno, un colombiano
Un chino, un afroamericano
He construido con mis propias manos
Ciudades, pueblos, lugares
Me has colonizado
Y ahora discriminas tú mi raza

Orishas, Emigrante

La semana pasada, calentando motores para lo que será la campaña electoral en España, a Mariano Rajoy, líder del PP, se le ocurrió una solución para acabar con los problemas que acarrean los molestos inmigrantes: un contrato de inmigración, mediante el cual todo aquél que quiera vivir en España se obliga a aprender el castellano, respetar las costumbres españolas y volver a su país si no consigue trabajo.

El gobierno de Rodríguez Zapatero calificó la propuesta de innecesaria, alarmista y hasta de xenófoba. Su ministro de interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se preguntó quién sería el encargado de decidir cuáles costumbres españolas son las correctas o no, dando a entender que un tema tan delicado no puede dejarse a la discrecionalidad de nadie. Por supuesto, es a mi –y tal vez a Rubalcaba- a quien le parece delicado el tema; es bastante probable que el señor Rajoy diga que sería el gobierno por él presidido el que decidiría acerca de las costumbres. En fin…

Ya aquí en Mundo Abierto Yaotzin nos ha comentado acerca de la utilización de los inmigrantes en las campañas electorales en Alemania. También hemos visto el peso de ellos en las primarias gringas, especialmente de los latinos o hispanos o como los quieran llamar. De seguro que no será la última vez que suceda, como tampoco será la última vez que una propuesta como la del líder popular vea la luz.

Dice Rajoy que el contrato que él propone será un instrumento jurídico basado en “la eficacia, la responsabilidad y el sentido común”. El sentido com’un burro tiene él, creo yo, porque hay que ser un asno para asociar la inmigración con el aumento de la criminalidad, que es lo que finalmente pretende, o para establecer que los derechos humanos vienen dados por la firma de un contrato. O eso o un xenófobo sin remedio.

Lo de Rajoy me hace recordar la propuesta de otro audaz líder popular, tan xenófobo como este. Hace un tiempito, a José María Aznar –suena como verbo su apellido- se le ocurrió que España bien podría pedir que los moros los indemnizaran por todo lo que se llevaron e hicieron durante los siglos que duró su ocupación. Interesantísimo… ¿Es cuantificable lo que pudieran pedir como indemnización los pueblos de la América Latina a España por todo lo que se llevaron e hicieron sus hijos en estas tierras hasta hace un par de siglos? Ya sé que no es el tema, pero si de propuestas descabelladas se trata, pues…

Me imagino a Cuauhtémoc, a Atahualpa, a Guaicaipuro, a Tupac Amaru pidiéndoles a los españoles que se dirigieran a ellos en lengua indígena. O, para no ir tan lejos, a los indígenas bolivianos y a Evo Morales pidiéndoles a los de Repsol que aprendan el aymara si quieren seguir en el negocio del gas y del petróleo en Bolivia. A los de Telefónica, Grupo Santander, BBVA… ¿cómo les pedimos que respeten nuestras costumbres? (¿Cuáles costumbres? Las que nos dicten la eficacia, la responsabilidad, el sentido común y además las que nos de la gana.)

Y luego son esos –los Rajoy y los Aznar- los que nos quieren venir a dar lecciones de democracia.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

5 comentarios to “Los populares, xenófobos impenitentes”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Ante la ineptitud, la arrogancia y la corrupción, es más fácil echarle la culpa a los otros y buscar alternativas torpes. Me encanto el post yo estoy de acuerdo contigo si de exigir se trata q empiecen por ellos mismos.

Bueno el PP ha de tener una listota de costumbres super españolas que quieren implantar, como la de golpear mujeres inmigrantes en el metro, o la de matar ex esposas y novias (creo que la cifra es como de a tres por mes) o la de fumar hasta en los bancos, o que tal el “botellón” ese si que pueden enseñarselo a los inmigrantes, o hacer de un parque publico (la casa de campo) el prostibulo tolerado operado por las mafias del este mas grande del mundo, en fin que Rajoy escriba un manual de españolidad que no de hispanidad.

A lo largo de muchos años, Australia aplicó exámenes de cultura a las personas que aspiraban a inmigrar. Era la época de la White Australia Policy, la “política de Australia blanca” que buscaba garantizar que el país fuera poblado por blancos y que sólo fue cancelada hasta principios de los 70. Estos instrumentos pueden ser manipulados fácilmente. Por ejemplo, a un hombre que hablaba con fluidez inglés, alemás y francés, le aplicaron el examen en griego, una lengua que desconocía por completo.

Los exámenes no desaparecieron con esa política. Ahora se aplican pruebas de cultura australiana para quienes quieren adquirir la nacionalidad, para asegurarse de que son “verdaderos australianos”. ¿Qué define a un verdadero australiano? Hay preguntas absurdas, como ¿quién fue Don Bradman? Pues no, no fue el primer gobernador de Sydney ni el general que condujo a las tropas australianas en la famosa batalla de Gallipolli. Fue un famoso jugador de cricket de los años 30. ¿Y qué tal si a mí no me gusta el cricket? (y de hecho no me gusta, aunque apenas lo conozco). ¿No es el rugby tan australiano como el cricket? Bueno, más aún, ¿no es el fútbol australiano el verdadero deporte australiano? ¿Y quiénes son los verdaderos australianos? ¿Los que llegaron en los últimos dos siglos o los que viven en la isla desde hace 50,000 años? ¿Respondería la mayoría de los aborígenes esa pregunta correctamente? ¿La respondería bien la mayoría de ciudadanos australianos de entre 18 y 25 años?

Yo creo firmemente que los inmigrantes tienen la responsabilidad y también la necesidad de aprender la lengua del país en el que inmigran, de someterse a sus leyes y reglas, y al menos de conocer y respetar su cultura. Los ghettos voluntarios propician aislamiento, discriminación y, eventualmente, enfrentamiento, por lo que hay que evitarlos.

Pero este tipo de asuntos se resuelven con políticas sociales, no con imposiciones y varazos, que no corrigen a una sociedad, la lastiman. Desde que sucedió a Aznar al frente del PP, Rajoy sólo ha sido ejemplo de reacción furibunda y falta de reflexión. Como dice Catalina, da miedo porque al menos de Aznar se sabía a dónde quería ir, pero Rajoy es un toro que tira patadas a lo que se acerque.

Y a final de cuentas, ¿quién va a definir lo que es la cultura española? ¿Será la de Granada? ¿La de Barcelona, Ourense? ¿La de Donostia, Madrid? ¿O van a hacer una mezcla de todas que nadie va a entender?

La conquista sucedió hace 500 años… SUPERENLA. Los españoles tienen otros problemas que estar queriendo “neocolonizar” a los “pobres y buenos” paises latinoamericanos, No que los malos eran los gringos???

La semana pasada estuvo el Primer Ministro de Turquía en Alemania, Recep Tayyip Erdogan. En un discurso a la comunidad turca dijo que los turcos en Alemania no deben dejarse asimilar. Tienen que conservar su identidad al estar en un país diferente.

Pero también dijo que los turcos deben de aprender bien alemán.

Claro que lo primero levanta debates sobre la creación de ghettos y sobre la demonización de los alemanes. El problema es que todo tiene que ver con una sutileza: la diferencia del significado de esas dos palabras: asimilación e integración.

Como decía Témoris, para este asunto se necesita de políticas sociales. Se requiere de tratar a los inmigrantes como personas que vienen a ayudar a salir adelante un país, y no a gente ignorante que debe de aprenderse el himno nacional o una lista interminable de héroes deportivos.

Los exámenes para la “integración” en Alemania tienen más la idea de asimilarlo a uno en lugar de orientarlo y de guiarlo para ser un trabajador más de la economía de un país.

Y.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: