Mediocracia, teletiranía: el poder de los medios

Posted on 22 enero, 2008. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , |

Domingo Medina / Caracas

                

La semana pasada vi un programa en la TV titulado La otra mirada. Trataba el mismo acerca de cómo nos vemos los latinoamericanos, lo que generalmente es, en opinión del presentador –un profesor universitario de sociología- y yo diría que no le falta razón, con los ojos de los dominadores: ayer españoles (europeos en general) y hoy gringos. Casi en realidad no sabemos cómo nos vemos nosotros mismos, a partir de nosotros mismos. No quiero entrar a detallar mucho el programa, pero si diré que me gustó bastante.

Cuando lo veía también recordé un libro que leí hace poco: América Latina a través del espejo mediático español: el caso de Venezuela 2002- 2004. Se trata de un estudio –muy serio, en mi opinión- de un profesor de la Universidad Complutense de Madrid, en el que se detalla cómo la prensa española cubrió algunos de los eventos de mayor impacto en la política venezolana de esos años: el golpe del 2002, el paro patronal y sabotaje petrolero, y el referéndum revocatorio del 2004. Casi ni tengo que decir que siempre se justificó el golpe (o el paro o el referéndum) y se criticó al gobierno. Tampoco lo voy a resumir aquí, porque en realidad lo que me interesa destacar es una cita que hace el autor de un artículo Pablo Antillano titulado “Mediocracia”. Entre otras cosas, el artículo decía cosas como estas:

  • En la democracia, los líderes son construidos a punta de obras y valores, en la mediocracia son construidos por asesores de imagen.
  • En la democracia, los líderes van a las comunidades; en la mediocracia, van a los programas de opinión.
  • En la democracia, los medios dicen lo que los ciudadanos piensan; en la mediocracia, los ciudadanos dicen lo que los medios piensan.

 […]

  • En la democracia se valoran los contenidos; en la mediocracia, los titulares.
  • En la democracia la información es una cosa, la opinión es otra, y la propaganda es otra; en la mediocracia no hay fronteras (Manipulación y controles globales. Antonio Pasquali).

[…]

  • Para la democracia, una masacre es un hecho luctuoso; para la mediocracia, es un espectáculo iterativo, una telenovela por entregas.

[…]

  • En las democracias litigan los abogados y los diputados; en la mediocracia litigan los entrevistadores.
  • En la democracia, los periodistas van tras los personajes; en la mediocracia, los personajes persiguen a los periodistas.

[…]

  • En la democracia se respeta la palabra de los militares; en la mediocracia, se graban.
  • En las guerras y en golpes de la democracia, los militares se disparan; en los de la mediocracia se filman y se editan. (La Guerra mediática del Golfo. Baudrillard).
  • En la democracia, un golpe toma Miraflores [Palacio de Gobierno de Venezuela]; en la mediocracia, toma una señal de televisión.
  • En la democracia, un golpe puede ser incruento; en la mediocracia, es televisivo…

Esto me llevó a un documental que también vi la semana pasada, titulado Teletiranía: la dictadura de la televisión en México, realizado por el Canal Seis de Julio (México) y transmitido estos días muy a propósito del caso de Aristegui. Dos cosas me llamaron profundamente la atención: unas cifras que indican que nueve de cada diez mexicanos ve Televisa (seis) y TV Azteca (tres). No he podido contrastar esas cifras, pero si entre los dos canales se repartieran el 70 % de la audiencia mexicana aún me parecería muchísimo, especialmente considerando que no hay otros canales o cadenas que le puedan hacer competencia.

Lo otro que me llamó la atención fueron las declaraciones de los dueños de ambas cadenas, creo recordar que a propósito del asesinato de Paco Stanley. Ambos exigían de manera muy vehemente la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas, Jefe de Gobierno del DF de México en ese entonces. ¿Por qué estos dos señores, a quien nadie eligió, hacían tal exigencia a un hombre que, les gustara o no, había sido electo con el voto mayoritario de los mexicanos del DF? Sencillamente porque en la mediocracia los dueños de los medios tienen poder.

El mismo poder que exhibieron estos días al echar de Televisa Radio a Carmen Aristegui. Yo repudio ese hecho, como estoy seguro de que lo hace todo Mundo Abierto. Pero me alegra que vayamos entendiendo que las limitaciones a la libertad de expresión no vienen sólo de los gobiernos, sino del interior mismo de los medios de comunicación. Es un debate que no solemos dar, pero que nunca es tarde para comenzar.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

6 comentarios to “Mediocracia, teletiranía: el poder de los medios”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Mediocracia ese es el partido q rige los destinos de mi país

Muy buenas las citas del artículo que mencionas. En México se habla mucho también de Partidocracia como otra de las perversiones de la democracia. Volviendo a los medios: hay un buen artículo de un ex colaborador de Aristegui que esquematiza los dos modelos mediáticos que se enfrentan actualmente en México:
http://www.exonline.com.mx/XStatic/excelsior/template/content.aspx?se=columna&id=1629
Saludos.

La democracia consiste en poner bajo control el poder político. Es esta su característica esencial. En una democracia no debería existir ningún poder no controlado. Ahora bien, sucede que la televisión se ha convertido en un poder político colosal, se podía decir que potencialmente, el más importante de todos, como si fuera Dios mismo quien habla. Y así será si continuamos consintiendo el abuso. Se ha convertido en un poder demasiado grande para la democracia. Ninguna democracia sobrevivirá si no pone fin al abuso de ese poder… Creo que un nuevo Hitler tendría, con la televisión, un poder infinito. Karl Popper 1996

[…] la región misma. Es decir, qué imagen tenemos unos del otro. En un post del 22 de enero de 2008, Mediocracia, teletiranía: el poder de los medios, Mingo hacía referencia al tema. En mi caso, y dado que ahora me ocupo de uno similar, sólo que […]

Bueno, creo que no he madurado mucho en estos ultimos años y creo que en la mediocracia actual tampoco, prueba de esto es que sigue existiendo la Academia.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: