De símbolo sexual a mal de Caín

Posted on 1 enero, 2008. Filed under: Yaotzin Botello -Berlín | Etiquetas: , |

Por Yaotzin Botello / Berlín

“Fumar es mortal, lo dijo de una forma seria el Sultán Murad IV. En 1633 el soberano del reino otomano mandó destruir todos los expendios de tabaco y clasificó la acción de fumar como una pena capital. Por la misma época las autoridades rusas castigaron el hecho de fumar cortándoles los labios o rompiéndoles la nariz a aquellos que lo hacían. En 1904 los fanáticos protestantes condenaron a la neoyorkina Jennie Lasher a 30 días de cárcel por haber fumado en presencia de su hijo”, se lee en un texto del semanario Der Spiegel.

En algún momento fumar también fue algo “sexy“ e intelectual. Ahí está James Dean, Marlene Dietrich, Thomas Mann o Jean Paul Sartre. Hoy hasta ellos tendrían que vestirse muy calientito para salir a una esquina en Madrid, París o Berlín a echarse una fumadita, o bien fumar dentro de un negocio y hacer que éste pague mil euros de multa. Al menos es la sentencia en Alemania.

St. Julien hace que la amistad cruce fronteras (1910)

Hoy, 1 de enero de 2008, Alemania comienza con la Ley Antitabaco.

“Me siento a comer y llega un tipo y se echa un pedo. Voltea a comprobar nuestras caras de molestia y nos grita ‘ahora ustedes tendrán que fumarse nuestros pedos mientras no haya una ley que lo prohíba’. No sé qué le hicimos, ni yo ni mis amigos éramos ni siquiera fumadores”, dice un bloguero alemán.

¿Derecho de aire? ¿prohibir por prohibir? Cualquiera que sea el caso, la sociedad está reaccionando ahora de otra forma. Hace una semana en Munich un viejo fue golpeado por dos jóvenes porque éste les había dicho que apagaran sus cigarrillos. Para la mala suerte de los chavos, los dos son de origen extranjero y a uno lo quieren expulsar del país y a otro le quieren propinar una decena de años de cárcel.

Es decir, uno no puede ser ni fumador, ni musulmán ni extranjero.

¿Dónde quedan los derechos ciudadanos?

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

8 comentarios to “De símbolo sexual a mal de Caín”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Creo que el debate sobre el tabaco está concitando un enorme conjunto de emociones, más que de razones. Esto dificulta la discusión, porque desde la óptica de las emociones, de las creencias, es difícil armar argumentos inteligentes e inteligibles. En el artículo anterior, por ejemplo, se dice que a dos chavos los quieren castigar, que “a uno lo quieren expulsar del país y otro le quieren propinar una decena de años de cárcel”, y se sugiere que esto es porque son extranjeros y porque han fumado. En realidad no es así; serán castigados por golpear a un viejo. Esto sucedería en cualquier país, incluso en nuestro subdesarrollado México, donde existe un delito tipificado como “lesiones” que puede castigar con penas severas en caso de que la lesión haya sido grave.
Si quieren conocer los argumentos de las leyes antitabaco, escribí algo sobre ellas en el blog de Témoris Grecko.

Morelos: Estaría bueno que pusieras tus argumentos aquí en Mundo Abierto para debatirlos. Saludos

Defiendo sus derechos mientras no pisoteen los míos de ser una prófuga del lavadero y la estufa. Lindo inicio de año a todos

No quería hacer suponer que el castigo a esos chavos era por fumar ni por ser extranjeros. Traté de poner un ejemplo de la violencia que provoca ya entre la gente, fumador o no fumador, el hecho que uno de los dos trate de hacer valer sus derechos frente al otro.

Añadí que por mala suerte les tocó o tocará un castigo más severo, pero eso tiene que ver con las posturas nazistas de ciertos políticos. Eso es otro tema.

Algo que es cierto, es que los argumentos sobre este y otros temas se van más por la tangente visceral.

Y.

[…] de Munich durante las vacaciones decembrinas. Se trata de este ataque que ya mencioné en un pasado post sobre fumar que, además de pensar sobre la controvertida ley antitabaco, nos ha hecho pensar sobre la […]

Seguramente a mi me darían no solo la multa, sino azotes a latigazos. Si hasta en mi último campamento me echaba mis cigarrines bajo la venia de mi buen amigo Arturo.
Nimodos, aquí la ley comenzó también a ser vigente este lunes y desde ya, cuando me quiero aventar un cilindro neurotóxico me tengo que asomar a la escalera de emergencia.
Un abrazo a tierras teutonas.

Pero cómo ha levantado ámpula el tema éste.
Me sorprende, porque es bien sabida la fórmula esa de que el derecho de fumar de uno termina donde empieza el derecho de no fumar del otro. Ésta no es una cuestión social, sino de salud; hasta donde sabemos, inhalar un pedo nunca ha matado a nadie.

Por otra parte, tu lista de aquí arriba estaría incompleta sin Andrea Palma en “La mujer del Puerto”…

Tienes razón Eileen, es una cuestión de salud. Pero en este largo debate sobre leyes antitabaco recuerdo haber visto por ahí un comentario de alguien que dijo –más o menos así– que no hay cifras que comprueben el daño a la salud a los fumadores pasivos.

Esto es, en mi opinión, una falta de respeto para el concepto de lo que significa salud. Es una forma de internalizar el humo del cigarro a tal grado que parece convertirse en una extensión corporal normal.

Y entonces me encontré con esa colorida y olorosa cita que, de una forma más social, nos podría hacer pensar más sobre el humo del cigarro, tanto a los que lo hemos considerado parte de nosotros como a los que lo siguen haciendo.

Y.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: