Venezuela: el triunfo de la democracia

Posted on 4 diciembre, 2007. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , , , |

Domingo Medina / Caracas

Vox populi vox dei: la voz del pueblo es la voz de dios. Así decían los antiguos latinos y así dijeron el domingo los venezolanos. Convocados a las urnas electorales para que dijeran si apoyaban o no la propuesta de reforma constitucional presentada por Hugo Chávez, los venezolanos expresaron su opinión de manera absolutamente libre y su voluntad ha sido reconocida y respetada por todos los actores políticos.

Los resultados electorales

El recuento de votos anunciado por el Consejo Nacional Electoral arrojó un resultado estrecho pero con una diferencia irreversible a favor de quienes se oponían a la aprobación de la propuesta de reforma. Los números finales, en términos gruesos, daban la victoria al bloque del NO con un 50,7 % de los votos (4.504.354), mientras el bloque del SI obtenía el 49,29 % (4.349.392 votos). La abstención fue de cerca del 45% (poco más de siete millones de electores) y por allí se encuentran algunas de las explicaciones de estos resultados. Comparados con los resultados obtenidos en diciembre de 2006 (y a riesgo de incurrir en la llamada falacia ecológica), la oposición, agrupada esta vez en el bloque del NO, incrementó su votación en poco más de 200.000 votos, mientras que el chavismo perdió casi tres millones de votos. Parece claro, entonces, que la abstención “perjudicó” a la opción del SI, si por ello entendemos que una concurrencia mayor de electores hubiese podido cambiar los resultados. Coloco “perjudicó” entre comillas porque es incorrecta tal afirmación: la abstención no beneficia ni perjudica a nadie; la abstención como agregado no es más que la suma de las decisiones individuales de aquellos electores que no acudieron a votar y determinan el resultado final de unas elecciones tanto como la agregación de las decisiones individuales de quienes concurren a las urnas y escogen una de las opciones en liza.

Lo que sí es correcto, y a juzgar por la comparación con los resultados de 2006, es que un porcentaje significativo de quienes se abstuvieron el domingo tenían una predisposición –uso el término en el sentido que se le da en ciencia política y especialmente en los estudios sobre comportamiento electoral- hacia el chavismo y que ante el dilema que significaba la votación sobre la reforma han preferido decantarse por la abstención antes que votar contra dichas predisposiciones. Con otras palabras, antes que votar por el NO han decidido abstenerse.

(En términos generales, quienes votan contra sus predisposiciones no alcanzan porcentajes tan significativos como para decidir unas elecciones; normalmente están por el orden de los 2 ó 3 puntos porcentuales, que se anulan con los cambios de voto entre un partido y otro o, como en este caso, entre un bloque y otro. Podría especularse que en el caso del referéndum del domingo este porcentaje se elevó y muchos votaron contra su predisposición hacia el chavismo; eso podría explicar el incremento de la votación de la oposición, cuyo mejor desempeño electoral ha sido precisamente el del domingo. Sin embargo, sin otros datos a la mano yo no me atrevo a afirmarlo tan categóricamente.)

Queda en manos del gobierno de Chávez, de su comando de campaña, sus estrategas electorales y demás asesores hallar las explicaciones por las cuáles gran parte de sus electores no le han dado el apoyo esta vez. Con toda seguridad, muchas de estas explicaciones tienen que ver con aspectos relacionados directamente con la propuesta de reforma (los artículos a reformar, la forma en que fue presentada la propuesta, el desarrollo de la campaña electoral –tanto del gobierno como de la oposición-, y un tal vez largo etcétera), pero también habría que evaluar temas como el desempeño del gobierno, la conformación del PSUV y otros más.

Las lecturas de los resultados

Hay varias lecturas que se pueden hacer a partir de los resultados del referéndum. La primera de ellas es la que debe hacer el presidente Chávez, su gobierno y quienes lo apoyan. Esa lectura pasa por una autocrítica: en términos gruesos, los que apoyan el socialismo son muchos, pero los que no lo apoyan son más. Al menos por ahora. Por otra parte, es cierto que ha sido una derrota importante, pero no significa la caída del gobierno ni mucho menos. El presidente y sus seguidores han ganado catorce elecciones y ello no ha significado que los cambios propuestos hayan podido materializarse; del mismo modo, una derrota no debería significar un retroceso en los logros alcanzados por el gobierno o un deterioro significativo de su base de apoyo popular. Claro que los cambios sí van a sufrir un impacto: probablemente ya no serán tan profundos ni tan rápidos. El socialismo del siglo xxi, al menos como estaba delineado en la reforma, tendrá que aguardar un rato más.

No quiero dejar de recordar que, según el análisis que he mostrado, gran parte del electorado chavista no le brindó su apoyo al presidente esta vez; no significa que lo haya perdido para siempre. Incluso, se podría afirmar lo mismo de algunos que siendo chavistas votaron contra la propuesta de reforma. Para ellos el slogan era “Chávez sí, reforma no”. De cara a la opinión pública nacional e internacional, con el reconocimiento de los resultados Chávez ha despejado las dudas acerca del talante democrático de su gobierno, lo mismo que el hecho de ser el primer gobierno –en cualquier parte del mundo- en someter a consulta popular una propuesta de reforma de esta magnitud.

Considerando a la oposición, los resultados sugieren o auguran que se privilegiará el recurso de la vía electoral para dirimir sus diferencias con el gobierno y se abandonarán las vías extraconstitucionales. Los resultados le han mostrado que es posible vencer al gobierno en el terreno electoral; y las perspectivas para el año próximo, cuando se celebran elecciones para gobernadores y alcaldes y se abre la posibilidad de convocar referendos revocatorios para los diputados de la Asamblea Nacional, son alentadoras: podrían recuperar espacios políticos que por diversas razones –su propia torpeza, entre otras- habían perdido. Los resultados también le han confirmado a la oposición que la voluntad popular ha sido respetada en elecciones anteriores y le garantiza que lo mismo se hará en las elecciones que se sigan celebrando en Venezuela. Cantar fraude ya no es un recurso válido.

Como país, para Venezuela los resultados significan bajar los grados de polarización, al menos por el rato que duren gobierno y oposición reflexionando acerca de lo que los mismos significan. Creo que finalmente se ha comprendido que nadie puede imponer su visión al otro, que todas las soluciones pasan por la vía electoral, que el pueblo venezolano es suficientemente maduro como para tomar sus propias decisiones y que se cuenta con un sistema electoral rápido, transparente y confiable como para garantizar que cualquier expresión de la voluntad popular será respetada. Por ello, sin lugar a dudas de ningún tipo, se puede afirmar que en Venezuela triunfó la democracia.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

26 comentarios to “Venezuela: el triunfo de la democracia”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Estimado Domingo:
Muy oportuna tu entrega. Da gusto ver procesos con la madurez democrática que demostró el pueblo venezolano el domingo. Aunque Chavez dice que su derrota se debió a la inmadurez del país para asumir el Socialismo. Con todo, reconociendo su derrota, Chavez ha dejado muy buena impresión en el extranjero. Ganó perdiendo. Como que acaba de galvanizar su imagen ante la comunidad internacional después de los escándalos recientes. En casa debe ser distinto. Su imagen debe haberse debilitado, ¿no? Tengo entendido que volverá a la carga con su proyecto de reforma. ¿En cuanto tiempo puede hacerlo, en tu opinión? ¿Venezuela estará “madura” para aprobarlo? Saludos.

“Creo que finalmente se ha comprendido que nadie puede imponer su visión al otro…”

Retomo parte de tu penúltimo párrafo porque es justo lo que más me llama la atención de tu tema.

¿Por qué justo ahora se hace un referendo? ¿qué cambió en el gobierno para acudir de repente a la voz del pueblo? ¿por qué no se hizo antes para ver si se revocaba o no la licencia a la televisora? ¿cómo se puede creer que un presidente que se ha erigido en imposiciones haga un giro de 180 grados a la “democracia”?

Así como pasó con Andrés López en México, cuando era gobernador del DF, creo que Hugo Chávez está haciendo uso de la democracia como propaganda para legitimarse nacional e internacionalmente. Creo que más allá de que sea el primer referendo de esta magnitud, como lo dices, es más bien una de las primeras veces que se recurre en gran escala a la democracia como herramienta política.

Haya ganado o perdido con el referendo, lo primero que se verá en Venezuela, en toda América y en todo el mundo es que Hugo Chávez es un amigo de la democracia. Opositores y Chavistas, disgustados o no por las reformas, después querrán votar por la gente de su partido para inmortalizar la máquina chavista de hasta ahora.

Quizás exagero pero ¿podría ser esta una forma de ver el ejercicio de este domingo? ¿se ha hablado de ello?

Y otra pregunta sería ¿los chavistas sabían lo que estaban votando o los opositores sabían lo que no estaban votando? Por lo que leo y veo, a mí me queda la impresión de que la gente está en la ignominia, de que la gente se abandera en conceptos abstractos, ambiguos y a veces simplistas como “democracia”, “chavismo”, “oposición”, “reformas” y “socialismo” para acudir a las urnas o para protestar. En un video una pro-chavista declaraba que “claro que voy a votar por las reformas, ¿a quién no le gustaría trabajar sólo seis horas al día?”. ¿Es que acaso se piensa que un país avanza si la gente no trabaja? Ni en la Alemania comunista ocurría tal situación ¿o es que en Venezuela se vive bajo la romántica idea comunista de que el sistema siempre proveerá todo?

Domingo, tú que estás ahí, ojalá me puedas responder algunas de estas preguntas.

Saludos.

Y.

El resultado y su reconocimiento por parte de Chávez son grandes noticias para Venezuela. El resultado, porque representa una corrección popular a un rumbo al autoritarismo y a la imposición de un proyecto vertical y no consensado. El reconocimiento, porque demuestra fortalezas de la democracia venezolana que parecían desaparecidas, si es que alguna vez habían existido.

¿Por qué se dio ese reconocimiento? No se si se debe a las convicciones democráticas de Chávez o a la interferencia de otros factores, como el ejército (ver nota de José Vales en El Universal http://www.eluniversal.com.mx/internacional/56204.html) y los gobernadores chavistas.

Este último aspecto me llama la atención: aparentemente, algunos gobernadores chavistas jugaron contra Chávez. Me recuerda al sistema priísta: al presidente se le permitía todo, excepto reelegirse, porque la regla más importante era la rotación del poder. Chávez podrá cumplir 16 años en el poder en 2013, lo que es muchísimo, pero la propia clase política que él creó le está poniendo los límites. Y acaso algo parecido ocurre con su intento de imponer un partido único, y el partido Podemos, con quién sabe cuántos otros, jugó a la disidencia.

El resultado es prácticamente salomónico, un casi 50-50 que deja el régimen político como está y al mismo tiempo nivela las cosas: Chávez se da cuenta con esto de que no puede seguir con sus aspiraciones autocráticas y de que debe tomar en cuenta a otros sectores relevantes, que para empezar están dentro de su propia (y fracturada) coalición; por otro lado, la oposición tiene una oportunidad de reinventarse, de creer en el juego democrático (y despojarse de su golpismo), de buscar la manera de actuar de una manera constructiva.

En todo régimen democrático hace falta una oposición saludable, en lo organizativo y en lo propositivo, que en Venezuela no se había podido construir, por el sabotaje chavista tanto como por la imbecilidad de los líderes opositores, que no saben seducir a un pueblo al que desprecian.

Esperemos que la influencia de los estudiantes le dé frescura. Y que sirva para enviarle otro mensaje a Chávez, ¡vaya izquierda la que envía a la policía contra los estudiantes!

Sin embargo, no se puede esperar demasiado de esta oposición, todavía. Yo tengo números distintos a los de Domingo, quien dice que el chavismo perdió 3 millones de votos y la oposición ganó 200 milo: según lo que yo estoy viendo, la oposición también perdió, un millón.

En Venezuela, la figura de Chávez ha crecido tanto que no necesita oposición: él se hace las campañas en favor y él se las hace en contra. Mucha gente dejó de votar por cansancio con la figura del líder, muchos chavistas quisieron ponerle un alto, otra gente se espantó con la propuesta de la reelección indefinida y ni siquiera se dejó convencer por la tontería de la jornada laboral de seis horas (otra vez, Venezuela con su voluntad de mantenerse presa de la maldición de los recursos). Más que lo que haya podido decir la oposición, el activismo de Chávez movilizó el voto en contra y desmovilizó el propio. Ojalá esto le sirva para moderar sus actitudes, dejar de aplastar al prójimo y respetar a sus ciudadanos. Aunque no lo parezca por lo pronto: Domingo seguramente debe estar muy molesto porque Chávez descalificó el voto popular y trató de infantes a los venezolanos, quienes, dijo, “todavía no están maduros para el socialismo”.

Comparto, finalmente, que triunfó la democracia. Son buenas nuevas.

Manuel, Témoris:

Con respecto a las referencias que se han hecho sobre la madurez del pueblo y las elecciones del domingo. Es importante no tomar con pinzas las opiniones y sacarlas de contexto: eso simplemente se refiere al hecho de que apenas ocho años atrás, cuando se aprobó la actual constitución, era impensable que a los venezolanos se les preguntara si estaban dispuestos a cambiar hacia el socialismo. Que casi la mitad de los votantes haya dicho que sí este domingo es prueba de que mucho se ha avanzado desde entonces; porque, ni el más obtuso se atreve a negar que a finales del siglo pasado y principios de este la izquierda estaba muy de capa caída y con ella todo el discurso del socialismo. Chávez lo ha rescatado por lo menos para Venezuela y lo que ha querido decir es que si él hubiese esperado más tiempo –dos años, tres- para presentar la propuesta de reforma, tal el apoyo que hubiese recibido habría sido mayor.

Yaotzin:

Uno de tus argumentos me suena interesante, aunque no lo acabo de comprender. Dices textualmente que lo del domingo es “una de las primeras veces que se recurre en gran escala a la democracia como herramienta política.” A mi me dio la impresión de lo planteas como algo negativo; por favor corrígeme si no es así. Mientras, me hago estas preguntas: ¿La democracia no es acaso una herramienta política? ¿Sugieres que se debe recurrir a la democracia en pequeña escala, restringirla; es decir, sólo unas pocas veces y sólo para unos poquitos? Dejaría de ser democracia entonces, pero, como he dicho, no entiendo bien tu argumento.

Por otra parte, no es la primera vez que se recurre al referéndum. Primero se hizo uno para saber si los venezolanos estaban de acuerdo en convocar una asamblea nacional constituyente, que finalmente se convocó y redactó la actual constitución; luego se hizo otro referéndum para aprobar la constitución sancionada por la ANC. Luego, en 2004, uno para saber si los venezolanos querían que Chávez fuese removido de su cargo o no. Y finalmente, el del domingo pasado. Pero a lo mejor ahora lo que te parecerá raro será que se convoquen tantos referendos y que se use la democracia como herramienta política en tan gran escala.

No se hizo referéndum para ver si se revocaba o no la licencia a Rctv porque sencillamente no se le iba a revocar la licencia. A los dueños del canal se les venció la concesión y las leyes venezolanas son muy claras al establecer la potestad del estado para renovar o no las licencias, de acuerdo a la evaluación que haga de los usos de las mismas.

Te respondo otras cuestiones más abajo.

EL DICTADOR DEMÓCRATA
He escuchado a numerosos periodistas y politólogos referirse a Hugo Chávez como dictador. Los dicientes suelen decirlo enfadados, recriminándole al presidente venezolano su vena autoritaria. Otros decidores lo ubican como un mandatario antidemocrático que, por tanto, va que vuela para convertirse en dictador. Y ahora resulta que el dictador de los decidores nos salió demócrata: reconoció los resultados de una consulta popular cuyos resultados le fueron adversos. No lo reconoció feliz pero no entiendo a quienes le critican eso: ¿quién salta de alegría luego de haber perdido? Que Chávez diga que los venezolanos no tienen la madurez para abrazar el socialismo del siglo XXI tampoco me causa ningún sobresalto: eso piensa y no veo en ello ningún rastro de autoritarismo o de intolerancia. Eso piensa y ya. Y que diga que en esta ocasión perdió pero que ya volverá a dar la pelea para echar a andar su proyecto socialista me parece también muy chévere: que en el futuro vuelva a someter sus propuestas al escrutinio popular. Bien, ¿no? Y que entonces vuelva a respetar la decisión de los votantes.
El talante democrático de Chávez no debería llamarnos a sorpresa. Ganó la presidencia porque los venezolanos votaron en su favor y se reeligió porque sus compatriotas así lo decidieron. Llevaba ocho años invicto, desde 1999, ganando elecciones y consultas populares. Ahora perdió y respetó las reglas del juego democrático. Chido.
Ahora bien, también digo: me parece ventajosa la manera en que Chávez hizo campaña a favor de sus propuestas de reforma constitucional a través de los medios de comunicación, eso es competir sin criterios de equidad; me parece ventajoso el modo en que ha atacado a las expresiones de opinión que le son adversas (al asunto de los canales de televisión) y me alarman los reducidos márgenes de acción que tiene la prensa libre y crítica de este país hermano. Tampoco aplaudo el modo en que frena las expresiones opositoras de los estudiantes. Las libertades no se pasean felices por las calles y los aires de Venezuela, eso es tan claro como preocupante.
Pero “el dictador demócrata” ya le mostró el camino a sus opositores: que compitan en las urnas, que intenten ganarle jugando con las reglas de la democracia. Y que los decidores lo digan con todas sus letras: Chávez lleva varios años respetado la voluntad popular.

Finalmente, a ti y a Yoatzin, quien pregunta “¿cómo se puede creer que un presidente que se ha erigido en imposiciones haga un giro de 180 grados a la “democracia”?”, les pasa igual que un comentarista venezolano. El hombre afirmó que ahora Chávez y Venezuela se sacaron la credencial de demócratas. Y no es así hermanos míos: Chávez y Venezuela tiene su credencial desde hace un buen; que otros no lo hayan querido ver de ese modo es otra cosa. Los venezolanos han ido a votar y siempre: 1) el sistema electoral ha garantizado la transparencia de los procesos; y 2) se ha respetado su voluntad. Por otra parte, Chávez no solamente ha sometido sus propuestas a la aprobación de los venezolanos, como este domingo y como los casos que mencioné en un comentario anterior, sino que su mandato mismo ha estado en manos de los venezolanos en varias ocasiones. Que haya resultado victorioso en esas contiendas no lo descalifica. Digo yo, ustedes siempre pueden tener una opinión distinta.

Finalmente, a muchos les parece que está bien que no se haya aprobado la reforma porque al final nadie sabe bien qué es eso del socialismo. A mi me parece este un argumento absurdo, pero digamos un poco más. Yo dije hace algún tiempo, en un post anterior, que tal vez nadie sepa nunca qué es exactamente qué es el socialismo del siglo xxi. Lo que yo quise dar a entender era que por ser procesos sociales, que dependen de dinámicas y fuerzas sociales, la naturaleza del mismo sería, siempre y necesariamente cambiante, porque ni los actores ni las fuerzas ni los procesos sociales se mantienen inalterables. Otros entendieron que yo quería dar a entender que a los venezolanos nos caracterizaba una total ignorancia sobre el tema (como, por lo demás, alguno ha dicho el día de hoy).

Y pareciera entonces que para votar en un referéndum hay que tener un doctorado en teoría política, por lo menos, cuando no uno en teoría marxista y las corrientes socialistas. Según la lógica que subyace a ese tipo de argumentación, haría falta ser un experto en derecho constitucional para poder votar en un referéndum acerca de la convocatoria a una asamblea constituyente, por ejemplo. según esa misma lógica, a los costarricenses se les ha debido prohibir votar en el referéndum sobre el TLC que aprobaron hace apenas pocos meses atrás. Yo no he hecho ningún estudio, pero puedo especular que los votantes costarricenses no son unos expertos en derecho aduanero, aranceles, comercio exterior, economía política, derechos de autor y demás yerbas que están asociadas a un TLC. Pero no he escuchado a nadie que desmerite la elección de los ticos.

Para precisar lo del comentario de Chávez sobre el referéndum: la onda no es con Chávez, sino con protestar cuando otra persona descalifica la voluntad del pueblo pero justificar cuando Chávez dice, sin más vueltas, que votar socialista es maduro y no hacerlo es inmaduro.

Yo nunca he dicho que Chávez es un dictador y de hecho me he manifestado públicamente contra quienes así lo han llamado. Lo que no he dejado de advertir son los trazos de autoritarismo que se manifiestan en su actitud política y a dónde pueden conducir. La campaña fue sumamente desigual, el oficialismo utilizó todo su peso para promover su proyecto y los opositores debuieron contentarse con recibir palos. Eso no es democrático. Como tampoco lo es una persona que, antes de probar la democracia, trató de dar un golpe de Estado. La democracia le gustó cuando descubrió que lo podía favorecer, pero su trayectoria hace no es la de un demócrata de toda la vida. Ojalá, no obstante, que se haya acostumbrado tanto a ella que, cuando reciba un resultado que verdaderamente lo desplace del poder (éste, como él mismo lo dice, sólo es un contratiempo), lo acate tan pronto como lo hizo ahora.

Me retiro, vuelo a Australia ahora, ¡les envío un gran abrazo a todos!

Yaotzin, continuamente se ha consultado la voz del pueblo. Más de 9 elecciones en 9 años así lo prueban… eso sin contar los nuevos mecanismos de participación que nadie ha aprovechado.

Temoris, con todo respeto ni te respondo porque estas profundamente desinformado y sacas conclusiones sin ningún fundamento… sería como empezar a explicar desde cero y necesitaría como 20 pág para explicar las locuras (no tienen otro nombre) que estas diciendo. Tan son así que ni los opositores internos establecen semejantes conjeturas.

A los defensores de la “frescura” de los estudiantes universitarios (que ya por universitarios representa el bien a priori) y del partido PODEMOS les regalo un análisis:
La oposición subió su votación en 200 mil votos. PODEMOS sacó en las presidenciales del año pasado más de 700 mil votos. En el Padrón Electoral hay más de 300 mil nuevos inscritos, o sea, nuevos votantes.
Si, a según de los opositores, la opción del NO hasta llego a arrastrar a chavistas descontentos… ¿Dónde demonios están esos votos que suman los universitarios, PODEMOS y los chavistas descontentos?????????

Conclusiones:
1. Estudiantes universitarios: siempre fueron opositores y eso lo prueba la correlación de fuerzas históricas internas de las universidades en los últimos 10 años.
(Hummmm… espero que exclusión social les diga algo sobre las universidades venezolanas)
2. PODEMOS: cascaron vacío. Los militantes quedaron en el chavismo…
3. Chavismo descontento: a juzgar por la abstención, prefirieron abstenerse antes de votar en contra del presidente… totalmente legítimo.

La República Democrática Alemana, RDA, la parte comunista de Alemania, se autonombraba democrática. Llamaba a elecciones cada cuatro años. Había un 98 por ciento de personas que asistían a votar voluntariamente, ¡¡¡98 por ciento (…) voluntariamente!!!

Pero no por hacer todo eso era un país democrático ¿o sí? y si sí, ¿por qué? ¿y por qué se cuestionó (hasta ahora) su existencia?

Veo que Venezuela ha presentado varios procesos democráticos, como lo resumieron Mingus y Mikele, pero eso no significa democracia. A mi parecer la democracia en Venezuela no tiene buenos fundamentos. No es posible reducir a la oposición a su mínima expresión de muchas formas y durante varios años y luego organizar ejercicios democráticos. Así cualquiera gana.

Yo me pregunto si Chávez habría ganado alguno o todos sus ejercicios democráticos con la Asamblea Nacional original, con la televisora RCTV y sin el pobre general que lo hubo regresado al trono en el golpe que sufrió. Si la respuesta es “sí”, que me den buenos argumentos.

Y he aquí mi punto: Chávez trata de abanderarse con el concepto de democracia al practicar los referendos. No se la ha ganado y se la quiere apropiar. La quiere usar como propaganda, como si fuera un folleto y no un valor que se ha ganado (y aquí aclarao de otra forma lo que quería decir como “herramienta política”, Mingus). Eso es lo que parece.

La democracia no es la cantidad de veces que se aplica cierto ejercicio democrático, es más bien el contenido que tiene. La democracia depende del trato de un gobierno con su oposición, de dejarla existir, de otorgarle lugares, de enfrentarte con ella. ¿Existe eso en Venezuela? Quizás aquí me contestarán con cifras, pero creo que no serán suficientes para aclarar este relajo.

La pregunta sería ¿puede alguien que se manifieste o que se haya manifestado publicamente contra Hugo Chávez lograr un buen puesto de trabajo?

Yo no sé más de Venezuela que las personas que viven ahí o que los venezolanos de fuera. Yo no tengo cifras. Yo no me pongo a favor o en contra tajantemente de un gobierno o de una persona. Yo sólo quiero cuestionar las formas de actuar. Y si veo que un gobernante como Hugo Chávez trata de perpetuarse, con todo y un proceso democrático, me da miedo: ahí está no sólo la RDA de la que hablé, sino la otrora Alemania Hitleriana (Hitler fue elegido democráticamente) y ahora Cuba, Irán y Corea del Norte.

Me da miedo que en el deseo de perpetuidad y de querer instaurar un sistema socialista a la fuerza (Chávez dijo en su discurso democrático: “pude equivocarme en la selección del momento”) nadie pueda ni siquiera fantasear, ya no sospechar, con que ahí se está gestando una de esas personas que provocan éxodos masivos de sus países.

Y.

Temoris, que fácil es dar opiniones cuando tu base está en lo que dice y reseña la prensa extranjera, por ejemplo: Si a Sadam Jusseim la prensa no lo hubiera satanizado como lo hizo en el extranjero quizá los EEUU no hubiesen encontrado el apoyo y poder de convencimiento que necesitaban de la opinión pública para poder juzgarlo y sacarle la cabeza ¿cierto? cuando quedo demostrado que la verdadera intención de EEUU no era Sadam sino el petróleo de Irak, solo que Sadam se lo impedía, ¡vaya! que mayor estrategia que satanizarlo, hoy en Venezuela llamamos eso guerra mediática y lo estamos viviendo. No con esto quiero victimizar a Sadam solo quiero recórtatelo para que entiendas que más o menos esto es lo que pasa a nivel internacional con el presidente Chávez. ¿Acaso es más importante que los venezolanos estemos tratando de revindicarnos socialmente con el Socialismo o de la manera que queramos? o ¿Que por ejemplo EEUU este construyendo el muro que los divide de México? Y te pregunto ¿Qué tiene más publicidad? Lamento decirlo Temoris pero no es casual que los venezolanos, quienes estamos aquí adentro y conocemos The Big Picture, estemos defendiendo a un autócrata y a un modelo autoritario. Insisto los venezolanos NO SOMOS masas de ignorantes que se dejan manejar. Por otro lado creó, por tus argumentos que no te has leído la propuesta reforma constitucional, es difícil que alguien que sea humanista después de leer esta reforma no envidie una igual para su país, me atrevo a decir que es una de las más avanzadas en derechos humanos y en reivindicaciones sociales, por lo que dices: “La campaña fue sumamente desigual, el oficialismo utilizó todo su peso para promover su proyecto y los opositores debieron contentarse con recibir palos”
Déjame responderte, una vez más se nota la muy mala fuente de la cual recibes información, la única campaña (y creo que hay estuvo el error) que hizo el oficialismo diariamente fue tratar de desmontar la cantidad de mentiras que decían de la reforma.
Se basaron en sembrar terror en la población, argumentaban que de aprobarse la reforma “la patria potestad pasaba a manos del Estado, es decir que te iban a quitar a tus para llevarlos a Cuba y entrenarlos a guerrilleros”, esto jamás estuvo planteado ni en discusión, “Que Chávez estaba proponiendo la reelección indefinida”, y la propuesta es que el presidente de turno podría si así quisiera proponer su candidatura, cosa que no es novedosa ni es una propuesta AUTORITARIA tenemos como ejemplo la elecciones de Francia, solo que Francia es Chévere porque esta en Europa y no tiene a un loco Dictador como Chávez, ¿verdad Temoris?, y por supuesto el tema de que te “van a quitar la propiedad privada”, la propuesta dice se reconoce y garantiza la propiedad privada… y cada día el Gobierno esta otorgando casas y carros en calidad de propiedad privada a las personas menos favorecidas. Es más Temoris tu más que nadie debes saber que el desequilibrio esta precisamente del lado de la oposición y de los grandes interés transnacionales, te reto a que me consigas una noticia desde que el presidente Chávez hace la propuesta de reforma constitucional a nivel internacional que sea a favor y que no este sesgada en contra de Chávez … pero sabes, de esta manera entiendo tu posición, Para finalizar quiero resaltar que los venezolanos nos sentimos un poco defraudados con nosotros mismos y es porque entendemos que acostumbrados a la gran popularidad, respaldo y respeto del presidente Chávez debo confesar que se le dejo prácticamente toda la responsabilidad de divulgar la reforma y hubo poco trabajo social de esta manera la oposición venezolana sale victoriosa, una vez más sin proyecto, con la misma cantidad de votos que siempre ha tenido y lamentable es dejando una vez sin protección social a los más necesitados quienes eran los más favorecidos en esta reforma

Temoris, ya que tienes tanta base para hablar de Democracia y de Golpes de Estado seria bueno que leyeras las razones por la cual Chávez dio el Golpe de Estado ¿Dime que era más democrático y justo? ¿Las acciones que estaba tomando Carlos Andrés Pérez? ¿El paquetico del fondo monetario internacional? No estoy justificando los golpes de Estado, pero hay Golpes de derecha disfrazados en Democracia que pegan en el hambre de un pueblo y Golpes de Derecha que tratan de mantener cuotas de poder y dominación. Si los golpes de Estado sirven para quitar hambre, dar luces de entendimiento, dar libertad a pueblos oprimidos y engaños, bienvenidos los golpes es mi pensar…

Yaotzin, te respondo:
1)la oposición no la redujo el Chavismo, ella sola se fue desapareciendo, dejo de participar, se retiro de las elecciones, argumentando que el sistema electoral no era confiable este mismo que hoy defienden y reconocen los resultados ¡solo porque ganaron claro esta¡. Es decir se quedo sin argumentos y divididos entre ellos, recuerdo sólo si se unen logran tener sus 4.500.000 aprox. Votantes, cabe destacar no siempre están unidos.
2) RCTV, sigue su señal en Venezuela, solo que esta vez NO en señal abierta y gratuita, como canal privado tiene que pagar para seguir trasmitiendo su señal. Y si, en esas 9 elecciones de las que hace mención Mikele estuvo RCTV con señal abierta y Chávez gano las elecciones. El Estado venezolano no le otorga la licencia a este canal no por su tendencia política (como los medios internacionales y ellos lo hicieron ver) sino porque apoyo abiertamente y con pruebas fácilmente demostrables el golpe de estado en Abril del 2002.
3) ¿Chávez tendrá intenciones de perpetuarse en el poder? ¿Para que quisiera más poder? ¿Para seguir amenazado de muerte diariamente? ¿Para no tener vida y vivir custodiado eternamente? ¿De que le serviría perpetuarse?… Solo en la propuesta de reforma se incluye la posibilidad de que un Presidente que esta en ejercicio pueda ser candidato al próximo mandato, el pueblo elige o no ¿? O las seguimos creyendo masas ignorantes ¿?
4) Te informo, Que prácticamente el que apoya al gobierno esta prácticamente en la clandestinidad, esta oposición se caracteriza por ser la más radical y racista de los tiempos venezolanos, en las instituciones y en las empresas del Estado todavía después de 9 años de gobierno, tenemos un bloque burócrata de opositores que siempre han estado allí, y te cuento firmaron en contra del presidente Chávez en el referéndum revocatorio abiertamente, su gran mayoría continua en sus puestos de trabajo vociferando en contra del gobierno, con buenos cargos y mayormente son la clases más acomodada del país porque gozan de extraordinarios sueldo y beneficios

Hola Maruxa. Interesantes argumentos los tuyos. Será que tu o Domingo me puedan hacer llegar el texto completo de la reforma constitucional. (fraustoc@hotmail.com) Yo he leído en la prensa mexicana y española diversos testimonios que señalan que Chávez hizo una campaña ventajosa en los medios electrónicos, y me parecen creíbles tales afirmaciones. Pero sobretodo me gustaría conocer de primera mano la reforma constitucional chavista. Saludos a todos los blogueros: buen debate el que se ha armado.

Como dijo Marco, me adhiero a los argumentos de maruxa y Mikele. Y agrego un par de cositas más:

1) la historia reciente de los medios de comunicación en Venezuela (públicos y privados) está por escribirse aún. Más que reseñas de prensa extranjera -o de cualquier prensa, vamos- se necsita hacer investigación seria, pero no para justificar a unos y condenar a otros, sino para establecer la verdadera dimensión del asunto. Yo propuse un par de preguntas en el post pasado, con respecto a los medios en general, pero no vi que a nadie le interesaran mucho. Sigue siendo más fácil soltar afirmaciones sin la debida sustentación empírica (que es lo que diferencia la doxa de la epistema, la habladera de paja de la ciencia).

2) Me faltó decirlo en el post, pero nunca es tarde: la oposición venezolana por fin reconoció laconstitución vigente desde 1999. Para quienes no lo sabían, los que ahora la defendían de los intentos chavistas de reformarla se opusieron a su aprobación aquél año.

3) Para buscar ejemplos de la izquierda chida, bonita, buena, simpática nos podemos ir a Chile, con su presidente Michelle Bachelet: más de 300 studiantes detenidos durantes las protestas de octubre de 2006, aparte de los heridos y los reprimidos en general. ¿Cuántos casos de cada una de esas situaciones fue que mencionaste para el caso venezolano, Témoris? By the güey, buen viaje.

Salvador, estoy pendiente de enviarte la propuesta de reforma. Mañana lo hago.

Antes que nada Felicidades a los venezolanos por el triunfo del ejercicio democratico del domingo.

Felicidades Mingo por el post, lo estaba esperando desde el domingo, excelente!

Y finalmente felicidades a todos los blogueros por el buen debate que aqui se ha armado, todas las opiniones me parecieron por demas enriquecedoras.

Y bueno ya entrando al tema, probablemente Maruxa me diria como a los demas que tengo muy mala informacion, pero como muchos, lo que se, lo se por la prensa extranjera y por los posts de Mingo, asi que seguramente tampoco poseo la verdad absoluta, es por eso que por el momento me reservare mi comentario con respecto al tema y solo externare algunas dudas.

Para los que saben: en cuanto al fragmento de la re-eleccion en la propuesta, se refiere solo a un periodo? o indefinidamente como nos lo han presentado en el extranjero?

Mingo no creo que se deba ser un PhD para votar en un referendum cualquiera que sea si se trata de definir el futuro de nuestro pais, creo que es una obligacion acudir a las urnas y hacer valer nuestro derecho al voto, pero por otra parte si creo que se debe uno informar de lo que vota o no vota, en este caso la reforma, creo que por lo menos debio leerse y tener un conocimiento general de lo que estaba en juego y no dejarse llevar ni por lo de la jornada de trabajo de 6 hrs diarias,ni por la perpetuidad de Chavez; pues creo que lo que se estaba votando iba mucho mas alla de eso. Corrigeme si estoy equivocada.

Por otra parte no creo en los golpes de Estado, no importa de donde vengan, es como decir si yo pego esta bien pero si me pegan a mi esta mal, las reglas deben ser las mismas para todos y no puedo apegarme a ellas cuando me favorecen y negarlas cuando me desfavorecen, asi que justificar el golpe de Chavez diciendo que lo hizo por el bien del pueblo es usar la misma excusa que dieron los seguidores de Pinochet y ya todos sabemos como les fue en Chile y por demas esta decir que ellos todavia se lo creen.

Mingo si no fuera molestia podrias enviar otra copia de la propuesta tambien a mi mail?

Un abrazo!

Domingo:

No solo suscribo lo que dices respecto al caso venezolano sino tu opinión respecto a los medios de comunicación… para muestra un botón los medios masivos mexicanos, que ganan miles de millones de pesos en publicidad pagada por políticos no informaron de nada relevante en sus noticieros que no fuera la “reforma antidemocrática del congreso” misma que si bien puede tener muchos peros es un producto del consenso de los tres principales partidos de México incluído el PRD lo que sin duda lo vuelve una joya rara.

Buen viaje Temoris

¡Púmbala! ¡Apenas se distrae uno le caen los cocolazos!

A ver:

En días posteriores a la invasión de Irael a Líbano, escribí esto:

“Ante el enorme caudal de información que indica que Israel está cometiendo abusos, en este caso en la breve guerra de Líbano, la respuesta simple y a la mano es denunciarlo como una conspiración de “los medios”. ¿Quiénes son los medios? ¿Una organización monolítica con intereses definidos? (O sea, ¿todos los medios publican las mismas “mentiras” en contra de Israel? ¿Ni uno solo es “honesto”?) ¿Por qué querrían “los medios” jugar sucio contra Israel?

“Los dos medios de comunicación más influyentes de la Tierra en sus propios ámbitos, CNN en el de las noticias televisivas y The New York Times en el de las impresas, tienen estrechas relaciones y otorgan amplios espacios a la poderosa comunidad judía estadounidense. Ellos, junto a una infinidad de medios de los cinco continentes habitados, son cotidianamente acusados de pro-judíos. En el mundo musulmán, también se critica a un monstruo llamado “los medios”, pero por los motivos contrarios: porque son anti-islámicos y pro-israelíes. Como todos sabemos, hay medios de todas las tendencias imaginables, entre ellos antisemitas (el antisemitismo sigue siendo una realidad, por supuesto), pero también de las tendencias opuestas.

“Si parece que una mayoría de medios está denunciando los abusos de Israel en Líbano –incluidos la CNN y The New York Times–, no es una prueba de que están todos contra los judíos, más bien es la señal de que algo anda mal en Tel Aviv.”

Y más adelante, en el mismo texto, escribí esto:

“Caroline, una judía europea, me hizo llegar una carta que ha sido ampliamente difundida y es presentada asi (disponible en http://www.israpundit.com/2006/?p=2810): <>. (Mayúsculas en el original.)

“Cuando uno quiere convencerse de lo que le dicen (o reforzar su convencimiento), va a olvidar convenientemente las evidencias en sentido contrario, que en este caso son los millones de notas, análisis y artículos de opinión al respecto de abusos cometidos por/en Sudán, Afganistán, Somalia, Irak, Siria, Chechenia y un extenso etcétera, que para los ojos de un lector desprejuiciado ponen en evidencia que Israel no tiene el monopolio de las críticas, ni nada parecido.

“Es curioso que además de a los medios, se ataque a la academia: parece un autogol, ¡lo que están diciendo es que toda la gente que se dedica a escribir o a hacer investigaciones y a pensar está contra Israel! Si fuera israelí, yo me preocuparía: ¿no es que estamos haciendo algo mal? Otro asunto es que después de que hacen un importante reconocimiento (“criticar a Israel NO es antisemita”, lo cual es un paso importante para desmontar la argucia común para combatir cualquier disidencia, que es acusarla de antisemita, o sea, racista), regresan al mismo argumento: si nos critican, es porque son antisemitas. No podría haber ninguna otra razón”.

Fin de mi auto-cita.

La auto-cita es relevante porque veo que mis queridos amigos Domi y Maru están en una situación parecida. ELLOS conocen THE BIG PICTURE porque (y no aunque) están metidos en la picture. LOS DE AFUERA no pueden ver la picture porque se lam informan con los medios internacionales que SOLAMENTE se dedican a decir mentiras porque NO QUIEREN a Chávez.

Creo que es obvio que para ver cualquier BIG PICTURE hay que alejarse un poco. Los que están cerca de ella no la pueden apreciar en su totalidad. Menos aún los que están dentro de ella. Pero esto es más complicado, porque la BIG PICTURE que quieren ver Maru y Domingo no es la PICTURE DE LA REALIDAD, sino la que pinta SU CAUSA revolucionaria. Y eso está bien, pero no tanto cuando vienen a descalificar de un plumazo y sin la menor actitud reflexiva todo aquello que dicen otros que no se ajusta a la ortodoxia bolivariana.

Eso es normal cuando la gente está muy comprometida con una causa. Cuando la huelga de la UNAM, en 99-2000, pequeños grupos de activistas tomaron la universidad, se convencieron de que habían creado la primera fortaleza de la revolución, golpearon a sus compañeros y llevaron su intransigencia a tal extremo que lograron un cambio hasta poco antes inimaginable: la sociedad, que hubiera condenado la más pequeña interferencia del gobierno en la UNAM, aplaudió con una ovación la conquista de Ciudad Universitaria por la policía federal. Los huelguistas se habían alienado, habían perdido la perspectiva, habíán roto sus nexos con la sociedad, habían descalificado y condenado todas las voces de simpatizantes que trataron de advertirles que no estaban haciendo ninguna revolución ni liberando la Universidad, estaban destruyéndola y estaban ahogando al movimiento de izquierda. Amigos míos me acusaron de mentir y de ser pagado por el gobierno por mi cobertura en prensa de la huelga. Estudiantes honestos fueron expulsados a golpes y se les prohibió acercarse al recinto del conocimiento. Creo que uno de los momentos más vergonzosos de esta historia “revolucionaria” fue cuando un grupo de profesores eméritos se presentó, con sus 70 y 80 y tantos años, en territorio de huelguistas, sin mayor protección que su peso moral, a explicarles que le estaban haciendo el juego a la derecha. Los “revolucionarios” los aplastaron sin argumentos, con chiflidos, con burlas e insultos. Ahí vi cómo callaron a gritos al gran filósofo marxista Adolfo Sánchez Vázquez. Fue la plebe de los que no quieren oír más que su propia voz.

No sugiero, con esto, que el chavismo es un movimiento como el del CGH. Es obvio que sus logros no podrían haber sido alcanzados jamás por los imbéciles de la huelga. Tampoco quiero comparar a mis queridos Domi y Maru con ellos, no quiero ni podría. Lo anterior es un ejemplo de cómo uno se puede perder en la selva de sus propios ruidos.

Para conocer lo que pasa en un país es importante, claro, atender lo que dicen los medios locales. Pero con una precaución científica elemental: los elementos que existen en un medio ambiente están naturalmente influidos –alterados– por su ecosistema. Es muy difícil que los medios locales reflejen THE BIG PICTURE, casi una quimera. Para apreciar esa PICTURE hay que tomar distancia y leer lo que dicen los medios internacionales –sin pretender que esos medios, como lo sabemos muy bien, son ajenos a influencias e intereses–. En el caso venezolano esto es más urgente porque, fíjate Maru, los medios venezolanos en general destacan entre los más parciales del mundo democrático. En Israel existe Haaretz que publica escándalos del gobierno, denuncia abusos contra palestinos y cuestiona los excesos fundamentalistas. En Venezuela…

En Venezuela hay de dos sopas: los medios que utilizan todas y cada una de las herramientas que tienen para atacar a Chávez y los medios que utilizan todas y cada una de las herramientas que tienen para ensalzar a Chávez y atacar a la oposición. Todos estos movimientos de RCTV, Telesur y el nuevo canal nacional no son más que jugadas para fortalecer la presencia mediática del chavismo y ganarle la batalla al otro lado.

Es curioso que pretendas, Maru, que todo el mundo esá equivocado y que sólo los venezolanos que están ahí adentro conocen la BIG PICTURE. Tendrías que precisar que te refieres sólo a los venezolanos chavistas, porque si atendemos al resultado electoral, la mayoría de los venezolanos no comparten tu visión de las cosas, como seguramente te diste cuenta, y eso, tienes razón, no es casual. Y es curioso que primero digas que los venezolanos no son masas de ignorantes y después digas “los venezolanos nos sentimos defraudados con nosotros mismos”… no Maru, tú te sientes defraudada, los venezolanos que le ganaron a Chávez están bien contentos.

Y sobre todo, es curioso que asumas esta actitud de que todos están mal menos yo (o menos nosotros, los “de adentro”), cuando te informas en medios que no son fuentes de información fidedigna sino aparatos de propaganda. No creo que todos los medios extranjeros sean confiables, los hay muy malos, los hay muy buenos, como en todos lados. Bueno, como en todos lados, excepto Venezuela, donde todos y cada uno de los medios a los que yo tuve acceso cuando estuve allá –los chavistas y los antichavistas– son ejemplos de la desvergüenza y la manipulación informativa que deberían ser utilizados en los libros de texto para periodistas.

En Venezuela no hay información, sino una guerra propapagandística.

En cuanto a la propuesta constitucional de Chávez, que insisten e insisten en que los demás no hemos leído y que somos unos ignorantes.

En toda estrategia política, hay elementos que se destacan y que se minimizan, objetivos públicos y objetivos reales. Es normal y esto lo hace todo el mundo. Para la oposición, la manera de combatir la propuesta era destacar –y exagerar o manipular– los elementos que parecían más escandalosos o más productivos para lo que a ella le interesaba. Y Chávez naturalmente quiso destacar los elementos más atractivos para la población, como la jornada de seis horas (una locura típica de los estados que padecen la maldición de los recursos) y dorarles la píldora de los elementos más polémicos.

Lo de la constitución más avanzada del mundo lo dicen los venezolanos y un respetable pero limitado grupo de pensadores que escribe en esa terrible y nada confiable prensa extranjera y que ve en Chávez una esperanza para la izquierda. Habemos otros a quienes nos gustan unas partes y otras no, como es normal. Lo curioso es que a quienes la hicieron a su modo les deje de gustar nada menos que el 20% de ella sólo unos añitos después. No recuerdo otro caso similar de súbito arrepentimiento paternal. Pero se vale, si los venezolanos lo hubieran aprobado, está bien.

El problema es: ¿cuál era el fondo de todos estos cambios? ¿La jornada de seis horas y otros beneficios sociales? No, colegas. Eso era sólo el doradito para hacerlo más bonito y tragable. La píldora era el reforzamiento del ya enorme poder de la figura presidencial.

Donde antes hubo devolución de poder (más poder en los niveles locales, los de los alcaldes, menos en el centro), retroceso, de rereso para Chávez, cabeza indiscutible del poder popular. Donde se quiso que algunas decisiones económicos fundamentales estuvieran fuera de los vaivenes de los intereses políticos (es decir, en manos de los economistas del banco central, en lugar de los gobernantes), van de vuelta al presidente. Donde el propio Chávez introdujo la figura del referendo revocatorio, que podría ser solicitado por el 10% de los votantes, se elevó el requisito hasta 30%, lo que significa hacerlo prácticamente inútil o definitivo: esa un número altísimo que no se puede alcanzar, y si alguien lo hiciera, tendría el resultado ganado de antemano porque con abstenciones de 50% del total de electores, el 30% de ese mismo total equivaldría al 60% de los votantes. El presidente, además, podría crear territorios, nombrar autoridades locales, en fin: Chávez juega, los demás miran.

Si eso es lo que hubieran querido los venezolanos, era su decisión. No lo quisieron.

Pero ¿qué estaba pasando con Chávez? ¿Son estas concentraciones de poder normales en un régimen democrático? Sí, en las democracias dizque socialistas. Antecedentes los podemos encontrar en Stalin, Mao, Kim Il-SungCastro: el jefe decide todo. La diferencia es que ellos llegaron al poder gracias a grandes guerras y Chávez por los votos. Pero Chávez quiso ganar el poder, primero, por las armas. Y tal vez de ahí le quedó la tendencia a comérselo todito. Y para siempre, si se puede: por eso otra gran idea de Chávez, la reelección indefinida (no, Maru, en Francia no existe más que una sola reelección presidencial).

Esto es una enfermedad, amigos, se llama poder. Megalomanía. Esta idea de que yo soy indispensable. ¿Por qué no podía Chávez contentarse con cumplir los términos de la constitución que él mismo redactó y retirarse en 2013 –como ahora tendrá que hacer a regañadientes? ¿Por qué se considera que es indispensable que el líder continúe allí, ad eternum? ¿Qué no tienen a nadie más en Venezuela?

El problema de Venezuela y de muchos países latinoamericanos es la falta de consolidación –y responsabilidad– de los partidos. No hay plataformas ni programas que aglutinen a la gente en un gran proyecto nacional (el socialismo del siglo XXI es todo y nada, una ocurrencia más de Chávez), así que los ciudadanos sólo encuentran motivación en grandes caudillos. Y los que están alrededor de ellos se mueren de miedo porque sienten que, si el caudillo no está, serán desplazados. Así que hacen lo posible por su perpetuación.

Cuando el caudillo se cree indispensable e insustituible, pierde respeto por los demás, por los que piensan diferente, por su propio pueblo. Se les sube el paternalismo, y los padres se creen justos cuando castigan, de lo que deviene el autoritarismo. Toda esa concentración de poder, esa puerta abierta a la perpetuación en el poder, y además esa manera abusiva de actuar en el poder, me hacen pensar que Chávez iba directo a establecer un ambiente cada vez más autoritario.

Y no soy el único: si a algunos venezolanos no les gusta escuchar nada de lo que se dice en el extranjero, si es crítico, ni nada de lo que dice la oposición, porque son unos escuálidos traidores, entonces veamos lo que dijeron personajes del chavismo que también vieron las aristas peligrosas del proyecto constitucional: “Muchos de los artículos desprecian la esencia de la democracia”, dijo Ismael García, del partido Podemos. “Las democracias deberían ser muy cuidadosas en que haya división de poderes, con contrapesos. Esta reforma pondría en riesgo la institucionalidad democrática”, dijo el general Raúl Baduel (¡oh!, ¡diablos! Pero como estos señores no estuvieron de acuerdo con la propuesta, ¡ya juegan en el equipo de los malos! ¡Ya no son buenos chavistas y lo que digan demuestran que son cachorros del imperio! A pesar de los queríamos tanto cuando estaban siempre de acuerdo con Chávez… a pesar de que tratamos a Baduel como héroe cuando salvó a Chávez en el golpe de Estado…).

Lo genial es que los venezolanos han sabido ponerle un alto a Chávez (y no, no se sienten defraudados). No de una manera brutal, no le dijeron “Chávez, lárgate”, como lo quieren interpretar algunos interesados en la oposición. Todavía puede llevar a cabo su proyecto sin sentir que su legitimidad ha desaparecido. Espero, sin embargo, que de todo esto haya aprendido que ni es indispensable, ni puede concentrar todo el poder ni puede seguir aplastando a los contrario. Y sería bueno que algunos de sus seguidores se replantearan si tener un caudillo es mejor que tener un presidente.

Como siempre llego muy tarde al debate, pero haré lo q se pueda, jjij..

Es difícil seguirles el debate aquí en MA, muchas opiniones valiosas y uno q otro impresentable por allí, pero mi humilde opinión es; Del referéndum, como todos dicen, gano la democracia, y demostró su madurez. Felicidades Panas! Aahh, también reconozco que como mexicano me quedo un sentimiento de envidia (de la buena) al seguir el proceso, me encantaría que existiera referéndum en México (creo q en algunos estados hay). Del proceso, lo seguí por TV (CNN), y aunq tuvo momentos un poco tensos (antes de que el CNE diera el primer boletín, cuando el ejercito no dejo pasar a los del NO) al final se vio que el proceso fue eficiente y transparente. Así como cuando Chávez reconoció el resultado (me revente el rollo d 1 hora!!!), se confirmo la solidez de las instituciones venezolanas. También cabe mencionar q mis afirmaciones para muchos pueden ser confirmaciones, ya que para mi es el primer proceso venezolano q sigo.

De la propuesta, debo de reconocer que la información que tengo disponible es sesgada e incompleta, pero no tengo otro punto de referencia para opinar.

Pero me imagino q el apoyo mostrado a la propuesta y a Chávez es debido a su política de apoyo social, ya que ha puesto en marcha programas sociales importantes en la lucha contra la pobreza, algunos casos antes inexistentes y que no marcan rasgos ideológicos si no de gobiernos eficientes.

Pero de los pocos elementos que tengo debo decir que a mi juicio hay dos que siento contraproducentes, la reelección indefinida y el control del banco central (BC) y política monetaria.

La reelección indefinida la veo con malos ojos, y posiblemente muchos de los mexicanos coincidirán conmigo, debido a q en México tiene un peso enorme desde el punto de vista histórico, por eso lo vemos muy mal. Pero eso no quiere decir que esto sea un proceso contraproducente para todas las sociedades, ya que hay países que tienen formatos similares, claro esta, con sistemas de gobierno diferentes.

De la centralización y falta de autonomía del BC y política monetaria, debo decir que es muy contraproducente a largo e incluso mediano plazo, la evidencia empírica muestra que todos los países (izquierda y derecha) que le han dado autonomía a su autoridad monetaria han tenido buenos resultados en control de precios. Politizar este instrumento es un riesgo altísimo, ya que las facturas las pagas en largo plazo, y revertir los males de la inflación cuesta muchos años de pérdida de poder adquisitivo de los pueblos en cuestión, (cabe mencionar que cuando hay inestabilidad de precios, los especuladores siempre son los ganones). Y cuando los BC´s no gozan de autonomía es muy fácil politizar la política monetaria. Ahora, no digo q si el gobierno tiene el control del BC lo tenga que hacer mal forzosamente, pero las tentaciones de politizar este instrumento son peligrosas, y conociendo la situación venezolana, se puede dudar.

En conclusión, no dudo de las bondades en materia de lucha contra la pobreza y derechos humanos de la propuesta de Chávez (aunq no la conozco, también me la mandan), pero para la reelección no lo veo bien por la historia mexicana (q no forzosamente se repite en otros lados), y en materia de control de precios, los venezolanos en caso de volver a votar algo similar se lo tienen que pensar mucho, pq los costos no los pagan ustedes, los pagas sus hijo, y con intereses muy altos.

PD. Q bien se vio Chávez el domingo en la noche (lunes), lastima q durante la semana ya los haya regañado.

Mingo,
Coincido contigo sobre el tema de ser experto o no en alguna materia para poder votar, ya que en México hay muchos legisladores que no son expertos en nada (PAN, PRI, PRD) y votan leyes sin consultarnos, entonces, que diferencia tendría si los electores votan en temas de interés nacional. Por eso me encantaría q en México tuviéramos un mecanismo como el referéndum.
Y de las opiniones con mayor o menos información, q si son de dentro o de afuera, bueno, siempre se respetara lo que decidan como sociedad, pero en algunas ocasiones no estar adentro puede quitarte información pero también ruidos, y estar adentro darte información pero perder objetividad por los ruidos mismos.

Yaotzin,
Con respecto a lo que comentas de que si la democracia venezolana tiene buenos fundamentos, y ¿si Chávez hubiera ganado los anteriores procesos?, sin conocer a profundidad el caso venezolano creo que en este tema juega un papel importantísimo la oposición, ya que tuvo actitudes anteriores muy lamentables, como intentar golpe de estado y retirarse de elecciones para deslegitimizar los procesos, tal como explicó Maru.
Creo q lo q necesita Venezuela es una oposición buena, que tengas opciones viables, esperemos q salga algo de los estudiantes o Baduel.

[…] de estas cuestionas ya las adelantaba en el análisis del referéndum constitucional del año pasado. Las voy a recordar brevemente para luego proceder a comentar los elementos que a […]


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: