Sociedad Zombi: Texto políticamente incorrecto: las jaulas de cristal del mundo gay

Posted on 2 diciembre, 2007. Filed under: Catalina Gayà -Barcelona | Etiquetas: , |

Por Catalina Gayà / Barcelona

Sociedad zombi de hoy es políticamente incorrecta pero es, sobre todo, la puerta para que se abra un debate sobre las reglas sociales y todo aquello que se espera si se quiere pertenecer a una comunidad. Sociedad zombi de hoy nació en agosto cuando en El Periódico de Catalunya me pidieron un artículo sobre el mundo gay en Barcelona. La excusa era la celebración de un festival gay en la ciudad. Se tenía previsto que al evento asistieran 30.000 personas. No sé si al final fueron 30.000, pero lo que sí es cierto es que la ciudad se llenó de gays. A priori, este podría ser un signo de apertura de la ciudad. Barcelona ya es la capital gay del sur de Europa. Barcelona, una de las ciudades más tolerantes de Europa. No sé si es realmente abierta o si es de cara a la galería, pero lo cierto es que un 2% de los turistas que visitan la ciudad, unos 240.000, buscan una oferta de ocio homosexual.

Para escribir el artículo Barcelona invita a salir del armario estuve una semana metida en el gay Eixample -el barrio de la ciudad en el que se encuentran hoteles, restaurantes, 80 locales de ocio, saunas librerías gais o gay friendly-y fui a una macrofiesta gay . En esta, solo éramos tres mujeres, unos 10.000 hombres musculosos y todo un mercado de pastillas. Ellas, entre las que me incluyo, eran la fotógrafa, yo misma como reportera y una chica que trabajaba en un chiringuito gay de la playa. Fue una semana en la que me metí de lleno en eso que se llama cultura gay.

Fue realmente chocante. Me encontré un mundo lleno de reglas sociales, de normas de conducta, de dictámenes sobre lo que hacer y lo que no hacer para pertenecer al mundo gay, lo que hay que ponerse, los músculos que uno debe tener, lo que uno debe decir, los hoteles a los que uno debe ir. Lo más raro fue encontrarme con un hotel hetero-friendly. Toda la vida pensé que como colectivo el gay ha tenido que luchar mucho para tener garantizados sus derechos. Aun así, por lo que vi, la consecuencia de esta lucha no ha sido crear personas más tolerantes. Lo que yo me encontré era todo lo contrario. Aquí va un trozo del artículo.

“El semáforo está en rojo y en la esquina de la calle de Diputació con Aribau, en el distrito del Eixample, una pareja de gais guapos y musculosos aprovecha para darse un piquito. Cruzan y se encuentra con otra pareja bonita -inglés-brasileño- que desayuna en una terraza de una cafetería de diseño. Tras saludarse y despedirse en inglés, la pareja se topa con un turista que los mira asombrado. Ellos ni se dan cuenta y desaparecen en una tienda de ropa con la bandera del arco iris. El asombrado entra en la librería Nosotr@s, un espacio para mujeres lesbianas. Este turista se llama G. A, es siciliano, gay y desde que llegó a Barcelona, el pasado miércoles, confiesa que no hay manera de quitarse la mueca de asombro de la cara: «En esta ciudad la gente es de mente abierta. Italia es un gran armario donde nosotros no nos podemos expresar libremente. Aquí conoces gente, te puedes mostrar en la calle y no pasa nada».

Giovanni se hospeda en el Hotel Axel, el primer hotel gay del mundo, y ha llegado a Barcelona encandilado por «toda la gente que mueve el Loveball», uno de los festivales gais más importantes de Europa y que espera atraer, desde el pasado miércoles hasta el próximo martes,

30.000 gais y lesbianas. De momento, Giovanni no ha salido del Gaixample -el epicentro de la oferta de ocio, hospedaje y cultura gay de la ciudad- y tampoco tiene claro si lo hará en los próximos días. Aquí parece sentirse mejor que en su casa: está todo lo que busca y es un buen escaparate para mostrarse y conocer a otros gais”.

Quizá esté equivocada. Quizá me dejé llevar por esa idea de que los que un día han tenido que vivir discriminados, luego viven el derecho de la libertad casi de manera natural. No es lo que encontré. Una lástima. Salimos de la macrofiesta pensando que éramos un desastre. Íbamos mal vestidas, no teníamos esos cuerpazos. Por la mañana, abrí los ojos y me di cuenta de todas las reglas a las que tienen que atender estos hombres y recordé que gay significa alegre. Yo no vi mucha alegría. Vi cuerpos trabajados y soledad. Me dieron ganas de coger un altavoz y gritar abajo las normas, que se abran jaulas sociales. Quizá me equivoque. ¿Qué piensan?

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

10 comentarios to “Sociedad Zombi: Texto políticamente incorrecto: las jaulas de cristal del mundo gay”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

Jejejeje…
Es verdad el mundo gay esta muy lejos de ser alegre y menos aun feliz…
Pero eso que tu muestras son los Gais plasticos, me imagino que hay muchos otros que son de carne y hueso y no tienen nada qe ver con lo qe tu cuentas…….

Catalina, muy a mi pesar tienes razón. Hay muchos gays que creen sólo en el mundo de cartón-plástico que ofrecen discotecas de Barcelona como Arena, Salvation o Aire, o bien hoteles como el Áxel… pero me gustaría pensar que también hay otro perfil de gay: el que no se pasa el día en el gimnasio, el que no viste de Dolce&Gabanna y el que tiene vida más allá del colectivo homosexual.

Qué onda, Catalina. Tu texto ciertamente es políticamente incorrecto, tanto que es difícil opinar al respecto. Las jaulas sociales que viste y luego relataste están en el mundo gay y en otros muchos. ¿Podemos escapar a ellas? ¿Qué tantos pasos podemos alejarnos de nuestras propias jaulas sociales? Es difícil saber hasta dónde podemos soltarnos las amarras. Y en el tema que tocas, insisto, opinar es difícil porque, lo sabemos, corremos el riesgo de ser tachados de intolerantes, machistas, conservadores… Lo más interesante del asunto es que en cualquier subcultura se van generando reglas de comportamiento que incluyen o excluyen. En el mundo gay también, tanto como en otros submundos: los grupos ultraconservaores, las feministas, los que quieren que todos nos preocupemos y seamos activistas de alguna causa específica, como los defensores del no maltrato a los animales o los briosos ambientalistas. En fin. Buen tema. La inteligencia del reportero, pienso, está en saber ver los matices de las cosas, los relieves, y luego contarlos. Por eso eres una profesional de este oficio, querida Cata…. .

Realmente estaba nerviosa con las respuestas al artículo porque tenía miedo de que todo, absolutamente todo, fuera leído como demasiado generalista. Por supuesto, mi comentario no era para la comunidad gay en general. Hacía referencia a lo que vi durante la semana que se celebró ese evento y que se dirige a un público muy concreto y en una ciudad extremadamente plástica. Lo que me chocó mucho, y vuelvo a repertirlo, es que una comunidad que se ha dado el tiempo y la oportunidad de pensarse, de definir su identidad –aunque fuera en una situación de respuesta a la discriminación a la que era someida– ahora permita que haya tantas y tantas reglas, normas de conductas y hasta estratificaciones. Estoy de acuerdo con el Chava en que en cada subcultura hay un montón de reglas que definen a aquellos que pertenecen a una comnidad frente a los que no. Cualquiera de nosotros consciente o inconscientemente asumimos reglas solo por haber nacido en una u otra cultura, familia… Matrix, sin duda, funciona. Insisto en que el texto es una reflexión sobre cómo acabamos aceptando unas reglas sociales cuando hemos luchado contra ellas y creo que la historia de lucha de la comunidad gay es suficientemente conocida. Para mí, vuelvo a decirlo, quizá por ingenua, fue triste. Fue como si otra vez más las personas hubiéramos perdido la oportunidad de crear algo mejor, sin discrminación, reglas….Será que tengo alma de anarquista.

Estoy de acuerdo con lo que comenta Salvador en torno a las subculturas y las reglas que imponen para incluir y7o excluir. En el caso de los gays, como en el de los negros, no hay que dejar de recordar que durante muycho tiempo han estado sometidos a una discriminación bastante fuerte. el imponer sus reglas les garantiza -yo supongo que lo hace o que por lo menos así lo esperan ellos- un espacio en el que no sufren esa discriminación (porque no existe, la vaden, la anulan o lo que sea).

Por otra parte, que el texto sea políticamente incorrecto no quiere decir que no diga verdades o que los argumentos sean falaces. A mi me pareció muy bueno.

Catalina,

Como bien dices, no hay que generalizar. Sabes que en el colectivo de gays y lesbianas hay de todo: gays súper fashion obsesionados por la imagen y el culto al cuerpo, y lesbis de diseño. Y también hay gays y lesbis que en nada parecen distintos del resto de los mortales. Y en la rueda del consumo está entrampada muchísima gente. Los gays y lesbis divinos de la muerte, simplemente han creado su propio rubro de consumo, pero la exaltación de la imagen es una trampa en la que está metido medio mundo.

Tu texto y apreciaciones son realmente interesantes Catalina. Disfruté mucho el leerte. Tienes una sensibilidad y mirada sociológica aguda sin ser dura.

Esas limitaciones y reglas sociales que nos cuentas, he tenido la oportunidad de conocerlas en México, durante casi dos meses. Trabajo en la coordinación de un programa de prevención de salud sexual dirigido a varios públicos, entre ellos, hombres que tienen sexo con hombres, que incluye a bisexuales, gays, transvestis y transexuales. Comencé a describir lo que he conocido y me salió un texto tan largo que creo da para colocar un post la próxima semana, así que ahí continuaré el tema que abriste.

Por ahora, entiendo el punto que Salvador y Mingus y Catalina comentan. Todos los grupos culturales tienen reglas de comportamiento que, en la medida que se repiten, cumplen con la fusión de cohesionar y robustecer su identidad. Lo que parece paradójico, como comenta Catalina, es que siendo grupos que desde diferentes frentes luchan por ser aceptados, se llenen de códigos y normas para auto-aceptarse y aceptar a los demás.

Pienso que para mí, no son particularmente los códigos y códigos de identidad los que me causan el mayor ruido. Creo que siendo la comunidad homosexual un batallón realmente considerable, les está faltando esa capacidad de reinvención de la que hablaba Octavio Paz, para crear sus propios códigos. Me doy cuenta que se limitan a reproducir lo comúnmente esteriotipado. Así que este será un tema del que escribiré para la próxima semana. Y desde luego, cuidaré de la observación de Javi, en estas reproducciones de lo establecido está metido medio mundo.

A titulo personal diré q si me ha tocado de pronto alguien q tiene la sensación de ser mejor el como gay q yo como mujer, pero imagino q es como en todo, los humanos somos complicados de por sí.

Pues catalina, respeto tu opinion pero creo como tu bien preguntas, que te equivocas, yo no pertenezco a ese club gay, pero soy gay y de vez en cuando salgo por estos locales de barcelona del barrio del gayxample y la verdad que yo no lo veo asi, yo te cuestiono algo, que una bar musical o discoteca “hetero” de las cuales yo frecuento bastante no hay heterosexuales totalmente musculados y vigorexicos con su aspecto? cierto no? pues lo mismo pasa en el “mundo gay” o “locales gays” hay de todo, como en botica(como dice mi abuela).Y por cierto yo soy un chico wapo, pero no por ser gay, sino porque nací asi (gracias a dios, y a mis padres,jeje)pero no tengo un cuerpo 10 y creéme no me importa,te doy la razón con el tema del chico extranjero que quedo boquiabierto al ver aquella pareja gay comportandose como hetero, en mi grupo conocimos un francés, y en la discoteca estaba asombrado de la libertad que en ella habia, habia chicos besandose, bailaban juntos…etc…y le sorprendio muchisimo, repito y doy gracias a dios y a una politica zapateriana que esto aqui en españa dia a dia sea lo mas rutinario, porque gays de siempre ha habido y siempre habrá, entonces si esto es así porque no otorgarle los derechos de los heteros, como cualquier ser humano, ¿no crees?.Tambien decirte que por el echo de ser gay no te me imagines como la tipica locaza (hombre amanerado) pues realmente no lo soy, y por una parte me hubiera gustado serlo,ya que esto me hubiera evitado tener que salir del armario para la gente.Siendo Heterogay nadie se imagina tu condición sexual y aún les choca mas, porque el gay que nace es mas aceptado que el gay que se hace.Ya desde pequeñito saben que es amanerado y ya lo van aceptando, en fin no quiero alargarme mas, un beso catalina y te recomiendo que vuelvas a ir a un pub o disco gay,si te deja entrar el portero, tranquila que alli ninguna hombre te agobiara!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: