Venezuela: Socialismo del siglo XXI

Posted on 16 noviembre, 2007. Filed under: Domingo Medina -Caracas | Etiquetas: , , |

Por Domingo Medina / Caracas

Advertencia preliminar

Soy chavista y apoyo abiertamente al gobierno de Venezuela. Lo digo de entrada porque esa condición de alguna manera influye en el análisis que a continuación presentaré acerca de la propuesta de reforma constitucional que será sometida a referéndum el venidero 02 de diciembre. Eso no quiere decir, sin embargo, que soy un publicista o propagandista del gobierno; tampoco soy un profeta, pontífice o evangelizador bolivariano. Supongo que el gobierno ya los tiene y que además les paga por ello. Por lo tanto, no es mi intención ganar adeptos al “proceso” ni convencer a nadie de las bondades de la “revolución bolivariana”; sólo quiero presentar mi análisis y que ustedes lo lean como lo que es: el análisis de un chavista que intenta ser objetivo pero que no escapa a la realidad de su país.

La propuesta de reforma constitucional

La iniciativa de reformar la constitución nacional partió del presidente Hugo Chávez, quien planteó reformar 33 artículos; esta propuesta sufrió algunos cambios, pues la Asamblea Nacional agregó 36 artículos luego de un período de consulta popular, en la que, entre otras actividades, se llevó a cabo en lo que aquí se ha llamado parlamentarismo de calle, con alta participación popular, aunque los sectores de oposición tuvieron escasa o nula participación en este tipo de consulta por razones atribuibles tanto al gobierno como a la misma oposición. También los intelectuales, dirigentes de oposición, editores y miembros de los medios de comunicación y demás representantes de las llamadas fuerzas vivas hicieron sus planteamientos ante la comisión de la Asamblea Nacional encargada de estudiar la propuesta de reforma. Claro está que no todos los que participaron en las consultas lo hicieron para enriquecer el texto; algunos lo hicieron para explicar las razones por las cuáles ellos consideraban que no era pertinente la reforma o por qué se oponían a cambiar determinados artículos.

Esta aclaratoria no es banal. En primer lugar porque significa que la propuesta ha sido discutida y cada quien ha puesto sobre la mesa las razones que le asisten; y en estas semanas de campaña (las dos pasadas y las dos que aún restan) la situación es la misma, a pesar de que algunos sectores parecen más interesados en propiciar la violencia y no el debate. En segundo lugar, es pertinente destacar que si bien la iniciativa de la reforma partió de Chávez, la propuesta final contempla 36 artículos más -incluso, algunos artículos propuestos por Chávez fueron modificados a raíz de las consultas realizadas-, por lo que no se podría hablar, strictu sensu, de “la propuesta de Chávez”, sino de la propuesta del chavismo, lo cual tiene sus diferencias.

La propuesta de reforma constitucional y el socialismo del siglo xxi

En la campaña electoral pasada -por las presidenciales- Chávez dijo que quien votara por él estaría votando por el socialismo, concretamente por lo que ha llamado socialismo del siglo xxi, para diferenciarlo de los socialismos del siglo xx, aunque no se puede decir que tengamos una definición precisa del término (y quizás nunca se tenga, por lo que el mismo concepto implica). Sólo algunas notas que apuntan hacia o vislumbran un programa socialista y que, en opinión de Chávez, pasa por darle el poder al pueblo; no acercar el poder al pueblo, ha repetido en muchas ocasiones, sino dárselo o crear las condiciones o posibilidades para que el pueblo ejerza directamente el poder, entendiendo al “pueblo” en un sentido extenso como todos los ciudadanos de Venezuela, pero también en un sentido estricto como los excluidos, los marginados, los que no sólo no se beneficiaron de los sistemas democráticos liberales sino que fueron explotados y depauperados por dichos sistemas.

Es muy difícil resumir aquí la propuesta de reforma, pero entre muchas otras cosas y con respecto a lo que vengo comentando, la misma contempla la jornada laboral de seis horas (y un máximo de 36 horas semanales); el establecimiento de un fondo para garantizar la seguridad social a los trabajadores no dependientes y a las amas de casa; la educación gratuita y obligatoria para primaria y secundaria; la posibilidad de decretar zonas de administración federal (territorios federales y distritos funcionales, con autoridades designadas por el presidente de la república), previo voto favorable de los habitantes de las zonas afectadas, con la finalidad de promover el desarrollo en las zonas de muy baja densidad poblacional y difícil acceso a los servicios básicos; la constitución de los consejos comunales (conformados hasta por un máximo de 400 familias), para la planificación, ejecución, control y evaluación de las obras que afectan directamente a los vecinos; la creación de los bancos comunales, para impulsar los microcréditos (siguiendo la iniciativa de Muhammad Yunus y el Grameen Bank) y llevar a cabo la gestión financiera de los consejos comunales; la introducción de la propiedad social, directa (comunitaria, colectiva, no estatal) e indirecta (estatal); los consejos del poder popular (comunales, obreros, estudiantiles, campesinos, indígenas, etc.), la cogestión y la gestión directa de los obreros; la prohibición de los monopolios y el latifundio; la propiedad exclusiva del Estado sobre los hidrocarburos y demás recursos estratégicos (agua, entre otros) y la prohibición de otorgar a la inversión extranjera condiciones más favorables que a la inversión nacional.

Las críticas de la oposición

Las diversas críticas que desde sectores opuestos al gobierno se le han hecho a la propuesta de reforma constitucional se concentran en torno a la reelección presidencial y las potestades que la constitución otorga al presidente de la república, la propiedad privada y la educación. En cuanto al primer aspecto, se alega que no poner límites a la posibilidad del presidente -no de Chávez, sino del presidente en ejercicio, sea quien sea- de postularse a la reelección limitaría la alternancia, además de otorgarle las ventajas propias del ejercicio de la función ante los oponentes; del mismo modo, la oposición acusa a Chávez de pretender “ideologizar” a los venezolanos con su proyecto educacional, de crear las condiciones para expropiar a todos aquellos que se oponen a su gobierno y de pretender eliminar la propiedad privada.

La oposición al filo de la legalidad

Tal como están las cosas, las posibilidades de que la reforma sea aprobada son altísimas (encuestadoras para nada chavistas le otorgan porcentajes cercanos a los 60 puntos). Así, el panorama para la oposición es terrible, por lo que en su seno se enfrentan dos tendencias: la que reconoce el juego democrático y entiende que la última palabra la tiene el pueblo y por lo tanto llama a votar en contra de la propuesta; y la que, anticipándose a un resultado adverso y cegada por la inmediatez de salir de Chávez a como dé lugar, critica acerbamente a quienes llaman a votar y reconocer los resultados del referéndum, hace desesperados llamados públicos (y para nada disimulados) a la subversión y al golpe de Estado (Coup d’État). Este último sector de la oposición ha estado creando disturbios y manifestaciones violentas, forzando al máximo la situación y colocándose al límite de la legalidad para justificar salidas no constitucionales. Pareciera que este último sector es el que domina, ya que es el que más espacio gana en los medios de comunicación y esto, en la Venezuela de hoy, es un dato muy importante.

Nota del editor: El próximo lunes, Salvador Frausto publicará un artículo sobre el enfrentamiento entre Hugo Chávez y Juan Carlos de Borbón. Sugerimos reservar los comentarios sobre ese asunto para entonces. Gracias.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

15 comentarios to “Venezuela: Socialismo del siglo XXI”

RSS Feed for Mundo Abierto Comments RSS Feed

No por nada eres amigo de Temoris, siempre tan imparcial. Por lo que veo solo un rey (¿Qué hace un rey en una democracia?) se atreve a callarlo porq en su país cuenta con el apoyo de las mayorías. Yo también votaría por renovar la constitución mexicana aun que con nuestros políticos no creo pues solo les interesa dormir y aumentarse el sueldo. Un abrazo a Roura

Primero que nada, creo que está muy claro que los pueblos tienen todo el derecho de escoger el rumbo por el que quieren ir. Si algo no le ha faltado a Chávez son las consultas democráticas: una y otra vez, en elecciones o referenda, ha obtenido mayorías de entre el 50 y el 65%, mientras que la oposición, que da pena, grita, se divide, insulta y no acepta: primero dar un golpe de estado que reconocer la derrota.

Dentro y fuera de Venezuela se hizo escándalo por el anuncio de introducir el socialismo en la enseñanza pública. ¡¿Ideología en la educación?! ¡¿Cómo?! Escandalizarse por eso, como si fuera novedad, es mera ignorancia. La educación es el instrumento ideológico más importante de cualquier sistema de gobierno. ASí se forman naciones: las escuelas ayudan a crear y promover una identidad nacional. Así se trata de describir al mundo: por eso el movimiento en EU para suplantar la enseñanza de la evolución por la del creacionismo y su versión moderna, el diseño inteligente. Así se quiere afianzar el capitalismo: por eso la ofensiva en todo el mundo para reemplazar las facultades de Economía por las escuelas de negocios. Así se adoctrina a los muchachos: por eso en España el Estado paga a los maestros de religión que designan los obispos y enseñan en las escuelas públicas (como quiere el arzobispo Rivera que se haga en México también).

No fue a Chávez al primero que se le ocurrió. Hace 70 años, en México, Lázaro Cárdenas introdujo en la constitución la frase: “La orientación de la educación será socialista”. Y con ello vivimos (sin que nos pareciera escandaloso ni terrible –y sin que eso convirtiera a todos al socialismo) hasta que Carlos Salinas lo borró de la Carta Magna.

Ahí más o menos, Chávez está definiendo un proyecto, que va a someter a referéndum. Y si el pueblo lo aprueba, no habrá nada más qué decir. Tan tan.

El problema es que Chávez, por bien respaldado que esté por millones de votos, está claramente dirigiéndose al autoritarismo. Como Domingo bien sabe, existen dictaduras de las mayorías: no porque la discriminación racial en EU, antes del movimiento por los derechos civiles, estuviera sustentada en el apoyo electoral de la mayoría blanca se trataba de algo legítimo, justo o aceptable. Chávez está actuando de una manera que hace suponer que el hombre enloqueció: no tiene contrapesos que le pongan límites, tiene poder político y económico y los está usando de una manera abusiva. Se ha decidido a absorber todo el espacio político y, cuando uno de sus aliados ha puesto reparos (el partido Podemos), de plano los acusa de traidores. Globovisión critica el cierre de RCTV y la amenaza con ser la próxima en su lista negra. Tiene un pleito con un señor que se llama rey y anuncia que se va a poner a nacionalizar empresas españolas. Domingo podría poner 100 ejemplos más.

Chávez es un bufón peligroso. Él cree que tirar largos discursos y enfrentarse verbalmente contra Washington lo va a convertir en el Fidel Castro del siglo XXI. Pero está obviamente a años luz de él: la formación teórica y política del abogado y comandante cubano es incomparablemente más profunda y sólida que la del boina roja venezolano. Sus discursos son grandes ejemplos de oratoria y visión. Sus ataques contra Washington fueron impresionantes por su cálculo, su sentido táctico y estratégico, su oportunidad. Y por su manejo de las reglas de la diplomacia. Castro es un estadista que hizo de su pequeña isla un importante jugador regional, sin petróleo. Chávez es un bravucón de callejón que puede hacer lo que hace porque tuvo la gran suerte de sentarse en un barril de petróleo cuando los precios se iban al cielo. Sin dinero, Chávez no estaría allí, soñando con eternizarse en el poder como lo hizo Fidel.

¿Quién, entre la gente en la que él confía, le habla con franqueza a Chávez? ¿Quién le dice: “Hugo, la estás regando gacho”? ¿Quién trata de hacerle ver que se pasa, que ayer hizo una Constitución a su gusto y ahora quiere cambiar el 20% de ella, que una Carta Magna no está ahí para ser tachoneada cada vez que al líder supremo se le antoje? ¿Quién le puede advertir del peligro de convertirse en un dictador con amparo democrático? ¿Quién le explica que las libertades básicas de muchos venezolanos se están reduciendo por las actitudes del presidente? ¿Quién le muestra que su estilo en las relaciones internacionales lo aproxima más a la categoría de Bush y Fox que a la de Castro y Lula, y que está dañando la posición de Venezuela?

Si los venezolanos quieren socialismo del siglo XXI (aunque nadie sepa qué es eso), muy bien, es su decisión. Pero al rato, Chávez les va a volver a cambiar la jugada. Porque lo que están comprando no es socialismo, sino caudillismo ad eternum.

Querido Domingo:

Se te agradece la brevedad, precisión y sinceridad (en la advertencia preliminar) de tu artículo. De lo expuesto, entiendo que El Socialismo del Siglo XXI propuesto por el presidente Chávez está fragmentado en dos partes un tanto antagónicas: la discursiva y la vida real. En lo escrito se deja entrever la serie de argumentos mañosos que pretenden justificar las reformas constitucionales. Afianzar el poder con el amparo de la Constitución y obtener la aprobación de “el pueblo” mediante ciertas reformas de verdadero bienestar social (reducción de la jornada laboral) es un truco bastante viejo; se pide demasiado en comparación con lo que se ofrece. El hecho de que una parte de la oposición intente de forma violenta sabotear las reformas, no contradice la centralización en el poder presidencial, en Chávez y sus sucesores, que las mismas acarrearán.

Un abrazote

Margarita

Querido Mingo,

Bueno post, ya lo venia esperando desde que recibi el correo con la agenda de la semana.

Venezuela tiene derecho de elegir a quien quiera para dirigir al pais, lo mismo para cambiar su constitucion cuantas veces lo decidan, no se cuestiona. Hay muchas cosas buenas en la reforma propuesta por el “chavismo” el problema que a todos preocupa es a donde se dirige Chavez y Venezuela junto con el, una dictadura democratica??? un autoritarismo totalitario???? lo que paso con RCTV indigno a muchos y muy claro dejo Chavez que o se esta con el o se esta contra el y ya vimos lo que pasa cuando no se esta con el.

Creo firmemente que un presidente debe gobernar para todos, aliados y opositores y me parece que Chavez no lo hace, esa seria mi critica.

Una pregunta, en la reforma a la Constitucion en alusion a la re-eleccion, cuantas veces podria elegirse el presidente en turno??? indefinidamente como se ha estado manifestando por la oposicion? te pregunto porque aca tan lejos uno se entera solo por lo que dicen los noticieros pero a ciencia cierta no conocemos bien la propuesta, de ser asi donde quedaria la democracia? en los libros?

Un abrazote Mingo!!!

He pasado de vez en cuando a leer los comentarios, pero lamentablemente hoy no tengo tanto tiempo como quisiera para responderlos, porque todos plantean cuestiones muy importantes, que no sólo atañen al caso venezolano sino que, en mi opinón, configuran un debate que nos interesa a todos, dondequiera que estemos. Un sólo ejemplo: cómo vamos entendiendo la democracia acá en Venezuela a la luz de la “Revolución bolivariana” y si esto tiene o puede tener implicaciones más allá de nuestras fronteras. Así las cosas, prometo (o amenazo, según gusten) con un nuevo post en el que responda a estas cuestiones.

Por ahora me contenta saber que el tema de Venezuela no les es indiferente. Muchísimas gracias por leerme. Teresita, Margarita, María: un verdadero gusto placer tenerlas por aquí. Un beso para ustedes.

Ese Domiiii qué ondaaa! Antes me hablabas carnal!

Es que primero hablaste bien de Chávez y luego mal; me caíste mal… No, no es cierto, un abrazo para vos…

Mi querido Mingo,

Por supuesto que el tema Venezuela no nos es de ningun modo indiferente, por el contrario creo que nos concierne mucho a todos y ademas nos preocupa todo lo que sucede por alla.

En mi caso particular tengo mas dudas que opiniones debido a que como te mencione anteriormente aca solo se sabe lo que se dice en las noticias que como podras imaginar en los EEUU son muy parciales. Asi que me parece genial el que tu nos puedas ampliar un poco -o mucho- mas nuestro horizonte.

Estaremos muy pendientes para ese otro post, con el gusto de siempre de poder leerte.

Besos tambien para ti!!!

Mingus!!!!! Témoris!!! qué gusto leerlos nuevamente!!! saludos a todos, también al buen Alex Perez Corzo y por supuesto a Teresita… estoy tan emocionada recordando la última KDD en la Covadonga que no sé ni qué opinar de Chávez…

Bueno, a ver, seria, tranquila, tranquila; pues por fin estoy leyendo el contenido concreto de muchas de las reformas, y estas que tú presentas… pues resultan iguales a muchas de las disposiciones Constitucionales que están vigentes en México desde hace casi 100 años.

Seguramente la reforma en su conjunto no es tan mala como la pintan los medios… lamentablemente, los aspectos negativos de la Reforma son descomunales, tengo entendido que quiere colocar la Patria Potestad en manos del Estado, en lugar de que la ejerzan los padres; y por supuesto la reelección… no veo nada positivo en medidas como esas.

En cuanto a lo que dice Témoris: “¿Quién, entre la gente en la que él confía, le habla con franqueza a Chávez? ¿Quién le dice: “Hugo, la estás regando gacho”?” acabo de leer en el sitio al que ahora pertenezco y en el que soy muy feliz que

“El ex ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel, el general en jefe que devolvió el poder a Hugo Chávez cuando fue destituido en un oscuro golpe de Estado en abril de 2002 y el militar más considerado en los cuarteles, rechazó el proyecto de reforma constitucional elaborado personalmente por el presidente, porque no le otorga mayor poder al pueblo, sino que se lo despoja, y llamó a votar por el «no» al considerar que ese propósito es regresivo.

«Alerto al pueblo venezolano, a la nación toda, para que no se deje quitar lo que le corresponde, ese poder es de todo el pueblo venezolano, no se dejen engañar, lo increíble es que estamos ante un cambio profundo de la Constitución y nuestras vidas, y grandes sectores desconocen su contenido y su gravedad».

Bueno chicos, pues espero llegar a ser parte del activo fijo del nuevo Mundo Abierto y deseo que acá soplen mejores vientos que en donde nos conocimos.

Enhorabuena!!

Ups!!

Olvidé enviar saludos a Javicho… Hola Javich
o!!

También me di cuenta que la liga al sitio donde participo estaba mal y los mandé a un tema sobre Futbol, jajajajajaja ya la corregí para enlazar al tema equivalente a este donde estuve participando y diciendo que Chavez es un grosero y un soez… ni modo Mingus… de todos modos te quiero aunque tú ya no me quieras a mi… jejeje

Después de conocer la fabula del ratón preocupado por la ratonera, cualquiera se preocuparía por la suerte de su vecino, así, por supuesto me interesa la suerte de Venezuela y cualquier otro país en el mundo, te imaginas ahí estas tu y África por ejemplo es uno de los destinos favoritos de nuestro amigo común. Ves Temoris siempre logras juntar a la banda independientemente de que cambies tus sitios, aquí estamos leyéndote a ti a y tus generales, un abrazo para todos.

Que triste, ahora los militares golpistas
pueden ser llamadados “heroes revolucionarios”
a base de comprar a las masas ignorantes con
los dolares del petróleo que venden a Estados
Unidos… que triste.

Leo: mucho más triste me parece a mi que nos hallamos dejado meter el cuento, por no decir la palabra que se usa aquí en Venezuela, de que por tener acceso a internet tenemos acceso a toda la información. Eso hace que cualquier ignorante venga a decir sus burradas aquí. Te lo digo por lo siguiente: hasta ahora en este blog todos los comentarios han estado marcados por el respeto, pero tú llegas tirando piedras (masas ignorantes, llamas a los venezolanos). No te digo lo que en realidad pienso por respeto a mis compañeros del blog. Así que mejor, como seguramente ahora andas en una onda monárquica a raíz de lo de Chile, mejor te mando a tomar por saco.

Querido Domingo, que alegria volver a saber de
vos, nunca olvidare esos dias que pase en el
depto de Madrid , bueno cambiando de tema, veo
que volvistes a tus pagos, aca desde la
Argentina se sigue a diario la situacion
Venezolana y con opiniones dispares,estan
los que dicen que faltaria un Chavez con huevos
para sacar adelante el Pais o sea un nacionalista
y otros que lo ven como un zurdo con guita que
va a llevar a Venezuela a una guerra civil.
Comentarios de la gente y especulaciones, son
infinitas -que esta armando un ejercito de 2
millones de personas adoctrinado por Cuba, que hay
civiles PAGOS por Chavez armados para contener
toda protesta y que usan esas armas para
asaltar a la gente , que en Caracas ya no se
puede vivir por la inseguridad, que hay desabastecimiento
de alimentos, etc. En fin yo como hermano latinoamericano
estoy muy preocupado en el futuro Venezolano, no
por el tema de la revolucion, creo que en sierta
forma es necesaria despues de años de saqueos y barbarie
pero si lo que me preocupa es el autoritarismo
que se ve en la dirigencia, como dicen, los
opuestos se juntan y es muy facil llegar a un
regimen dictatorial, en fin Domingo, todas estas
impresiones son las que llegan aca y espero como
todos que tu revolucion pueda llegar a buenos
puertos y ser ejemplo a otras naciones.
Te mando un abrazo

Q onda Mingo, creo q mi comentario llega un poquitín tarde, pero ya sabes, ando ocupadon…
Bueno, acerca de las reformas constitucionales, sin ser especialista en el tema, hay cosas que escribes que se ven bien, y otras no tanto, pero me queda una duda, la cual ya platiqué contigo…
Entendiendo que gran parte de la culpa de la situación que vive Venezuela es por culpa de la oposición y de antiguos gobiernos, y que Chávez es una especie de fenómeno generado por la consecuencia de malas políticas y lamentables élites, mi pregunta: ¿En la sociedad venezolana no hay algún liderazgo decente y diferente a Chávez?, o ¿Chávez no deja que se generen?, pq creo q esta de más decirte lo peligroso que puede ser lo que intenta o parece intentar Chávez.

Chonci?? Q onda mano!!!!
Un saludo a todos!!!


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: